1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXII >
  4. Artista y práctica profesional. La importancia de la articulación entre la formación superior y el ejercicio profesional

Artista y práctica profesional. La importancia de la articulación entre la formación superior y el ejercicio profesional

Serna, María Alcira

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXII

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXII

ISSN: 1668-1673

XVII Jornadas de Reflexión Académica en Diseño y Comunicación 2009.

Año X, Vol. 12, Agosto 2009, Buenos Aires, Argentina. | 203 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

El artista es quien por medio del ejercicio de su profesión transmite desde un espejo personal y único su modo de ver y sentir el mundo a su comunidad. Así se expresa, traspasando su propia piel, como vocero de la sociedad, siendo referente de su época y manifestando por medio de una estética a su propio tiempo. Se encarna en otros seres para hablarles de su historia, contexto y realidad, Para ello aborda formas conocidas e inusuales, nuevas y consagradas. En las últimas décadas el arte ha borrado los límites de las artes mixtificando, uniendo y mezclando, produciendo que el espectador en muchos casos que se pregunte ¿es teatro o plástica? ¿Cine, teatro, o ambas? Este contexto actual, hace necesario que los centros de formación artística se vean en la necesidad de trabajar desde la producción y en contacto con el quehacer propiamente dicho. 

La Facultad de Diseño y Comunicación de la Universidad de Palermo, desde hace cuatro años ya, ofrece tres carreras en el ámbito teatral y se caracteriza por ser una de las Universidades que más propuestas de extensión realiza para sus estudiantes y la comunidad en general. Dentro de esta tendencia, en la Facultad de DyC, el área del Espectáculo ha encontrado un espacio para la reflexión y el vínculo con los hacedores desconocido hasta el momento. Comenzó, hace varios años ya, con la realización el Ciclo Diseño y Comunicación en las Artes del Espectáculo, charlas con prestigiosos artistas que comparten sus experiencias. Luego se sumaron los Seminarios Escena Creativa y por último las Jornadas 5 Días de Teatro y Espectáculo, estas organizadas por alumnos becarios de las carreras de Diseño de espectáculos. 
Nos parece pertinente luego de estos años de experiencia y esta variedad de opciones reflexionar sobre la importancia de este vínculo creado entre el hacedor y el futuro profesional.

La formación superior en el arte espectacular 
La educación superior, forma expertos que desde el conocimiento y la excelencia pueden insertarse y desarrollarse en el medio profesional. En algunas ocasiones esta formación suele separarse de la práctica profesional, quedando netamente en el plano teórico. Cuando esto sucede el estudiante recién recibido se encuentra con una realidad de producción diferente a lo que él ha aprendido produciéndose un choque entre la realidad del medio y los conocimientos aprendidos. Por lo que comúnmente tiene que pasar por una dura adaptación, que en algunos casos puede costarle el trabajo. Conociendo esta realidad, la Universidad de Palermo en general y la Facultad de Diseño y Comunicación. En particular, se ha preocupado por resolver esta encrucijada a través de diversos caminos que acerquen al estudiante a la práctica profesional. 
En la Educación Artística a esta realidad se suma la corta historia de formación institucionalizada, comparado con otros quehaceres humanos. En el área espectacular específicamente, si bien nuestro país se caracteriza por contar con una educación artístico-teatral sistemática de las primeras en Latinoamérica, no tiene la historia de otras profesiones como la danza o la plástica. El arte teatral es muy nuevo en la instancia educativa superior, y mucho más aún la enseñanza en el campo de la Dirección Teatral, la Escenografía y el Vestuario. Hasta hace muy poco, estos artistas se formaban en escuelas terciarias, y en muchos casos en otras carreras como actor o docente. Otros, en talleres con prestigiosos profesionales, o directamente por medio de la práctica profesional. Son pocos los que han accedido a la universidad, siempre dependiendo del lugar del país donde viven o de la generación a la que pertenecen. En los últimos años las jóvenes generaciones han podido acceder a una formación superior dada la nueva apertura de carreras en esta área y cuenta con una variedad mayor de opciones. 
Al ser tan nuevas estas carreras, queda seguramente mucho camino por transitar, así como también es necesaria la reflexión sobre las necesidades, posibilidades y problemáticas que constituyen la formación en el área. Pero como dijimos anteriormente nos interesa reflexionar en este escrito, sobre las nuevas formas que ha encontrado la Facultad de Diseño y Comunicación para poder trabajar sobre la articulación entre la teoría necesaria, la formación práctica para el futuro profesional y la relación con el campo laboral. Porque hemos visto en el resto del campo de la formación superior muchas de las carreras de formación artística no logran, aún, aunar la teoría con la práctica formando profesionales que poseen mucho conocimiento pero que carecen de nociones que se relacionan con la realidad del quehacer. Justamente, teniendo en cuenta este contexto y dentro de esta búsqueda es que la Facultad ha creado diversas modalidades que buscan acercar la práctica profesional con la formación.

