Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Escritos en la Facultad Nº69 >
  4. Cultura de marcas

Cultura de marcas

Arestivo, Natalia Torres

Escritos en la Facultad Nº69

Escritos en la Facultad Nº69

ISSN: 1669-2306

Proyectos de Graduación Edición XIV: 27 de junio de 2011

Año VII, Vol. 69, Junio 2011, Buenos Aires, Argentina | 168 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

El Paraguay recientemente (Diciembre 2008) comenzó a
implementar una estrategia de Marca País y aún no hay una
fuerte estructura de la misma. Es un proceso que toma tiempo.
Paraguay tiene que salir a promoverse, a hacerse conocer y
qué mejor forma que vendiendo su cultura. Existe una marca
que busca internacionalizarse, un excelente ejemplo de la
cultura paraguaya, y ahora busca hacerlo dentro de territorio
argentino. Esa marca es Pombero, indumentaria autóctona
con diseños modernos, que tiene su propia cultura de marca
y representa a su vez la cultura del país en donde se creó. El
Proyecto de Grado propone el posicionamiento de la marca
en Buenos Aires, de modo de contribuir a la promoción de la
Marca País Paraguay.
La globalización ha repercutido de manera negativa en algunas
sociedades como de manera positiva en otras. Esta dualidad se
encuentra en las dimensiones económica, política, e incluso
social de aquél fenómeno. En cuanto a la dimensión cultural, se
considera que se presenta otro escenario, en donde los límites
de cada país se vuelven permeables, en donde surgen términos
como transculturación, y la adopción de nuevas formas de
consumo relacionados con la cultura y los estilos de vida se
vuelven protagonistas de una nueva era del consumo cultural.
La competencia aumenta entre mercados, y a su vez dentro
de este contexto competitivo, los países buscan promoverse
y gestionan una marca con el fin de buscar un mejor posicionamiento
en el mundo. Las empresas buscan ganar mercado
en el extranjero con el fin de expandirse, pero muy pocas se
relacionan con la cultura de su propio país. Incluso las marcas
que sí lo hacen, no perduran por no brindar experiencias.

El consumo se ha ido modificando a su vez, ya que se introduce
un nuevo apartado dentro del mismo, el consumo cultural.
Las industrias culturales como el cine y el teatro, incluso los
libros y gastronomía propios de un país son fuertes fuentes
de ingreso de capital. ¿Por qué los productos que trasmiten la
cultura de un país no pueden también ser parte de esa fuente?
No todos son adeptos a consumir dentro de este nuevo apartado,
algunos prefieren los productos nacionales antes que
los extranjeros. No obstante se ha observado que gracias a la
internacionalización de las marcas y el proceso de adaptación
de las mismas dentro de un contexto socio-cultural diferente,
se ha logrado que el que se abstuviera a comprar o simplemente
que mostraba poco interés, reconsidere su posición.
Esto gracias a la comprensión por parte de las marcas hacia
la identidad y la cultura de los consumidores.
La identidad juega un papel importante dentro de los hábitos
de consumo, ya que los seres humanos buscan proyectarla a
través de sus adquisiciones. Pero su estructura está en juego,
ya que presenta ciertas fisuras provocadas por la cantidad de
ofertas y variedades de productos que se encuentran hoy en
día en el mercado. Por eso nacen las subculturas, en donde las
identidades son fuertes y claras, se consume solo cierto tipo
de productos y servicios. Las marcas las captaron y buscan
ser parte de sus estilos de vida, por lo tanto ellas también son
claras, y quieren trasmitir su propia filosofía y estilo de vida.
La cultura juega un papel importante a su vez dentro de la
construcción de identidades. Dentro de ella se encuentran
los valores y creencias de las personas, los cuales las definen
dentro de una sociedad. Por un lado se cuenta con la fuerza
que han obtenido las marcas aprovechando la búsqueda de
identidad del hombre en un mundo posmoderno, y por otro,
la herramienta de la comunicación que ha evolucionado.
La publicidad ha encontrado nuevas formas de comunicación
y se ha aliado a la cultura. Crear experiencia alrededor de
una marca es una de las nuevas formas. La cultura también
contagió a las marcas, ellas mismas crearon una propia con
el fin de generar vínculos emocionales, y más perdurables.
Los aportes académicos y profesionales que se realizan para
la carrera de publicidad son destinados a la concienciación
de la comunidad de publicitarios sobre la importancia de la
observación hacia los cambios constantes en los hábitos de
consumo, concienciación más precisamente sobre el hecho
de que el publicitario, más que nunca debe buscar ser multidisciplinario,
la publicidad ha evolucionado junto con las
preferencias y necesidades del consumidor, los mensajes
publicitarios ahora cobran vida a través de las marcas.


Cultura de marcas fue publicado de la página 130 a página131 en Escritos en la Facultad Nº69

ver detalle e índice del libro