1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Cuadernos del Centro de Estudios de Diseño y Comunicación Nº46 >
  4. 62. Néstor Damián Ortega (2010)

62. Néstor Damián Ortega (2010)

El currículo como generador de perfiles institucionales en las carreras de diseño

Cuadernos del Centro de Estudios de Diseño y Comunicación Nº46

Cuadernos del Centro de Estudios de Diseño y Comunicación Nº46

ISSN: 1668-0227

Maestría en Diseño de la Universidad de Palermo [Catálogo de Tesis. 3ª Edición. Ciclo 2010-2011]

Año XIV, Vol. 46, Diciembre 2013, Buenos Aires, Argentina | 181 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

La problemática de esta tesis es planteada y propuesta en el análisis de la construcción del currículo de las disciplinas de diseño de la Universidad de Palermo y la Universidad de Buenos Aires, en sus respectivas facultades, estudiando, comprendiendo y abordando su valor constructivo-receptivo y académico en el marco de un planteamiento estratégico del currículo y las características dentro de sus modelos educativos e institucionales.

El tipo de problema de la investigación lo definimos como teórico-práctico, basado en una temática relacionada con recursos para el aprendizaje, donde el propósito es obtener información que no es conocida en la solución de problemas de la práctica y la teoría en el campo de los contenidos académicos, su generación, aplicación y funcionamiento dentro de las Facultades. El planteamiento surge de la búsqueda constante de las metodologías académicas y curriculares que plantean la formación académica y la integración de profesionales a las diversas disciplinas del diseño dentro del los cuales resulta de suma importancia determinar cómo influyen estos en el perfil académico y la formación del alumno. El proyecto de tesis plantea el desarrollo de los diseños del currículo como metodología proyectual a corto, mediano y largo plazo en la búsqueda constante de las bases de un modelo de diseño particular y la interacción entre las diversas disciplinas formativas del diseño con características institucionales y pretende analizar los elementos del currículo en las carreras de diseño y de qué forma son integrados a los alumnos de dichas disciplinas, analizando si el sistema educativo, los modelos académicos y los contenidos curriculares son factores que generan un perfil institucional determinado.

En el proyecto de Tesis a lo largo de la investigación se encuentra una importante expansión y un interés creciente en el tema del desarrollo curricular así como gran diversidad de significados en los modelos curriculares adoptados por instituciones educativas, en este caso Universidades. Será importante reconocer la polisemia y diversidad de concepciones coexistentes hoy en día respecto a lo que puede entenderse como “currículo” e “investigación curricular”. En este sentido, al igual que en diferentes temas relacionados al diseño, no existe “una” ni menos aún “la mirada” a los estudios del currículo en singular, sino una diversidad de “miradas”. Por supuesto, éstas no son uniformes y entran con frecuencia en tensión o en franca contradicción. Por lo cual el proyecto de Tesis se enfoca al entendimiento de estos fenómenos en las Universidades elegidas por medio de las Facultades relacionadas a la enseñanza del diseño y sus múltiples disciplinas para promover aprendizajes curriculares1.

Se puede considerar que el primer momento de la formulación de la teoría del currículo se produjo en la gestación de la industrialización monopólica del siglo pasado. El desarrollo de las propuestas para la elaboración de planes de estudio se concretó en los trabajos publicados primeramente por Ralph Tyler en 1949. No se puede dejar de considerar que estas elaboraciones fueron discutidas en la Asociación Nacional de Educadores de Estados Unidos desde la década de 1930 debido al interés naciente de la comunidad académica por la necesidad de formular teorías educativas y pedagógicas que aumentaran la calidad educativa, estimularan al alumno y desarrollaran en el docente una metodología de enseñanza. Después de las Teorías del currículo que se formulan posteriormente a la Segunda Guerra Mundial se presenta la discusión sobre la propuesta curricular que adquiere mayor solidez conceptual, y en ella las etapas para la formulación de un plan y un programa de estudios que tiene por objeto lograr la articulación entre la teoría y la técnica como ocurre esencialmente en las áreas relacionadas al Diseño. Por el contrario, la propuesta de Tyler, formulada en una etapa de tecnificación del pensamiento educativo, se centra en la necesidad de elaborar objetivos conductuales. En este sentido, se equivocan quienes sitúan a Taba entre los autores clásico-tradicionalistas. Su fundamentación en Piaget y Bruner evidentemente coloca sus desarrollos en otra perspectiva.

Una lectura cuidadosa de los planteamientos de Tyler (1997) e Hilda Taba (1967) ayuda a descubrir que ambos autores proponen diferentes bases referenciales que permiten establecer los objetivos a partir ya sea de estudios que se materialicen en fuentes y filtros, o bien de investigaciones que desemboquen en un diagnóstico de necesidades; ambos elementos son mucho más valiosos que la “rectificación” que habitualmente se realiza con relación al establecimiento de los objetivos de aprendizaje de un curso, más aún cuando se considera que el valor de las supuestas propuestas alternativas –como los planteamiento de la llamada didáctica crítica– se materializan al elaborar objetivos terminales de un curso y generales de una unidad de aprendizaje.

