1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXII >
  4. Como los alumnos pueden administrar su tiempo

Como los alumnos pueden administrar su tiempo

Rodríguez, Jorge [ver currículum del autor, docente de la Facultad de Diseño y Comunicación]

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXII

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXII

ISSN: 1668-1673

XVII Jornadas de Reflexión Académica en Diseño y Comunicación 2009.

Año X, Vol. 12, Agosto 2009, Buenos Aires, Argentina. | 203 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

El alumno pasa mucho tiempo sin saber cómo administrarlo. En primer lugar, es muy común su falta de racionalidad sobre las tareas que desempeña cada día, y en segundo lugar, el espacio de tiempo que aplica a cada una de estas tareas.

Es necesario realizar un ejercicio de confrontación sobre esta problemática en los inicios de su carrera universitaria. Para ello es consecuente pedirle al alumno una descripción de las tareas que desarrolla y el tiempo que le ocupan, desde que se despierta, hasta que se acuesta, teniendo en cuenta dos o tres días laborables y alguno feriado. Es sorprendente para ellos tomar consciencia de lo que tardan en sus tareas rutinarias, como el aseo personal, el comer o ver televisión, como en las extraordinarias, ir a un médico, ir de visita a lo de sus abuelos o un evento deportivo. En este primer paso toman contacto, conscientemente, con lo que hacen cada día; se sorprenden al darse cuenta lo poco o lo mucho que le dedican a ciertas tareas, inmediatamente esto los ayuda a calificar sobre qué es lo más y lo menos importante; y a diferencias aquellas tareas que requieren una urgencia determinante, como las que pueden esperar.

La información a priori es riquísima en el modelo que pretende ser con el que realmente es; en esta situación hay un replanteo de actividades y tiempos dedicados a las mismas. Es el momento de tomar una responsabilidad de estudio consecuente con una formación universitaria, es el momento de medir los costos de inversión de la carrera con la dedicación a la misma y los resultados esperados.

A partir de este ejercicio surge un común denominador; horas de gimnasio, messenger, televisión, pre-boliche, shopping y otras actividades con una carga horaria muy significativa, que tenemos la obligación, como formadores, de confrontarlas con el deber al inicio de la carrera universitaria. El proceso de “desescolarización” para lograr el nuevo perfil es cada vez más complicado en la joven personalidad y el grado de madurez de los alumnos, y genera un natural desgaste en los docentes debido a incumplimientos en los trabajos prácticos, impresiones de último momento, correcciones reiteradas del mismo tema, etc. Es por eso que el ejercicio de administración de tiempos, es un referente utilizable en todo momento para la concientización del estudiante y del docente, siempre es momento oportuno de repasar y confrontar lo más o menos urgente y lo más o menos importante. El ejercicio de administración de tiempos nos brinda otros resultados interesantes que nos hacen reflexionar sobre otras cosas. Por ejemplo, es de notorio conocimiento que mucho del alumnado de la UP vive en Gran Buenos Aires; si tomamos el caso de un estudiante que tiene un promedio de dos horas de viaje para llegar a la universidad, es obvio que tiene otras dos horas y un poco mas para volver, esto equivale a 4 horas por día de viaje, suponemos que cursa 5 días a la semana es un total 20 horas, por mes 100 horas y por un cuatrimestre 400 horas. Es decir que en un período de clases este estudiante que vive a más de 60 km. de distancia pierde casi 17 días con sus 17 noches viajando. Bajo las condiciones actuales del transporte público, es imposible pretender utilizar productivamente ese tiempo en algo más que viajar, eso nos da como resultado en el mediano plazo, un importante porcentaje de deserción por este tema. Una solución es incentivar al alumno a que se mude cerca de su facultad y otra mejor sería generar un proyecto edilicio a través de la Universidad de Palermo donde se puedan albergar los estudiantes que califican en este tema, y también que tenemos que tener en cuenta a la gran cantidad de extranjeros que concurren a esta universidad. En las zonas aledañas al edificio de la UP sede Jean Jaurès, se puede ver una alta concentración de casas viejas que podrían ser terrenos óptimos para edificar dado el FOT (factor de ocupación total) correspondiente a la zona; si bien esto requiere una fuerte inversión, no cabe duda que sería altamente amortizable en un período no mayor a 7 años y no sólo se trata de un rédito económico, sino que también se manifestará en eficiencia y eficacia sobre los alumnos. Es injusto aceptar un estudiante que en el transcurso de un cuatrimestre se perderá 17 días viajando, creo que la necesidad habitacional del estudiante se debe considerar como una prioridad ante el potencial crecimiento de nuestra universidad.

Por último, después de tres años de hacer este experimento con el correspondiente ejercicio, otro tema a resaltar, es el de los hábitos. Retomando el tema de “la desescolarización”, debemos considerar una introducción a la vida universitaria para los alumnos ingresantes, con los valores que pretendemos de nuestros futuros egresados. Tenemos que hacer hincapié en una buena alimentación y en normas de convivencia elementales que hacen a nuestro ámbito. Los hábitos y las costumbres a veces dan por sentado atributos mínimos del ingresante. Lamentablemente, es notoria la falta de los mismos; tenemos la necesidad de establecer un perfil del estudiante de la Universidad de Palermo; es la imagen que “venderá” nuestras facultades indoor y outdoor.

Vocabulario relacionado al artículo:

administración . conocimiento . información . tiempo .

Como los alumnos pueden administrar su tiempo fue publicado de la página 87 a página88 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXII

ver detalle e índice del libro