1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº24 >
  4. Escenario Circular

Escenario Circular

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº24

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº24 [ISSN: 1668-5229]

Ensayos sobre la Imagen. Edición V Trabajos de estudiantes de la Facultad de Diseño y Comunicación

Año VI, Vol. 24, Octubre 2009, Buenos Aires, Argentina | 120 páginas

[descargar en PDF ]

[ver índice ]

[Ver todos los libros de la publicación]

[+] compartir


Bostiancic, Gisela Soledad

Introducción
Los escenarios y auditorios han adoptado distintas formas en
cada época y en cada cultura. Los teatros de hoy tienden a ser
flexibles y eclécticos tanto en el diseño como en la incorporación
de elementos de distintos estilos, a estos nuevos espacios
teatrales se los conoce como salas múltiples o multiuso.
Una representación teatral no tiene por qué tener lugar en
una estructura diseñada a tal efecto, ni siquiera en un edificio,
la creación teatral puede darse también en un “espacio
vacío”. Muchas de las primeras fórmulas teatrales se desarrollaban
en las calles, espacios abiertos, plazas de mercado,
iglesias, habitaciones sin más o edificios no construidos con
el fin del uso teatral, sin embargo en todos ellos encontramos
un espacio donde transcurre la acción al que se denomina
“Escenario o Espacio Escénico”.


Definición
El escenario o espacio escénico es el lugar en el que se desarrolla
la representación teatral, donde los actores junto al
director trabajan sobre ella y los escenógrafos crean la ambientación.
El teatro generalmente tiene lugar en un espacio donde se
encuentra delimitado, de alguna manera, la ubicación de la
mirada del público y el objeto observado, es decir, la escena.
El espacio escénico se puede delimitar física o imaginariamente,
el público puede estar frente a ellos (en un espacio
frontal), simultáneamente al frente y a los costados de ellos
(en un espacio en u), alrededor de ellos (en un espacio circular)
o como a nivel del teatro callejero el espacio escénico
puede estar entre el público.
Este particular espacio tiene también una significación mayor,
es el lugar donde ocurre la magia de la transformación
y al mismo tiempo es donde se realiza el espectáculo. Es
donde el público juega con los actores a creerse lo que éstos
están haciendo, es el espacio concretamente perceptible por
el público.
El espacio escénico está organizado en estrecha relación con
el espacio teatral (el lugar físico, el edificio, la sala). A lo largo
de la historia, en cada época y cada cultura, el escenario, ha
variado considerablemente su forma y las relaciones posibles
que entabla con el lugar del espectador.
A efectos de esto se ha formulado una tipología de los escenarios
en cuanto a su forma: de proscenio, de corbata y
circular o arena.


Escenario de Proscenio
Este tipo de escenario es característico del teatro occidental.
El proscenio es la zona que separa el escenario del auditorio
o patio de butacas. El arco del proscenio, que puede tener
diversas formas, es la abertura del muro a través de la cual el
público ve la representación. Un telón que, o bien se eleva o
bien se abre hacia los laterales, puede ocupar este espacio. El
proscenio se desarrolló con el objeto de enmascarar el escenario,
esconder la maquinaria y crear un espacio fuera del escenario
para las entradas y salidas de los actores. El resultado
realza la fantasía de la escena al eliminar todo aquello que no
forma parte de ella y anima al público a imaginar que aquello
que no ve es continuación de lo que ve. Dado que el proscenio
es (o parece ser) una barrera arquitectónica, crea un distanciamiento
o separación entre el escenario y los espectadores. El
arco del proscenio encuadra el escenario, por eso, a menudo,
se le denomina mundo nuevo o escenario enmarcado.


Escenario de Corbata
Un escenario de corbata, conocido también como de tres
cuartos, es una plataforma rodeada de público por tres partes.
Esta fórmula fue la utilizada por el teatro Griego Antiguo, el
teatro Isabelino, el teatro Clásico Español, el teatro Inglés de
la Restauración, el teatro Clásico Chino y Japonés y también
por gran parte del teatro Occidental del siglo XX. La plataforma
que sobresale hacia el patio puede estar respaldada por
un muro o ser simplemente la prolongación de un escenario
de proscenio de algún tipo. La parte del escenario más alejada
del público, hacia el fondo de la escena, puede albergar
maquinaria, accesorios, entradas y salidas, pero la parte del
escenario que sobresale siempre se encuentra desprovista
de elementos excepto algunos accesorios. Dado que no existen
barreras entre los intérpretes y el público, este tipo de escenario
crea una mayor intimidad, como si la representación
tuviera lugar en medio del patio de butacas, aunque sigue permitiendo
la creación de efectos visuales a través del uso del
fondo escénico y de los espacios adyacentes al escenario.
Junto a este tipo de escenario podríamos colocar una variante,
“Los Auditorios”.
Esta modalidad de organización resulta ser un derivado del
auditorio construido en 1876 por el compositor Richard Wagner
para el Teatro de la Ópera de Bayreuth, en Alemania. Estos
auditorios por lo general tienen forma de abanico, una
inclinación, en la platea, hacia arriba empezando desde la
primera fila y los asientos se disponen de forma alterna para no
obstruir la visión. Y en algunos casos, como los de la ópera,
poseen palcos, es decir, asientos en secciones abiertas o cerradas
a lo largo de los muros laterales.