A su vez en Latinoamérica, Díaz Barriga (2003) en México toma como referencias diversos ensayos y estudios efectuados en los ámbitos nacional e internacional en el desarrollo del currículo en la década de los noventa; incluye modelos que pretendieron innovar el currículo desde diferentes perspectivas, como las que derivan de la lógica empresarial – diseño por competencias, planeación estratégica–; la flexibilidad curricular; la visión psicopedagógica constructivista y los modelos experiencia les de formación en la práctica; la incorporación de temas o ejes curriculares transversales como respuesta a la necesidad de fortalecer la dimensión ética del currículo, promover el desarrollo humano o instaurar una educación cívica y ambiental.

Del mismo modo, Díaz Barriga (2003) da cuenta del desarrollo del currículo en vez de diseño del currículo, entendiendo que el diseño del mismo se encuentra subsumido en el desarrollo integral de este, y que la noción de desarrollo abarca una multiplicidad de procesos, estructuras y prácticas educativas relacionadas con los proyectos curriculares. Así, el tema del Diseño del Currículo como campo de estudio no debería circunscribirse sólo a la actividad de diseño de modelos o propuestas curriculares, es decir, a la fase de planeación o proyección formal, sino a su puesta en acción. De esta manera se destaca que el estudio sobre Diseño del Currículo de cuenta no sólo del currículo tradicional en sí, sino de la diversidad de procesos y acciones que ocurren en el contexto educativo de las Facultades y culturas concretas, donde se realizan determinadas prácticas educativas e intervienen diversos actores.

La colección de libros La investigación educativa en México (1992-2002) es el resultado de una de las actividades centrales impulsadas por el Consejo Mexicano de Investigación Educativa (COMIE) para fortalecer el desarrollo de la investigación educativa en el país y dentro del cual se exponen los diferentes modelos educativos que adoptan las Universidades y como estas influyen en generan perfiles determinados de antemano a su comunidad, mediante los cuales se hace manejo de una estructura basada en los lineamientos centrales del eje de conocimiento de la Universidad sobre los diferentes organismos internos que se desarrollan dentro de ella, en este caso las Facultades. Estas investigaciones tienen como antecedente, en 1996, la edición de una colección de nueve libros bajo el título de La investigación educativa en los ochenta, perspectivas para los noventa que revisó la producción de la comunidad de investigadores educativos de México de 1982 a 1992, destacan entre otras muchas actividades la organización del Congreso Nacional de Investigación Educativa cada dos años y la Revista Mexicana de Investigación Educativa, iniciada en 1996 y que a la fecha sigue publicándose puntualmente.

A su vez Barrón Tirado (2000) considera que el centralismo educativo y la falta de precisión sobre las currículas educativas que son específicas de cada profesión conducen a la idea de que estas sólo les corresponde “ejecutar” un programa universitario, esto es, llevarlo a la práctica; en el mejor de los casos se piensa que su función es “dosificarlo” ante sus estudiantes. Se considera que el Currículo implica una proyección profundamente intelectual, y que, en este sentido, le corresponda una función histórica estrechamente vinculada a la selección y a la organización de contenidos.

Jerome Brunner (1986) en su libro La importancia de la educación menciona que el avance del sistema económico en la globalización ha traído también consigo un proceso similar en el ámbito de la educación, no solo universitaria; con ello se ha perdido de vista la dimensión intelectual del trabajo docente y la planeación curricular y se ha terminado por considerar que el profesor es un mero ejecutor de programas curriculares obsoletos o que atiende a perfiles paradigmáticos de las Universidades. Esto obedece, en buena medida, a la abrupta incorporación de la tradición estadounidense de este siglo en los sistemas educativos de varios países entre ellos Argentina, en donde autores tan valiosos como Gustavo Valdés de León (2010) catedrático de la Universidad de Palermo, los textos de Verónica Devalle (2009) profesora en las carreras de Diseño en la Universidad de Buenos Aires, las aportaciones de Sergio Rybak (2008) o Sergio Feltrup (2010) dan paso propio a enriquecer el pensamiento y debate acerca de la disciplina del diseño con todas las implicaciones académicas que este conlleva, por ello publicaciones de universidades como Actas de Diseño de la UP , Contextos de UBA o Perfiles Educativos de la UNAM contribuyen a enriquecer la temática del diseño curricular y enmarcarlo también en un contexto particular y especifico, enriquecido también por ensayos de diferentes docentes de las disciplinas del diseño en Latinoamérica conjuntados en el primer congreso de Enseñanza del Diseño 2010 en la Universidad de Palermo con más de cien instituciones y docentes de Latinoamérica dedicados a la disciplina del diseño.

