1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXII >
  4. Ensayos sobre la Imagen: reflexiones sobre el trabajo de lectura y selección de los textos producidos por los alumnos

Ensayos sobre la Imagen: reflexiones sobre el trabajo de lectura y selección de los textos producidos por los alumnos

Maldonado, Leonardo; Sepich, Julieta [ver currículum del autor, docente de la Facultad de Diseño y Comunicación]

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXII

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXII

ISSN: 1668-1673

XVII Jornadas de Reflexión Académica en Diseño y Comunicación 2009.

Año X, Vol. 12, Agosto 2009, Buenos Aires, Argentina. | 203 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

A partir de la experiencia como responsables de las dos últimas ediciones de Ensayos sobre la Imagen, publicación que se enmarca dentro de la línea Cuadernos de Creación y Producción de la Facultad de Diseño y Comunicación, arribamos a una serie de reflexiones que nos interesa compartir tanto con los colegas, con los que coincidimos en la labor aúlica, como con los estudiantes que son los que generan, a partir de su proceso de aprendizaje, los textos que esta publicación recoge.

El gran volumen de ensayos que recibimos (para el próximo Cuaderno, sobre el que ya estamos trabajando, el número asciende a 250 escritos) nos enfrenta a cuatro importantes desafíos:

• La lectura minuciosa y cuidadosa de los textos; 

• Una primera selección de los escritos que consideramos poseen una mirada personal y creativa sobre el tema elegido; 

• La organización de los ensayos en ejes temáticos. 

• La edición de los textos: corrección de la ortografía, la puntuación, la coherencia y la cohesión. 

Cuatro procesos que demandan paciencia, aplicación, creatividad y honestidad intelectual; procesos que se retroalimentan y que nos obligan a leer y releer los trabajos siempre una vez más; lecturas que nos enriquecen por sus variedades temáticas, producto sin duda de la diversidad de asignaturas convocadas y por la heterogenidad cultural de los estudiantes de la Universidad. 

Más allá de ciertos problemas de forma y de contenido, creemos que son tres los problemas que en general presentan los escritos: 

• La falta de espesor ensayístico. La mayoría de los escritos se asemejan más bien a trabajos monográficos en los que se revela la ausencia de una idea o concepto que recorra o “lea” el corpus elegido. Es el esquema del TP o la breve monografía el que se impone. Pareciera que la preocupación de los alumnos estuviera centrada en la correcta u óptima aplicación de determinados conceptos teóricos al objeto de estudio en detrimento del planteo de un modo de lectura sobre el corpus. El ensayo académico es un tipo de texto que requiere –y se fundamenta en– una hipótesis de lectura original y creativa, o polémica, respecto de un tema. (Para más información, leer “La importancia de la reescritura en las producciones de los alumnos”, por Leonardo Maldonado, en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Año IX, volumen 10, agosto 2008, Universidad de Palermo, págs. 33-35); 

• La gran cantidad de datos biográficos del artista involucrado. Si bien entendemos que el vínculo vida y obra es indisociable –y en muchos casos determinante, fundante– consideramos que este tipo de información, por lo general, no aporta una mirada personal sobre el tema que se aborda. Fechas de nacimiento y muerte, becas y premios ganados, amistades y enemistades construidas, anécdotas simpáticas y traumáticas se suceden y se mezclan con el análisis de la obra propiamente dicha, que queda opacado por este cúmulo de informaciones que bien el lector podría obtener en otros medios de consulta, como en una enciclopedia o en internet; 

• En clara relación con el ítem anterior, la gran cantidad de información transcripta de distintas páginas web sin ningún tipo de mediación intelectual o creativa. El recurso del copy-paste se revela de modo inmediato por varias razones: repetición de información; cambio de estilo; problemas de tonalidad; etc. Y decimos que este problema está fuertemente vinculado con el anterior porque los datos biográficos, en general, están dispuestos del mismo modo en que figuran en los sitios de internet. Como responsables de la edición, chequeamos este material y descartamos este tipo de escritos. Creemos que, en caso de que los datos biográficos fuesen necesarios para la comprensión de la obra, el alumno debería realizar un relato de esos datos: configurarlos, ordenarlos y organizarlos de modo tal que adquieran coherencia, consistencia y no diluyan o confundan la lectura del análisis propiamente dicho. 

