1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº VIII >
  4. Profesores sin fronteras

Profesores sin fronteras

Pérez Lozano, Diego [ver currículum del autor, docente de la Facultad de Diseño y Comunicación]

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº VIII

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº VIII

ISSN: 1668-1673

XV Jornadas de Reflexión Académica en Diseño y Comunicación 2007: "Experiencias y Propuestas en la Construcción del Estilo Pedagógico en Diseño y Comunicación"

Año VIII, Vol. 8, Febrero 2007, Buenos Aires, Argentina. | 353 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

El presente escrito busca transmitir algunas de las experiencias vividas por un docente de nuestra universidad al ser invitado por dos altas casas de estudios sitas en La Paz, en nuestra vecina república de Bolivia, para dictar una serie de conferencias y workshop sobre Tipografía y Diseño de Packaging. 

Sobre lo para allí diseñado y lo allí ocurrido estas notas harán cuenta, con el objetivo de exponer los contenidos y métodos procedimentales preparados para tal acción y sus resultados minuciosamente analizados, buscando plantear un espacio para la reflexión entre lo deseado y lo ocurrido, tanto en el puntual campo de la enseñanza como en el genérico social. 

La profesión de la educación es una gratificante, aunque no precisamente desde lo económico, tarea laboral. Imagino que muchas otras deben serlo, pero forjar el desarrollo evolutivo de un individuo parece ser una de las más fabulosas cosas a la que un hombre puede acceder, cargada con una responsabilidad de gigantes magnitudes quizás “aun no del todo concientizada”, ya que la adquisición de saberes y formas de aprender incorporadas por un alumno será uno de los elementos que le permitirán desarrollarse en plenitud y éxito en el transcurso de su vida. 

Desde ya, creo oportuno subrayar el acotado campo de acción en el que éste docente actúa, dentro del campo de la comunicación gráfica, profundizando en los específicos temas de Tipografía y Diseño de Envases. 

Así entonces hace algo más de dos años, una alumna de nacionalidad boliviana, al cierre del ciclo lectivo, me expresa su aprecio por la cursada y propone ofrecer esos contenidos a modo de seminario en una universidad de su país. 

Más allá de la euforia por la aprobación de esa cursada, ¿Sería que la alumna estaría ofreciéndome una opción en concreto o sólo se tratará de una jubilosa expresión de deseo? 

Algunos meses más tarde se confirmaba la hipótesis original y dos de las más prestigiosas universidades de La Paz en Bolivia, junto a un grupo organizador le daban forma al proyecto original. 

Dichas casas de estudios otorgaban la oferta académica de diversas carreras dentro del campo de la comunicación, como lo son la Licenciatura en Publicidad y Diseño gráfico, razón que originó de mi parte la búsqueda de las respectivas currículas comprometidas con sus carreras, escalón necesario para descubrir la base de conocimientos de los futuros asistentes al curso. 

Conocer estos programas y sus contenidos facilitan la asimilación de otros nuevos saberes ya que de esa forma es como se construye buena parte del saber, basándose en un conocimiento previo que permita edificar otros relacionados con el mismo, aunque de mayor complejidad. 

Así se observó que alguna de las materias obligatorias de nuestra acertada oferta no formaban parte de sus programas, siendo de carácter absolutamente necesarios sus contenidos para lograr resolver problemas vinculados a la comunicación, sin embargo la comparación (odiosa por cierto) otorgó datos respecto a otro tipo de contenidos, quizás más teóricos y claro, también ricos para la cultura de un diseñador aunque no tan específicos desde su aspecto netamente gráfico. 

Se decidió entonces ofrecer una temática que abordara esos puntos, a mi juicio carentes, en su esquema de trabajo para reforzarlo, ya que se intuía al mismo asistirían docentes de diferentes disciplinas de dichas carreras. Una de las charlas y workshop puso su mirada en la tipografía, pero tratada de manera multidisciplinar, hablándose entonces tanto desde lo histórico, lo tecnológico y de su función, tanto comercial como social (y desde mi óptica lo más interesante y enriquecedor), su forma de enseñarla. Así tanto alumnos, invitados y docentes podrían incorporarla desde sus propios saberes, gustos o necesidades. 

Organizada para una duración de menos de dos horas, la charla se planteó en dos secciones, una pequeña introducción presentando los contenidos de la misma, exponiendo los objetivos que esta perseguía junto a las actividades procedimentales utilizadas en el desarrollo de los cursos sobre tipografía dictados a través de más de diez años de actividad, y cotejando dos modelos educacionales diferentes como lo son las universidades públicas y privadas. 

La segunda parte expresada de manera visual a través de un slideshow de imágenes que retrataran las acciones realizadas en cada práctico y sus resultados. Presentada en ocho segmentos, correspondientes a la cantidad de prácticos diseñados, las imágenes fueron desgranando el modo en que este docente llevaba a cabo el proceso de enseñanza, en donde el inicio del trabajo es a partir de lo esperable y conocido por el alumno buscando generar la representación básica de alguna característica de su personalidad implementándola de manera gráfica en la semantización de su nombre, hasta el trabajo final realizando la confección total de un sistema alfabético, desarrollo más que importante y globalizador de todos los contenidos previamente estudiados a lo largo de la cursada. 

Desde una perspectiva personal, la presentación fue completa y abarcativa, mostrando objetivos, procesos y resultados a través de la oratoria y completada con el uso de tecnologías de la educación como lo es el entorno digital. Desde la perspectiva del alumno, un efecto de asombro y euforia, entendido en parte por la demostración de las metodologías implementadas así también como por la calidad y variedad de los resultados finales expuestos. Desde la perspectiva de las universidades organizadoras intuyo un doble reconocimiento, en parte por la conformidad de sus alumnos frente a lo vivido en este primer workshop organizado por ellas, como así también la posibilidad concreta de estrechar vínculos con otras universidades de prestigio, cotejando planes y procesos de estudio con docentes que desarrollan actividades específicas como ser el dictado de materias puntuales de la profesión gráfica. Se suma a esto la experiencia de vida de parte de cada uno de los actores responsables de esta más que enriquecedora experiencia, que llenó de satisfacción tanto a estudiantes y docentes como a autoridades de ambos países.

La acción ha comenzado, no sin antes una reflexión: Animarse a vivir esta experiencia implica compromiso, dedicación y amor por la profesión, pero además, un óptimo estado físico para lograr superar el más de los caprichosos fenómenos de la humanidad como lo es vivir a cuatro mil metros de altura, algo nada despreciable de considerar por cierto.


Profesores sin fronteras fue publicado de la página 251 a página252 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº VIII

ver detalle e índice del libro