1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXII >
  4. Memorias 2003-2008 del Consejo Asesor

Memorias 2003-2008 del Consejo Asesor

Doldan, José María [ver currículum del autor, docente de la Facultad de Diseño y Comunicación]

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXII

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXII

ISSN: 1668-1673

XVII Jornadas de Reflexión Académica en Diseño y Comunicación 2009.

Año X, Vol. 12, Agosto 2009, Buenos Aires, Argentina. | 203 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Primera reflexión 

En este pequeño artículo, se pretende reflejar algunos aspectos destacables del papel desarrollado por el Consejo Asesor de la Facultad de Diseño y Comunicación, al cual pertenezco desde su creación en el año 2003 y tengo la suerte de llevar adelante sus actas y registros. 

En este nuevo camino que abre la Facultad hacia el rescate y registro de las memorias de lo actuado, me parece oportuno transparentar el accionar del Consejo Asesor, que por cautela y sobriedad siempre ha cultivado un bajo perfil, y por ende muchas veces pasa desapercibido, y otras tantas inadvertido. 

Fue durante el año 2003 en que se comienza a observar un notable incremento en la matriculación de alumnos, tanto nacionales como extranjeros, y este acrecentamiento en forma exponencial transformó drástica y súbitamente la escala de la Facultad. A este fenómeno habría que agregarle la creación de nuevas carreras, la incorporación de muchos docentes nuevos, la inauguración de nuevas sedes de estudio y el establecimiento de nuevas estructuras de control y gestión en la institución. 

 Es en este contexto que el Decano de la Facultad en el mes de julio de aquel año, decide generar este órgano consultivo para su asesoramiento, recomendaciones y consejo respecto a las grandes problemáticas de la Facultad. Pero además, solicita a este Consejo Asesor que colabore y sea participe de la planificación estratégica de la institución, con una mirada puesta en el horizonte, lejos del aquí y ahora y no involucrada en los problemas coyunturales, para poder así avizorar un futuro. Un espacio con mucha imaginación, con creatividad, desde el cual se puedan vislumbrar los años que vendrán. Desde muy temprano el Consejo Asesor se destacó por el caudal de propuestas elevadas al Decano para su consideración, por el espíritu innovador y creativo de las mismas y por la perseverancia en que todas estas propuestas apunten a la calidad educativa y a la excelencia académica. Tan es así, que podemos decir que a ninguna de las grandes “ideas fuerza” desarrolladas por la Facultad en los últimos tiempos, el Consejo Asesor es ajeno.

Características del Consejo 

El Consejo Asesor es un órgano consultivo exclusivo del Decano de la Facultad. 

Su conformación se evidencia en un cuerpo colegiado de entre cinco y siete miembros, según los años, todos docentes antiguos y hoy día en actividad en la institución. 

 Este cuerpo no tiene funciones de gestión. Sí tiene atribuciones de recomendación, asesoramiento y consejo hacia el Decano, habiéndose configurado en un espacio de reflexión, deliberación y análisis para la conformación de una visión prospectiva de la Facultad, a mediano y largo tiempo. 

Este cuerpo colegiado genera de por sí, la participación efectiva del cuerpo de profesores en los organismos superiores de conducción, con el fin de la colaboración, asistencia y asesoramiento en el diseño de las políticas universitarias a largo plazo. También genera planes de desarrollo a futuro, resignificándose así el rol de los docentes al otorgarles un lugar preponderante en la estructura de planificación de la Facultad.

Su accionar 

El Consejo Asesor equivale a un equipo de representación multidisciplinar, que aboga por la integración de todos los departamentos y carreras, tutela el desarrollo estratégico de la Facultad y es en definitiva, una proyección directa del estamento docente en la conducción de la institución. 

Como observador participante, el Consejo aporta una mirada involucrada en las problemáticas nucleares de la Facultad. De allí la importancia que cobra la carrera docente, y su correlato inmediato que es la presencia docente como órgano consultor de la conducción de la institución. 

