1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Escritos en la Facultad Nº62 >
  4. Vestir la práctica. Una teorización del hacer

Vestir la práctica. Una teorización del hacer

Gómez del Río, Gabriela [ver currículum del autor, docente de la Facultad de Diseño y Comunicación]

Escritos en la Facultad Nº62

Escritos en la Facultad Nº62

ISSN: 1669-2306

Foro de Proyecto de Graduación: Aportes y Tendencias Disciplinares Proyecto de Graduación. Facultad de Diseño y Comunicación

Año VI, Vol. 62, Mayo 2010, Buenos Aires, Argentina | 64 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

El Diseño Textil y de Indumentaria lleva un recorrido medianamente breve en el ámbito académico. Su inserción en él es el producto de la institucionalización de un oficio que responde a las demandas propias del mercado. Así, reúne conceptos tanto El Proyecto de Graduación implica que el alumno pueda
articular bajo un abordaje teórico la carrera que ha cursado.
Es decir que debe poder desarrollar la teorización de su
práctica. Es en esta instancia que el mismo genera su último
producto a presentar dentro de la institución, como requisito
indispensable para obtener su título, y es mediante la redacción
del proyecto de grado donde debe poder demostrar el manejo
de las herramientas incorporadas a lo largo de la carrera,
articulándolas bajo una determinada perspectiva afín a la
disciplina. Es válida esta aclaración, porque al ser carreras
de índole humanística, el enfoque no debe desvirtuarse de las
mismas, es decir que, el acento debiera poder leerse sobre la
disciplina en sí a la que corresponde cada alumno, en relación
a otras disciplinas también humanísticas, como por ejemplo
la sociología, la psicología, la filosofía, entre otras.
El Diseño de Indumentaria lleva un recorrido a nivel institucional,
en la Argentina, medianamente corto. Podría decirse
que es el resultado de un oficio institucionalizado por las
demandas propias del mercado. Dicho oficio, al institucionalizarse
y convertirse en plan de estudios, reúne en la disciplina
misma conceptos tanto propios como de otros campos, que
aplicados en éste, varían su contenido conceptual, cuestión
ésta que no disminuye su eficacia dentro de la práctica.
Poder ir desmembrando y conceptualizando conceptos propios
del Diseño de Indumentaria, para que puedan comprenderse
desde la disciplina, es un trabajo por el que todo alumno y/o
profesional debiera pasar ante la ejecución de su práctica para
no sólo comprenderla, sino también aplicarla de un modo
afín a sí misma.
Pensar entonces la práctica desde la teoría no implica solamente
describir el paso a paso de un proceso creativo
que apunta a un objeto/producto que remite a una instancia
comunicacional, sino que implica un proceso de reflexión y
desarrollo sobre el que la metodología de la investigación
es la base para poder así configurar aportes significativos en
cada Proyecto de Grado. Este proceso abona la posibilidad
de abarcar perspectivas y planteos novedosos en el campo
disciplinar al que se pertenece.
En el siguiente escrito se pretende tipificar, clasificar y cuantificar
los Proyectos de Grado, del área del Diseño de Indumentaria,
desarrollados en la Facultad de Diseño y Comunicación
entre Julio 2008 y Julio 2009; para tal fin se expondrán casos
en donde se ha detectado aportes significativos a la disciplina.
Se ha ahondado de modo cualitativo sobre la totalidad de
los trabajos presentados pertenecientes a la disciplina, para
así poder detectar temas que se trabajaron y sus respectivas
temáticas, tendencias, fortalezas/debilidades, y aportes significativos
de los proyectos analizados. Para alcanzar dicho
objetivo, se ha generado una matriz de análisis que incluyó
las siguientes dimensiones: a) categoría a la que pertenece el
Proyecto de Graduación; b) estado de situación; c) temas y
temáticas; d) aportes significativos.
Conceptualizaciones
Antes de exponer el análisis de la información recopilada,
sería preciso conceptualizar las dimensiones abordadas. En
principio, es cabal distinguir entre tema y temática, porque
tema remitiría a toda área o sub-área de conocimiento disciplinar,
y temática, en cambio, estaría dando el planteo del
problema que incluye un enfoque o mirada sobre mismo
(aquello que pueda formalizarse como preguntas). Es decir,
sería la problematización del tema. Por otro lado, al abarcar
la variable de tendencia, se observó y registró a la misma
bajo dos parámetros; en principio se cuantificó los temas más
recurrentes que se han abordado en el período de estudio,
y por otro lado, se tuvo en cuenta a los proyectos que han
tomado temas, que podrían entenderse como novedosos para
la agenda de la disciplina.