Escenario Circular o Arena
La arena o escenario circular es un espacio escénico totalmente
rodeado por el auditorio. Esta disposición ha sido
puesta en práctica en diversas ocasiones durante el siglo XX,
pero sus antecedentes históricos se encuentran en formas
que actualmente no consideraríamos dramáticas, como los
rituales, el circo o los espectáculos deportivos, y por este
motivo tiene un uso limitado. El hecho que los espectadores
rodeen el espacio escénico, generando así múltiples ángulos
de visión sobre la escena, condicionan el tipo de escenografía
y los desplazamientos que realizarán los actores, ya que en
cualquier momento, alguno de ellos podría quedar anulado.
Algunos autores sostienen que el efecto de la ilusión teatral
resulta más difícil en este tipo de escenario dado que, en
la mayoría de los decorados, las entradas y salidas han de
realizarse a plena vista del espectador. Al mismo tiempo, los
escenarios circulares pueden llegar a crear un gran sentido
de intimidad, que a menudo, no es posible en otros tipos de
escenario y que muchas veces es asociado a otros tipos de
espectáculos no considerados como dramáticos.
En este ensayo se realizará un análisis sobre este último tipo
de escenario: “el escenario Circular”. Se abordarán temas en
cuanto a su origen, su relación con los espectadores, en cuanto
al intercambio que se produce entre la escena y la sala y,
por último, la relación de éste, como la de los otros dos tipos
de escenarios, con una política de jerarquización del público.


En relación a su origen
Remontándonos al origen ritual del teatro, en el cual un grupo
de personas participa de una ceremonia, en una acción ritualizada,
el círculo representa el lugar primordial y la escena no
requiere un ángulo de visión o una distancia determinadas. El
círculo (en el cual se inspira el teatro Griego) se construye y
sitúa en la pendiente de una colina, más tarde se instaura por
todas partes de manera que la participación no se limita sólo
a la observación exterior del acontecimiento. Es entonces el
ángulo y la red óptica que enlaza mirada y escena lo que constituye
el vínculo entre el público y ésta.
Luego, en la Edad Media, este tipo de organización del espacio
se lo utilizó en la representación de los misterios. El tipo
de escenografía que se utilizaba aquí, que resurge con gran
fuerza en el siglo XX, no sólo gracias a la diversidad de puntos
de vista (del público) sino sobre todo para que los espectadores
comulguen en la participación de un rito donde todos están
implicados emocional y físicamente en la representación.
Más adelante en 1770, un suboficial inglés retirado de caballería,
que dirigía una compañía de pruebas ecuestres, diseñó
una pista circular rodeada de tribunas de madera, la instala al
aire libre en un terreno baldío, a los jinetes suma equilibristas,
acróbatas y clowns, que fingen ser aldeanos o campesinos
torpes que tratan de imitar a los diestros jinetes en forma
grotesca, de esta manera nace en Londres el primer “circo
Moderno”, que se diferenciaba de los “circos Antiguos” por
la organización del espacio escénico de manera circular. Pocos
años después, un ex-artista de esa misma compañía, usa
por primera vez el nombre “circo” para definir este tipo de
espectáculo y le suma al diseño de la pista circular un espacio
para presentar pantomimas, lo cual se asemeja aún más
al uso que se le da actualmente a un escenario con estas
características.


En relación al intercambio entre escena y sala
Como lo mencioné anteriormente, el escenario circular, por
su distribución, es comúnmente utilizado, y casi exclusivamente,
para dos tipos determinados de espectáculos: los
espectáculos deportivos, como por ejemplo: un partido de
fútbol, una pelea de box, etc., y los espectáculos circenses.
La disposición del público y de la zona de representación influye
en la trasmisión y recepción del mensaje que se quiere
dar en un espectáculo. No se pueden transmitir las mismas
cosas y mucho menos, de la misma manera, en un escenario
de proscenio que en uno de corbata o uno circular. Cada disposición
escénica posee su propio modo de relación con el
público, algunos desde el ilusionismo, otros desde la participación,
la interrupción de la representación, el consumo, etc.
Según Patrice Pavis, en su libro: Diccionario del Teatro. Dramaturgia,
Estética, Semiología, la escena y la sala mantienen
relaciones psicológicas y sociales que reflejan el mensaje que
se quiere transmitir en cada espectáculo. Éstas relaciones serían
las siguientes:


1. La Identificación del público con la escena. La escena a la
italiana exige que el espectador se identifique con la ficción
proyectándose en ella. La escena reproduce entonces la estructura
del público induciéndolo a entregarse en bloque en
manos de los actores-ilusionistas.
2. La Distancia crítica. La escena Brechtiana hace más profunda
la distancia entre la sala y la escena, ésta impide la
identificación de la sala con la escena, provoca una distancia
crítica y divide al público con respecto a la obra. Esta distancia
crítica es fácilmente comparable con las opiniones contradictorias
que genera en torno al Realismo.


