1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXI >
  4. Nuevo espacio de tutorías

Nuevo espacio de tutorías

González, Lorena [ver currículum del autor, docente de la Facultad de Diseño y Comunicación]

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXI

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXI

ISSN: 1668-1673

XVII Jornadas de Reflexión Académica en Diseño y Comunicación 2009.

Año X, Vol. 11, Febrero 2009, Buenos Aires, Argentina. | 195 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Acerca de la novedad del espacio 

La Facultad de Diseño y Comunicación ha instalado un nuevo actor dentro del espacio de la Universidad: el docente tutor. Este personaje aparece por varios motivos que lo hacen una pieza fundamental dentro del funcionamiento de la institución.

Este artículo intenta explicar las causas de aparición del docente tutor, sus posibles metodologías de trabajo con los estudiantes, sus deberes, sus incumbencias y los resultados que se esperan lograr en este nuevo ciclo que recién comienza.

Reflexiones sobre las posibles causas de su creación 

Durante estos últimos tiempos la Universidad de Palermo viene registrando un aumento demográfico de importancia tanto en su comunidad estudiantil como en su cuerpo docente. No sólo incorporando a estudiantes argentinos sino de Latinoamérica toda. Debe haber una cantidad acorde de docentes que puedan atender las demandas de cupo y horarios que exigen estos nuevos alumnos. 

Una de las políticas de la Universidad, es que exista un alto número de docentes con libertad de decisión en el armado de sus cátedras, siempre respetando los contenidos del Plan de Estudios contemplado por la Universidad. Esta propuesta es interesante, tanto para los alumnos como para los profesores ,ya que favorece la libertad de acción del profesor dentro de su espacio como docente y la libre elección de los alumnos a la hora de construir su plan de carrera. Una instancia legal dentro del reglamento de la institución es el examen final obligatorio, donde el alumno debe ser examinado por el profesor con el cual cursó su materia. Idealmente esto debería ser así, pero algunos factores de los cuales hemos estado hablando anteriormente nos plantean los primeros inconvenientes para que ésto funcione como debe y son uno de los primeros motivos que hacen necesaria la figura del docente tutor. 

Existen infinidad de causas de desencuentro entre docentes y alumnos para llegar a esta instancia de final, pero las que registran mayor número de casos son las siguientes: 

• Si bien se han incorporado gran cantidad de docentes a las carreras de diseño, también se han registrado un número considerable de bajas,lo cual es el primer problema para los alumnos al momento de rendir este examen. No sólo porque su profesor no está sino porque el examen original a veces tampoco es similar al de otros profesores que dictan la misma materia. El alumno aquí no sabe a quién recurrir. 

• Hay un número considerable de alumnos del interior del país como del exterior, que a veces posponen sus exámenes por viaje y, al regresar, se encuentran que sus profesores ya no están y se suceden los mismos hechos que en el caso anterior. • Otros alumnos, por motivos personales, dilatan el momento del examen final y, para cuando quieren rendirlo la materia está casi vencida, o ha cambiado algo de su contenido. 

• Algunos profesores ya no tienen horas de consulta o tiempo necesario para corregir a antiguos alumnos. 

• Diversos y puntuales motivos personales y administrativos tanto de alumnos como docentes son causales de que no pueda llegar a una instancia de final en condiciones adecuadas.

Todas estas circunstancias han planteado varias problemáticas: 

 • Los alumnos se encuentran en un lugar de desconcierto, atascados en sus carreras y no saben qué puertas tocar. 

• Los docentes se encuentran con alumnos que no son suyos en las instancias de final, y no saben bien qué medidas tomar al respecto. 

• La Facultad se ve colapsada por alumnos que están dando vueltas sin rumbo fijo, sin poder avanzar en sus carreras, y son posibles candidatos a dejar sus estudios. 

A su vez, necesita el espacio para recibir a los nuevos ingresantes. 

Y aquí es adonde se hace necesaria la aparición del docente tutor como intermediario entre Facultad y los alumnos. 

La función principal del tutor es poner nuevamente en carrera a aquellos alumnos que por un motivo u otro, han quedado fuera del sistema. El grupo de tutoría se encuentra conformado por un profesor para cada carrera de Diseño y Comunicación. Y cada docente tiene una metodología de trabajo que está empezando a poner en práctica dentro de las aulas y depende del área y carreras que tenga asignadas. Pero se trabaja en conjunto, atento a los diferentes casos que van surgiendo. Desde el comienzo de éste espacio se han planteado algunas cuestiones que se manejan de igual manera para todos los que están dentro de este proyecto:

Acuerdo sobre objetivos 

• El objetivo principal de este proyecto es la “inclusión”. Se deben oir todos los casos que llegan y luego tomar las mejores medidas para poder resolverlos. 

