1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXI >
  4. Pensar el aula universitara

Pensar el aula universitara

Agadía, Karina [ver currículum del autor, docente de la Facultad de Diseño y Comunicación]

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXI

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXI

ISSN: 1668-1673

XXI Jornadas de Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Facultad de Diseño y Comunicación. Universidad de Palermo

Año XIV, Vol. 21, Agosto 2013, Buenos Aires, Argentina | 200 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Resumen:

Pensar el aula universitaria implica un proceso de reflexión sobre las prácticas de enseñar que contribuya a diseñar un nuevo escenario de aprendizaje, en el que la participación y el trabajo colaborativo tengan lugar; pensar el aula universitaria es pensar las intervenciones docentes desde el lugar de la construcción, es abrir el espacio para que el conocimiento circule y adquiera valor social. Pensar el aula universitaria es darle a la enseñanza su valor de práctica social. En este sentido, el Programa de Formación y Capacitación Docente de los profesores de Diseño y Comunicación de la Universidad de Palermo, constituye un espacio de reflexión que favorece distintas aproximaciones al saber erudito, mediante la problematización de las propias prácticas docentes, y el diseño a situaciones de enseñanza en las que optimicen las condiciones de aprendizaje.

Palabras clave: Aula - enseñanza - aprendizaje - docente - conocimiento - reflexión. 

El estudio de caso y el laboratorio como ámbitos de reflexión- acción

Introducción

Con el propósito que se detalla en el resumen de este artículo, la cátedra de Introducción a la Didáctica invita a los docentes, que cursan el Programa de Formación y Capacitación Docente de la Universidad de Palermo, a escribir un ensayo académico que parta de la reflexión sobre sus propias prácticas, generando un espacio para la construcción y el diseño de nuevos escenarios didácticos. La propuesta, en el marco de una Didáctica concebida como un espacio de problematización y deliberación constituye un relevante punto de partida en el proceso formativo orientado hacia la construcción de un saber docente que sea integrador de saberes disciplinares y didácticos.

En esta ocasión, las propuestas presentadas, se asientan en la reflexión sobre el uso de dos estrategias de enseñanza favorecedoras de la formación de competencias relacionadas con las exigencias del medio profesional: el laboratorio y el estudio de caso. Ambas estrategias recuperan el eje estructurante en la formación universitaria: la articulación entre teoría y práctica, ya que se presentan como estrategias favorables tanto para la preparación de la práctica profesional y la consecución de competencias respectivas.

Las Propuestas

“El caso de los posteos por estilos mentales es la propuesta de Raúl Trujillo que parte del relato de una experiencia pedagógica desarrollada con sus estudiantes del programa de marketing de la moda dentro de la asignatura de técnicas de investigación. El relato explicita la propuesta de trabajo y los supuestos que orientaron la práctica. Recupera los principios didácticos construidos en su trayecto formativo en una puesta en práctica que da cuenta de una estrategia de enseñanza de alto poder de implicación en la que los estudiantes, localizarán, analizarán y clasificarán contenidos culturales, a partir de la aplicación del concepto de estilos mentales, concepto desarrollado por el sociólogo Francesco Morace (2000) y que es recuperado en espacio de la asignatura para identificar su presencia en los contenidos culturales que circulan en nuestra sociedad.” en palabras de su autor: “El laboratorio, un espacio académico en el que se crean las condiciones para que se de un aprendizaje significativo, configurándose como un lugar pedagógico donde la cultura se recicla para renovarse” en una propuesta que se estructura en tres segmentos diferenciados y en la que se puede advertir el uso del conocimiento como herramienta fundamental para poner en práctica habilidades y procedimientos del nivel superior, a través de un dispositivo de enseñanza que favorece la construcción de competencias profesionales. La riqueza de la experiencia es la conjugación de propuestas grupales con instancia de investigación, clasificación y presentación en las que los estudiantes adquieren competencias transferibles a otros dominios de conocimiento.

