1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXIX >
  4. El lenguaje en la escenografía

El lenguaje en la escenografía

Laino, Norberto [ver currículum del autor, docente de la Facultad de Diseño y Comunicación]

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXIX

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXIX

ISSN: 1668-1673

XX Jornadas de Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Facultad de Diseño y Comunicación. Universidad de Palermo

Año XIII, Vol. 19, Agosto 2012, Buenos Aires, Argentina | 215 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Resumen:

Teatralmente, la escenografía no podría ser sólo la imagen, dado que ésta se halla siempre asociada a lo que sucede, la acción de la escena. Los objetos que componen el diagrama visual, hacen que se relacionen los cuerpos de los actores con el todo.

Palabras clave: estilo – espacio escenográfico – lenguaje – acción – objetos – actores.

Pensar que la escenografía debe representar un espacio arquitectónico o decorativo genera un cierto equívoco vinculado al concepto del quehacer escenográfico. La creencia sobre la escenografía como elemento que describe la obra, que cumple una función narrativa e ilustra un lugar es una atrofia, una mala forma de escenografía. No dice nada, convirtiéndose en elemento decorativo que no ejerce profundidad de expresión. Este equívoco no puede ser denunciado por los escenógrafos ya que esta denuncia sería una máscara, un artificio. Para que un escenógrafo hable de y con sus obras con exactitud sería preciso que se transforme en un teatrista, es decir que sustituya el falso concepto escenográfico, sin duda este es el motivo por el cual la escenografía es siempre un decorado que no comprende y olvida el significado preocupándose por imitaciones arquitectónicas o territorios nada funcionales para el hecho dramático.

Un escenógrafo que no comprende el signo teatral, permanece condenado a la vocación del error y el fracaso. No se trata de reemplazar los nefastos decorados por la noción de espacio, ni la aberrante utilería por objetos, sino de crear formas dramáticas, generar un lugar donde pueda suceder el drama, y es en la acción del devenir y en la estructura misma del objeto y el espacio donde está su función dramática, no en la imagen.

Teatralmente, la escenografía no podría ser sólo la imagen, dado que ésta se halla siempre asociada a lo que sucede, la acción de la escena. Los objetos que componen el diagrama visual, hacen que se relacionen los cuerpos de los actores con el todo.

Se trata de generar un lenguaje y llevarlo a una forma escenográfica. Esto no sería destruir el modelo en sí mismo, sino la forma del modelo del relato, utilizando una combinatoria de elementos plásticos y teatrales con poder de transformación en el espacio

¿Cuál es la relación del espectador con la escenografía? no mirarla, sino retenerla. Una escenografía sin lenguaje poético no genera poder de atracción, desaparece, al no retener al espectador no permite hacer posesión de existencia, se vuelve imposible retenerla sensorialmente. Hay algo del procedimiento que no termina de producirse cuando no se construye lenguaje. Es el estilo lo que hace que el espacio escenográfico sea un lenguaje. Vemos en los detalles concretos o aparentemente secundarios, que ofrecen algo más que un complemento de informaciones, se trata de elementos que conmueven, que abren la dimensión del recuerdo. Esto confirmaría que el discurso poético es también relato. Se intentaría, por lo tanto, descubrir la lógica del modelo del relato y no el relato en sí mismo.

Un escenógrafo no muestra, da la escenografía. Para que los actores hagan posesión de ella y que la indagación poética del actor sobre el espacio se vuelva hecho dramático. El escenógrafo entrega su trabajo a la obra.

Pensar o sentir la escenografía es ponerle lenguaje, no solo estético y plástico, sino también funcional. Ya se intuyen los elementos que van a dar forma al lenguaje, materialidad, textura, color, dimensiones etc. El lenguaje poético es construido a partir del estilo este es el que hace el salto entre lo funcional en la obra y la marca poética, la identidad, la huella. El escenógrafo con su marca dice a través de su estilo, de la búsqueda poética de cada escenógrafo. Lo que trasmite no son ideas, sino lenguajes, es decir, formas constituidas de modo diferentes, un juego de combinatorias, que tiene una reserva de elementos y de leyes plástico teatral con poder de transformación.

Es necesario darle sentido dramático a cualquier formato escenográfico. El pensamiento funcional en escenografía solo se activa cuando sirve para la acción. No existe una relación estable entre forma y contenido la relación es dinámica, funcional al espacio y lo dramático

La escenografía es un fenómeno ordenado y ese orden lo saca de sí misma, los elementos y la materia dan las pautas de cómo debe ser ese orden constituido por su propio lenguaje.

Transgredir es reconocer e invertir. Si no se puede reconocer aquello a lo que se va a desobedecer, el mecanismo no funciona, no se puede operar en la trasgresión .la destrucción del lenguaje debe darse por articulaciones radicales al sentido. Los opuestos y los contrastes dialogan.

El discurso poético escenográfico es también relato. Se interviene sobre el modelo del relato, no sobre el relato en sí. El objeto escenográfico interviene en el concepto del relato.

El espacio es un objeto de comunicación, posee una existencia cotidiana. Cada espacio tiene una identidad que lo singulariza, es su carácter lo que reconocemos como tal y de lo que nos vamos a valer al momento de generar en la materia signos en escena dejando marcas. Cumpliendo la función de informar, representar, sorprender, conmover y produciendo sentido en el espectador.

El espacio no es forzosamente el modo de existencia de una escenografía, la escenografía no es más que un espacio alterado, las variables plástico teatrales hacen esa alteración generando lenguaje. La escenografía es política, nadie puede trabajar el espacio poético y la escenografía sin tomar partido. Inclusive cuando se elija no tomarlo, eso en sí mismo es una posición política. La lectura escenográfica es siempre contemporánea, comprometida con la época que nos toca vivir, da testimonio.

La escenografía debe ser verosímil. No en el sentido de realismo, sino creíble en el sentido dramático. El espectador debe poder concebir que ahí suceda lo que sucede. En ella prima el poder de autentificación, sobre la fidelidad representativa e ilustrativa. Esta fidelidad no debería ser histórica, arquitectónica, de época etc., es una fidelidad hacia la función dramática porque es ahí donde está el devenir de la acción

Clasificar el espacio es una circunstancia concreta, invadida, fecundada por los objetos, que le permite acceder al lenguaje. No se trata de darle una jerarquía social, plástica política al espacio, sino de ser consciente de que la familia de objetos que componen el espacio genera identidad.

Abstract: Theatrically, the scenery might not be only the image due to this one is associated always what happens, the action of the scene. The objects that compose the visual graph do that the bodies of the actors relate with everything.

Key words: style – scenographic space – language – action – objects – actors.

Resumo: Teatralmente, a cenografia não poderia ser só a imagem, já que esta se acha sempre associada ao que acontece, a acção da cena. Os objetos que compõem o diagrama visual, fazem que se relacionem os corpos dos atores com o tudo.

Palavras chave: estilo – espaço cenográfico – linguagem – ação – objeto – atores.

(*) Norberto Laino. Se desarrolla en el ámbito teatral a través de diversas funciones. Profesor de la Universidad de Palermo en el Departamento de Teatro y Espectáculos en la Facultad de Diseño y Comunicación

Vocabulario relacionado al artículo:

escenografía . espacio . lenguaje . mensaje .

El lenguaje en la escenografía fue publicado de la página 94 a página96 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXIX

ver detalle e índice del libro