Es imprescindible aclarar que se entiende que todo Proyecto
de Grado que llega a la instancia de coloquio, es decir que
ha sido aprobado, ha podido lograr un aporte. Dicho aporte
se diferenciaría de lo que en este escrito se denomina como
aporte significativo, porque se entiende que el mismo responde
a la aplicación de un tema problematizado y anclado
de modo pertinente al contexto nacional (aspecto económico,
idiosincrasia, imaginario), aportando así una proporción de
una mirada diferente o nueva perspectiva ante problemas o
metodologías de diseño recurrentes.
Diagrama: PG
La estructura que se propone desde Proyecto de Grado
para desarrollar durante el mismo, exige que se adopte una
categoría que defina al proyecto en cuestión; es decir que
la diagramación del mismo exige establecer, como primera
medida, un orden de trabajo para que, por sobre todo, se pueda
anclar con claridad los objetivos que se pretendan alcanzar.
A la delimitación de dichos objetivos se la comienza a determinar
una vez esclarecida la categoría a la que pertenecerá el
Proyecto de Grado. Éstas se estructuran bajo cuatro variantes:
a) Creación y Expresión: sitúa a su autor como creador de
propuestas innovadoras y creativas mediante distintos medios,
técnicas, herramientas y lenguajes; b) Proyecto Profesional:
apunta a que el autor pueda detectar una necesidad en el mercado
para articular así una propuesta proyectual/teórica viable
para el mismo; c) Ensayo: se presenta como una estructura
básicamente narrativa en donde el autor se aboca a articular
su reflexión sobre el problema construido; d) Investigación:
encierra en sí misma la exigencia de un proceso empírico, en
donde la aplicabilidad de la metodología seleccionada dará
el resultado del Proyecto de Grado establecido.
Por la perspectiva a la que apunta la carrera de Diseño de
Indumentaria, es decir, una perspectiva de índole práctica, se
pudieron observar proyectos de grado que abarcan cada una
de las categorías expuestas.
En su mayoría los proyectos que se han evaluado de esta disciplina,
se dividen entre las categorías de Proyecto Profesional
y Creación y Expresión, siendo esta última la más escogida,
entre las dos, por los alumnos. Esta cuestión se sustentaría
sobre la base de que el hacer de la disciplina es, principalmente,
proyectual. Pero se pudo observar también que, si bien son
categorías que apuntan a la práctica y al proceso de la implementación
de la misma en el mercado, esto no ha quitado
que para poder concebir su propuesta, los alumnos no hayan
tenido que generar procesos de investigación, como así también
producir argumentos con la meta de propiciar su postura sobre
aquello que se expone. Entonces, y en base a la aclaración
anterior, se pudieron observar planteos enriquecedores a nivel
cognitivo para el lector, porque mediante el planteo generado,
se contempló que se había logrado abordar la práctica de una
manera sólida y solventada por la teoría implementada. Luego,
se ha evaluado que la categoría menos escogida ha sido la categoría
de Investigación, y menos aún la categoría de Ensayo.
La experiencia áulica indica que esta tendencia es así porque
la perspectiva de inserción en el mercado, por parte de los
alumnos, es a fin a las categorías mayoritariamente escogidas.
Aportes
Como se señaló anteriormente, el tema sobre el que sostendría
el proyecto de graduación remite al sector de la disciplina que
respondería a un área o subárea del conocimiento disciplinar
en sí, de la misma. Es decir que es a partir de éste que se puede
comenzar a establecer una temática, y por lo tanto se podría
determinar un problema. Actualmente, subyacen temas que
transversalmente intervienen no sólo a la agenda del diseño
de modas, sino también implican al diseño en general, entre
otras disciplinas, como por ejemplo el campo Publicitario.
Entonces, podría decirse que, mediante el relevamiento
generado sobre el período especificado, se ha detectado que,
temáticas referidas al Rol Social del Diseñador y al Diseño
Sustentable, podrían leerse como urgentes en la agenda del
Diseño de Indumentaria, bajo la perspectiva de los alumnos
que las abordaron y en relación al contexto actual.
Vale aclarar que la media de los proyectos de graduación, se sostiene
sobre propuestas que se basan en el planteo de un problema
que relaciona variables como: moldería, proceso de diseño y producto.
Se detectó que estos trabajos, si bien abordan las mismas
variables, han logrado, según el acento de su problematización,
generar recorridos pertinentes y hacer aportes distinguibles al
área disciplinar en cada uno de los casos contemplados.
Pero también se observó que aún queda un largo recorrido
