1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº V >
  4. Centro de recursos para la producción y la investigación. Trabajo de articulación para las producciones docentes.

Centro de recursos para la producción y la investigación. Trabajo de articulación para las producciones docentes.

Calderón, Thais [ver currículum del autor, docente de la Facultad de Diseño y Comunicación]

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº V

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº V

ISSN: 1668-1673

XII Jornadas de Reflexión Académica en Diseño y Comunicación. Febrero 2004: "Procesos y Productos. Experiencias Pedagógicas en Diseño y Comunicación"

Año V, Vol. 5, Febrero 2004, Buenos Aires, Argentina | 214 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Introducción 

El Centro de Recursos en Diseño y Comunicación tiene entre sus objetivos “colaborar con las acciones de extensión a la comunidad académica que realiza la Facultad, proporcionando materiales específicos para la planificación y desarrollo de seminarios, cursos, talleres y otras actividades”. De este modo el Centro de Recursos (CR) proporciona diversos materiales curriculares a los estudiantes, graduados y profesionales en las distintas instancias de sus actividades y producciones académicas, complementando con información documental el material bibliográfico disponible en la Biblioteca de la Universidad de Palermo. 

Dos líneas reflexión surgen en torno a lo anterior: una relacionada con la producción y/o búsqueda de los materiales y recursos elegidos para el aprendizaje; otra, tiene que ver con el valor de los recursos para docentes y estudiantes. 

En principio no existe una única definición disponible que pueda ser aplicada al término “materiales curriculares”, coexisten en torno a este tema concepciones amplias que permiten catalogar de distintas maneras los instrumentos y medios que proveen al educador de pautas, recursos y criterios para la toma de decisiones en el aula, mientras otras más restringidas se limitan sólo a los textos. Siguiendo este enfoque, los materiales curriculares son por ejemplo, herramientas, muestras de productos, videos, revistas, textos elaborados o elegidos por los docentes, que se utilizan en las aulas y que son empleados por los docentes en el desarrollo de su enseñanza y para estimular el aprendizaje de los estudiantes. Algunos investigadores establecen una diferencia entre esta clase de materiales curriculares respecto de otros que no son concebidos con objetivos pedagógicos, pero que dadas sus características, sirven a los docentes para integrar con sus prácticas de enseñanza, como por ejemplo, el periódico, la radio, Internet, películas, etc. Estos materiales, presentan asimismo, un gran valor actual y potencial para los procesos educativos. Como vemos, se trata de una concepto amplio, que hace posible establecer puntos de contacto entre la didáctica y el campo de las tecnologías aplicadas a la educación, siendo posible tomar el marco conceptual y metodológico para rescatar producciones culturales elaboradas inicialmente con otros fines e integrarlas al desarrollo curricular.

Enfoques en la selección de materiales curriculares. 

En nuestros días es imposible desarrollar una acción educativa sin recurrir o apoyarse en los materiales curriculares. El conjunto de medios, artefactos y materiales existentes que pueden ser empleados en el logro de las metas educativas muy amplio, hay muchas formas de entender el papel y funciones de los materiales en los procesos de innovación y desarrollo del currículum: una proviene de una lógica técnico-racional donde los materiales son concebidos como garantes del fiel desarrollo de los programas curriculares debiendo ser elaborados por expertos; otra, se inspira en la práctica, aquí los medios y materiales son fruto de la experiencia real de los docentes cuando llevan adelante el proceso pedagógico. 

Estos materiales curriculares son más flexibles en su planteamiento y están adaptados a las necesidades de los estudiantes. Dado que los materiales curriculares son una estrategia clave para la difusión y el desarrollo de innovaciones educativas, el seleccionar determinados materiales pone de manifiesto la orientación de los cambios curriculares, por eso es indispensable preguntarnos acerca de cuál es el papel que tienen los contenidos curriculares en el perfil del futuro profesional. Desde estas reflexiones activas el recurso y/o material puede ser útil, integrándose a la enseñanza. 

Otro aspecto importante de la estrategia de desarrollo de los materiales curriculares es que su selección y aplicación se complementa inevitablemente con estrategias que promuevan la formación docente para lograr una buena adecuación entre estos y las características propias de los estudiantes, de la universidad y de las condiciones del entorno. Lo anterior nos sitúa ante la responsabilidad del docente como orientador respecto del uso del material, entendiéndose que si bien los materiales pueden proponer estrategias innovadoras de enseñanza de ciertos contenidos, su uso en el aula no constituye un fin en sí mismo, en realidad lo realmente innovador es la propuesta pedagógica en la que ese material se inserta desde la selección que haga el docente. Justamente desde esta perspectiva que promueve una participación activa del docente en la elaboración y difusión de los materiales curriculares, se entiende el desarrollo del currículum no como algo estandarizado y uniforme sino asumiendo las variantes de los contextos y sujetos que lo ponen en práctica. De ese modo al provenir de la experiencia docente, los materiales curriculares participan de proyectos de innovación pedagógica que al desarrollarse en las aulas hacen posible que el docente intercambie experiencias prácticas reales, que van probando su éxito en la práctica pedagógica.

El proceso de articulación de los materiales curriculares: el rol docente 

La práctica docente se nutre de la reflexión acerca de estos temas, como estrategia para lograr la mejora permanente. El término investigación - acción, usado por primera vez por el psicólogo social Kurt Lewin, profundiza la comprensión de los problemas (cuales son y sus características) como un modelo de análisis autorreflexivo que sirve para la toma de decisiones. Es totalmente posible aplicar los planteamientos generales sobre la investigación - acción a la problemática de los materiales curriculares, dado que estos juegan un papel sumamente importante en los procesos que se desarrollan en el aula. 