El Consejo Asesor tiene la importante tarea de proponer y sugerir el desarrollo de ideas que hagan a la construcción de las grandes áreas del conocimiento de la Institución. A estas áreas se irán sumando gradualmente las estructuras de investigación de la institución, donde no solamente se reproduzcan conocimientos, sino que se los produzca, es decir, se genere un saber propio, singular y característico. 

La creación del Consejo Asesor a mediados del año 2003 ayudó a conjugar armónicamente la gestión de conducción con los aspectos puramente académicos, y realizó un aporte importante al incrementar el grado de entendimiento entre los estamentos que configuran la comunidad académica de la Facultad.

Diálogos académicos del Consejo Asesor 

En el año 2007, después de haber cumplido los cuatro años desde su creación, el Consejo Asesor de la Facultad de Diseño y Comunicación ha comenzado a llevar adelante una estrategia consistente en convocar a docentes significativos, o por su antigüedad en la institución, o por su desarrollo profesional o por su aporte innovador y creativo a las asignaturas que dictan. 

La idea que anima la convocatoria es involucrar a profesores de distintas áreas para delinear el planeamiento estratégico de su área específica, y que contribuyan a delinear el de la institución toda. Los docentes son convocados para exponer sus puntos de vista y reportarán ante el Consejo Asesor con un documento escrito referido a la problemática específica para la que fueron convocados. Hasta la fecha fueron convocados los siguientes profesores: Victoria Bartolomei, Gustavo Lento Navarro, Pedro Reissig, María Elena Onofre, Mara Steiner y Roberto Céspedes. 

El Consejo Asesor de la Facultad de Diseño y Comunicación está conformado hoy día por cinco Profesores Consejeros, que son: Débora Irina Belmes, José María Doldan, Claudia Preci, Fernando Luis Rolando y Gustavo Valdés de León. 

El Consejo Asesor es un espacio atento al mejoramiento continuo de los niveles de calidad académica, a la equidad en el funcionamiento de la institución, a la eficacia de sus operaciones y a responder a las demandas de todos los actores que conforman la Facultad de Diseño y Comunicación. Hasta la fecha ha generado una serie de importantes acciones que es pertinente destacar. A continuación se detallarán a manera de rendición de cuentas, las acciones llevadas adelante por el Consejo Asesor en los cinco años y medio que tiene de funcionamiento:

Reconocimiento a profesores 

Desde el Consejo Asesor se propuso al Decano la realización de un acto anual de reconocimiento a los profesores que cumplen 10 años o más de docencia no interrumpida en la Facultad. Cabe aclarar aquí que este acto fue siempre muy bien recepcionado por el cuerpo de profesores, teniendo siempre una respuesta a la convocatoria, que consideramos plena. 

En el mes de diciembre de 2004 se realizó por primera vez y desde entonces nunca se ha dejado de efectuar anualmente. El Consejo Asesor piensa que no solo el tiempo transcurrido en la institución es lo valioso para el reconocimiento de un docente, sino que ausculta el carácter de la tarea realizada por los profesores pioneros, los que no solo transmitieron conocimientos, sino que generaron un conocimiento propio de la institución. 

Este hecho, de los aportes particulares y característicos, permitió forjar un verdadero estilo pedagógico propio, singular y exclusivo de la Facultad de Diseño y Comunicación (ver nota en DC, diciembre de 2004). El Consejo Asesor ha propuesto al Decano que este reconocimiento sea extendido también a publicación de libros, premios especiales, realización de filmes, otros productos de las actividades específicas de los profesores o a aquellos docentes que por alguna acción especial lo ameriten.  

Programa de vínculos internacionales 

La Facultad de Diseño y Comunicación comenzó a crear vínculos internacionales con universidades amigas desde muy temprano, en el año 1996. Pero fue en el año 2003, y de acuerdo a lo recomendado por el Consejo Asesor, que la Facultad puso en marcha un Programa especial y sostenido de Vínculos Internacionales, poniendo foco fundamentalmente en las relaciones con universidades Latinoamericanas. 

