1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXII >
  4. Departamento de Planificación Académica

Departamento de Planificación Académica

Fernández Rey, Marcelo

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXII

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXII

ISSN: 1668-1673

XVII Jornadas de Reflexión Académica en Diseño y Comunicación 2009.

Año X, Vol. 12, Agosto 2009, Buenos Aires, Argentina. | 203 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

La planificación de los cursos y las materias que componen la estructura académica de la facultad es, sin dudas, uno de los puntos neurálgicos de la organización. Ante una incesante demanda es fundamental poder responder de la manera más eficiente, y si nos referimos a la planificación de cursos a la Facultad de Diseño y Comunicación es una tarea bastante compleja. Es aquí donde entra en escena el área de Planificación Académica.  El área de Planificación Académica es la encargada de organizar el dictado de clases regulares de toda la facultad. Es el área a través de la cual se determina el quién, qué, dónde y cuándo del dictado de las asignaturas: 

• Quién: se refiere al docente que dicta los diferentes cursos y materias que componen la planificación académica de la facultad. 

• Qué: referido a qué materia o curso son dictados por los docentes. 

• Dónde: se refiere al lugar o sede donde es dictada la clase. 

• Cuándo: día y turno en el que se dicta la materia o curso referido.

Sin embargo, a lo largo de estos últimos años, el área ha sufrido significativos cambios en el manejo de sus recursos. En efecto, la creciente demanda lleva a una ecuación simple: si aumenta la cantidad de alumnos, hay que convocar mayor cantidad de docentes y tanto unos como otros necesitan ser planificados eficazmente. Si tomamos como referencia solo algunos números y sin irnos demasiado lejos en el tiempo la cantidad de cursos registrados en el primer cuatrimestre de 2003 era de 474, y la proyección de cursos estimada para el mismo periodo de 2009 es de 1070 aproximadamente. Ante esta realidad, la facultad a lo largo de este tiempo llevó a cabo la tarea de simplificar los procesos, calendarizar los procedimientos y reforzar el vínculo comunicacional con la comunidad académica y estudiantil. 

La calendarización de los procesos ha sido un avance muy útil en este sentido y vale la pena detenerse unos instantes en ello. Anteriormente, los procedimientos y las tareas mecánicas que se generaban en el día a día de la facultad no estaban estandarizados, lo cual generaba repetir y duplicar muchas veces las mismas tareas entre los diferentes departamentos de la facultad. El calendario anual, como herramienta de gestión interna, ha permitido establecer con claridad los procesos, procedimientos y tareas que año tras año realiza la facultad y es un excelente medio de comunicación entre la facultad y el cuerpo docente y los alumnos. El calendario es la expresión clara de la integración organizacional de la facultad, a la vez que permite estar informados mejor. 

A continuación se detallan las diferentes estrategias/acciones implementadas por el área a fin de poder agilizar el aspecto comunicacional.

Disponibilidad horaria y manejo de agenda del cuerpo docente 

En este aspecto, el área de Planificación Académica ha realizado a lo largo de estos años un minucioso trabajo de agenda con los docentes que dictan los cursos y materias. En efecto, la disponibilidad horaria del docente es una de las “materias primas” del departamento. Para aprovechar al máximo este recurso, se ha implementado un sistema de censo horario vía Internet, el cual ha facilitado la comunicación entre el docente y la facultad a la hora de establecer qué días y qué horarios el docente le otorga a la facultad para la asignación de los cursos y materias a dictar, además de poder solicitar consideraciones a tener en cuenta al momento de planificar. Asimismo, se trata de mantener, dentro de la medida de las posibilidades, los mismos días y horarios que el docente tiene asignados históricamente. 

Esta estrategia tiene por fin mantener la fidelidad del docente con la facultad. Esto habla a las claras del lugar destacado que ocupa el docente en la planificación de los cursos. El respeto a los horarios otorgados responde a una clara acción de minimizar el problema de agenda que puede llevar a complicar tanto a la facultad, al alumno y al docente mismo. Se apunta a que los docentes se mantengan en la facultad por mucho tiempo.

