1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Escritos en la Facultad Nº81 >
  4. El arte como base para la formación profesional

El arte como base para la formación profesional

Hallyday Duran, Stefanie

(Publicidad)

Escritos en la Facultad Nº81

Escritos en la Facultad Nº81

ISSN: 1669-2306

Diálogo con Artistas Ensayos de estudiantes DC de Teatro y Espectáculo Reflexiones de estudiantes DC a partir de las entrevistas realizadas en la Facultad de Diseño y Comunicación a artistas, creadores y profesionales del Teatro y el Espectáculo.

Año IX, Vol. 81, Marzo 2013, Buenos Aires, Argentina | 96 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Los seres humanos tienen la capacidad para desarrollar la creatividad desde el momento en el que llegan al mundo. En una primera instancia, el bebé nace y empieza un proceso de reconocimiento y familiarización con los objetos y personas a su alrededor. Desarrolla y agudiza los sentidos, comienza a observar cómo funciona el mundo, analizando los movimientos y palabras de aquellos que se encuentran próximos a él. Luego de esta etapa, el bebé ya habiendo generado un vínculo, crece y comienza poco a poco a adquirir independencia en cuanto a sus acciones. Estas acciones, están ligadas a lo que ese chico/a vio cuando era tan sólo un bebé, ya que todo aquello que logró registrar lo imitará más adelante creyendo ciegamente que así se debe comportar frente a una actividad determinada. En otras palabras, la primera fase de la educación se da desde muy pequeños y a través de la familia. El hombre, repetirá desde su etapa inicial a los padres como ejemplo principal y se crearán en él los primeros conceptos de lo que está bien o lo que está mal, los valores y las tradiciones de dicha familia.


Jugaba siempre con mi papá a ser espías, mi nombre en ese juego era Gracielo y el de mi padre era el profesor Estromboli. Nos pasábamos horas hablando, mi papá era fotógrafo y por eso me gustaba salir con la cámara y tomar fotos. (Ragone, Vanessa, 2011)

En esta etapa, aparece un fenómeno que parece afectar a todos los chicos, sin importar de dónde sean o dónde hayan vivido: la infancia. Esta consiste en un momento crucial en la vida de todo ser humano, donde el chico explota su imaginación al máximo. La creatividad se desenvuelve en esta etapa de la vida mediante juegos y actividades provenientes de la imaginación. Muchos de estos chicos, se visualizan como grandes y comienzan a recrear su vida de adultos. Otros, utilizan esta herramienta para crear personajes e imitar a sus favoritos. Estos chicos ya están haciendo arte, incluso sin saber que significa la palabra arte. 
El arte es considerado dentro de la sociedad como el producto de una actividad hecha por el hombre. Esta debe de tener una estética y al mismo tiempo, debe comunicar a un público las ideas o emociones del autor, "La enseñanza académica de la belleza es una superchería. El arte no consiste en la aplicación de un canon de belleza sino en lo que el instinto y el cerebro son capaces de concebir más allá de ese canon"(Picasso, Pablo, 1932). También, consiste en la capacidad de poder crear únicamente con la imaginación un mundo de acción, ficción o romance en el caso de las niñas. 
Los juegos de la infancia que ocurren durante esta etapa son también un reflejo de la persona, ya que surgen los sentimientos y aspiraciones del chico, lo que este quiere ser lo imaginará recreando su propio futuro.  

El juego que me marcó surgió a partir de un grupo de chicos, mis primos. Jugábamos a los Cowboys, le buscábamos una historia, un contenido gramático. Mi productora se llamaba Monitor Pictures y jugábamos a ser actores y hacer la película. (Baccaro, Julio, 2011).

