1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº56 >
  4. Ariel Rojo: diseñador industrial mexicano

Ariel Rojo: diseñador industrial mexicano

Velazquez Peñaloza, Lilia Cecilia

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº56

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº56

ISSN: 1668-5229

Ensayos sobre la Imagen. Edición XIII Escritos de estudiantes. Primer Cuatrimestre 2013

Año X, Vol. 56, Octubre 2013, Buenos Aires, Argentina | 128 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Introducción

Ariel Rojo nace el 8 junio de 1976, y antes de saber diseñar aprendió a trabajar, a hacer las cosas a conciencia y con mucha responsabilidad solucionar las exigencias que se presentan.

Entre guillotinas, troqueladoras, y maquinaria de una fábrica familiar fue descubriendo su interés por algunos oficios e incluso aprovechó la plataforma para poder incursionar en propios retos. A pesar de su corta edad, él decide sumar a estos intereses su pasión por el arte y así fue forjando su preparación profesional como diseñador industrial. Cada reto que se le presentaba resultaría un excelente pretexto para encontrar las mejores propuestas y futuras soluciones a distintas problemáticas.

Desarrollo

El diseño y el entorno humano

Las experiencias profesionales que ha tenido a lo largo de su constante formación le permitieron poder percibir el diseño industrial desde distintas escalas, pudiendo así tener la capacidad de mirar integralmente los objetivos funcionales de cada objeto que diseña. Involucrándose en todos los aspectos del diseño, logra tener referencias e inferencias que siempre suman a la concreción del diseño y sobre todo a la manera en que estos interactúan con cada uno de los usuarios.

Las exigencias de los consumidores en la actualidad evidencian una capacidad para reconocer símbolos mucho más sintética y concretamente. Cada vez más se pueden predecir las funciones con las que el objeto cumple. Por detalles que resaltados particularmente, la mente humana se va puliendo más y más con el paso del tiempo en el hábito de leer símbolos e íconos, y las interfaces cada vez son más intuitivas. Un ejemplo muy claro son los teléfonos táctiles que solamente tienen un botón y fácilmente se puede predecir lo que hace cada comando a partir de la experiencia que se crea una vez probado el comando. Más allá de este tipo de objetos de pequeña escala, también se puede entender el diseño en una mayor escala, por ejemplo en los espacios públicos. Actualmente se busca por medio del diseño generar atmósferas o ambientes para compartir o interactuar, y esta sensibilidad permite reconocer ciertos detalles en los códigos que configuran espacios. Estas indicaciones permiten promover cambios en el comportamiento, la conducta y la interacción entre las personas. En ambas escalas se percibe un cambio en el nivel de conciencia y capacidad de reconocimiento del entorno del ser humano.

El diseñador tiene una gran responsabilidad, ya que cualquier objeto que genere tendrá un impacto -tanto positivo como negativo.

Siempre se deberá considerar todas las condiciones para que en el ciclo de vida del producto, el objeto diseñado genere mayor cantidad de impactos positivos. Es por eso que Ariel Rojo se define como un diseñador comprometido con la calidad de vida en todos los aspectos, buscando soluciones reales por medio del diseño. El mismo diseñador define a la conciencia, la responsabilidad y el humor como algunos de los ingredientes claves en sus propuestas.

En base a lo establecido anteriormente, se hace referencia a un acontecimiento muy claro que refiere a cómo el diseño puede generar un ambiente distinto a grandes escalas, en Medellín, Colombia. Durante varias décadas Medellín fue considerada como una de las ciudades más peligrosas del mundo. Del año 2004 al 2007 se planteó un modelo de reconciliación y convivencia en el estado por medio de la educación.

Con el fin de dignificar los espacios públicos, se construyeron obras arquitectónicas fantásticas, espacios de recreación y lugares de oportunidad de comercio. Así también aparecieron maneras de percibirse individualmente distintos en un ambiente distinto, y entonces se lograron cambios en varias de las conductas sociales. La posibilidad y oportunidad otorgada a la gente de querer cambiar sus hábitos, e inclusos sus más profundos deseos, fue lograda a través del diseño. De esta manera se redujo en gran medida la violencia en las calles y comenzó a prosperar la ciudad de Medellín.