Distribución uniforme de los cursos y materias 

La distribución uniforme de materias es esencial al momento de planificar los cursos. De esta acción depende que la gran cantidad de cursos y materias que se dictan en la facultad sea de la manera más equilibrada posible. Para ello el área distribuye de manera igualitaria la cantidad de materias en los diferentes turnos, lo cual repercute directamente en el uso eficiente de la distribución áulica de la universidad. ¿Por qué se hace esto? Para que no se superpongan las asignaturas que cada estudiante debe cursar a lo largo de su carrera. A su vez, esta estrategia está dirigida a equiparar en promedio las diferentes materias con sus días y turnos. En efecto, la distribución igualitaria de cursos y materias a lo largo de las distintas sedes que componen la universidad, aseguran un promedio total de 20 alumnos por cada curso/ materia, ayudando a la tarea del docente puertas adentro del aula. Para poder obtener este promedio el rango de ocupación va desde los 15 alumnos por grupo/materia a 25 alumnos por grupo/materia. La diversidad de la oferta, de profesores y de propuestas pedagógicas, habla a las claras del nivel académico y de la calidad ofrecida por la institución para con sus alumnos.

Apertura de cursos y materias 

A medida que la facultad ha ido creciendo en cantidad de alumnos, la planificación académica ha tenido que responder de manera más eficaz. Es así que se ha llegado a un estándar de ofertas de cursos en diferentes turnos y días. En efecto, la curva de crecimiento de matricula año tras año ha obligado a plantear una mejor y mas eficiente apertura de cursos en diferentes días y horarios. Así como se respeta la disponibilidad horaria de los profesores, se respeta el turno en el que cada estudiante se inscribió a su carrera.

Al comienzo de cada ciclo lectivo se generan numerosos cursos en muchas de las carreras que ofrece la facultad. Es así que a lo largo del tiempo de cursado la relación estudiante – carrera – turno depende de muchos factores dinámicos. Uno de ellos es sin duda la cuestión laboral de los alumnos. En muchas carreras los estudiantes se ven obligados a realizar cambios de turno (generalmente de la mañana hacia la noche) a medida que van avanzando en sus estudios y comienzan a tener sus primeras experiencias laborales. En este sentido, la facultad responde adecuando su planificación en los turnos con mayor demanda para poder ayudar a sus alumnos con la planificación de sus propios tiempos.

Cursos y materias extracurriculares 

La creciente demanda laboral hace que hoy día sea fundamental una formación integral del alumno. Es por ello que la facultad ofrece a través de esta área cursos de formación extracurricular como apoyo permanente.

Dentro de esta línea de acción encontramos que en el transcurso de los últimos años se ha incrementado enormemente la oferta de cursos de computación gráfica, como así también los talleres de formación integral, de representación gráfica, las cátedras de autor y las materias electivas especiales que viene a apuntalar los conocimientos generales de los alumnos de todas las carreras que componen la facultad.

Información virtual 

La información, como herramienta de comunicación entre alumno-facultad, fue históricamente publicada en los edificios de la universidad en formato papel. Debido al crecimiento experimentado en estos años se ha ido haciendo cada vez más complejo el tener “al día” la información circulante. 

Es aquí donde cobra significativa importancia el minisitio de orientación al estudiante. Debido a la gran demanda de información era vital la creación de un medio por el cual estar informado al instante y el minisitio cubrió con éxito esta expectativa. El área de Planificación Académica utiliza esta herramienta de forma constante como puente de comunicación con los alumnos y los docentes. 

El minisitio contiene toda la información que el alumno necesita para poder moverse dentro de la universidad sin salir de su computadora. Es en este sitio donde se publica todo lo relacionado al área de Planificación Académica respecto de los días y horarios de los cursos, las materias, días y horarios de los docentes y sus exámenes, como así también el perfil de cada docente y su currícula, los trabajos de cursada y sus horarios de consulta. Además, el site le permite al alumno obtener gran cantidad de información para su manejo administrativo con la facultad y la universidad, como así también todos los formularios, rótulos y guías necesarias a lo largo de toda la cursada.

Conclusión 

A partir de todo lo expuesto hasta aquí podemos afirmar que el área de Planificación Académica es la interfase que enlaza, en un proceso continuo, la incorporación de nuevos docentes y la asignación de aulas y espacio especificas de disponibilidad para el dictado de asignaturas. Es quien determina las materias que se dictarán a futuro y quien ordena mediante la asignación de los recursos de que dispone para que el dictado de las materias se desarrollo de manera ordenada y continua.

Vocabulario relacionado al artículo:

currícula . desarrollo . planificación .

Departamento de Planificación Académica fue publicado de la página 160 a página162 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXII

ver detalle e índice del libro