Estudiantes Internacionales Estudiantes Internacionales en la Universidad de Palermo Reuniones informativas MyUP
Universidad de Palermo - Buenos Aires, Argentina

Facultad de Diseño y Comunicación Inscripción Solicitud de información

  1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº27 >
  4. Vivir para contarlo

Vivir para contarlo

Koblinc, Melanie

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº27

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº27

ISSN: 1668-5229

Proyectos Jóvenes de Investigación y Comunicación Proyectos de estudiantes desarrollados en la asignatura Comunicación Oral y Escrita

Año VI, Vol. 27, Diciembre 2009, Buenos Aires, Argentina | 112 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Síntesis

Etka Ursztein, abuela de mis primos Lucila y Ezequiel, nació en Polonia, en la ciudad de Lodz en el año 1923. A continuación, podremos apreciar, el relato de todas las vivencias que fue atravesando, durante su infancia y adolescencia, durante la ocupación nazi.

El primer país que ocupó el ejército alemán, fue Polonia. El 1º de Septiembre de 1939, lograron invadir en tres días Varsovia, Lodz y todo lo demás.

Muchos hoy en día nos preguntamos: ¿Por qué la gente no escapaba, por qué no se escondían, por qué no se revelaban o por qué no resistían? Lo cierto es que existieron diversos casos y cada uno optó por la opción que pudo, quién tuvo algún contacto o dinero y logró ser advertido con tiempo de lo que podía pasar, logró escapar, dejando de lado su casa, su idioma, sus cosas y sobre todo su identidad, quién tuvo la suerte de tener amigos o conocidos que les ofrecieran un escondite, también supo aprovecharlo, como fue el caso de Ana Frank, por ejemplo, que luego fue descubierta junto con su familia.

Pero los que no tuvieron estas posibilidades, también pudieron hacer las cosas a su manera, como revelarse en algunos campos de concentración o ghettos, o resistir, siguiendo con algunas tradiciones que se les prohibían o manteniéndose junto con sus familias.

Sabemos que sobrevivir a esta masacre también es resistencia.

Sabemos que volver a la vida después de Auschwitz también es resistencia. Sabemos que contar lo sucedido, para que no vuelva a pasar también es resistencia, y esta es una de la formas de resistencia que encontró mi tía Etka.

Conclusión

Realizar este trabajo, fue la síntesis mas completa de recorrer todos los conceptos vistos a lo largo de la cursada. Comencé a partir de un problema retórico: he planteado un tema, en mi caso la historia de Etka, durante la segunda guerra mundial, haciendo del mismo un recorte, tuve en cuenta una audiencia, a quién me dirigí, pensando así también en mi propósito.

Es así que surge el relato, el producto, como respuesta al problema retórico. Luego de esta instancia continué con el proceso de escritura, que consistió en planificar, generando las ideas, organizándolas y formulando diferentes objetivos, redactamos y por último evalué, examiné y revisé la narración.

Mi proceso de comunicación comenzó escribiendo un primer borrador, intentando redactar una composición eficiente y productiva, pero la verdad que en un principio me costó mucho lograr transmitir todo lo que deseaba, me senté varias veces frente al monitor de la computadora y no lograba comenzar de cierta forma que me ayudara a continuar, hasta que decidí escribir a mano y fue así que fluyeron mucho mejor mis ideas y mi forma de expresarme.

Los pasos que seguí para este proceso fueron similares a todos los que estuvimos recorriendo en clase, comencé generando las ideas, generé una narración, transfiriendo mis conceptos a palabras, teniendo conocimientos gramaticales, léxicos y semánticos.

Los ordené así en una estructura y orden. Luego revisé y volví a escribir varias veces, no sólo lo hice con los conceptos e ideas sino que también en la estructura, corregí también la gramática, el vocabulario y el estilo, pidiéndole a otras personas que también lo releyeran y me ayuden a corregir mis errores.

Me sirvió mucho cursar esta materia, estoy más atenta a mi redacción y mis faltas de ortografía. Logré analizar el proceso de comunicación y los diferentes pasos a seguir a la hora de escribir una narración, sea la que fuera y así aplicarlos en el día a día. También comprendí que uno lee y escribe desde su experiencia y es así que surgen narraciones más fluidas y conclusiones personales de los relatos muy ricas.


Vivir para contarlo fue publicado de la página 77 a página77 en Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº27

ver detalle e índice del libro