1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Actas de Diseño Nº1 >
  4. Diseñador-Obra

Diseñador-Obra

Olivera, Virginia

Analizando la obra a través del diseñador y el diseñador a través de la obra.

Actas de Diseño Nº1

Actas de Diseño Nº1

ISSN: 1850-2032

I Encuentro Latinoamericano de Diseño "Diseño en Palermo" Comunicaciones Académicas, Agosto 2006, Buenos Aires, Argentina

Año I, Vol. 1, Agosto 2006, Buenos Aires, Argentina. | 265 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

“Si miramos una ventana, estamos viendo al exterior, estamos viendo al otro, pero si miramos a un espejo, nos veremos a nosotros mismos” “Un siglo caracterizado por la Postmodernidad, nos planteó un desafío: El de saber quienes somos en tiempo y espacio diferentes.”

El diseño como actividad fue explicado, detallado y desmembrado como acción concreta de diseñar, en las últimas décadas del siglo pasado. Miramos por la ventana, observamos las variantes y constantes, las leímos, escribimos y estudiamos.

Pero de un modo particular se puede enfocar y reflexionar, mirando hacia el espejo.

No se puede sintetizar en palabras los complejos mecanismos del diseñador a la hora de crear.

Toda tesis sería eca de reduccionismo.

Partiendo que la “Creación” adquiere valor autónomo e independiente del autor, es innegable que el conocimiento de su personalidad artística facilita una mejor comprensión de aquella.

La aventura cotidiana nos devela, en ciertas ocasiones, la forma de forjar su propia peripecia humana/artística.

Esto se puede observar en la intimidad de la obra, su intra-universo.

“El conocimiento sin la experiencia personal es inútil”

La constante dialéctica de los opuestos. En el hecho concreto del acto creativo está la conexión del mundo de las ideas y el mundo real y el único predigitador de todo este proceso es el diseñador.

El mundo de las ideas no es opuesto al mundo de la realidad, sino es otro. El mundo de las ideas está sujeto a otras leyes.

El diseñador llega ya influenciado por su propio pasado.

Sus sentidos le sugieren viejas pero renovadas sensaciones que van a ser expresadas por sus conocimientos cargados de saberes.

El diseñador crea, experimentando un poder que se alimenta del deseo, del mundo y el lenguaje, empapado de una multiplicidad de marcos de referencias (históricos, subjetivos, culturales, sociales). Desde su experiencia como observador, desde sus necesidades, motivaciones, sus actitudes, en una palabra desde su personalidad, influye a su obra.

Diseñador - obra son las proyecciones de leyes que en tiempo-espacio convergen y en ese instante se dividen.

El diseño gráfico tiene su mayor importancia en el impacto logrado por la tecnificación, elaboración y estudio, este permitirá el progreso visual y la formación los elementos creados. Pero esa tecnificación, elaboración y estudio no es la base de “la idea” es solo su adaptación en cada caso.

No podemos ser ingenuos de que la obra diseñada que sale de un pincel tiene menos valor que la que sale de una computadora, su diferencia reside en cual es el medio para “nacer”, pero su “gestación” es la misma “un acto creativo”.

El diseño no puede ser una práctica ciega, acarrea un conocimiento específico previo que lo hacer “ser”.

En la interacción del diseñador-obra donde el destello gestacional entre las ideas y la realidad se unen es lo que entrelaza al arte con esta disciplina, pero tiene una diferencia sustancial, el arte es liberador y el diseño generador.

El artista indaga en su interior y saca al mundo una nueva realidad que sólo responde a libertad creativa. El diseñador, en cambio, es un médium que mediante el acto creativo genera una nueva realidad.

Sin caer en una discusión si es o no es arte el diseño, ellos cohabitan y se entrelazan ya que la dialéctica del diseñador-obra o artista-obra coinciden en un factor humano sublime “la creatividad”.

Un diseñador y una obra de diseño son universos paralelos que en lo más íntimo de cada uno están los hilos que traslucen esa relación.


Diseñador-Obra fue publicado de la página 235 a página236 en Actas de Diseño Nº1

ver detalle e índice del libro