1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Actas de Diseño Nº1 >
  4. Biónica y diseño

Biónica y diseño

Coronado Recabal, Rodolfo

Natura como referente de creación

Actas de Diseño Nº1

Actas de Diseño Nº1

ISSN: 1850-2032

I Encuentro Latinoamericano de Diseño "Diseño en Palermo" Comunicaciones Académicas, Agosto 2006, Buenos Aires, Argentina

Año I, Vol. 1, Agosto 2006, Buenos Aires, Argentina. | 265 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Si nos preguntan por la palabra Biónica; en la búsqueda de un significado, una figura semiótica, una forma, ó algún referente que la relacione, lo que + se nos viene a la mente es la Mujer Biónica y el Hombre Nuclear. Ya sea por que en los 70’ algunos corríamos para no perdernos ningún capítulo de estas series de ficción, por que otros + jóvenes hemos escuchado hablar de ésta mujer que realizaba verdaderas proezas físicas gracias a los implantes que llevaba en sus extremidades, ó por que convivimos a diario con la Biónica y la hemos hecho nuestra, como un manera metodológica de desarrollar cualquier proyecto de creación.

El concepto Biónica está + alejado del personaje y la serie que protagonizara la actriz Lindsay Wagner, como icono televisivo y muestra visionaria de la robótica de esa década. El término se remonta a los años 60’ donde fue empleada como consecuencia de estudios realizados por las fueras aérea de los EE.UU. En ese entonces, realizaban una investigación sobre los ojos de las abejas para ser empleadas en el campo de la Aeronáutica.

Pero en el ámbito del Arte y el Diseño no es necesario saber de historia universal para habernos topado con el término Biónica. Si hemos leído algo de literatura clásica referente a nuestro campo, del oficio de la creación, de las primeras escuelas y movimientos del Arte, he incluso en libros del diseño básico; estudiosos y teóricos del proyecto de creación han dejado en ellos insinuado su significado.

La definición + simple de la Biónica es “la utilización de prototipos biológicos en el diseño de sistemas sintéticos creados por el hombre”. Teóricos como Brunari, en su libro ¿Cómo nacen los Objetos?, la definen como una “ciencia que estudia los sistemas vivientes y busca descubrir procesos, técnicas y nuevos principios aplicables a la tecnología”. Examina los principios, las características y los sistemas con transposición de materia, con extensión de mandos, con transferencia de energía y de información. El autor estable que “se toma como punto de partida un fenómeno natural y a partir de ahí se puede desarrollar una solución proyectual”.

Carmelo Di Bartolo, experto en Biónica del Centro de Investigación del Instituto Europeo de Diseño, nos introduce en la Biónica con su significado etimológico, como “el estudio de las formas de la vida”, del griego “Bion”, que quiere decir vida, + el sufijo “Icos” que significa “estudio”. Afirma que “no se puede crear si no se piensa”, y la naturaleza nos invita a poner en ejercicio el pensamiento, el de un proyectista, que busca + allá de lo que los demás ven.

De ahí, que el análisis de una fruta, de un insecto, de una semilla, de una flor, de las ramificaciones, de la flexibilidad de una caña de bambú, o de la resistencia de las cáscaras de un huevo; pueden arrojarnos información útil para el conocimiento, que podemos almacenar en nuestro disco duro y ponerla en práctica al presentársenos un problema de creación. También, para estimular la creatividad diaria que un artista y diseñador debe desarrollar y poseer.

Bonsiepe, uno de los autores + recurridos por el mundo del diseño y la arquitectura, define la biónica como “el estudio de sistemas vivientes para aplicar a las tecnologías sus principios técnicos y procedimientos.

Es particularmente apta para la capacidad de captar los detalles tridimensionales y los principios formales que los estructuran, así como para incrementar la capacidad de transformación, es decir, cuando se examina y analiza un objeto análogo”.

Recordando que la Analogía es de lo que los artistas y diseñadores nos nutrimos para crear, considero que es de la observación de aprender los modelos de la naturaleza, que la Biónica aporta al proyecto de creación. No consiste en copiar la forma natural o reproducirla, si no en pensar en torno a su funcionamiento, y en ello la Biónica nos invita a poner en ejercicio el pensamiento; presentándonos a la naturaleza como un libro necesario de leer.


Biónica y diseño fue publicado de la página 26 a página26 en Actas de Diseño Nº1

ver detalle e índice del libro