1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXVIII >
  4. Estudiantes contenidos

Estudiantes contenidos

Cabot, Marcelo [ver currículum del autor, docente de la Facultad de Diseño y Comunicación]

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXVIII

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXVIII

ISSN: 1668-1673

XX Jornadas de Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Facultad de Diseño y Comunicación. Universidad de Palermo

Año XIII, Vol. 18, Febrero 2012, Buenos Aires, Argentina | 208 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Resumen:

Una propuesta de talleres de práctica profesional con la intención de acercar el mercado laboral a la universidad. A su vez se juega con el significado de la palabra contenido. Trabajar en contenidos para las materias que conformarán una carrera es una tarea que requiere entrelazar y conectar conocimientos, contemplar aprendizajes que se darán en simultáneo, superposiciones y actualizaciones, y la visión de planear todo eso a largo plazo.

Palabras clave: educación – estudiante – contenido – taller – práctica – aula

Tomá fuerte con las manos el manubrio.

No dejes de pedalear.

Acompañá y equilibrá con el cuerpo sin ponerlo rígido

Un padre le da a su hijo los contenidos necesarios para aprender a andar en bicicleta. Y aunque nunca deja de mirarlo, en un momento lo suelta.

Contenido, da.

(Del part. de contener).

1. adj. Que se conduce con moderación o templanza.

2. m. Cosa que se contiene dentro de otra.

3. m. Tabla de materias, a modo de índice.

Viendo la palabra desde todos sus significados pienso que el foco, además de estar puesto en la actualización y coherencia de los contenidos de las materias, debe apuntar también a quienes los recibirán y harán uso de estos contenidos. 

“Contenido” también nos habla de algo que no termina de liberarse. En este caso, junto a los contenidos acadé- micos, quiero referirme a estudiantes que puedan estar tomando una actitud contenida.

Trabajar en contenidos para las materias que conformarán una carrera es una tarea que requiere entrelazar y conectar conocimientos, contemplar aprendizajes que se darán en simultáneo, superposiciones y actualizaciones, y la visión de planear todo eso a largo plazo. Pero en paralelo, esto también requiere de la necesidad de observar permanentemente cómo van dando resultados esos contenidos en cuánto a la puesta en funcionamiento, para hacer que los mismos sean ejercitados y pongan a la luz nuestro objetivo final, que es el aprendizaje.

Superposiciones 

En base a esta introducción, y en lo que concierne a materias que tratan sobre mismos temas, siempre que se trate de materias prácticas o de taller, no lo tomaría desde una mirada de algo que se repite, si consideramos que eso podría significar cantidad y por lo tanto, más experimentación.

Sin embargo, y aunque existan materias similares, creo más conveniente que una misma materia práctica sea desarrollada y trabajada muchas veces, pero siempre sobre el mismo punto. Es decir, mucha práctica sobre lo mismo y no un poco de práctica sobre muchas cosas. Para ampliar esta idea vamos a lo que sucedería puntualmente en el día a día, dentro de una agencia de publicidad: cuando me encuentre en la actividad recibiré un brief de comunicación de un producto o servicio listo para resolver. Si no llego al objetivo, esto no termina en que tendré un 4 (cuatro) como calificación y luego me darán otro brief. Me darán nuevamente ese brief. Y sólo podré resolver mis dudas, miedos e inquietudes si profundizo en un 100% sobre ese pedido. Lo que no da el mismo resultado si trabajo en un 20% sobre cinco trabajos. Porque más allá de haber experimentado con cinco trabajos, lo que finalmente queda es que siempre que me encontré con un problema fue cuando había llegado al 20% de mi capacidad y esfuerzo.

Así, sólo acumulo mucho conocimiento en trabajos que no me presentan dificultades, pero no me entreno para dejar atrás esas dificultades que frecuentemente volverán a aparecer. Esto es algo que se ve día a día en el aula y que, de alguna manera, nos ha pasado a todos, y no sólo a los estudiantes universitarios: una tendencia natural a evitar las dificultades y los cambios. Pero la experiencia dice que cuando algo molesta, casi siempre significa que eso me está enseñando lo que no sé.