En el mes de noviembre de 2005 se realizó en nuestra Facultad un pequeño Encuentro Académico de Instituciones de Enseñanza del Diseño del Cono Sur, consistente en un curso de Diseño de Interiores dictado por ocho profesores de la casa, y al que asistieron alumnos y docentes de tres instituciones amigas latinoamericanas. Este curso piloto, fue indudablemente la base experimental de otros que los siguieron con la misma efectividad y calidad. 

A la fecha la Facultad lleva firmados veintidós convenios de intercambio con universidades del exterior, son ya ciento sesenta las instituciones adheridas al Foro de Escuelas de Diseño y se reciben alumnos de todas partes del mundo. 

Por otro lado, el Consejo Asesor recomendó al Decano de la Facultad la creación y fomento de un área específica y estable de Vínculos Internacionales, con la designación de un responsable del área. 

Los proyectos experimentales de innovación y creación 

El Consejo Asesor propuso al Decano de la Facultad en el año 2004 la creación de un espacio académico con características especiales. Este nuevo espacio estaría destinado a la innovación, al arrojo proyectual, a la creación experimental y a investigar sobre temas de diseño que no frecuentemente abordan las asignaturas tradicionales. Estos espacios académicos se llevan adelante en la Sede Jean Jaurès de la Facultad, y consisten en talleres destinados a rastrear todo ese conocimiento que aparece antes en la sociedad que en la universidad. Son verdaderos observatorios urbanos donde se pesquisan las últimas expresiones formales y comunicacionales de la sociedad. Estas novedades comunicacionales espontáneas se exploran, rastrean y persiguen en el escenario urbano, luego son expuestas a un profundo análisis académico, que evalúa los méritos que poseen, para luego definir si estos conocimientos pueden ingresar, o no, en las currículas de algunas asignaturas. 

La esencia última de estos Proyectos Experimentales de Innovación es transformar un conocimiento espontáneo, en conocimiento académico, es decir, es transformar el conocimiento informal, en conocimiento formal. Pero además, más allá del valor de experimentar en diseño, estos Proyectos Experimentales son unidades piloto donde se registra y experimenta en investigación empírica y en investigación exploratoria. 

La continuidad y aceptación del Programa se verifica en el cumplimiento de varios ciclos consecutivos, en el interés que despierta en el cuerpo docente la convocatoria al Programa de Proyectos Experimentales y la alta afluencia de alumnos, que obtienen un crédito para sus carreras ya que los pueden cursar equivaliendo a materias electivas.

Ya han pasado por este programa numerosos docentes de la Facultad, entre los que contamos a Susana Crosa, Carlos Fernández, Lorena González, Elsa Pesce, Sami Abadí, Ximena González Elicabe y Diego Pérez Lozano.

Generación de un instructivo para proyectos 

Teniendo como base a los Proyectos Experimentales, pero luego apuntando a lo macro, se le presentó al Decano de la Facultad una guía o instructivo para la presentación de diferentes proyectos en la Facultad. 

Si bien en primera instancia estaba destinado solamente a los Proyectos Experimentales, se vio factible la implementación de este instructivo en la presentación de todos y cualquier otro proyecto. Esta guía o instructivo tiende a homogeneizar las propuestas a fin de poder ser evaluadas y comparadas con equidad. 

Se generó también una guía para la instancia de evaluación y selección de los proyectos, las formas de puesta en marcha, la regulación del funcionamiento y el constante monitoreo de los mismos y la alerta para las rectificaciones. También se propuso un seguimiento riguroso basado en el camino crítico de las propuestas seleccionadas. 