para que, los alumnos, puedan diversificar los planteos hasta
ahora generados para lograr una mayor profundización en el
problema que se plantea. Es decir que las variables que se
recortan posibilitan mayor profundización en sí, además de
establecer coherentes relaciones entre las mismas.
Aportes Significativos
Se han detectado aportes significativos de distinta índole bajo
el mismo enfoque, y como se señaló anteriormente, se entiende
que es significativo porque además de que en sí mismo
propicia un aporte, el Proyecto de Grado logra una contextualización
real de las problemáticas aún no abordadas en la
región y/o plano local. También se han generado, y no es una
cuestión menor, marcos teóricos sobre diferentes temáticas
afines, que hasta el momento, se presentaban dispersos. Entre
los trabajos con aportes significativos podrían nombrarse:
a) Diseños Armónicos (2008) b) El vestido desde el Cuerpo
(2008), y c) Indumentos Prendados (2008).
a) Diseños Armónicos: su autora, Florencia Madeo, parte del
siguiente cuestionamiento y/o problemática: ¿Por qué no dejar
de lado la fascinación por el poder de la creación e invención
humana y volver a buscar las justas proporciones en las cosas
simples de la vida? ¿Por qué no buscar los límites, el orden,
la armonía en, por ejemplo, la naturaleza?; es a partir de esta
problemática que estructura un recorrido que comienza con el
desarrollo de la sección áurea y fórmula matemática, sistemas
de proporcionalidad, el concepto de dinergía, la relación entre
la sección áurea y la estética, y la armonía, su proporción y
relación cuerpo humano. Luego decidió versar sobre la importancia
de la moldería en la indumentaria dentro del sistema de
la moda occidental, y señala la importancia del trazado de la
tipología base: el vestido. Continúa con la descripción sobre
procesos que se implementan en el diseño de indumentaria,
donde puntúa: partidos conceptuales, herramientas, principios,
recursos, elementos de diseño, y el proceso de diseño
por derivación tipológica. Como ante último punto, expone
el proceso de diseño a partir de la moldería, información que
construye mediante el trabajo de campo realizado. Para así, por
último presentar su propuesta bajo el título: Nuevo método:
proceso experimental de trazado, articulando su proyecto con
el material trabajado previamente, y es aquí donde presenta a
sus diseños armónicos.
Este Proyecto de Grado genera un marco teórico eficaz, y logra
enmarcar su propuesta de modo locuaz situando, a la misma,
en el hacer local. Puntualiza de modo acotado, en una proble
mática propia de la disciplina de base: la transformación de la
moldería clásica mediante la experimentación, aplicándole la
sección áurea. Su desarrollo es claro y coherente. Y consigue
articular la argumentación teórica con la propuesta proyectual
b) El vestido desde el cuerpo: su autora, Belén Amigo, parte
de la premisa de que el envolvente es un procedimiento por el
cual se relacionan una forma tridimensional (el cuerpo) y una
estructura laminar (la tela), porque es ahí donde se toma una
morfología determinada según los elementos mencionados. Y
señala que, en un proceso similar pero antagónico se podría
mencionar la unión de planos entre sí para lograr una forma
contenedora del cuerpo, que es lo que en parte persigue la
moldería tradicional, entonces se pregunta si: ¿es posible crear
estos planos desde el trabajo de la superficie textil obviando
pasos como la moldería, el corte y el tizado?, ¿se podría arribar
a una síntesis de planos y obtener los mismos resultados
morfológicos que caracterizan a las prendas concebidas bajo
la moldería tradicional, pero otorgándole las características
propias de un diseño pensado desde el textil en sí?, ¿sería
posible lograr determinaciones formales de las prendas básicas
recorriendo el cuerpo de una manera diferente? Para ahondar
en la problemática planteada comienza por explicar las
características que presentaría el textil sobre el cuerpo, y las
formas que éste puede generar. Luego señala la importancia
de poder entender la relación entre el cuerpo y el vestido. Y
una vez desarrollado y amplificado el punto anterior, ahonda
en el lenguaje de la vestimenta. Continúa con la exposición
de su trabajo de campo, en donde registró la posibilidad de
movimiento, con una matriz de análisis en donde apuntó las
líneas sobre el cuerpo que el movimiento produce, en situaciones
límites. Para luego exponer las características que presenta
la silueta que se genera. Como punto anteúltimo expone los
distintos recorridos que pueden plantearse mediante el análisis
de la información recolectada, dato que construye el límite de
la prenda diseñada. Por último, presenta su propuesta titulada:
