1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXIII >
  4. Trabajos de campo: un valioso recurso pedagógico

Trabajos de campo: un valioso recurso pedagógico

Berkoff, Silvia [ver currículum del autor, docente de la Facultad de Diseño y Comunicación]

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXIII

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXIII

ISSN: 1668-1673

XVIII Jornadas de Reflexión Académica en Diseño y Comunicación 2010.

Año XI, Vol. 13, Febrero 2010, Buenos Aires, Argentina. | 202 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Los contenidos de la materia Taller Editorial 1 abarcan el desarrollo de todos los pasos necesarios para la organización y montaje de una exposición. Los trabajos de campo -en este caso- resultan fundamentales, ya que no existe en la facultad un ámbito donde los estudiantes puedan practicar el montaje de muestras. 

Si bien el objetivo específico de los trabajos de campo es poner en práctica los conocimientos adquiridos en el aula, sus objetivos generales son mucho más amplios. 

La totalidad del alumnado expresa su intención de exponer sus obras frente a un público, y algunos ya lo han hecho. Sin embargo, la inmensa mayoría de los y las estudiantes no visita exposiciones, ya sea por falta de información sobre la oferta de muestras, por falta de interés, o ambas cosas. 

Las salidas en grupo a museos y galerías de arte resultan un importante estímulo para revertir esta situación. Si bien una de las tareas que deben realizar los estudiantes durante la cursada es la visita semanal a exposiciones para luego comentarlas en clase, esto raramente se cumple. En cambio, los trabajos de campo tienen un óptimo nivel de asistencia y puntualidad. La primera salida con cada grupo se hace al Museo de Bellas Artes. Es la visita más técnica. En ella se analizan las distintas salas desde el punto de vista del montaje de las de las muestras, iluminación, utilización del espacio, condiciones de conservación de las obras, etc. La gran mayoría de los y las estudiantes asiste por primera vez al Museo. Durante este recorrido, intervienen activamente, aportando observaciones pertinentes acerca de los temas vistos en clase. Aprenden a reconocer los sectores con buen criterio de montaje, donde se aprecian claramente las obras, de otros donde éstas están incorrectamente iluminadas o confusamente distribuidas en el espacio. También toman notas que luego, en el aula, permitirán recuperar los puntos importantes del análisis. 

Las siguientes visitas se hacen al MALBA o al Centro Cultural Recoleta, que algunos conocen, y a galerías de fotografía y arte contemporáneo. Para la mayoría, estas salidas están llenas de asombro ante lo que experimentan por primera vez: el contacto con el arte contemporáneo, la asistencia a lugares para ellos desconocidos y novedosos. 

Un estudiante extranjero, quizás con alguna desmesura, comparó el MALBA con la Tate Modern de Londres. Otro alumno, que visitaba galerías de arte por primera vez en su vida, no sabía que en ellas la entrada es libre. Cada exposición visitada resulta una experiencia estimulante. 

 En la Fundación Klemm, al bajar escaleras hasta un segundo subsuelo, provoca sorpresa encontrar obras originales de grandes artistas, como Picasso, Dalí, Warhol o Cindy Sherman. 

En el Centro Cultural de España, es común el desconcierto ante obras de arte conceptual o realizadas con soportes tecnológicos. 

La Fundación OSDE posee un gran espacio de exposiciones, donde, contrastando con un bello edificio de principios del siglo pasado, visitamos una importante muestra de artistas contemporáneos, con interesante concepto curatorial e impecable montaje. 

En la feria internacional Buenos Aires Photo, tuvimos oportunidad de hacer un sondeo del mercado de arte fotográfico, comparando precios de venta de las obras, en general, éstos resultaron fueron sorprendentes para los estudiantes, que los imaginaban en un rango mucho más bajo. 

También hay lugar en estas salidas para disfrutar aspectos lúdicos del arte, como por ejemplo, trepar –con ayuda de una soga- por la empinada rampa de madera colocada por un artista en el acceso a una galería en primer piso. La mayor sorpresa se encontraba al entrar a la sala, donde se exhibía una caótica instalación compuesta por todo tipo de objetos, incluyendo fruta en descomposición. 

Cuando es posible, tomamos contacto previamente con la galería o museo para ser recibidos por alguna persona que trabaje en él. Así, en el MALBA, los encargados de montaje nos explicaron sus tareas, incluyendo algunas anécdotas curiosas. Todo objeto que se encuentra en la sala de exposiciones aguardando ser montado lleva el rótulo, “Obra de arte”, ya que en una ocasión, un trabajo realizado con materiales de desecho fue arrojado - por equivocación, claro- a la basura. En la galería ArtexArte, tuvimos la oportunidad de charlar con su fundadora y directora, Luz Castillo. Nos relató la historia de la galería, sus objetivos y su funcionamiento. 

En la galería Braga Menéndez, pudimos acceder a la trastienda, y merodear a gusto entre la gran cantidad de pinturas, objetos y esculturas almacenados allí. 

Es especialmente notable el cambio de actitud que se produce durante los trabajos de campo en algunos alumnos que en el aula se muestran poco participativos o hasta indiferentes. Durante las visitas se despierta visiblemente su curiosidad. Uno de ellos expresó que el ritmo semanal de las clases en el aula le resultaba rutinario y que el cambio que significan las salidas aumentaba su interés. 

En general, se observa en el conjunto de estudiantes un alto grado de participación, una observación activa y crítica. Podría decirse que el trabajar en otros ámbitos favorece una mayor libertad para opinar, preguntar, intervenir, cuestionar. 

Los trabajos de campo proporcionan oportunidades de descubrimiento y despiertan inquietudes. En más de una ocasión, alguien decide acercarse a la secretaria o encargada de una galería para averiguar las condiciones para la presentación de proyectos. 

El hecho de tomar contacto real con lugares de exposición, ver obras de diferentes artistas, tener conocimiento de precios del mercado de arte fotográfico, comprender que el arte es también juego, habilita en los y las estudiantes la idea de salir con sus obras al mundo artístico. Vislumbrar esa posibilidad es el primer paso de un largo camino donde juegan el talento, la creatividad, y en muchos casos, por qué no, también la suerte. 

De todo lo relatado anteriormente, destaco los siguientes términos: disfrute, descubrimiento, curiosidad, libertad. Esta es la esencia de los trabajos de campo, y debería ser la de todo acto de enseñanza- aprendizaje.

Vocabulario relacionado al artículo:

contenido . técnica pedagógica . trabajo de campo .

Trabajos de campo: un valioso recurso pedagógico fue publicado de la página 23 a página24 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXIII

ver detalle e índice del libro