Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº47 >
  4. Historias bajo el mar

Historias bajo el mar

Bailo Donnet, Eugenia

Eje 1. El artista y su obra

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº47

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº47

ISSN: 1668-5229

Ensayos sobre la Imagen. Edición X Escritos de estudiantes. Segundo Cuatrimestre 2011 Eje 1. El artista y su obra. Sofía Albert | Eugenia Bailo Donnet | Sol Gardiazabal | María Camila Rivera Castro | María Agustina Teruggi. Eje 2. Cine, lo que es

Año VIII, Vol. 47, Junio 2012, Buenos Aires, Argentina | 99 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Historias bajo el mar

La ecología es la ciencia que estudia los seres vivos, su ambiente, distribución, la interacción entre los organismos, y cómo son afectadas sus propiedades y su hábitat.

Si esto lo relacionamos con el mundo subacuático, mundo ya investigado y descubierto por Leonardo Da Vinci, entendemos cual fue la causa que lo llevo a desarrollar muchos diseños encaminados a la exploración acuática. Un ejemplo de ellos es el traje de buceo, fabricado en el Siglo XV, hecho de cuero y conectado a una manga de aire fabricada con cañas y a una campana que flotaba en la superficie. Contaba con dos cavidades; un orificio unido a la central dejaba pasar el aire para respirar. Otros, llevaban aire a una segunda cavidad, facilitando la flotación y evitando tragar el agua que, a veces, entraba y salía en ellos.

A pesar de los años transcurridos desde entonces, el equipo no era muy diferente al que utilizan los buzos en la actualidad, su diseño ha ido evolucionando, pero conservando las características primordiales creadas por Da Vinci.

Da Vinci, no fue el único al que el interés por descubrir el mundo sub acuático lo llevó mas allá de la investigación. Jorge Riva, debe su hobby al invento de Leonardo, y gracias a él pudo aunar dos pasiones: el buceo y la pintura subacuática.

Como sucede con todo lo que nos crea una fascinación única y sorprendente, sintió que no podía quedarse solo con el buceo y guardarse para él solo esas infinidad de asombrosas imágenes subacuáticas, necesitaba expresarlo, compartir sus sensaciones y decidió hacer del buceo algo más que un hobby, lo transformó en una forma de expresar arte, encontrando su nueva vocación, pintar bajo el agua.

Muchos coinciden en que la pintura es un arte que generalmente requiere paciencia, tiempo y comodidad. Pero estas tres cosas son las que hacen que se diferencien los artistas sub acuáticos de los demás. Ellos están alejados de estas tres condiciones y eligen arriesgar sus vidas para mostrarnos otra realidad.

Este grupo inusual de pintores, todos buzos certificados, se sumergen en el mar y pintan en directo escenas submarinas. Reúnen dos cualidades imprescindibles: son buceadores profesionales y reconocidos pintores con gran dominio de la técnica.

Trabajan en profundidades que van de los 2 a los 20 metros para realizar aclamadas obras de arte allí, abajo del agua; deben concluirlas en menos de los 40 minutos, el tiempo que dura el oxígeno de sus tanques. Los buzos-pintores dicen que pintar en las profundidades es igual que hacerlo en la superficie.

El artista transporta hasta la orilla un lienzo normal previamente impermeabilizado con una capa de cloro caucho. Esto permite que la pintura al óleo se adhiera dentro del agua sin problema.

En cuanto a técnicas, utilizan espatulado, aunque se podría utilizar cualquier otra que dentro de un medio más denso que el aire les permita expresarse.

Las herramientas que utilizan para pintar son espátulas o pinceles cortos de cerda gruesa, a los que tienen que hacerles modificaciones, incorporarles peso para que tengan flotabilidad negativa. Lo mismo ocurre con el resto de los utensilios que van en la caja y con la caja misma, ya que no existen elementos especialmente diseñados para pintar abajo del agua.

Por ejemplo las valijas que utilizan, suelen ser de plástico, a las cuales les hacen agujeros hasta que se logra el balance necesario para que se inunde lo suficientemente rápido sin que pierda la rigidez y fortaleza necesaria.

Los óleos que utilizan son óleos comunes, resistentes al agua y que no se disuelven, no hacen falta alguna marca o tipo en particular.

Buzo de profesión, Riva sería el primer artista argentino que pinta bajo el agua. Todo comenzó hace unos seis años, cuando Jorge Riva, especialista en informática, se inscribió en un curso de buceo para experimentar algo diferente. La fascinación fue instantánea. Con la gravedad cero todo el entorno se modifica, la sensación de plenitud y libertad se intensifica en cada experiencia y esto fue lo que lo llevo a experimentar nuevas sensaciones.

Desde ese momento su nueva vocación se convirtió en una ocupación de tiempo completo. Fue en un viaje por Italia que decidió intentar cumplir un sueño que jamás había confesado a nadie: pintar bajo el agua.