• Debe mantenerse la calidad tanto al momento de las correcciones como en el momento de la evaluación final. 

• Debe haber un compromiso y respeto mutuo entre docentes y alumnos para hacer más ágil el trabajo y llegar a los resultados esperados en tiempo y forma. 

• En líneas generales, hay tres pasos acordados en el equipo al momento de trabajar con los alumnos: un buen diagnóstico de la situación del alumno en la materia, un plan de trabajo diseñado para él y el seguimiento de la evolución del alumno dentro del aula y fuera de ella. Luego cada profesor hará las consideraciones que entienda pertinente para cada caso. 

• También es un espacio de reflexión y ayuda entre los mismos tutores y directores del proyecto donde se discuten y resuelven casos extraordinarios que van surgiendo en el día a día.

Primeras experiencias en la metodología de trabajo dentro del área proyectual (Diseño de Modas y Producción de Modas) 

Para participar del espacio existen una serie de requisitos que los alumnos deben cumplir y que son determinantes para el docente a la hora de tomar decisiones. Deberá presentar, obligatoriamente: 

• Hoja de situación: la cual indica año y cuatrimestre de la materia cursada. De allí sabremos cuándo vence su materia y con cuánto tiempo disponemos para trabajar con el alumno. 

• Documentación: Plan de estudios de la materia que va a rendir el alumno. 

• Documentación: Trabajo Práctico Final original del docente con el cual el alumno cursó la materia. 

• Portfolio de la cursada. 

• Avances del trabajo práctico final o tpf en el estado en que se encuentre. 

Fases en el trabajo pedagógico con los estudiantes 

• Análisis de situación del alumno: Es bueno oír las causas de la llegada al espacio de este alumno. No todos los casos son de alumnos incumplidores o rebeldes. A veces, ciertas circunstancias hicieron que el alumno se atrase y no pueda cumplir con los tiempos que le impone la facultad para rendir los exámenes. Ésta información nos dá una primera aproximación del comportamiento del alumno y de su grado de compromiso con la carrera y es uno de los primeros indicadores de las exigencias que deberemos tener para con él y con su ritmo de trabajo. 

• Análisis del portfolio: Ésto le da información al docente acerca de los temas que vio el alumno en su cursada. A medida que el docente lo inspecciona se le puede hacer un cuestionario al alumno en donde se evaluarán los conocimientos y la profundidad de los temas vistos en su momento, si se entendieron los temas, de qué puntos de vista han sido tocados, y todo lo que nos dé la información acerca de lo que el alumno ha aprendido en su cursada. El portfolio es un buen indicador de la calidad de la producción del alumno, tanto como se evolución en la materia. Aquí es necesario tener en cuenta que en algunas materias pesan mucho las habilidades y no todos los alumnos tienen las mismas condiciones para resolverlas. Pero sí se debe respetar un Standard de calidad de acuerdo al Plan de estudios. No se puede aceptar a un alumno sin su portfolio ya que no hay manera de saber los temas que vio o no. 

Si el alumno puede sostener su discurso y condice con la producción que trae, se pasa directamente a trabajar con el trabajo práctico final. 

En caso detectemos que algunos de los temas no están totalmente entendidos se volverá a ellos de diversas maneras y de acuerdo al alumno: puede encargarse un trabajo de investigación partiendo desde cero, puede retomarse y reforzarse ese mismo trabajo para lograr completo entendimiento del tema, se puede trabajar en al aula con el alumno o se lo puede derivar al alumno a algún taller de apoyo externo que brinda la facultad (ej: taller de dibujo intensivo). 

• Análisis de la documentación presentada como TPF original del docente con el que cursó la materia: si el alumno presenta el TPF original de su año y cursada, éste deberá ser respetado básicamente por el docente tutor, pero igualmente será cotejado con el TPF de la Universidad para asegurarse un nivel de exigencias tanto en cantidad y que hacen a la calidad final del examen. En caso que el alumno no tenga su original, se deberá tener como parámetro el TPF de la Universidad. 

• Avances del Trabajo Práctico Final: aquí el docente puede encontrarse con infinidad de casos. Este punto está íntimamente relacionado con el estado del portfolio del alumno. 

Aquí el alumno delata sus conocimientos ya que pone en práctica todo lo visto en la cursada. Hay alumnos que vienen con un trabajo avanzado y correcto, sólo falta darle unos retoques finales. A veces tienen que completarlos con más conocimiento teórico para que puedan sostener y defender su trabajo en el examen final. 

