1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Actas de Diseño Nº1 >
  4. La responsabilidad social en la formación de diseñadores industriales en la Universidad del Bío-Bío

La responsabilidad social en la formación de diseñadores industriales en la Universidad del Bío-Bío

Hernández Martrou, Gabriel

Actas de Diseño Nº1

Actas de Diseño Nº1

ISSN: 1850-2032

I Encuentro Latinoamericano de Diseño "Diseño en Palermo" Comunicaciones Académicas, Agosto 2006, Buenos Aires, Argentina

Año I, Vol. 1, Agosto 2006, Buenos Aires, Argentina. | 265 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Nuestra misión social se mira en dos escalas: Una la escala interna del grupo social Escuela, caracterizada por un estilo de relación abierta, franca, compartida en la propia comunidad. La otra es la marcada intención de compenetrarse en comunidades sociales-productivas y diseñar en beneficio de su desarrollo.

En este contexto y considerando nuestra misión educativa como universidad estatal y pública, la Escuela ha asumido desde su inicio un compromiso por llevar la disciplina del diseño a sectores tradicionalmente postergados por el mismo. Se ha tenido siempre la convicción que el diseño puede aportar al desarrollo de cualquier comunidad productiva. En tal premisa, se desarrollan talleres de formación que bajo distintas estrategias abordan temáticas en el ámbito rural, medioambiental y de las pequeñas empresas. La democratización del diseño, tema frecuentemente discutido pero escasamente puesto en práctica, se aborda por medio de la estrategia de la inserción de los estudiantes en sectores rurales, parques nacionales, comunidades indígenas y pequeñas empresas entre otras.

El pensamiento que orienta la fundación de la Escuela es la idea de formar profesionales que tuvieran -por un lado- un fuerte sentimiento territorial, entendiendo esto como una conciencia vivida de la realidad en su sentido complejo -y por otro- una comprensión de su multiplicidad, que superara por mucho a la visión anclada en una perspectiva puramente urbana-industrial.

Consecuente con esto, la Escuela emprende dos acciones permanentes: Una de ellas fue la instauración de la “caminata”, actividad anual que realizan los alumnos de Escuela junto a sus profesores, en contextos de paisajes naturales, con el fin de sensibilizarlos y crear una relación afectiva con el territorio, y por otro lado, se crea el “Taller Rural”.

Este taller se convierte a la postre en una piedra angular en la formación de cada estudiante de la Escuela. Se caracteriza por llevar a los estudiantes a vivir por períodos aproximados de quince días a un enclave rural, en una íntima relación con los lugareños.

El objetivo es que los estudiantes, participando directamente en las labores domésticas y productivas de pequeña escala, puedan detectar carencias, necesidades, potencialidades y oportunidades para proponer a través de proyectos, soluciones o alternativas más eficientes a herramientas, procedimientos e instalaciones y así contribuir a mejorar la calidad de vida de los habitantes.

Nuestra Escuela se piensa en la misión de abrir un camino no trazado en el territorio, marcando el compromiso con la “realidad real”, esto es, interesándose en forma deliberada por casos reales y no supuestos. Así, con las caminatas por el territorio-paisaje, las permanencias en localidades y la inserción de los estudiantes a través de las prácticas de pregrado en la industria, la Escuela marca un liderazgo de acción que otorga autoridad o propiedad.


La responsabilidad social en la formación de diseñadores industriales en la Universidad del Bío-Bío fue publicado de la página 80 a página80 en Actas de Diseño Nº1

ver detalle e índice del libro