Desde esta óptica, la cantidad de trabajos no necesariamente es garantía de buen aprendizaje si lo que se plantea es ramificar mucho pero sin llegar a lo profundo de una situación puntual a resolver.

Los contenidos de los alumnos 

Inquietud. Curiosidad. Exposición. Ganas. Crecimiento. Empatía. Seguridad. Sana ambición.

Dejando de lado una mirada soñadora y utópica, este tipo de contenidos que dan forma a un futuro profesional pueden ser también fomentados desde las carreras para que sea el mismo estudiante quién pueda descubrirse y encontrarse con esos contenidos que lo conforman para unificar así sus capacidades intelectuales y espirituales.

Así como diferentes temas integran lo que serán los contenidos en una materia, existen cualidades o características -algunas innatas y otras que pueden ser desarrolladas- que nutren y dan forma a un estudiante. Estos podrían verse, a mí entender, como los contenidos de los alumnos.

Resulta sumamente constructivo que los contenidos actualizados de las carreras se encuentren en sintonía con estudiantes actualizados también en sus propios contenidos refiriéndonos a todo aquello que vaya construyendo una actitud emprendedora y abierta a tomar riesgos. Apunto concretamente a la práctica. Al bienvenido error del que tanto se aprende.

A un espacio donde los contenidos se luzcan y se pongan a prueba, más allá de un examen o una nota numérica. El resultado de una nota no causa la misma satisfacción cuando se ve en una libreta como cuando se vivencia en un proyecto real.

¿Qué pasaría si el mercado entrara a la universidad y presentara al alumno otro contacto con la realidad? ¿Y si en lugar de profesores, por un momento hubiera colegas? 

Con esto tiene que ver la actitud contenida. Y no hablo de un desgano o desinterés por parte de los jóvenes, sino de algo aún desconocido. Un escenario que todavía no consideran posible debido a que muchos de ellos aún no se encuentran en actividad. Frente a esta realidad resulta fundamental como parte de los contenidos de una carrera la posibilidad de facilitarles un contacto con el mercado laboral que los encontrará en poco tiempo. Esto trae un cambio de esquemas en el accionar diario de un estudiante en la universidad. Pero es, a su vez, una alternativa necesaria a esa convención establecida en la que un alumno se ve menos expuesto, ya que la práctica forma parte de un ámbito conocido en donde sólo se trata de un examen y no de su medio de vida.

En el aula, un 4 (cuatro) es una nota baja en una libreta. En la realidad, un 4 (cuatro) es un mal uso de una inversión publicitaria o un desacierto en la elección de un medio de comunicación, con las consecuencias que eso traiga. Del mismo modo, un 10 (diez) puede ser la puerta de entrada a una pasantía y el puntapié inicial de una carrera profesional.

Propuesta de Talleres de Práctica Profesional en la Universidad de Palermo: un acercamiento al mercado desde el aula 

Una bajada de brief de comunicación. La interacción de los diferentes departamentos de una agencia de publicidad. La presentación de una campaña y su correspondiente plan de medios. Todo igual, pero en el aula. La propuesta ya existe en institutos de enseñanza en la carrera de Publicidad y consiste en profundizar los contenidos o conocimientos adquiridos poniéndolos en práctica a través de un trabajo real que está siendo trabajado en simultáneo por una agencia de publicidad.

Una idea, nunca es la misma idea. Un cliente, siempre es diferente al siguiente. Un presupuesto tiene innumerables formas de ser utilizado. Por eso, lo que aquí se acumula es la experiencia. Y lo que se crea es un estudiante que ya comienza a vislumbrar, trabajando sobre algo verdadero, lo que pasará allá afuera, en el mercado. Antes de esperar que un estudiante salga al mercado y sea un profesional, este proyecto apunta a que el mercado se acerque a la universidad para recordarle a ese estudiante que en poco tiempo se verán como pares. 