El caso: 5 Días de Teatro y Espectáculo 
Para el análisis de este tema nos centraremos en el caso puntual de las jornadas 5 días de Teatro y Espectáculo. Sin por ello dejar de tener en cuenta que en el área se desarrollan más actividades (mencionadas anteriormente) y que dicha actividad es parte de un proyecto institucional que se desarrolla en todas las áreas. Nos centramos en dichas jornadas ya que para el análisis necesitamos acotar el tema para realizar un planteo más detallado y profundo. Además por ser el área profesional al cual pertenecemos y por encontrar en la Facultad una concepción de formación en general que nos interesa explorar, desarrollar y reflexionar. 
Para comenzar con el desarrollo del caso, detallaremos brevemente las características de dichas jornadas. Están organizadas por un grupo de becarios de las carreras de Espectáculos que año a año han trabajado, desde su apretura en el 2006 para ir consolidándolas en el campo. Este objetivo se ha ido logrando edición tras edición contando hoy con un promedio de asistentes que rondan las quinientas personas. Se realizan dos veces al año: una en abril y otra en septiembre. Las temáticas que se abordan parten de lo que preocupa hoy a los hacedores del hecho espectacular y nuclean a prestigiosos profesionales que representan al arte, por su impronta, trayectoria y en muchos casos marcan tendencia. Se ha construido como lugar de convergencia de distintas disciplinas, posturas estéticas y perfiles profesionales. Se propone el estudio y reflexión sobre las nuevas tendencias, los temas clásicos, temas que nos abren nuevos caminos y preguntas. Así, son los propios expertos que transmiten sus experiencias y conocimientos (como ya se desarrolló en el trabajo realizado para las XV Jornadas de Reflexión Académica, Crear Jornadas: Quehacer comunicacional entre los profesionales y los alumnos). 
De esta forma el estudiante puede tener un contacto directo con los hacedores que hoy conforman el campo profesional y que conocen su metier. También puede conocer las problemáticas que transita el campo cultural, así como sus ventajas y dificultades. El artista trasmite la forma de crear, sus conocimientos, preocupaciones y búsquedas de manera directa y las comparte con las nuevas generaciones. Los estudiantes acceden a ellos de manera directa, teniendo un contacto con la realidad de las propias fuentes de creación o hacedores. Así el alumno los ve como referentes y guías pero también como ejemplos vivos de la realidad profesional vivenciando desde otro espacio el proceso de enseñanza-aprendizaje. Por otra parte, el alumno además toma contacto con las nuevas tendencias, la innovación en el campo teatral, no sólo desde el punto de vista del espectáculo sino también desde el campo arquitectónico, cultural en general y de todas las artes que conforman y constituyen este hecho artístico pudiendo ampliar sus conocimientos en el tema. También al ser Jornadas abiertas para los estudiantes y jóvenes profesionales del espectáculo, puede adquirir conocimientos sobre áreas que no necesariamente pertenecen de manera directa a su competencia profesional. Como por ejemplo: un estudiante de escenografía, puede aprender dirección teatral o vestuario o performance o interpretación actoral, etc. 
De esta forma, el estudiante se ve favorecido en su formación ya que al estar cursando una carrera cuenta con la teoría que la avala y que le va a brindar el conocimiento necesario para su futuro desarrollo y a su vez, con la lógica práctica que conlleva dicha formación. Pero también accede al contacto directo con las personalidades más destacadas del medio quienes trasmiten sus visiones del quehacer hoy, acercándolos a la práctica propiamente dicha, posicionándolos en la realidad y en las condiciones necesarias para su inserción en el mercado laboral, así como amplia sus conocimientos y aptitudes. 
Al tomar temáticas de las más disímiles el alumno asistente se enriquece ante esta libertad de tópicos. Puede ser testigo, participar y aprender sobre temas ya consagrados y estudiados como por ejemplo la “formación actoral”, nuevos como “fusión de lenguajes artísticos” o bien aquellos que no encuentran, aún, un lugar específico de reflexión y debate como el vestuario en “Cine y TV” o la “iluminación teatral”, entre otros. Esta pluralidad fortalece al alumno ya que brinda una capacitación directa con lo hacedores abarcando diferentes inquietudes de los jóvenes estudiantes del espectáculo. Así multiplican sus saberes académicos. 
Nos parece más que importante destacar esta articulación entre la formación y la práctica profesional ya que un estudiante conocedor del medio en el cuál se va a insertar tiene muchas más posibilidades de realizar un trabajo efectivo, coherente real para el medio. Compitiendo en el mercado laboral con mayores posibilidades y preparado para un mejor ejercicio profesional. Por otra parte, no podemos dejar de ver que en el ámbito artístico teatral, el campo laboral no es tan extenso ni tampoco tiene tantas posibilidades laborales, por lo cual un nuevo profesional capacitado y consciente de la realidad de su práctica, tendrá muchas más posibilidades de obtener un buen trabajo, de crecer profesionalmente y de tener una proyección profesional mucho más amplia. 
Un profesional que carece de esta experiencia, tendrá que realizar un nuevo aprendizaje en el campo profesional en el que se inserte. Aprendizaje que según nuestro criterio debe estar presente en la carrera de grado y no producirse como un “postgrado” en el ejercicio profesional propiamente dicho. 
Somos conscientes que hoy vivimos un momento de cambio donde todo se muestra inestable, borroso, sin claras fronteras. Concebimos al creador como quien produce lo nuevo y sobre todo construye espacios, representaciones y nuevas posibilidades de experiencia y vida para sus contemporáneos. Consideramos indispensable la existencia de ámbitos de reflexión y encuentro para la formación de los nuevos creativos. Sabemos que se vive una época de continua ruptura y gestación de nuevos paradigmas. Es por esto que consideramos que la formación artística necesita en la educación superior de esta articulación entre la teoría y la práctica concreta.

Vocabulario relacionado al artículo:

educación superior . formación profesional .

Artista y práctica profesional. La importancia de la articulación entre la formación superior y el ejercicio profesional fue publicado de la página 95 a página97 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXII

ver detalle e índice del libro