1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXIII >
  4. Práctica, y más práctica

Práctica, y más práctica

Menéndez, Carlos [ver currículum del autor, docente de la Facultad de Diseño y Comunicación]

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXIII

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXIII

ISSN: 1668-1673

XVIII Jornadas de Reflexión Académica en Diseño y Comunicación 2010.

Año XI, Vol. 13, Febrero 2010, Buenos Aires, Argentina. | 202 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

“Sube fino baja grueso”, así de simple explicaba un profesor el carácter de una familia tipográfica, la Garamond, la primera letra que dibujé en la Escuela de Artes Gráficas donde di mis primeros pasos. Así era la forma en que se dibujaban y se aprehendían las letras. Se cubrían hojas y hojas de papel de dibujo con un simple lápiz 2B y distintos tamaños de letras. Hoy es distinto, simplemente se baja una ristra de infinitas familias tipográficas que brinda la tecnología (bienvenida sea), pero de esa forma no se llegan a comprender con profundidad las verdaderas características de la tipografía, no se la aprehende y, en muchas oportunidades, tampoco se la aplica como corresponde.

Los ordenadores nos dan infinitas posibilidades tipográficas, entonces ya está, dos clic y listo, la fuente a nuestra disposición. No es un reproche, me parece excelente y sumamente práctico, pero sería muy bueno que sepamos y entendamos, el carácter, el alma, el gusto, la sensualidad, la armonía, la elegancia y la anatomía de una determinada familia tipográfica.

Para eso la teoría nos dará información básica, pero sólo la práctica: verla, estudiarla, experimentarla y luego aplicarla.

Esas eran las palabras que día tras día escuchábamos en la escuela de boca los profesores, verdaderos “maestros” de caligrafía y tipografía, cuando estábamos “dibujando” alguna letra. Así llegábamos a la esencia, al alma de la letra.

No se puede ignorar el porqué de un diseño. Por ejemplo, la Garamond, cuándo Claude Garamond1 diseñó primero y después grabó sus primeras matrices, en ese acto estaba redondeando la creación de la familia tipográfica. Es decir después del diseño se abocó a la fabricación de la familia tipográfica trabajando el metal como un orfebre.

Esto viene a cuento porque creo que la teoría, en cualquier disciplina, es fundamental, pero poniendo el acento en la práctica. Cuando una empresa selecciona un empleado exige experiencia, es decir práctica en el oficio. Por eso en el aula trato de realizar los trabajos prácticos lo más cercanos posible a la realidad.

En las últimas olimpiadas, una deportista alcanzó el record en salto en alto logró más de cinco metros con su garrocha ¿Cómo lo hizo? ¿Cuánto de teoría y cuánto de práctica hubo en su tarea diaria? Seguramente con una importante parte de teoría y mucha práctica.

Se requiere además de teoría, mucha práctica para manejar a nuestros aliados: el Illustrator, el Photoshop y otros programas que traen instalados “los electrodomésticos”, como denomina a los televisores un amigo, Guillermo Saccomano, ex redactor publicitario y creativo de Gowland publicidad, hoy conocido escritor, con quien comparto totalmente tal definición, en este caso, aplicada a los ordenadores o computadoras.

Por otra parte el dominio de esos aliados necesitará también de muchas horas de trabajo, muchas horas de práctica, para redondear nuestras ideas.

No podemos esperar que el famoso ordenador, nos lo dé todo, tenemos que saber muy bien que el poder lo tenemos nosotros, nuestra máquina no hará otra cosa que lo que le indiquemos. Su comportamiento es el de una “geisha” que difícilmente diga que no.

Entonces la primera etapa será la de formarnos teóricamente y después mucha, mucha práctica.

Siempre hago la comparación con el deporte, donde hay un gran porcentaje de entrenamiento y una dosis de teoría. Por supuesto que la teoría de la materia que sea es sumamente importante, pero sin la correlación con la práctica sería inútil. Así son, muchas veces, los primeros pasos de nuestros creativos publicitarios: comienzan con un entrenamiento hoy llamado pasantía. Los que tienen acceso a tal situación, no siempre se dan cuenta del privilegio que tienen, lo importante que es esa etapa, sin apreciar lo mucho que están aprendiendo: el ritmo, el dinamismo, el clima y la adrenalina de una agencia de publicidad. Lo valioso de esa primera etapa es que se ve todo desde abajo, para después comenzar a crecer y verlo desde un punto de vista más elevado, vivir el sabor amargo de algunas frustraciones y la felicidad y el orgullo de los aciertos.

Desde hace muchos años dicto materias, que si bien están constituidas por una importante cuota de teoría, insisto siempre a mis alumnos en el valor de la práctica. Entonces “señores a las cosas”. Esto quiere decir ni más ni menos, que las cosas, hay que hacerlas. Sea, salvando las distancias, una cirugía de riesgo o un simple aviso publicitario, todo necesita de una importante dosis de práctica.

Por práctica considero trabajo intelectual como manual. En mis materias hay que crear primero y realizar después. También la creación conlleva una gran parte de práctica, hay que vivir creativamente. Tenemos que vivir creativamente. Esto no significa cruzar la avenida 9 de Julio, en diagonal y con los ojos cerrados, simplemente es pensar y estar todo el tiempo en estado creativo, y luego ejecutar.

Actualmente se nos exige ser “multifunción” es decir pensar, coordinar, dirigir y realizar. Está claro que se necesita de una gran pasión y de un gran entrenamiento para poder terminar con todo en el día, en tiempo y forma.

Dadme un lápiz 2B y plantearé una campaña, parafraseando a Arquímedes, el ilustre Físico y Matemático Griego del siglo II a.C. quien dijo: “dadme un punto de apoyo y moveré el mundo”, coincide con lo que opina Nancy Rice, Directora de arte (Rice y Rice DDB Advertising Inc. New York) y que comparto totalmente.

Cuando comenzamos un trabajo, vamos a poner toda nuestra atención en la información, allí estaremos aplicando alguna teoría, pero inmediatamente pondremos en movimiento todos los recursos obtenidos a través de la práctica. Es el momento en que notaremos la importancia del entrenamiento.

Sube fino, baja grueso, sube fino baja grueso y otra vez, y otra, hasta que salga, en cualquier disciplina en cualquier oficio, desde el más fácil hasta el más difícil.

Notas

1 Claude Garamond (París, 1490 – 1561). Tipógrafo, impresor y grabador de matrices. Su obra tipográfica se considera clásica dentro del estilo antiguo e inspiración para composiciones modernas.

Una de las tipografías más extendidas e influyentes de la historia y también una de las mejores romanas jamás creadas fue la diseñada por Claude Garamond en el siglo XVI en Francia. Fue votada como la tipografía del milenio en una encuesta celebrada entre profesionales. Existe un perfecto equilibrio entre elegancia y sentido práctico. A pesar de su carácter histórico, la Garamond original sólo fue correctamente identificada a mediados del siglo XX.)

Vocabulario relacionado al artículo:

artes gráficas . letra . tipografía .

Práctica, y más práctica fue publicado de la página 94 a página95 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXIII

ver detalle e índice del libro