1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº X >
  4. Fomentar la construcción de una mirada crítica en el alumno

Fomentar la construcción de una mirada crítica en el alumno

Rago, María Rosa [ver currículum del autor, docente de la Facultad de Diseño y Comunicación]

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº X

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº X

ISSN: 1668-1673

XVI Jornadas de Reflexión Académica en Diseño y Comunicación 2008.

Año IX, Vol. 10, Agosto 2008, Buenos Aires, Argentina. | 212 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Este desafío para el docente se encuentra vinculado con la planificación de las clases. 

El mismo, deberá desarrollar un exhaustivo trabajo áulico para lograr generar en los alumnos un aprendizaje significativo de los contenidos que ha de desplegar en la asignatura. Este aprendizaje tiene como eje principal el accionar del docente como guía de las actividades que deberán emprender los alumnos. Pero claro está que, sin la voluntad de los aprendices, toda actividad docente será en vano, ya que el docente podrá guiar este aprendizaje significativo, si el alumno colabora en su instrucción. Contando con esta pieza fundamental para el desarrollo de la acción docente, el mismo, deberá establecer en el marco de la planificación de su clase la incorporación de la nueva información, teniendo en consideración los conocimientos que los alumnos ya poseen. 

El objetivo de esta construcción de los conocimientos paulatinos, estará posado en el ofrecimiento de la posibilidad de que los alumnos sean partícipes reales de su propio camino hacia el aprendizaje de su profesión, motivo por el cual, podremos ir acompañándolos en la formación de una mirada crítica hacia su área de desempeño profesional. 

El conocimiento de las teorías de las distintas visiones respecto de su labor, los ayudará a comprender de forma práctica el desarrollo de su actividad en el mercado. Pero para que nuestros alumnos lleguen a este nivel de análisis, los docentes tendremos que permitirles observar la utilidad de los bagajes anteriores de información, para que desde está mirada crítica sean ellos quienes analicen, selección y desarrollen los nuevos contenidos incorporados de su profesión y los lleven al entorno del aula. 

A partir del vocabulario técnico y la observación del mercado, el alumno podrá o será capaz de adquirir herramientas. Estas herramientas, el joven, las deberá ir implementando y plasmando a través de sus trabajos prácticos. La conceptualización del temario que ofrece la planificación académica, debe ser un elemento que estimule la construcción del concepto. 

Al poner en práctica el aprendizaje significativo en el espacio áulico, se generará una modificación en esos conocimientos previos, que le permitirá al alumno desarrollar la construcción de ese saber, el cual incorporará como una herramienta para la acción profesional. 

Para desarrollar la labor de guía de este aprendizaje, el docente deberá comprender el bagaje de información que trae el alumno y podrá así, ayudarlo a construir sus juicios respecto de las teorías de su profesión. Así mismo, seremos los docentes quienes podremos generar en los alumnos, una mayor inquietud por conocer este nuevo peldaño en su carrera, ya que para ellos será una incógnita la construcción del temario que desarrollaremos los docentes, puesto que si bien, los alumnos cuentan con la planificación de la materia, aún desconocen la temática a tratar y como ha de desarrollamos la misma. 

En la búsqueda del docente por presentar la mejor alternativa para la construcción de la clase, el mismo, analiza las variables creativas para atraer la atención del alumno en la temática a presentar, pero siempre ha de respetar la búsqueda por elevar el nivel de comprensión y de reutilización de los conceptos presentados con antelación, lo cual, hace que el bagaje de información que el alumno trae, sea volcado por él en el contexto del espacio áulico y pueda ser mejorado al incorporar los nuevos contenidos de la asignatura. Esto producirá un trabajo por parte del alumno, donde podrá reflejar su potencialidad y en que puntos lo ha incrementado. Su óptica o punto de vista es muy importante, tanto que si se nota su evolución, los otros jóvenes también tenderán a sumar sus aportes con mayor énfasis. 

Es relevante la observación para la adquisición del conocimiento, así como también la práctica, es decir poder llevar a la práctica el concepto general de la asignatura, implementarlo y así observar cuanto han incorporado y asimilado de ese conocimiento que han adquirido. Este es el valor agregado que el joven se puede llevar de la asignatura, además del material de texto y del material adquirido en el mercado. 

La abstracción del concepto áulico, dividido en tres estadios: Proyectar - Planificar - Ejecutar 

Esto nos genera la posibilidad de analizar las herramientas que los alumnos obtienen del cursado de la asignatura, debido a que los mismos, obtendrán esa mirada crítica que los docentes deseamos de ellos. Pero para explicitar la concepción de este valor agregado para el alumno, serán presentados el desarrollo de los términos destacados en este punto. 

Proyectar, en referencia a que el alumno vea posible alcanzar ese conocimiento y que advierta que le será útil en el futuro inmediato. 

Planificar para que el alumno vea de qué manera, cómo y para qué, utilizará esa herramienta adquirida. 

Ejecutar, en función de la puesta en práctica de cada conceptualización, desde los trabajos prácticos que corresponden a su portfolio, hasta la implementación en el trabajo práctico final y la defensa de la asignatura. 

Para ello, los docentes hemos de utilizar el planning docente, debido a que este será un programa basado en un plan de trabajo, donde los principales objetivos son la determinación de plazos y la utilización de herramientas. Y el mix de ellas, de manera planificada entre la tecnología con DVD, power point, conjugándolo con la clase netamente teórica, basado en la incursión de un modelo significativo. 

La ejecución del planning presupone la puesta en marcha de elección de procesos educativos por parte del docente, que si se desean, pueden y deben ser desafiantes para los aprendices. 

En la construcción de este planning docente, incluimos los materiales didácticos, ya que la incorporación de las tecnologías al espacio áulico, nos permiten mejorar en algún aspecto la vinculación entre la enseñanza y el aprendizaje, haciendo del espacio áulico, un lugar en el cual el dinamismo se ve reflejado a través de la utilización de la herramienta, herramienta que nos da la posibilidad a los docentes de poder vincular al alumno con la representación de un escenario de trabajo, del análisis de un caso particular y de la aplicación por ejemplo de estrategias profesional. 

Trabajar con la utilización de recursos didácticos en el aula, no implica dejar de lado la planificación de las clases, sino que por el contrario, requiere necesariamente de la elaboración de planes de acción específicos para la vinculación de la temática y el recurso a utilizar, en pos del beneficio del aprendizaje del alumno. 

Los recursos didácticos les permiten a los alumnos visualizar con mayor definición los programas con los que trabajarán, permitiéndoles a los estudiantes la posibilidad de acercarse al campo laboral. 

De esta manera, trabajando en conjunto alumno-docente, el joven reflejará su mirada crítica en cada informe o conclusión que elaborará durante el cuatrimestre. Pero esta información la adaptará y reutilizará para otras asignaturas, consiguiendo así adquirir a lo largo de su carrera el vocabulario técnico y la mirada crítica que hace al profesional elegida por cada uno.


Fomentar la construcción de una mirada crítica en el alumno fue publicado de la página 99 a página100 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº X

ver detalle e índice del libro