“El estudio de caso” una estrategia para la construcción del aprendizaje; es la otra propuesta que presenta Lila Somma, quien a partir de una interesante reflexión, analiza la estrategia de estudios de caso como una posibilidad para la integración entre la teoría y la práctica. En palabras de la autora: “es una metodología docente basada en el estudiante como protagonista del propio aprendizaje de forma activa, de esta forma, el docente enseña al estudiante los contenidos de la asignatura basándose en casos; la misma comprende una serie de objetivos que se intentan lograr con esta técnica de enseñanza.” Mediante un exhaustivo análisis de los procesos de enseñanza y de aprendizaje en el aula universitaria, la autora reflexiona acerca de las potencialidades que presenta una estrategia como el estudio de caso, para diseñar propuestas de formación que, asentadas sobre un enfoque por competencias, permita integrar de modo significativo y no arbitrario: la teoría y la práctica; así como también favorecer el desarrollo del trabajo en equipo y el aprendizaje colaborativo, como modos de aprender transferibles a otros ámbitos de desempeño. El aula universitaria como ámbito de reflexión-acción Los cambios sociales conducen a un nuevo planteamiento en la docencia universitaria. Es necesario un modelo educativo abierto para formar nuevos profesionales competentes, basado en la capacidad de aprender de los estudiantes, de obtener información y de adaptarse a las situaciones de cambio que presenta la profesión; en este sentido el proceso de formación en el aula universitaria conjuga una doble demanda: la formación disciplinar y la formación en competencias que sean transferible al ámbito de desempeño de los futuros profesionales en formación. Tomando el concepto de competencias que propone Perrenoud, (2009) se considera que las mismas constituyen la capacidad de movilizar variados recursos cognitivos para hacer frente a variadas situaciones; esta capacidad de movilizar permite integrar de manera significativa y no arbitraria distintos conocimientos, habilidades y actitudes que favorecen la construcción de aprendizajes genuinos, habilitando el desarrollo de capacidades de pensamiento complejas que permiten realizar acciones adaptadas a la situaciones propuestas. Como sostiene Anahí Mastache (2009), la formación en competencias no remite exclusivamente a las competencias técnicas, sino que se amplía también a las competencias psicosociales requeridas para cada situación. En este sentido, la formación por competencias se inscribe en una renovación paradigmática importante; esto es, el paso del paradigma de la enseñanza al paradigma del aprendizaje (Langevin et Bruneau, 2000; Tardif, 1998). Este nuevo paradigma propone pasar de un sistema de educación basado en la transmisión de los conocimientos por un profesor experto, a uno que coloque en el centro de su acción educativa el aprendizaje de los estudiantes. Para Langevin y Bruneau (2000), el paradigma de la enseñanza reposa sobre una lógica de contenido. El profesor es el experto, que transmite a un estudiante, más bien pasivo, contenidos disciplinarios, mientras que, el paradigma del aprendizaje reposa sobre una lógica de transferencia. El estudiante es un socio activo del proceso de aprendizaje que se propone, guiado, acompañado por el profesor.

En este sentido, las dos propuestas presentadas: el estudio de caso y el laboratorio constituyen dos estrategias didácticas con amplio potencial formativo, dado que no sólo permiten el aprendizaje de contenidos conceptuarles, sino que también involucran la utilización de estos conocimientos y el desarrollo de habilidades y capacidades necesarias para la vida profesional, con alta capacidad de transferencia a situaciones distintas de las que les dieron origen.

Los laboratorios como estrategias de enseñanza constituyen una opción para el aprendizaje significativo y la construcción de competencias en la universidad. Los laboratorios pueden ser definidos como espacios de construcción del conocimiento (Litwin, 2009) en las que la presentación de un problema, la búsqueda de solución o simplemente su análisis y tratamiento permiten romper con la rutina de la presentación y desarrollo de los conocimientos a cargo, exclusivamente del profesor y desarrollar competencias profesionales desde el trayecto mismo de la formación. En caso de los laboratorios son los estudiantes los que investigan, analizan, clasifican, ensayan soluciones posibles, integran conocimientos de otros campos del saber y proponen soluciones. La finalidad es el desarrollo, en el estudiante, de competencias relacionadas con las exigencias del medio profesional; un desarrollo que requiere de la adquisición de habilidades cognitivas y metacognitivas para asegurar la integración y la transferencia de aprendizajes

En el caso presentado, la actividad propuesta a los estudiantes busca romper la adquisición del conocimiento mediante la memorización y la automatización, dando lugar a una construcción activa del conocimiento, mediante la implicación y el trabajo colaborativo. Como bien lo muestra Trujillo a lo largo de la secuencia de trabajo presentada se puede advertir una participación activa de los estudiantes, mediante un recorrido que debe ser realizado en colaboración con otros y sobre la base del cual se va complejizando la propuesta: “Durante este laboratorio los estudiantes, localizaron y actualizaron los llamados estilos mentales... Los estudiantes releyeron estas definiciones –modelos de consumismo– y aplicaron y argumentaron su criterio, en pequeños debates para seleccionar y catalogar –postear– las ‘noticias’ como contenidos culturales, de acuerdo a su interpretación subjetiva. Como se ve el laboratorio y el posteo se presentan como un entorno didáctico que permite que favorece la integración disciplinar y de capacidades en un ámbito enriquecedor para pensar la relación teoría-práctica.