Y por último, hace referencia a:


3. La Modificación de la relación ficción-realidad. El teatro, a
veces, intenta modificar la relación entre zona de representación
(llamémosle zona de ficción) y la sala (llamémosle zona
de realidad). Busca superar el espacio desde donde se observa
sin estar implicado, cambiando el marco escénico tradicional
por otras distribuciones en el espacio, como puede ser la
utilización de un escenario circular o espacios de representación
alternativos. Incluso, a veces, algunos espectáculos
desearían anular este espacio de la mirada para integrarlo en
la ficción, de manera que destruya la barrera entre escena y
sala. Sin embargo, esto resulta poco probable ya que el espectador
intuye desde el comienzo la separación de estos
dos espacios, el de realidad y el de ficción.


En relación a la jerarquización del público
Cada tipo de escena tiende a reproducir las estructuras de
una sociedad dada, por ejemplo:


• En el teatro a la italiana, con su formato donde el público
se ubica de frente a espacio escénico, dividido físicamente
por la embocadura y el telón, y a su vez la platea, donde las
ubicaciones que se encuentran más cerca del escenario son
las de mayor valor, junto con los palcos, que en un comienzo
sólo eran reservados para la nobleza o para los funcionarios
públicos, responden claramente a una sociedad jerarquizada,
donde las personas con mayor poder adquisitivo son las más
beneficiadas.
• En el escenario de corbata, donde la platea no tiene tanta
profundidad y la cantidad de ubicaciones en las primeras filas
es mayor y al mismo tiempo rodea el escenario, dándole al público
cierto grado de participación en el espectáculo, responde
a un tipo de sociedad que pretende ser menos jerarquizada
pero que igualmente sigue manteniendo ciertas estructuras.
• En el teatro circular, donde la platea rodea por completo
al escenario y como lo mencioné anteriormente, al estar
destinado a espectáculos tanto deportivos como circenses,
responden a una sociedad que pretende ser aún más comunitaria
e igualitaria en cuanto a la ubicación y participación del
público en el espectáculo.


Sin embargo, esto no es necesariamente un determinante
del sentido: “tipo de sala-tipo de sociedad”, aunque tampoco
resulta casual.


Conclusión
De acuerdo a lo analizando en este ensayo podemos concluir
que los escenarios circulares deben su origen tanto a los
primeros rituales, que también se consideran antecedentes
del teatro actual, como a las primeras representaciones en
los teatros griegos y medievales, y que en consecuencia van
evolucionando, cambiando, adecuándose, poco a poco, a las
necesidades y requerimientos de diferentes espectáculos.
En cuanto a la relación que éstos permiten entablar con el público,
podemos decir que, efectivamente generan un ambiente
considerablemente más íntimo y al mismo tiempo plantean
un gran desafío, tanto para los actores y el director como para
los escenógrafos e iluminadores, ya que éstos deben tener en
cuenta, además de las variables que se les podrían presentar
en un espacio tradicional, las dadas por este particular tipo de
escenario como pueden ser: los múltiples ángulos de visión,
aprovechar la intimidad generada por el espacio, el grado de
compromiso y participación por parte de los espectadores y
sobre todo la diversidad de éstos, dado que, como lo mencioné
anteriormente, estos espacios responden a sociedades
con características, que se podrían decir, más comunitarias e
igualitarias que las que concurren a las salas tradicionales.


Referencias bibliográficas
Patrice Pavis. 1990. Diccionario del Teatro. Dramaturgia, Estética, Semiología.
Primera reimpresión. Barcelona-Buenos Aires-México.
Ediciones Paidós.
Gastón A. Breyer. 1968. Teatro: el ámbito escénico. Buenos Aires.
Centro Editor de América Latina.
Héctor Calmet. 2003. Escenografía. Escenotecnia, Iluminación. Buenos
Aires. Ediciones de la Flor.


Recursos electrónicos
http://es.encarta.msn.com/encyclopedia_761558421_2/Escenario.html
http://www.nicolacomunale.com/teoria.escenica/resumen1jaume.html
http://pedagogoteatral.blogspot.com/2007/09/el-espacio-escnico.html



Enviar a un amigo la publicación

Tu nombre:    Tu e-mail:


Info de tu amigo

Apellido:    Nombre: *

E Mail: *       Sexo: * Femenino | Masculino

Comentarios:

  • Escenario Circular fue publicado de la página 31 a página33 en Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº24
  • [ver detalle e índice del libro]

VERSITIOSDC

Prohibida la reproducción total o parcial de imágenes y textos. Términos y Condiciones