A partir del textil sobre el cuerpo, en donde muestra su trabajo,
que titula: El vestido desde el cuerpo, y argumenta de manera
eficaz retomando el recorrido expuesto previamente.
Este Proyecto de Grado expresa mediante diferentes técnicas y
lenguajes las posibilidades que podrían transitarse para hallar
los límites de la experimentación sobre una textura y/o tejido
bidimensional, en base a su anclaje tridimensional: el cuerpo.
c) Indumentos prendados: su autora, Sara Fernández, señala que
la justificación interna para enfocar este proyecto sólo puede
residir en una indagación que aporte a configuraciones que
acerquen a lo que se ha destinado en llamar Prenda objetual. Por
consiguiente, bajo el término prenda objetual hace referencia a
un vestido descontextualizado. Explica que descontextualizar
un vestido y contextualizarlo nuevamente, implica rehacerlo,
implica hablar en este caso de otra locación, implica recordar a
los denominados objetos arte, supone despojar al usuario y finalmente
resignificarlo. Reformular un objeto cita a los lenguajes
de los objetos; responsabiliza y aborda; por un lado, al diseño,
y por otro el lado, más cercano y pariente más problemático:
el arte. Una vez establecidas las problemáticas cuerpo-vestido/
arte-diseño; museo/tienda, la autora plantea los siguientes
cuestionamientos en base al tema: ¿puede un indumento finito
vaciarse de usuario y proclamar ser un objeto arte? ¿Puede un
vestido abandonar su capacidad de hábitat y prendarse para ser
contemplado? ¿Puede el usuario, sentirse solamente espectador?
Fernández escogió abordar esta problemática partiendo de la
conceptualización sobre la realidad, sección que se divide en
varias partes para abordarla desde perspectivas diversas, con el
objetivo de reconstruir las características del contexto actual;
luego explica los conceptos diseño y arte; y continúa con la
descripción de lo que ha denominado patrones de locación.
Como anteúltimo punto señala, a partir del trabajo de campo
realizado, las características que presentan las diferentes puestas
standards que se aplican en la disciplina; entonces aborda,
el desfile, la instalación y confronta la performance con la
muestra estática. Por último, presenta su propuesta proyectual
nominada: Armario o Almario, en donde a partir de lo expuesto
previamente versa sobre su mirada de autor frente a su obra, y
presenta la posibilidad de descontextualización de la misma.
Este Proyecto de Grado presenta un recorrido que posibilita
ahondar en un tema que motiva la discusión, al que estructura
sobre un marco teórico, bajo una perspectiva particular, que
hasta el momento se encontraba disperso.
Estos tres ejemplos, dan cuenta de algunas de las aristas que
permite recorrer un Proyecto de Grado en el área de Diseño
de Indumentaria. Sus autoras han logrado construir, en base
a un tema dado, una temática pertinente que han lograron
desarrollar, argumentar y corroborar mediante la interacción
de diferentes metodologías, en base al conocimiento previo
obtenido a lo largo de su carrera, donde pudieron dar cuenta,
con su trabajo, del manejo que tienen sobre el mismo.
Sugerencias posibles
Son muchas las problemáticas que podrían sugerirse para
desarrollar, tantas como autores se presentaran para generar
un Proyecto de Grado. Pero, sí se podría sugerir una propuesta
sobre los temas que podrían tenerse en cuenta ante futuros
recortes. Vale aclarar que la misma tiene tanta validez como
la agenda de la disciplina le asigne.
La moldería es un campo fértil para acotar problemáticas
posibles desde experimentación en procesos moldería, como
así también variables sobre la aplicabilidad, sin variaciones
en la estructura de trazado, de la misma. Reflexionar sobre la
relación mercado/disciplina, es una opción siempre válida, por
eso tener en cuenta la viabilidad del uso de nuevos materiales
en el mercado actual, es un tema factible como para comenzar
a abordar el Proyecto de Grado.
El rol del diseñador en relación a su zona de desempeño, y
la aplicabilidad de nuevas formas de producción, en relación
al contexto local, son variables posibles a administrar con
la posibilidad de obtener problemáticas óptimas a construir.
También el diseño sustentable en áreas específicas del proceso
de un producto dado; y la generación de propuestas viables con
presupuestos reales; como así también el pasaje del proceso
creativo al proceso productivo conservándose la instancia comunicativa
del objeto generado; y la descontextualización de
las modas como estrategia de producción y comercialización.
Es importante, más que seguir algo dado como cierto, tener
la capacidad de percibir y entender la lógica del campo al que