Encuentro Latinoamericano de Diseño 

A fines del año 2004 el Consejo Asesor propuso al Decano de la Facultad la realización de un encuentro internacional con carácter regional, a realizarse por primera vez para julio de 2006, donde la Institución pueda mostrar a la comunidad su amplia producción, acumulada ya por varios años. Este encuentro integraría a todas las áreas de la Facultad, en un gran evento con exhibiciones, desfiles de moda, proyecciones, cursos cortos, concursos, conferencias, etc., más la convocatoria a figuras consulares por cada área del conocimiento. 

La idea básica fue que este encuentro profundizaría la inserción de la imagen de la Universidad de Palermo en el medio. Visto el éxito obtenido y la cantidad de inscriptos en el primer ciclo del año 2006, este encuentro se repitió en los años 2007 y 2008, y en el año 2009 se ha propuesto convertirlo en un Congreso de Diseño Latinoamericano. 

 Vistas las repercusiones obtenidas por este encuentro, el Consejo Asesor recomendó al Decano la creación, dentro mismo del Encuentro Latinoamericano, de un Foro de Escuelas Latinoamericanas de Diseño, con el cometido de generar vínculos académicos sólidos entre los docentes latinoamericanos del área, generando intercambio de bibliografías, de experiencias y fundamentalmente creando un espacio de reflexión a nivel regional, inexistente hasta ese momento. 

Política institucional de investigación 

El crecimiento de la población estudiantil es un parámetro de la imagen externa de la institución y la proyección Latinoamericana de nuestra casa de estudios, donde la investigación juega un rol preponderante en esta imagen. 

Si bien dentro de la Facultad se comenzaron a hacer trabajos de investigación desde el año 1992, una preocupación constante del Consejo Asesor desde sus primeros días de creación en el año 2003, fue dar estímulo y fomento de esta actividad académica, lejos de la dispersión existente hasta ese momento, o la anomia. 

Es por eso que se elevó al Decano la propuesta de que la Facultad se dicte a sí misma, una política unitaria de investigación, que generaría grandes vías (o avenidas) del conocimiento, donde deberían integrarse e incluirse las investigaciones de todas las áreas de la Institución que abordan esta problemática. 

Esta política abarcaría todos los espacios donde se desarrolla esta disciplina: en la Materia Introducción a la Investigación, en las asignaturas finales de las Licenciaturas, en las Especializaciones de carreras, en asignaturas que incluyan investigación, en los Proyectos Experimentales, en el Programa de Asistentes Académicos, en el Programa de Capacitación Docente y en la Maestría en Diseño. Incluso se pensó que el acopio de éste material podría incluir investigaciones particulares de docentes y/o alumnos, que se avengan a la temática propuesta y que su valor lo amerite. 

El Consejo Asesor preparó en su momento, un cronograma a llevar adelante, que incluye rondas de consulta a los docentes especializados en esta materia.

Vínculos con la comunidad 

Un tema siempre presente en la Facultad de Diseño y Comunicación es el de los vínculos con la comunidad, materializados en asistencia y apoyo. Valga por ejemplo el “Proyecto de Asistencia a Comunas”, con propuestas ordenadoras de la circulación en el escenario urbano, desarrolladas para las comunas de Alberti y de Pilar. Pero es el Consejo Asesor en el año 2003 que recomienda al Decano la creación de una estructura estable de vínculos entre la Universidad y la Comunidad. Se reflexionó en su momento sobre las posibilidades concretas de un vínculo fuerte y sostenido con la comunidad, basado en el rol social que debe cumplir la Educación Superior. 

También se han tratado los vínculos con otras instituciones, tanto empresariales, como ONG, culturales y barriales: por ejemplo las desarrolladas para la Fundación Oncológica Infantil Nataly Dafne Flexer, el aporte de un sistema señalético para Hospital Municipal Dr. Cosme Argerich en el barrio de La Boca y la asociación acadé- mica con la Universidad Austral para unir en proyectos concretos las carreras de Diseño Industrial con Ingeniería Industrial. Se efectuaron propuestas concretas para vinculaciones con otras instituciones de Bien Público y se propuso la creación de una “Cátedra Solidaria”, donde se canalicen todos los trabajos de este tipo, ya existentes desde hace varios años en la Facultad.

