1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Actas de Diseño Nº1 >
  4. Trayectorias, desplazamientos y fronteras de clase

Trayectorias, desplazamientos y fronteras de clase

Vargas, Patricia; Zenobi, Diego

Notas a partir de una aproximación antropológica al mundo de los diseñadores de la Ciudad de Buenos Aires

Actas de Diseño Nº1

Actas de Diseño Nº1

ISSN: 1850-2032

I Encuentro Latinoamericano de Diseño "Diseño en Palermo" Comunicaciones Académicas, Agosto 2006, Buenos Aires, Argentina

Año I, Vol. 1, Agosto 2006, Buenos Aires, Argentina. | 265 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Desde el año 2000 en adelante entes públicos y privados han promovido y consolidado la actividad del sector ligado al diseño de objetos e indumentaria, ya sea destinando recursos financieros y ofreciendo capacitación para desarrollar este tipo de emprendimientos, así como organizando espacios para su exposición y comercialización.

Tanto por la magnitud en cuanto a la proliferación de emprendimientos en el área como por la visibilidad pública que el mundo del diseño ha ganado en estos últimos años en la ciudad de Buenos Aires, elegimos como objeto de abordaje antropológico-etnográfico las trayectorias laborales de quienes producen y comercializan este tipo de productos y las representaciones sociales actualizadas en el curso de tal proceso de producción y comercialización.

En el presente trabajo nos proponemos analizar una serie de casos entre quienes se reconocen a sí mismos en términos de artistas, artesanos y/o diseñadores, (más allá de sus propias formaciones y credenciales educativas) a la vez que como emprendedores o futuros empresarios. De este modo pretendemos dar cuenta de determinadas trayectorias profesionales a través de aquellas narrativas en las que resuenan repetidamente historias de desplazamientos: De la provincia a la capital, del cuentapropismo al emprendimiento, del oficio a la profesión, de la periferia al centro. Estos desplazamientos deben ser vinculados a caminos de movilidad social que son actualizados en términos de clase y reconstruidos como fronteras en las interacciones sociales con los “otros”.

Si bien para los economistas de la tradición neoclásica el emprendedor es un elector racional -una figura abstracta que no se ve afectada por las influencias externas en los procesos de decisión- entendemos que las situaciones sociales que involucran actividades económicas así como las acciones desplegadas por los actores que en ellas participan se encuentran atravesadas por valoraciones morales y significaciones emocionales. Y de esta particularidad hablan las narrativas sobre el “ascenso” social del que fueran protagonistas algunos de los sujetos de los que nos ocupamos en nuestro trabajo, los sentidos diversos atribuidos por ellos al dinero -dinero que es cargado de significados y valoraciones diversas- así como las adscripciones de “clase” y las interacciones establecidas con los “otros” en el curso del proceso de diseño, producción y comercialización de objetos. Estas interacciones no hablan tanto de un vínculo económico y utilitario entre actores diferencialmente posicionados en relación a los medios productivos sino más bien de una relación moral que involucra sentimientos varios.

Atendiendo a las particulares relaciones sociales establecidas en el marco de la actividad laboral de los diseñadores y considerando las adscripciones de clase como parte de transacciones sociales contextuadas (Furbank: 2005) nos interesa indagar en los procesos de actualización y de marcación de fronteras de clase.

Estos usos prácticos de “clase” pueden ser explorados en el marco de las relaciones establecidas entre los diseñadores en relación a proveedores, trabajadores, comerciantes y consumidores. Es decir que pensar los usos prácticos de “clase como transacción social” introduce una perspectiva interesante para pensar desde la antropología, en los usos del concepto de clase en tanto “categoría nativa”.

Para comprender a que nos referimos con “categoría nativa” debemos recordar que la etnografía como enfoque prioriza la significatividad por sobre la representatividad, y posibilita el descubrimiento de perspectivas y categorías que resultan relevantes para los propios actores en el marco de la construcción de significación de su mundo social. Señala Guber (2001:15) que “adoptar un enfoque etnográfico es elaborar una representación coherente de lo que piensan y dicen los nativos, de modo que esa “descripción” no es ni el mundo de los nativos, ni cómo es el mundo para ellos, sino una conclusión interpretativa que elabora el investigador” en un diálogo permanente entre el campo y la teoría social. Entonces, en lo que respecta a la metodología utilizada señalamos que las técnicas utilizadas resultan ser las técnicas fundamentalmente cualitativas que caracterizan este tipo de abordajes de las cuales las más destacadas son la observación participante y la entrevista en profundidad.

Con el objetivo de acceder a las representaciones sociales que se ponen en juego en el campo mencionado –y en relación a las problemáticas planteadas- hemos seleccionado como ámbitos físicos de estudio los espacios de producción y comercialización de los productos significados como objetos de diseño en la Ciudad de Buenos Aires, por ser ambos procesos actividades de incumbencia directa de este tipo de emprendedores.

La producción involucra desde la compra de materias primas y maquinarias, el diseño y realización de los prototipos, la producción en serie de los objetos o partes de ellos que pueden ser terciarizados, los procesos de control de calidad y terminaciones, pudiendo estar estas actividades mayormente centralizadas en un único espacio coordinado temporalmente o descentralizadas y dispersas en diferentes espacios y tiempos, dependiendo fundamentalmente de la envergadura del emprendimiento.

En la medida en que no entendemos a las actividades económicas como inscriptas en un campo “aséptico” y determinado exclusivamente por elecciones racionales recuperaremos en esta comunicación, aquellos enfoques que a través de conceptos como “experiencia de clase” (E.P. Thompson:1989) colocan el acento en la resignificación que los actores sociales realizan de sus vivencias cotidianas en contextos localizados, a través de la costumbre y la cultura. En este sentido, el mundo laboral de los productores de objetos de diseño resulta un espacio social privilegiado para comprender las interconexiones entre trabajo y cultura, entendiendo que la cultura es un “proceso de generación, transmisión y apropiación de significados (que) incide en las maneras en las que los sujetos perciben su trabajo (y) desarrollan sus actividades productivas” a la vez que “en el trabajo se generan procesos significativos y la manera en que se desarrolla la actividad laboral repercute sobre las estructuraciones culturales” (Reygadas, 2002).


Trayectorias, desplazamientos y fronteras de clase fue publicado de la página 110 a página111 en Actas de Diseño Nº1

ver detalle e índice del libro