se pertenece y los procesos y novedades que en el mismo se
producen, sobre todo, en su contexto actual y local.
Fortalezas y debilidades
El área de Proyecto de Grado tiene distintas capas que se
interrelacionan entre sí para llevar adelante su misión. Ésta
se funda en el resultado exitoso de cada Proyecto de Grado
que transita dentro del programa. Por lo tanto, las fortalezas
y debilidades pueden administrarse mediante diferentes indicadores
que podrían substraerse, ya sea tanto del dictado
de las clases como así también del proceso de evaluación.
Bajo una perspectiva didáctica, y mediante la observación en
el aula, se puede establecer como una fortaleza la modalidad
de cursada, porque la misma permite la posibilidad de que se
presente una heterogeneidad de conocimiento, no desde el
punto de vista de su calidad, sino desde la diversidad en su
contenido. La estructura que ofrece realizar el Proyecto de
Grado, implica no solo una profundización sobre el área a la que
se pertenece, sino que también posibilita, al alumno, compartir
los parámetros y límites de cada una de las carreras que se
interaccionan, en el momento de clase, tanto sea de Seminario
I como de Seminario II. Es decir que, la convivencia plural
multidisciplinar, en el aula, favorece y enriquece cada una de
las perspectivas individuales. Es muy importe este intercambio
porque permite, a cada alumno, posicionarse ante el planteo de
la problemática sin excederse de la disciplina más allá de que la
misma involucre varios saberes diferentes de manera conjunta.
Por otra parte, otra fortaleza es el cronograma de cursada que
brinda Proyecto de Grado, porque permite una buena adaptación
del alumnado a la estructura planteada, que en principio
es compleja; porque al establecérsele, tiempos pautados genera
las condiciones para que el cumplimiento del objetivo principal
(atravesar la instancia de PG) esté, generalmente, asegurado.
Las fortalezas que se remarcan para los alumnos, también podrían
marcarse para los docentes, porque desde otro lugar deben
poder ordenar, pautar y guiar a los alumnos que no pertenecen
a su disciplina; esto les permite ampliar perspectivas y actualizarse
constantemente, al interactuar, continuamente, entre sí.
La realización de un proyecto de grado, como se especificó
anteriormente, es una tarea compleja; porque implica que muchas
competencias confluyen correctamente para un objetivo
puntual. Esta coordinación exige mucho al alumno durante la
cursada y, tal vez, una de las debilidades más comunes que
puede distinguirse en este tipo de desarrollos es la falta de
profundización sobre aquello que se plantea, este punto débil
arrastra consigo cuestiones como, en un momento primero:
falta de originalidad en el planteo del problema, imposibilidad
de argumentar el planteo establecido, generar planteos disciplinalmente
erróneos, negar el alcance que tiene el trabajo
por fuera el espacio institucional una vez recibidos.
Propuestas
A partir del análisis realizado podrían plantearse ciertas sugerencias
para seguir trabajando de manera mancomunada en
este proyecto (PG) que crece, a diario, por el excelente trabajo
de todos los que son y han sido parte del mismo.
Sería interesante que se pudiesen generar herramientas para
fomentar la continuidad de los Proyectos de Grado que establecieron
aportes significativos, por parte de los alumnos,
en fases académicas superiores como Maestrías o Posgrados,
mediante el otorgamiento de facilidades económicas para
motivar a cursar las instancias mencionadas.
También sería estimulante poder propiciar un espacio exclusivo
implementado a modo de redes, con el objetivo de
poder vincular a los alumnos con tutores idóneos que asistan,
legitimen y alienten al alumno -o reciente profesional- en la
profundización del tema con la posibilidad de convertirse en
una especialización u oportunidad profesional.
Generar el lugar para que pudiese establecerse un espacio
institucional en donde se pudiese continuar desarrollando Proyectos
de Grado que sean factibles de generar conocimiento
genuino en el área del Diseño (Departamento de Investigación),
como así también generar publicaciones que funcionen
como material teórico de consulta del área al que pertenezca
(PG) dentro del campo del Diseño y la Comunicación.
Por último, haber podido relevar un breve período de la sistematización
de un hacer, como la generación de Proyectos
de Grado desarrollados en la Facultad de Diseño y Comunicación,
permite reconocer el potencial que existe para seguir
teorizando sobre la práctica sin que ésta deje de serlo.


Vestir la práctica. Una teorización del hacer fue publicado de la página 40 a página43 en Escritos en la Facultad Nº62

ver detalle e índice del libro