Por lo tanto, el ser humano encuentra su vocación a través de la interacción con todo aquello que lo rodea en su primera etapa de vida. Comienza a distinguir lo que quiere o aspira ser en un futuro, debido a que la recreación de personajes favoritos, la imitación de los padres, el reconocimiento y entendimiento de lo que sucede a su alrededor llevan a que el chico comience a realizar actividades y esta es una forma de hacer arte.
El colegio llega como segunda instancia de formación donde el chico ingresa alrededor de sus 4 años de edad. Este, continúa trabajando con la creatividad pero ya las actividades no son del todo libres sino que están reguladas por las normas del profesor, lo cuál logra que el chico empiece a controlar su imaginación y que la desarrolle desde diferentes aspectos. A medida que el chico crece, estos juegos imaginarios se van dejando a un lado para experimentar la creatividad dentro de sus trabajos escolares y tareas asignadas en el hogar. Aunque ya los juegos no estén presentes del todo, su imaginación no se ha ido, sigue ahí latente, esperando salir de alguna forma. Muchos niños expresan su creatividad escribiendo, pintando y otros simplemente se sumergen en la lectura. 
Dentro de la actividad escolar, la experiencia de los profesores es muy importante para el desarrollo posterior, ya que son estos los que a esa edad vinculan el arte en la vida del chico, son quienes aprovechan las cualidades para realizar los mejores trabajos creativos. Aunque esto suceda, los profesores aprenden de sus estudiantes ya que esto mejora la comunicación y fomenta un ambiente cálido para el desenvolvimiento de los estudiantes. "Cuando yo escribo canciones o actuó me dirijo a una gran masa se chicos y trabajo con un trazo muy grueso por momentos. Me gusta además imitar sus expresiones” (Pescetti, Luís María, 2011) 
Por esto, el arte es una materia fundamental dentro de la educación primaria y secundaria. Los seres humanos necesitan tener un espacio en el cuál puedan comunicar aquello que se encuentra en su interior, es decir, deben tener la posibilidad de explorar lo que les gusta hacer transmitiendo una historia o un mensaje. “Me metí a la arquitectura y no me gustó. Luego me propuse a pintar porque eso soy, un pintor” (Zanetti, Eugenio, 2011) 
Dentro del sistema de educación, el arte ayuda a desarrollar los sentidos y experimentar con técnicas diferentes como modo de expresión personal. Cada persona es un artista, pero no todos tienen las herramientas para desarrollarlo ya que la educación está enfocada en las materias teóricas como por ejemplo: física, química, matemática, entre otras. Estas materias ocupan la mayoría del tiempo dentro de la formación dejando a un lado a las materias artísticas para los estudiantes. Esto tiene como consecuencia que aquellas personas que quieran expresarse queden limitadas a los pocos recursos que los directivos escolares les proporcionan. Sin poder explotar sus capacidades y al no tener como descubrir su talento, los artistas deben pasar más trabajo para lograr sus sueños, y al mismo tiempo, aquellos que no conocen del arte, no lo podrán conocer hasta que sus protagonistas no encuentren como manifestarlo. 
La educación, debería tener en cuenta a las materias artísticas y enseñarles a todos que es el arte, distribuyendo las herramientas necesarias para explotar su imaginación, “Siempre hemos peleado por la materia de arte en las escuelas para el desarrollo, desenvolvimiento y crecimiento de la persona con los valores adecuados” (Baccaro, Julio, 2011) 
Quienes realizan arte se deben conocer a sí mismos y deben conocer lo que los rodea, son aquellos que han recibido alguna formación ya sea a través de libros, familiares, profesores o amigos. Por esto, los bailarines, pintores, músicos, escritores, actores, directores, productores, entre otros; todos son artistas, cada uno transmite de manera personal un mensaje a la audiencia. Por lo tanto, la función real del arte es la de reflejar lo que pasa en el mundo. El público debe mediante este, entender lo que pasa a su alrededor e identificarse con la historia y con aquel que la está transmitiendo. 
Las escuelas y universidades deben formar a sus estudiantes de tal forma que estos logren a través de los años conocerse a sí mismos y que puedan también crear la habilidad para profundizar en lo que más les gusta con la libertad artística y creativa suficiente, logrando de tal forma que los chicos saquen toda su emoción dentro de un espacio proporcionado, especialmente para ellos. 
De igual forma, el arte tiene la función de diferenciar y destacar a alguna persona por la actividad que realiza, esto se debe a que manifiesta su propia cultura. Por esto, los artistas se reflejan como aquellos intermediarios entre el mensaje y el público, son estos quienes transmiten sentimientos y retoman las emociones muchas veces abandonadas.“Somos canales, no se de dónde viene, pero sé que es una afinidad energética” (Zanetti, Eugenio, 2011). 
Entonces, se podría decir que el arte es también percepción, donde el artista tiene el trabajo de percibir lo que sucede a su alrededor y transformarlo en una obra, agregarle estética y comunicación. Por lo anterior, demos decir que un artista sería entonces aquella persona que efectúa la obra de arte con sensibilidad y creatividad proporcionando la comunicación mediante señas, historias, letras de canciones, bailes, gestos, entre otros, “Creo sobretodo en la función espejo: el poder verse y reflejarse” (Kuzniecka, Daniel)

La adrenalina es importante, tiene que haber ida y vuelta porque sino hay, uno también se baja. En el teatro hay un contacto visual mientras que en el ballet no, uno está un mundo con el bailarín y existe un telón transparente en medio de la historia y el público. En el teatro sí se busca mucho más el feedback. A veces hay que arriesgar, así uno se quede sin el sueldo que quería, esto para poder descubrir lo que uno quiere. (Cassano, Eleonora,2011). 