Programa de transferencia de tecnologías 

En el insoslayable tema de las nuevas tecnologías y su aplicación al Diseño, se recomendó al Decano desde el Consejo Asesor la propuesta de transformar a la Facultad en un centro proporcionador de recursos académicos a universidades e instituciones del exterior. 

La oferta concreta de la Facultad consistiría en programas especiales de enseñanza, asesoramiento docente, cursos y seminarios especiales, visita de docentes, visita de alumnos para cursos a medida. Esta propuesta involucraría a todo el cuerpo docente en tareas novedosas y gratificantes, y requeriría un espacio especial en el website de la institución con los antecedentes de los profesores, desempeño profesional y producciones personales, y los programas o seminarios que eventualmente podría dictar, en cátedras o en cursos especiales de extensión. Esta iniciativa se puso en marcha con efectividad ya desde 1996 con la Universidad ORT de Montevideo, Uruguay, y fue hasta el día de hoy en una escala creciente, teniendo en la actualidad la Facultad un programa concreto de cursos a pedido, ya en pleno desarrollo.

Hasta el momento se han llevado adelante acciones del programa con instituciones de Chile, Brazil, Uruguay, Perú, Colombia, Ecuador, Méjico y Puerto Rico.

Política de posicionamiento externo de la Facultad 

El crecimiento de la imagen externa de la institución y la proyección Latinoamericana fue y es una preocupación constante del Consejo Asesor. Se elevó al Decano una propuesta de proyecto sobre el posicionamiento externo de la Facultad, siendo la estructura posibilitante las capacidades existentes en la institución dentro del contexto audiovisual. La misma consiste en la articulación entre la política de posicionamiento externo y las carreras de cine, TV, diseño gráfico, etc. También se reflexionó sobre la proyección de la Universidad frente a la Sociedad, apoyándose en el rol social de la Educación Superior, Siguiendo los lineamientos de este programa, es digno destacar la participación y liderazgo alcanzados por la Facultad en su participación en el grupo “Buenos Aires Ciudad del Diseño 2005-2010” distinción otorgada por la UNESCO y que es llevado adelante hasta la fecha. La Facultad fue generadora en su propia sede del primer encuentro de dicho foro, al que convocó a todas las instituciones educacionales abocadas al Diseño de la Ciudad de Buenos Aires (ver Info 39 de abril 2007)

La calidad educativa 

El Consejo Asesor trata con el Decano de la Facultad en todas las reuniones del Consejo, y en otras distintas instancias de encuentro, el tema de la calidad educativa para la institución. Siempre se pensó en efectuar el análisis, evaluación y aplicación de los indicadores de calidad basados en estándares internacionales, que incluyan, no solo las carreras en sí mismas, sino también a la formación docente, las titulaciones, la calidad del producto emitido por la Institución y la validez interna y externa del mismo. 

En este mismo orden de cosas, se propuso al Decano de la Facultad la creación de Consejos Asesores por áreas, compuestos por profesores significativos y con reconocimiento entre sus pares. La idea propuesta es que estos Consejos por Áreas desarrollen el planeamiento estratégico de las disciplinas específicas y sean constantes referentes ante las problemáticas que se suscitan en las diferentes áreas. 

El Consejo Asesor Académico entiende que esta propuesta hace a la calidad educativa de la institución, no solo en los niveles de rendimiento, sino para que se puedan evaluar las currículas de las carreras, el equipamiento docente, la calidad de los productos emitidos por la institución y la validez externa de dichos productos por medio de expertos en el área. Se dejó muy en claro que esta propuesta elevada al Decano, no auspicia la creación de un nuevo grupo coordinador de gestión, sino por el contrario, que este cuerpo cumpliría solamente funciones de consulta y asesoramiento por cada área específica a la que representan, con la mirada exacta y ajustada del especialista (ver Info 40 de mayo 2007). 