Estas experiencias previas constituyen para un diseñador ejemplos de la oportunidad que tienen de aportar a la humanidad, de poder configurar distintas actitudes y conductas para una mejor interacción social. La identidad dentro de esta metodología y configuración en diseño será un medio y causa, no un eje como punto de partida hacia la creación.

Los diseños de Ariel Rojo

Ariel Rojo trabaja en sus diseños con la concepción de identidad, y la manera en que semánticamente construye a partir de la conjunción de una referencia cultural y un objeto diseñado, busca interpretaciones que estén relacionadas al humor y la crítica social que se hace notar en el producto final. Su manera de abordar los distintos temas tiene una gran influencia de la cultura mexicana: la picardía y el humor son maneras en que la sociedad mexicana siempre aborda situaciones que parecerían tragedia. Un ejemplo muy claro es la percepción de la muerte en el día de muertos: las calaveras con grandes sonrisas, los colores y múltiples sabores que se comparten en esas fechas parecen de fiesta. Esta es una de las tradiciones más populares en México y será un aspecto de mucho peso a la hora de hacer referencia al humor mexicano.

Otra manera en que Ariel Rojo encara los proyecto de diseño, licitaciones o solicitudes puntuales de clientes y objetivos particulares resulta muy metodológica, basándose en una metodología proyectual donde la investigación previa será el diamante en bruto de lo que se concretará después como solución. Estar muy consciente y atento a las preguntas que se harán para resolver antes de llevar a cabo el diseño será una clave fundamental de la justificación.

Una de sus premisas se basa en construir más para consumir menos, evidenciando un reflejo inmediato y directo de lo que actualmente vive la sociedad actual. La ergonomía o la personalización es un requisito e idea rectora para crear cualquier clase de productos y en cualquier escala. Ariel Rojo, sin dejar de lado su conocimiento y gran complemento industrial, integra la manufactura y la tecnología como un elemento esencial para llevar a cabo los proyectos, decidiendo y adaptando los distintos recursos de los que se disponen totalmente al proyecto según los desafíos que se presenten.

La experimentación, la prueba y error, son la mejor herramienta para el trabajo del diseñado industrial, porque es exactamente la mejor vía para llegar a obtener mejores resultados, tomarse el tiempo de probar cosas distintas, pensar y configurar en todas las posibilidades tecnológicas y semánticas con las que contamos.

Conclusiones

En la historia del diseño siempre la tecnología y la manera en que se interpretan los ensajes del objeto –es decir, la semántica del objeto– han sido elementos importantes a considerar y en ocasiones determinantes para las decisiones que se toman sobre la materialidad de todos los objetos que nos rodean. La tecnología tiene dos vertientes posibles, ya que muchas veces la tecnología es una pauta para el diseño y muchas otras veces a partir del diseño y la intención que se tenga se generan las herramientas tecnológicas necesarias para llevar a cabo la idea. Por otra parte, la semántica causa polémica por la relación de los símbolos y los íconos en los objetos, ya que inmediatamente se percibe y expone a la interpretación subjetiva, y es ahí donde entra el juicio a la funcionalidad que los objetos tienen.

Todas estas consideraciones al momento de diseñar dan como resultado proyectos que ganarán licitaciones, que se convertirán en íconos, que la gente podrá reconocer a primera vista y que además le sacarán muchas veces una sonrisa.

La visión integral de Ariel Rojo es ejemplar para las futuras y presentes generaciones de diseñadores. El hecho de concebir el trabajo como un hábito, la curiosidad constante y el entusiasmo con el que se decidan encarar los proyectos se encuentran en estrecha relación con la manera de definir la identidad. Los objetivos sociales que se tengan en cuenta con lo diseñado despertarán la pasión y entrega hacia el proyecto. La tecnología y la constante experimentación, son los principales componentes de su metodología de diseño, y esto le permite día a día poder seguir participando en proyectos más y más complejos con la certeza de que algo bueno está por llegar.


Ariel Rojo: diseñador industrial mexicano fue publicado de la página 107 a página108 en Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº56

ver detalle e índice del libro