El arte por lo tanto, no es sólo esencial dentro del desarrollo personal a través de la educación, sino que es también muy importante para el proceso profesional. 
Cuando las personas hablan del arte a nivel profesional, lo primero que se les viene a la cabeza son pintores, escultores, bailarines, actores y productores de cine o teatro. La sociedad se dirige sólo a un pequeño grupo de carreras profesionales y únicamente a estas las llama artísticas; pero, lo que nadie se imagina es que las demás carreras también son arte. Carreras como la literatura, la ciencia, el periodismo, el derecho, el diseño, la arquitectura, la ingeniería, el comercio y la publicidad, también son carreras artísticas. 
La literatura utiliza la palabra como instrumento principal para transmitir un género mediante una historia. Una realidad expresada por letras donde el arte recae en la manera de expresar y comunicar dichas producciones. Son artistas aquellos que convierten las palabras en mensajes. La ciencia se caracteriza por ser el conocimiento que se obtiene por medio de la observación. Los científicos investigan un fenómeno determinado, creando soluciones a problemas de la humanidad, invenciones tecnológicas que mejoran la calidad de vida o instrumentos que ayudan a tener una vida más cómoda. El arte incurre en la creatividad e innovación para crear nuevos proyectos, los científicos son artistas y producen para la humanidad."El trabajo del artista es recordarle a los demás algo que existe pero que no se ve. Yo pertenezco al grupo que en medio del caos recuerda la existencia de un orden” (Zanetti, Eugenio); El periodismo es comunicación, los periodistas son aquellos que convierten información en una noticia mundial, mantienen informados a los ciudadanos. El arte en esta profesión insiste en la capacidad de mandar el mensaje y que este sea recibido por el receptor de la manera correcta, un artista es aquel que crea un feedback con su audiencia. Por otro lado, el derecho se entiende por la aplicación de leyes y normas en la sociedad para regular las actividades. Un abogado es un artista ya que debe ser persuasivo, y debe utilizar sus mejores herramientas y adaptarlas a la situación para poder lograr su objetivo. 
Esto sucede en la mayoría de las carreras profesionales, no son consideradas como artísticas aunque en cada una de ellas se exprese el arte de manera diferente. Por último, pero no menos importante, la publicidad es también una carrera artística. 
La publicidad es una herramienta de comunicación mediante la cuál se enuncia a un target o público objetivo un producto o servicio determinado. Esta, utiliza a los medios de comunicación como soporte e intenta cautivar, fidelizar e incentivar al público para llevar a cabo una acción de compra. "La publicidad es cualquier forma pagada de presentación y promoción no personal de ideas, bienes o servicios por un patrocinador identificado” (Kotler, Philip,2005). El arte se vincula mucho con las carreras profesionales, en especial con la publicidad. Esto se debe a que el arte es un lenguaje dentro de un proceso creativo, donde aparece la necesidad de hacer algo nuevo y diferente. Esta es la clave para un profesional exitoso, un artista. 
Por lo tanto, esta profesión se caracteriza por las ideas creativas para persuadir dentro de un mercado demandante, utiliza mensajes persuasivos dentro de un tiempo y espacio determinado con el objetivo de lograr una identificación emocional. Esta disciplina utiliza la comunicación, interpretación, creatividad, ingenio y la creación. Todas estas son características de un artista, un publicitario transmite por medio de los avisos publicitarios a un segmento de la sociedad así como un pintor transmite a través de sus obras y un actor a través de su obra teatral. La comunicación representa una acción recíproca la cuál logra una conexión entre la marca y la persona fidelizando al consumidor y posicionando la marca. Cuando la obra de un artista es reconocida por otros quiere decir que es un buen artista, y cuando una marca se posiciona dentro de la mente del consumidor quiere decir que el trabajo del publicitario está bien logrado.

En todos los ámbitos de mi vida soy así. Hay un gran deseo de generar y producir, darle al otro lo que necesita. En mi cabeza, el placer o desafío es el poder conseguirlo. Mi primer pensamiento siempre es ¿Qué necesita esta película? Y ahí es donde surge mi deseo de complacer el deseo del otro. (Ragone, Vanessa, 2011)

En conclusión, el arte es muy importante para la formación personal y profesional. Esta debe de ser incluida dentro de la educación primaria y secundaria ya que es esta una herramienta fundamental para que las personas se encuentren a sí mismos y puedan ver su verdadera vocación, esta vocación muchas veces resulta ser diferente a la profesión elegida, pero siempre será lo que la persona llevé en su corazón. “Cada vez creo menos en el talento, primero hay que tener vocación, luego trabajar con uno mismo, conocerse y estudiar para profundizar. Además, la perseverancia es importante. Creo en el trabajo” (Meloni, Esteban, 2011). 
La formación personal del ser humano comienza desde el nacimiento y sigue a lo largo de la vida, pero es decisión de la persona en lo que se quiera convertir más adelante y cómo lo quiera expresar cuando tenga los recursos necesarios. El arte está presente desde una tarea escolar hasta una decisión de trabajo en una compañía multinacional, cada idea creativa, innovadora representa arte y aquel que la logra exponer correctamente es un verdadero artista. No se necesita ser un pintor, escultor o actor para realizar arte, sólo se necesita transmitir en los mensajes historias, emociones y sentimientos que reflejen a los receptores. Un artista puedo ser yo escribiendo este ensayo en este preciso momento. 

(*) El ensayo sobre el espectáculo fue realizado en Julio de 2011, en la Facultad de Diseño y Comunicación de la Universidad de Palermo.


El arte como base para la formación profesional fue publicado de la página 48 a página50 en Escritos en la Facultad Nº81

ver detalle e índice del libro