Y considero que esto va incluso más allá de tener como profesor a un profesional en actividad, ya que es la magnitud real del trabajo lo que marcará esa transformación: ver al profesor como un colega. 

En este caso, el contacto tan directo con la profesión puede proporcionar una nueva mirada que el estudiante se ve llevado a hacer sobre sí mismo: el encuentro con un igual.

La propuesta tiene que ver con ese 100% de desempeño mencionado anteriormente aplicado a un trabajo específico.

En cuánto a la puesta en funcionamiento, ya que las inquietudes, especialidades y áreas de preferencia de los estudiantes son variadas, pero a la vez todos se encuentran dentro o cerca de una agencia de publicidad o estudio de diseño, el proyecto apunta a que el taller reúna a cada parte en un espacio en el que interactúen como si se tratara del mercado real. Creativos, departamento de cuentas, planificadores de medios y diseñadores gráficos, todos haciendo lo propio e interactuando al servicio del propósito.

Yendo más allá del trabajo cotidiano en el aula donde un brief es dado por un profesor, el objetivo de estos talleres es acercar por medio de contactos con agencias de publicidad o estudios de diseño locales, una bajada de brief real proporcionada por un anunciante real. 

El mismo pedido de trabajo que solicitará un anunciante a una agencia o estudio -siempre y cuando el grado de confidencialidad del proyecto lo permita- podrá ser en este caso dado a los estudiantes como adelanto y haciéndolos partícipes de lo que pasa en el mundo profesional.

Si bien el taller es llevado adelante por profesores, una condición importante es establecer desde el comienzo esa igualdad, ya que se trata de estudiantes que se encuentran a un paso de ser profesionales.

La metodología está basada en trabajar teniendo en cuenta los mismos requerimientos que contemplaría cualquier lanzamiento: cómo optimizar un presupuesto para producción, qué medios elegir para la difusión de esa campaña, conocer las inquietudes y necesidades del público objetivo y todos los ítems que hagan a la realización de una pieza publicitaria. Pero siempre a partir de un brief que haya sido dado por una agencia de publicidad existente, y que al mismo tiempo está trabajando en ese proyecto. Un acercamiento al mercado desde el aula.

Así, desde ese lugar, los alumnos ya están anticipándose al ámbito profesional haciendo uso y práctica de los contenidos académicos.

Del mismo modo que beneficia a los alumnos, este proyecto puede ser un importante aporte para que la universidad sea reconocida por muchas agencias de publicidad o estudios de diseño como un respetado semillero de talentos. La Universidad de Palermo como proveedora de profesionales concientes de la realidad del mercado y que ya han tenido un contacto cercano con el mismo. Una universidad que forma profesionales y que también da forma a su futuro promoviendo generaciones de jóvenes más curiosos, más creativos, más emprendedores. Y menos contenidos.

Referencia bibliográfica 

- Diccionario en línea de la Real Academia Española: www.rae.es, 22º edición.

Abstract: A proposal of professional workshops oriented to tight the bounds between the University and the employment market. In addition, the meaning of the word “contents” is explored. To design a career implies a hard word in designing contents for the subjects, also it requires to interlace and to connect knowledge, to identify not only simultaneous learnings but and updates as well. The vision of long term planning is also considered. 

Key words: education – student – contents – workshop - practical – classroom 

Resumo: A proposta dos workshops de prática profissional, com o objectivo de trazer ao mercado de trabalho para a faculdade. Ao mesmo tempo, jogando com o significado da palavra conteúdo. Trabalhar em conteúdos para as matérias que conformarão uma carreira é uma tarefa que requer entrelazar e conectar conhecimentos, contemplar aprendizagens que se darão em simultâneo, sobrepostos e atualizações, e a visão de planejar todo isso em longo prazo.

Palavras chave: educação – estudante – conteúdo – workshop – prática – sala de aula.

(*) Marcelo Cabot. Ver CV en la página 38

Vocabulario relacionado al artículo:

contenido . enseñanza . pedagogía .

Estudiantes contenidos fue publicado de la página 97 a página99 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXVIII

ver detalle e índice del libro