Asimismo, el estudio de caso puede ser analizado como otra estrategia favorecedora del desarrollo de competencias profesionales en el ámbito de la formación. El planteamiento de un caso es siempre una oportunidad de aprendizaje significativo y trascendente, en la medida en que quienes participan en su análisis logran involucrarse y comprometerse tanto en la discusión del caso como en el proceso grupal para su reflexión. Con esta técnica se desarrollan habilidades tales como el análisis, la síntesis y la evaluación de la información. Se desarrollan también el pensamiento crítico, el trabajo en equipo y la toma de decisiones, además de otras actitudes como la innovación y la creatividad. Tal como lo plantea la autora … “se puede mencionar que el estudio de caso es una estrategia de aprendizaje significativo y trascendente en la medida en que quienes participen, o sea los alumnos, logren mediante el análisis involucrarse en la tarea planteada y a su vez obtengan comprender el caso de forma grupal para luego reflexionar e investigar el mismo; acontecimiento imprescindible en la formación de profesionales”.

La autora Selma Wasserman1 define a los casos como:

Instrumentos educativos complejos que revisten la forma de narrativas. Un caso incluye información y datos: psicológicos, sociológicos, científicos, antropológicos, históricos y de observación, además de material técnico. Aunque los casos se centran en áreas temáticas específicas, por ejemplo historia, pediatría, gobierno, derecho, negocios, educación, psicología, desarrollo infantil, enfermería, etc., son, por naturaleza, interdisciplinarios. Los buenos casos se construyen en torno de problemas o de “grandes ideas”: puntos importantes de una asignatura que merecen un examen a fondo. Por lo general, las narrativas se basan en problemas de la vida real que se presentan a personas reales.

La preocupación por generar en cada área de conocimiento aprendizajes duraderos y estables, lleva a la necesaria búsqueda, en los distintos niveles de enseñanza, de estrategias didácticas que posibiliten procesos de pensamiento comprensivo, en el marco de una enseñanza constructiva. En este sentido el método de estudio de casos dentro de las técnicas interactivas, aparece como una estrategia eficaz a la hora de provocar en los estudiantes procesos de pensamiento y puesta en uso de saberes disponibles, procedimientos prácticos de acción y actitudes reflexivas que promuevan el aprendizaje significativo.

Conclusión

El desafío de todo enseñante es poder generar en sus alumnos buenos aprendizajes, transferibles, duraderos y estables. En este sentido, la implementación en el aula de estrategias interactivas, como el estudio de caso y el laboratorio, crea un ambiente de aprendizaje que favorece procesos de comprensión, participación e implicación en la tarea de aprender; vinculando el conocimiento y la acción, el uso de la información y la toma de decisiones.

Enseñar mediante el estudio de caso o el uso de los laboratorios permite disponer de un escenario favorable para que el aprendizaje ocurra, estimulando el análisis, la explicación y el debate, en definitiva, el diálogo que construye sentido en una relación dialéctica entre quien enseña y quien aprende. En este sentido las reflexiones presentadas por los docentes del Programa de Capacitación Docente constituyen un punto de partida para pensar la innovación de las prácticas docentes en el ámbito universitario, en pos de alcanzar un aumento de la motivación para aprender, potenciar el trabajo grupal, incentivar la búsqueda de información y aumentar la comprensión del conocimiento, promoviendo el énfasis en la interdisciplinariedad, el espíritu de colaboración entre estudiantes y su nivel de responsabilidad en el aprendizaje. En el ámbito de la formación universitaria las estrategias de de aprendizaje son claves en el proceso formativo de profesionales competentes, dada la estrecha vinculación entre el ámbito laboral y formativo. Las propuestas aquí presentadas constituyen una posibilidad, una oportunidad para el aprendizaje y para el diseño de propuestas de enseñanza que, asentadas en principios éticos y disciplinares, permiten acercar a los estudiantes a experiencias formativas con alto grado de transferencia. Estamos convencidos de que estas propuestas son puertas para el pensamiento, no constituyen recetas sino potencialidades que dibujan otro orden para la relación educativa, redefiniendo los roles de quien enseña y de quien aprende. La formación universitaria debe adaptarse a las exigencias profesionales de las diferentes disciplinas. La consecución de unos objetivos formativos que faciliten la capacitación de los estudiantes plantea una reflexión sobre los sistemas de aprendizaje que el estudiante utiliza y las posibilidades que se abren en el espacio del aula.