Por ello, hablar del currículo y su diseño para las Universidades significa como señala Marco Mejía (1999), reconocer cómo va a ser en el proceso de aprendizaje y desarrollo de las Universidades en su apertura e interacción social y de su carácter interclasista, en donde surgen las preguntas por el qué y cómo enseñar. Es por ello que el análisis continuo de las teorías curriculares en las disciplinas del Diseño nos permitirá entender que existen diversos factores influyentes en él y los cuales a su vez pueden causar influencia o la determinación de un perfil para el alumno en el desarrollo del diseño de principios del siglo XXI. El objetivo general de la tesis se enfoca en determinar las bases educativas y curriculares de la enseñanza del diseño en la Universidad de Palermo con relación a la Universidad de Buenos Aires, para analizar los sistemas educativos, la particularidad en los modelos académicos y los contenidos curriculares de las carreras de diseño aplicados en la Facultad de Diseño y Comunicación de la Universidad de Palermo y la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo de la Universidad de Buenos Aires.

En coyuntura a lo anterior se desprenden tres objetivos particulares que delimitan la tesis en relación a definir la propuesta educativa de la Universidad de Palermo en la Facultad de Diseño y Comunicación y la Universidad de Buenos Aires en su Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo para analizar las currículas educativas en las carreras de Diseño tomando cuatro carreras a nivel licenciatura por facultad.

Será importante para los fines del documento caracterizar el diseño del currículo de las carreras que conforman las Facultades para comprender su estructura académica particular, materias interdisciplinarias y optativas así como los diferentes tiempos académicos. A su vez el analizar por medio de mapas conceptuales de cada Facultad el funcionamiento de la misma conociendo las currículas educativas de las carreras seleccionadas y la metodología general que aplican en relación a determinar la existencia de uno o varias metodologías, cómo interactúan y a través de que esquema las Facultades adoptan esta como propia nos dará un esquema integral de la disciplina en relación a su diseño curricular. En relación a lo anterior nuestra hipótesis plantea: Los contenidos del currículo de las carreras de diseño influyen en generar, encausar y desarrollar perfiles académicos determinados con relación específica a la Institución de enseñanza.

La metodología del proyecto de tesis está basada en un proceso constructivo y evolutivo en el flujo de información, de esta manera, no se pretende el uso de una técnica rígida que siga los pasos del método de manera puntual, durante el transcurso del proyecto la metodología a utilizar dará la posibilidad de regresar al análisis de puntos ,incluir o anexar información faltante ,analizar puntos a desechar y crear un debate constante cuestionando ,acreditando y validando cada una de las etapas del Proyecto de Maestría mediante la conformación de la Tesis.

Las variables de la investigación responden a dos ejes básicos: las de índole cualitativo que nos referirán las cualidades o atributos académicos y contextuales, su aplicación y su percepción en la comunidad docente de las Facultades y las variables dependientes que nos expresarán las consecuencias de la práctica y la aplicación de lo anterior , el entendimiento de los programas de estudio, su estructuración lógica , los objetivos y perfiles académicos de las carreras de Diseño seleccionadas en las Facultades.

Así las variables se enumeran en: variable uno (sistema educativo), variable dos (modelo académico) y variable tres (contenido curricular), utilizando observación y entrevistas para la recolección de datos como herramienta metodológica. Para el proceso de Recolección de Información que responda y clarifique las variables introducidas en la Hipótesis y sustente a la investigación para la toma de decisiones, la medición de puntos específicos y contraste de la información, se manejaron herramientas de índole cualitativa.

El registro constante de datos fue básico en el flujo de información ya que este se desarrollo continuo y se recolecto a medida que se producía en relación a talleres, conferencias, seminarios y encuentros que registraron en las Facultades en donde la comunidad estudiantil y docente se reunió y expreso de manera periódica, obteniendo muestras para concluir en los puntos que fueron pertinentes a la investigación.

Notas 1. La referencia hacia aprendizajes curriculares se da en relación al conjunto de conocimientos que de manera explícita intenta fomentar un sistema educativo, bien sea derivados de una práctica profesional determinada como el diseño, o bien para el establecimiento de metas generales de un sistema de formación particular, por ejemplo, la enseñanza Universitaria. No desconocemos que el proceso de aprendizaje escolar en todas las ocasiones rebasa las determinaciones curriculares establecidas; sin embargo, intentamos subrayar que, en un curso específico, se deben propiciar ciertos aprendizajes mínimos derivados del dominio de un contenido específico


62. Néstor Damián Ortega (2010) fue publicado de la página 70 a página75 en Cuadernos del Centro de Estudios de Diseño y Comunicación Nº46

ver detalle e índice del libro