La espiral autorreflexiva puede empezar con observaciones iniciales sobre como se están usando los materiales tanto por el propio profesor como por parte de los estudiantes. Los datos recogidos de la observación se pueden analizar para luego, tomar decisiones acerca de la planificación, en función de esta etapa se puede decidir no usar en el futuro determinados materiales, utilizarlos en forma distinta o con otros alcances, modificar el momento o fase de la secuencia enseñanza - aprendizaje en que se usan, etc.

Aunque la investigación - acción puede ser una tarea individual del docente, es recomendable que se entienda como una labor en equipo, ya que el proceso de análisis y la propuesta de acciones a realizarse se enriquecerán a partir de los aportes de otros profesionales y con el propio proceso de diálogo. Es mucho más rico construir colectivamente ideas que limitarse a las propias. Es importante tener en cuenta que esta evaluación se realiza en distintos momentos, en primer lugar corresponde a una evaluación inicial de los materiales curriculares, que se podría llamar diagnóstica, vinculada con una etapa preactiva del proceso de enseñanza - aprendizaje. En una etapa posterior la evaluación es formativa o continuada y corresponde al momento activo del proceso, en esta fase se procura adecuar la intervención docente respecto del uso de materiales. Por último está la evaluación sumativa que se realiza en una etapa posactiva del proceso de enseñanza - aprendizaje, es en este momento que se constata cómo se han usado los materiales y para qué fueron adecuados, en función a las intenciones educativas. Cuando se habla de evaluación se puede diferenciar entre: los aprendizajes de los estudiantes y la enseñanza. Cuando se trata de evaluar el uso de los materiales en un aula se está haciendo una evaluación de uno de los componentes de la enseñanza, pero lógicamente con relación a los aprendizajes que contribuyen a vehicular. En otras palabras, para enseñar a usar adecuadamente los documentos/ materiales, el docente debe tener en claro la función que los mismos deben cumplir. Los materiales pueden ser utilizados en distintos momentos de la secuencia enseñanza aprendizaje cumpliendo funciones distintas: de refuerzo de la motivación, de planteamiento de interrogantes, de información, de ayuda a la comprensión, etc.

Forma de encarar el proyecto de búsqueda y selección de los materiales para el proceso enseñanza - aprendizaje. 

Para realizar una adecuada selección de los materiales curriculares, es importante que los docentes conozcan cuales son sus funciones, dado que ayudan a organizar las clases, expresan cierta selección de contenidos, implican un recorte en el campo del conocimiento, suponen la organización de las tareas, determinan formas de categorización en los alumnos, permiten profundizar en determinadas técnicas de aprendizaje, etc. 

Seguidamente se sugieren algunos lineamientos, que pueden ser útiles en el desarrollo de materiales curriculares:

1. Primera etapa. 

Analizar las características más relevantes de los documentos y/o materiales que se utilizarán, hábitos de los estudiantes, expectativas de los docentes, etc. 

Tarea: Diagnosticar el grado de adecuación a priori de los recursos al proceso enseñanza - aprendizaje.

2. Segunda etapa. 

Analizar los momentos en que se utilizan los recursos, acciones de los estudiantes, indicaciones proporcionadas por los docentes respecto a como usar los documentos, puesta en valor del archivo, etc. 

Tarea: Analizar el uso efectivo de los materiales.

3. Tercera etapa. 

Evaluar la contribución de los materiales a los resultados finales del proceso. 

Tarea: Diagnosticar acerca del adecuado uso de los recursos.

En síntesis: en el aula se desarrollan procesos de enseñanza - aprendizaje que incluyen el uso de recursos, entre ellos los materiales curriculares. Analizar y evaluar estos procesos es una de las tareas de los docentes. También lo es proporcionar a los estudiantes orientaciones acerca del modo de desarrollar las actividades propuestas y sobre cómo usar los documentos y/o materiales. 

Generar materiales es una actividad que promueve la autonomía del docente frente al acto educativo situándolo plenamente en la función de definir que actividades son más apropiadas para los estudiantes, diseñándolas y adaptándolas creativamente. 

Desde esta perspectiva el docente participa en la definición de lo que es valioso para el proceso de enseñanza, poniendo en juego sus capacidades de planificación, organización y evaluación.

Centro de Recursos para el aprendizaje: desarrollo y participación de docentes y estudiantes. 

Como quedo expresado al comienzo de este trabajo, desde el Centro de Recursos se organizaron una serie de acciones que tienden, a potenciar y crear caminos que facilitan la difusión y búsqueda de materiales curriculares para enriquecer los proyectos de investigación y los procesos de enseñanza en el aula. 

Dado que el acrecentamiento del acervo documental representa sin duda, un recurso pedagógico, el Centro de Recursos entendido como un área del Centro de Estudios en Diseño y Comunicación, posibilita el desarrollo de las experiencias educativas a través de la generación y búsqueda de materiales curriculares. En la concreción de este proyecto se desarrollan actualmente acciones orientadas a estimular la producción y/o recopilación de materiales y productos tanto dentro como fuera del aula, que permiten articular las acciones del Centro de Recursos con la actividad académica desarrollada en la Facultad.


Centro de recursos para la producción y la investigación. Trabajo de articulación para las producciones docentes. fue publicado de la página 43 a página45 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº V

ver detalle e índice del libro