También llegan alumnos con su TPF completo pero desactualizado, y la propuesta aquí es ponerlo al día ya sea con la cantidad que se exige actualmente como en la calidad, que sabemos que es un ítem que se va mejorando año a año. 

A aquellos que no traen nada, se les plantea directamente todo el TPF actualizado, se van discutiendo los temas paso a paso y se les da un tiempo razonable para que puedan traerlo completo y así comenzar con las correcciones. 

La idea es equiparar la producción y calidad de éstos alumnos rezagados con la producción de los alumnos que están en carrera.

Seguimiento de la evolución de los alumnos 

Cada alumno tiene un plan de correcciones personalizado. Depende de la capacidad del alumno, de su compromiso con este espacio y de su grado de apuro para rendir el examen. 

Partiendo del diagnóstico realizado por el docente, se acuerdan tantos encuentros se crean necesarios para resolver el trabajo y se lo cita al alumno con la tarea específica para cada momento. Por supuesto que la cantidad de encuentros puede modificarse a medida que se va trabajando. Quizás el alumno experimentó un gran avance de una clase a otra y no se necesitan tantos encuentros, o al contrario, el docente piensa que el trabajo necesita más correcciones y se reprograman las citas con el alumno. 

Todas estas acciones deben quedar asentadas en unas fichas que hacen las veces de documentos y sirven para registrar los avances de los alumnos, la cantidad de trabajo pedido por el docente, las correcciones de cada encuentro, etc. Aquí el docente debe ser muy claro y específico en sus anotaciones ya que es un documento que lo involucrá a él y con éste puede dar fe de su trabajo ante sus directivos, en el caso que el alumno no haya cumplido con los acuerdos o expectativas pactadas. Por ello mismo, luego de cada encuentro y corrección, alumno y docente firman esta ficha. Así como también se asientan ausencias de los alumnos, incumplimientos en sus tareas, avances o retrocesos en su evolución. La idea es documentar todo el proceso de evaluación del alumno. Este paso no es gratuito, sino que tiene un fin muy importante. 

Hasta aquí no ha ocurrido todavía ningún caso problemático, pero dado la cantidad de alumnos que están inscriptos en este espacio es bueno estar preparados para lo que pueda ocurrir y estas fichas nos darán el respaldo necesario tanto para explicar a los alumnos como para hacerlo ante las autoridades de la Facultad. 

Aplican como posibles casos problemáticos alumnos que deben recursar la materia por diversos motivos, estos casos se detectan precisamente con el análisis de estas fichas. El docente hará los esfuerzos necesarios (tanto como el alumno) para llegar a un examen final con una buena calidad. Pero si el docente decide que el alumno no está preparado para rendir el examen final, es deber de éste informarle al alumno que, por su bien, debe recursar la materia. Y la ficha de seguimiento del alumno ayuda al docente a justificar su decisión ya que allí se asientan todos los movimientos registrados.

Pensando los márgenes 

• El docente tutor no debería ocuparse de los trámites administrativos de cada caso en particular. Para que su trabajo de corrección no se vea perjudicado. 

• Problemas particulares de los alumnos con sus docentes originales ya no son parte de este espacio. Sino que, en el momento que el alumno decide entrar en este programa, se deben respetar las decisiones del nuevo docente. 

• Posibles problemas que puedan surgir, el docente tiene la libertad de llevarlo al espacio de reflexión para discutirlo con sus pares y directivos, para obtener la mejor solución.

Período de prueba: Exámenes de octubre 

Se acercan los exámenes de octubre y aquí no sólo se evaluarán a los alumnos sino también a los docentes que son parte de este proyecto, tanto como al proyecto mismo. 

Por supuesto que se encontrarán cosas para mejorar e ir evolucionando. Pero lo importante aquí es tomar nota de todas las cosas que vayan surgiendo para luego ponerlas en práctica e ir mejorando las actividades del grupo. 

Para quienes piensen que ésta es una salida fácil para alumnos que han quedado rezagados, cabe aclarar que el trabajo que se plantea es de un fuerte compromiso con la calidad docente al momento de evaluar y que se pondrá en juego en este momento de final. Y ésta calidad se espera tanto de los alumnos como de los docentes que ponen su nombre, su trabajo y apuestan por el futuro de este espacio. 

Hay una gran expectativa por ver los resultados, que se auspician positivos.


Nuevo espacio de tutorías fue publicado de la página 189 a página191 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXI

ver detalle e índice del libro