Esperamos que las sugerencias y recomendaciones que a continuación punteamos y detallamos, estimulen tanto a los profesores como a los alumnos para, en el primer caso, brindar el apoyo y el seguimiento del escrito, y en el segundo, la realización de trabajos de calidad académica.

• Un ensayo de tipo académico requiere: 

a. Una clara delimitación del objeto de estudio; 

b. Una mirada original, personal y creativa sobre el aspecto de la realidad elegido para estudiar: la presentación de una idea, el planteo de una lectura; 

c. Un sólido análisis a partir de argumentaciones; 

d. Puede presentar una hipótesis; crear categorías teóricas de análisis; problematizar determinados aspectos del objeto a estudiar; recorrer el corpus y analizarlo a partir de una categoría de estudio propia o de algún autor visto en la cursada. 

• El escrito debe ser un ensayo, no una monografía. Por lo tanto no debe tener características de trabajo práctico o texto monográfico. 

• El ensayo es de carácter individual, no grupal. 

• Redactar un abstract de no más de 12 renglones que resuma, de alguna manera, las principales cuestiones que aborda el trabajo. Presentarlo antes del ensayo. 

• Titular el ensayo. Recomendable: redactar un subtítulo. 

• Dividir al ensayo en parágrafos o partes encabezados por un subtítulo que sea representativo del contenido de esa parte. • Evitar las extensas biografías de los autores de las obras. No se pide un ensayo de corte biográfico. Sin embargo, de ser necesario, puede contener un breve resumen de los datos biográficos relevantes en relación con lo que se analiza. 

• Debe utilizarse un registro académico, formal. Por lo tanto deben evitarse expresiones típicas del registro oral e informal. No usar frases como: a “mi entender”; “me parece”; “digamos que”; “obviamente”; etc. 

• No utilizar la palabra “Conclusiones” para cerrar el ensayo; esto es propio de las monografías. 

• Presentar Bibliografía, ordenada siempre alfabéticamente. Dividir en Bibliografía y Recursos Electrónicos (aquí deben consignarse los sitios web consultados). 

• Usar el régimen de citas de acuerdo con las normas APA (documento disponible en la Biblioteca de la Facultad). 

• Reelaborar los contenidos extraídos de internet o citar textualmente a sus autores en caso de ser transcriptos sin ningún tipo de reelaboración. No utilizar el recurso de copy-paste directo; esta operación se nota claramente ya que el texto cambia de estilo y/o tono, y muchas veces incurre en incongruencias. 

• No acumular citas de autores. Reapropiarse de los conceptos teóricos y reelaborarlos en función del objeto de estudio. 

• El ensayo supone la utilización de secuencias textuales expositivo-explicativas y argumentativas, y no narrativas y descriptivas. 

• Una vez escrito el texto, releerlo con el objeto de revisar contenidos y ortografía. La instancia de la revisión es fundamental en el proceso de escritura de un texto académico. Cuidar la ortografía y la puntuación. Observar las reglas de concordancia y de cohesión textual. 

• Marcar el uso del metalenguaje con bastardilla: títulos de películas, nombres de obras literarias, teatrales, pictóricas. Ej.: “En el filme Casablanca se puede apreciar que…”. En el caso de los filmes, colocar entre paréntesis el nombre del director y el año de realización. Ej.: Manderlay (Lars von Trier, 2005). 

• Presentar los datos personales de modo completo en la carátula solicitada: 

a- nombre y apellido; b- materia; c- nombre del docente; d- carrera; e- fecha de cursada y fecha de entrega del ensayo; y f- dirección de correo electrónico. 

• Se recomienda determinar al menos tres instancias de revisión y corrección de los ensayos. Se sugiere se realicen durante el período de evaluación (las dos últimas semanas de cada cuatrimestre). 

• Se sugiere el intercambio entre docente y alumno en relación con las sugerencias y recomendaciones de esta guía. 

• Se recomienda la consulta por parte de docentes y alumnos a los coordinadores de la publicación respecto de dudas, sugerencias y otras cuestiones (metodológicas o formales) que surjan de la lectura de esta guía.

Vocabulario relacionado al artículo:

ensayo . imagen . lectura .

Ensayos sobre la Imagen: reflexiones sobre el trabajo de lectura y selección de los textos producidos por los alumnos fue publicado de la página 61 a página62 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXII

ver detalle e índice del libro