La incertidumbre, la imprevisibilidad y el desarrollo del pensamiento complejo, en términos de Edgar Morin (1999) requieren de propuestas abiertas, que incluyan al estudiante y lo impliquen en su aprendizaje. Es en esta línea que ambos autores reflexionan acerca de la implementación de estrategias de enseñanza que superen la transmisión mecánica de los conocimientos y tal como propone Goodson (2007) “En el nuevo futuro social, debemos esperar que el currículo se comprometa con las misiones, pasiones y propósitos que las personas articulan en sus vidas”

Notas

1 Wasserman, Selma (1999) El estudio de casos. Buenos Aires. Amorrortu.

Referencias bibliográficas

- Goodson Ivor (2007) Curriculum, narrativa y futuro social. En revista Brasileira de educação ( 35) 241-252)

- Langevin, L. et Bruneau, M. (2000). Enseignement supérieur : vers un nouveau scénario [Enseñanza superior: hacia un nuevo escenario]. Paris: ESF Éditeur. En ¿Una enseñanza universitaria basada en competencias? ¿Por qué? ¿Cómo?. Alain Legault1, Ph. D. Universidad de Montreal. Litwin, Edith (2008) El oficio de enseñar Condiciones y contextos. Cap 6 Buenos Aires Paidós

- Lucarelli, Elisa (1996) La Construcción de la articulación Teoría - Práctica en las cátedras universitarias. Búsquedas y avances. Ficha de cátedra

- Mastache, A (2009) Formar Personas competentes. Desarrollo de competencias tecnológicas y psicosociales. Cap 3 y 4 Bs As. Ed Noveduc

- Morin, E. (1999, 2004) Epistemología de la complejidad. En Gazeta de Antropología, 20, (reproducido de L’intelligence de la complexité (43-77). París: L’Harmattan).

-Perrenoud, Philippe (2009) Diez competencias para enseñar. Invitación al viaje España. Grao

- Wasserman , Selma (1999 ) El estudio de casos . Bs As Amorrortu.

Abstract: To think the university classroom implies a process of reflection on the practices of teaching that it helps to design a new scene of learning, in which the participation and the collaborative work take place; to think the university classroom is to think the educational interventions from the place of the construction, it is to open the space in order that the knowledge circulates and acquires social value. To think the university classroom is to give to the education its value of social practice. In that respect, the Program of Formation and Educational Training of the teachers of Design and Communication of the University of Palermo, constitutes a space of reflection that favors different approximations when scholar knows, through the problem of the own educational practices, and the design of the situations of education in those who optimize the conditions of learning. 

Key words: Classroom - education - learning - professor - knowledge - reflection.

Resumo: Pensar que a sala de aula envolve um processo de reflexão sobre as práticas de ensino que contribua a desenhar um novo cenário de aprendizagem, no que a participação e o trabalho colaborativa tenham lugar; pensar a sala de aula é pensar as intervenções docentes desde o lugar da construção, é abrir o espaço para que o conhecimento circula e adquire valor social. Pensar a sala de aula é dar-lhe ao ensino seu valor de prática social. Neste sentido, o Programa de Formação Docente dos professores de Design e Comunicação da Universidade de Palermo, constitui um espaço de reflexão que estimula diferentes abordagens ao saber erudito, através da problemática das próprias práticas docentes, e o design de situações de ensino nas que otimizem as condições de aprendizagem.

Palavras chave: Sala de aula - ensino - aprendizagem - professor - conhecimento - reflexão.

(*) Karina Agadía: Licenciada en Ciencias de la Educación de la Universidad de Buenos Aires. Profesora en Ciencias de la Educación de la Universidad de Buenos Aires. Profesora de la Universidad de Palermo en el Programa de Formación y Capacitación Docente de la Facultad de Diseño y Comunicación.


Pensar el aula universitara fue publicado de la página 26 a página27 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXXI

ver detalle e índice del libro