1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº VII >
  4. A la vanguardia desde la prehistoria

A la vanguardia desde la prehistoria

Girod, Gastón [ver currículum del autor, docente de la Facultad de Diseño y Comunicación]

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº VII

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº VII

ISSN: 1668-1673

XIV Jornadas de Reflexión Académica en Diseño y Comunicación 2006:"Experimentación, Innovación, Creación. Aportes en la enseñanza del Diseño y la Comunicación"

Año VII, Vol. 7, Febrero 2006, Buenos Aires, Argentina | 272 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

El mobiliario como elemento vinculado a la sociedad de consumo es el reflejo de los avances y retrocesos del ser humano. ¿Es que el mobiliario actual refleja los modos de vida de nuestro tiempo, o seguimos proyectando objetos para usos que ya han cambiado? Sólo reflexionando acerca de la evolución especifica del uso de los muebles en las sociedades, podremos tener una visión crítica e imaginativa que se acerque a las nuevas necesidades de nuestra gente. 

Mis abuelos y mis padres decoraron sus espacios de vida según reglas heredadas por sus antecesores, no me refiero a los mismos muebles sino a las tipologías. Dando respuesta a funciones o pautas de uso también heredadas, asumidas pero no replanteadas. Ni siquiera la reducción de espacio, disponible para sectores medios, a logrado modificar esta situación. 

Un cambio sustancial en la tipología del asiento se dio con la estructura cantilever desarrollada a principios del siglo pasado de la mano de Mart Stam, Marcel Breuer y Mies Van der Rohe. Este cambio estuvo directamente vinculado al desarrollo tecnológico del caño sin costura y a la tradición formal del curvado de la madera que había desarrollado Thonet. Debieron pasa varios miles de años desde los esquemas tipologicos de los Egipcios, hasta los anos veinte para que se produzca este cambio. La silla Bofinger, de Helmut Batzner, Alfred Batzner y Friedhelm Boss, resuelta en plástico reforzado con fibra de vidrio, es el resultado de anos de investigación en la búsqueda de un material económico y con métodos automatizados de producción en serie, para poder ser consumidos masivamente.

Los temas ambientales, la segmentación de un mercado más exigente, menos uniforme, y el replanteo en términos de producción seriada en el mobiliario, nos encaminan a nuevos objetos. Hasta aquí solo hablamos de tecnología, procesos de producción en serie y lenguaje formal. 

En 1972 se presenta en el MOMA de Nueva York la exposición “New Domestic Landscape”, con Emilio Ambasz como curador, donde se muestra un nuevo horizonte. No solo se dio un cambio de lenguaje y de técnica, sino que comienzan a ponerse en evidencia, a la crisis en algunos aspectos vinculados a los modos de vida del ser humano, y su relación con el equipamiento. Comienzan a verse nuevas configura-ciones que intentan instalar nuevos conceptos, quizás adelan-tadose a su tiempo. Tecnologías como el plástico o la espuma de poliuretano, tan accesibles al público hoy en día, en ese momento no lo eran tanto y los diseños de esta vanguardia ya los incluían. 

Actualmente podemos encontrar algunos ejemplos que han realizado desarrollos integrados al espacio a partir de un profundo estudio de pautas de comportamiento y usos como el estudio alemán de las diseñadoras Alexandra Martini y Henrike Meyer, con desarrollos integrados al espacio con un trabajo de investigación profundo de pautas de comportamiento y su relación con el espacio en un área de trabajo, haciendo talvez mas alarde de ingenio que de tecnología. 

Otro caso citable es el del grupo vienés awg -AllesWirdGut, con su proyecto prototipo Turn On. Se trata de un módulo habitativo con forma circular o de una rueda gigante de tres mestros de alto por uno de profundidad, desarrollado a partir de una estructura de madera revestida en fibra de vidrio con resina antiinflamable. Este módulo multifuncional propone una nueva forma de habitar el espacio. Donde sin tocar las paredes el usuario va armando su espacio funcional con la sucesión de estos módulos circulares. 

Teniendo en cuenta en Argentina, nuestras dificultades de acceso a nuevas tecnologías, podríamos, quizás, poner el énfasis en estos aspectos capaces de trazar el camino hacia el diseño de un objeto mueble que se adapte a nuestras necesidades. Descubrir nuestras pautas culturales y nuestros modos de vida y reflejarlos en el mobiliario, podría convertirse en un desafío tan próximo como posible para el Diseño. 

Pensemos por un momento en la hamaca, aquél elemento colgante casi prehistórico que tiene una tradición de uso que se adapta perfectamente a maneras de vivir de nuestro continente. Es un objeto originado de la necesidad de descansar separado del suelo, quizás emergente de zonas de mucho calor, adaptable a diferentes espacios, en diferentes alturas, en cualquier dirección y también adecuado al exterior. Desarrollado con una tecnología simple y realizable desde soluciones de producción variadas. Transportable, liviano, fresco, confortable, con movimiento. En síntesis: un objeto que se adapta claramente a pautas -culturales tecnológicas y de uso- típicamente latinoamericanas. 

Esto nos puede dar una lección en lo referente a muebles del hogar. Seguimos pensando a priori en usos del espacio que pertenecen a otros tiempos, a otras estructuras sociales. Las nuevas definiciones de familia consideran un grupo de personas que viven bajo un mismo techo, lo cual determina grupos etéreos muy distintos, con necesidades diversas. De la misma forma, el avance tecnológico y las comunicaciones han modificado sustancialmente los parámetros de análisis del usuario así como del hogar como ámbito de trabajo. Por ejemplo la visión del uso de un espacio para trabajar evoluciona, de la secuencia de escritorios en fila uno detrás de otro, a un ámbito mas intimo como él, action office, y actualmente teniendo una computadora personal y un teléfono celular, se lleva una oficina a cualquier sitio. El espacio tradicional de oficina se ha convertido en un espacio virtual –y como tal, muchas veces literalmente inmaterial. 

Los cambios sustanciales se ven en desarrollos tecnológicos que generan cambios de lenguaje formal, pero la pregunta es ¿Cómo surgirá un concepto nuevo del mueble si no reflexionamos acerca de su aplicación práctica, de su adaptación a las peculiaridades de nuestro tiempo, nuestra forma de vida aquí y ahora... a nuestros deseos y necesidades?


A la vanguardia desde la prehistoria fue publicado de la página 111 a página112 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº VII

ver detalle e índice del libro