También, en orden a la calidad docente, le compete al Consejo Asesor la responsabilidad de seleccionar para las invitaciones que llegan del exterior, los profesores de la casa que se consideran los más calificados y responsables para cumplimentar esa tarea con éxito. 

En otro orden de cosas, y atento a la satisfacción de todos los estamentos, el Consejo Asesor le propuso al Decano que considere la posibilidad de remunerar las Tareas Académicas de Corrección, el otorgamiento de los premios semestrales de Evaluación de Desempeño (ver Info 33 de septiembre 2006) y también, que sean remunerados los Open-DC que se dictan en abril y octubre de cada año (ver Info 34 de octubre 2006).

Jerarquización académica 

Desde agosto del año 2004 el Consejo Asesor viene trabajando en un tema que considera clave, que es la Jerarquización Académica del cuerpo docente de la Facultad y el posicionamiento de esta estructura en un diagrama u organigrama académico. 

Si bien el Consejo Asesor aún no ha llegado a una conclusión y propuesta final, sigue analizando el tema y aportó importantes ideas en general, y en forma personalizada se expresó cada uno de los Profesores Consejeros, sobre las posibles formas de su implementación de esta nueva estructura. Se pensó y generó en una grilla paramétrica que contemplaría en la jerarquización docente los siguientes ítems: la antigüedad en general, la antigüedad en la casa, la titulación, la producción académica, la actividad profesional, las publicaciones, los trabajos de investigación y fundamentalmente, el desempeño en la Facultad. A tal efecto se pidió a un experto la escritura de un Reglamento de Concurso ad-hoc que contemple todas estas variables (ver Info 22 de agosto 2005). 

El estilo pedagógico 

Una de las cualidades que custodia celosamente el Consejo Asesor es el estilo pedagógico que la Facultad ha generado de por si, y para sí. Basado en las fortalezas del estilo académico con que cuenta la Facultad, el Consejo Asesor propuso al Decano el análisis detallado de este estilo pedagógico y la búsqueda de distintas formas de trasvasarlo a los nuevos docentes. 

Bajo este paraguas se propuso también el enriquecimiento del vínculo entre docentes y alumnos y el afianzamiento de una cultura retroalimentadora del rendimiento de los estudiantes. Se han propuesto constantemente las formas más adecuadas y naturales para poder institucionalizar este estilo, y extenderlo a todas las áreas de la institución. 

Por otro lado, siempre atento al mejoramiento de las propuestas pedagógicas el Consejo Asesor se adentra en el análisis crítico de la oferta curricular de la institución, haciendo hincapié en la educación superior comparada y el análisis de proyectos curriculares líderes, tanto del país como del extranjero, según las últimas tendencias en Diseño y Comunicación, consideradas como valiosas para la Educación Superior. 

Para finalizar este artículo quiero expresar que el Consejo Asesor tiene un alto reconocimiento en todos los estamentos de la Facultad, prestigio ganado por la seriedad y equidad con que se ha desempeñado siempre. Este nivel de compromiso genera una alta responsabilidad en afrontar los nuevos y fuertes desafíos que la realidad nos pone por delante. 

El primero y fundamental desafío es el compromiso es seguir esbozando nuevos proyectos, consistentes en acciones innovadoras y creativas y ponerlos a consideración del Decano de la Facultad. 

El segundo desafío es darle continuidad a los proyectos ya existentes para sostenerlos en el tiempo, persistir en sus desarrollos, ajustándolos, única manera que se puedan ir decantando, depurándose y buscando así, su excelencia. 

El tercer desafío es en realidad un compromiso que asume el Consejo Asesor de estar siempre atentos a las nuevas perspectivas y oportunidades que ofrece el mundo en que vivimos, cambiante e impredecible.

Vocabulario relacionado al artículo:

memoria .

Memorias 2003-2008 del Consejo Asesor fue publicado de la página 147 a página151 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXII

ver detalle e índice del libro