Pero para ello tuvo que aprender a pintar, porque jamás había tocado un pincel. Tras asistir a varios talleres y confirmar su potencial como pintor, inició la investigación para llevar a cabo su sueño.

Como toda experiencia nueva, esta también lleva su tiempo de experimentación. Tuvo que probar con tabla, pinturas industriales, marinas, hasta dar con los instrumentos ideales: tela en bastidor, óleo y espátula. Después de ahí, comienza a planear la operación de buceo: ingeniar la forma en que el bastidor no flote y adaptar las espátulas.

Riva tiene una norma: cada pintura se termina en una inmersión.

Desciende entre 10 y 20 metros y pinta durante unos 20 minutos. Luego pasea por el arrecife y vuelve al bastidor, hasta que “la obra no pide nada más”. La sesión dura, en total, unos 40 o 50 minutos y las obras se realizan en bastidores de 80 x 60 cm o 24 x 30.

¿Tenemos cada uno de nosotros una visión del mundo? Creemos que sí, aunque no de una forma elaborada. Es simplemente nuestra forma de ver las cosas.

Una auténtica visión del mundo no es una explicación compleja del universo. Una auténtica visión del mundo es aquella que es capaz de resumir los sentimientos más íntimos de la persona a través de una percepción del mundo que lo rodea.

Esta visión del mundo permite "fluir" o expresar los sentimientos más profundos de la persona, y desarrollar sentimientos nuevos una vez que la lucha con los propios ya no consume su energía.

Fue un mercante en el oficio, representante del Realismo Sub Acuático Argentino, Jorge Riva, incorpora un lenguaje expresionista a su obra. Son obras que combinan lo heterogéneo y vital con lo inerte y monocromo. Una obra que plasma pequeños rincones del macro sistema marino. Cuando uno se enfrenta a ellas descubre que su genuino proceso creador logra rescatar el espíritu de los fondos, transformando sus óleos en puertas hacia otra dimensión. Realmente hipnotizan y reproducen nuestras emociones allí abajo.

Jorge Riva nos presenta el mundo subacuático como una dimensión cargada de tesoros vivientes en la que solo las personas que cuentan con los medios específicos pueden llegar, pero que él en un acto de expresión nos lo acerca en cada una de sus obras. Una visión autentica del mundo subacuático capaz de resumir los sentimientos más íntimos de las personas a través de la percepción armoniosa del mundo que lo rodea bajo el agua.

Para muchos, como Jorge, el buceo es más que el hecho de sumergirse, es la sensación de vincularse con otros seres vivos, tan diferentes pero reales, sentirlos cerca, intentar entenderlos, conocer su hábitat, su espacio, sus interacciones y la belleza en la que viven. A Jorge no le interesa el lugar donde se bucee, mientras que el mismo pueda aportarle más de esa vitamina visual que necesita. Con el título “Agua en el cielo” sus obras se exponen actualmente en la Galería Raíces Americanas y Expo trastiendas.

“Bucear es una experiencia tan fuerte que me excede, y me excede ampliamente, hace que tenga la necesidad de transigir esos sentimientos, sacarlos del agua y transformarlos en una pintura que todos puedan ver y sentir”. Jorge Riva

Conclusiones personales

Sin duda, todos tenemos una percepción diferente del mundo.

Cada uno pasa su vida tratando de encontrar la que más se adecue a su personalidad, tratando así de hallar un espacio y lugar en el que se sienta cómodo.

Considero a este trabajo una buena fuente de inspiración para empezar a buscar nuestro espacio.

Además de esta enseñanza que me dejo la realización de esta investigación, me sentí muy satisfecha realizándolo ya que pude sentir que no solo realicé un trabajo de carácter universitario, sino que pude contribuí en la difusión de nuevos talentos, que vale la pena conocer sus obras e historia.

Bibliografía

Autor anónimo. (2010). Leonardo Da Vinci. Buenos Aires. Disponible en www.revistaiberica.com.

Ciudad abierta. (2011). Agua en el cielo - Jorge Riva [Video]. Disponible en www.youtube.com.

Clarín. Revista ñ. (2010, diciembre). Rarezas.

Elie Faure. (1943). Historia del arte. Buenos Aires. Editorial Poseidón.

Jorge Riva. (2009). Obras. Buenos Aires. Disponible en www.aguaenelcielo.com.

Múltiples autores. (2011). La escafandra. Leonardo Da Vinci. Buenos Aires. Disponible en www.wikipedia.com.

Rafael Squirru. María Fossi Todorow. Pinacoteca de los genios - Leonardo. Buenos Aires. Editorial Atlántida.


Historias bajo el mar fue publicado de la página 17 a página18 en Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº47

ver detalle e índice del libro