1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº24 >
  4. Cine latinoamericano: La niñez y la violencia

Cine latinoamericano: La niñez y la violencia

Baisplelt, Eduardo Adán

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº24

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº24

ISSN: 1668-5229

Ensayos sobre la Imagen. Edición V Trabajos de estudiantes de la Facultad de Diseño y Comunicación

Año VI, Vol. 24, Octubre 2009, Buenos Aires, Argentina | 120 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

El siguiente ensayo aborda la temática de la niñez en Latinoamérica. Partiendo del trabajo crítico visto en la cursada Discurso Audiovisual V, y contando con la reflexión crítica que el profesor Alfredo Marino realiza en su libro Cine Argentino y Latinoamericano1 como así también el visionado y análisis de seis títulos fílmicos de la cinematografía Latinoamericana.

Los olvidados (1950) de Luis Buñuel, Crónica de un niño solo (1964) de Leonardo Favio, Río 40 grados (1955) de Pereira Dos Santos, Pixote, la ley del más débil (1981) de Héctor Babenco, El polaquito (2003) Juan Carlos de Sanzo y Ciudad de Dios (2002) de Fernando Meirelles. Estos títulos, de diferentes autores y países latinoamericanos, pertenecen a periodos diferentes entre los años 50´ hasta los años posteriores al 2000.

Con el carácter testimonial que estos films imprimen, la utilización de cifras tomadas de estudios de las Naciones Unidas, el CEPAL (Comisión Económica para América Latina y el Caribe), la OMS (Organización Mundial de la Salud) junto con el análisis que realiza María Calvento en su libro Profundización de la pobreza en América latina2, el objetivo es realizar un estudio reflexivo sobre el crecimiento de la problemática de la niñez caracterizada por la violencia, la injusticia y desigualdad social que parece ofrecer pocas oportunidades a los jóvenes más vulnerables a salir del círculo de pobreza y exclusión.

A lo largo de los años, mediante las políticas macroeconómicas neo-liberales adoptadas por muchos países de Latinoamérica, se contribuyó a un significativo aumento de esta problemática con foco en la niñez.

El punto más crítico es quizás la implicancia de la niñez en el narcotráfico. Estos casos se hacen más notorios en las favelas brasileras, por lo que la observación del film Ciudad de Dios y la utilización del libro Children of de Drug Trade (Chicos del narcotráfico) de Luke Downdey3, resulta relevante para el análisis.

La niñez en el cine Latinoamericano

Por varias décadas el cine latinoamericano ha mostrado con una mirada de compromiso y denuncia a la niñez desposeída y marginada. Una cinematografía que le pone voz a este sector de la sociedad y reflexiona sobre un problema que en la actualidad se intensifica exponencialmente.

En estos films, los niños viven en las grandes urbes de Latinoamérica (Buenos aires, Río de Janeiro, San Pablo, México D.F.), donde a diferencia con otros sectores de la región, cobra más fuerza el ámbito de empobrecimiento, desigualdad y marginalidad. Dentro de este ámbito, ellos por ser los más débiles, son los más vulnerados.

Por lo general la familia esta ausente, ya sea por ser huérfanos o por una débil presencia. Es el caso de Pedro (Los olvidados) quien es concebido por una violación y su madre lo desprecia, él va a luchar por conseguir este amor.

Pixote (Pixote, la ley del más débil) no recibe demasiada atención de su madre. Irá entonces a buscar el amor maternal ausente en la figura de Lilica y en las prostitutas.

Es por esta falta que los priva de valores, lazos de soporte, sentido de identidad y pertenencia que están totalmente desamparados cargando con la culpa de vivir en un mundo en el que no hay lugar para ellos.

Polin (Crónica de un niño solo) y Pixote, no están mejor en un reformatorio que viviendo en las calles. Son los mismos individuos de ese grupo social quienes los marginan aún más, cuando el ciego en Los olvidados dice que a estos niños habría que matarlos antes de nacer.

Río 40 Grados muestra como la desigualdad y la marginalidad hacia los sectores pobres, sitúa en un mismo plano a un niño que trabaja para ayudar a su madre enferma y a quienes salen a robar, dejando la vida y la muerte librada al azar. Comenta su director Nelson Pereira Dos Santos:

Descubrí que esa gente, los , no eran muy diferentes de la clase media carioca: la misma formación familiar, el mismo proyecto de vida, la misma visión. Pero sufrían el mismo preconcepto: que el es un bandido, un marginado, un vagabundo, un ladrón. Entonces conté la historia de una familia de esa favela, y por extensión la de los niños con la ciudad de clase media, la ciudad turística4.

Cohete en Ciudad de Dios sufre la misma discriminación cuando lo echan de su trabajo en un supermercado por pertenecer a un barrio marginal. Es un niño que se encuentra en peligro de convertirse en un delincuente juvenil, que intenta pasar del mundo niño a adulto aunque este pasaje sea signado por el dolor de la marginalidad y la violencia.

Es en este mismo ámbito donde deben soportar, como explica Marino en el libro Cine Argentino y Latinoamericano5, la brutalidad y el abuso del poder de las instituciones como ser el reformatorio o la policía. Un ejemplo extremo es la película El polaquito donde el protagonista sufre abusos sexuales de la policía corrupta que además lo libera y obliga a robar. Pero además sufre abusos de poder de los integrantes más fuertes del mismo grupo social, se instaura la ley del más fuerte donde el poder lo tiene el que viola o mata, y una ley del más débil donde hay que adaptarse de manera sumisa a las reglas. Si no se es fuerte como El Jaibo (Los olvidados) o Ze Pequeño (Ciudad de Dios) quienes son capaces de matar a quien se oponga a sus planes, se es débil como Pixote que acepta beber su agua luego de ser escupida en una actitud completamente sumisa ya que como un compañero le indica, si no lo hace hoy lo deberá hacer mañana. También Polin (Crónica de un niño solo) que no hace nada cuando abusan sexualmente de su amigo.

Desde lo discursivo las películas citadas, hacen referencia a que los niños están atrapados en este círculo de pobreza, desigualdad, marginalidad, abandono y desesperanza. Los olvidados tiene una estructura narrativa circular, comienza con un plano de la casa donde al final de la historia Pedro morirá, para luego ser arrojado entre la basura. Ese es el futuro para un chico que quiere trabajar, honrar a su madre y cumplir y respetar los mandados de quienes han confiado en él. También en esta película se utiliza a las gallinas como elemento de peso narrativo y simbólico, ya que son aves que poseen alas pero no pueden volar, destinada a vivir atrapadas en un corral sin la posibilidad de escapar. No es casual que Pedro se identifique con ellas.

En Crónica de un niño solo también existe la estructura circular cuando Polin es arrastrado –hacia el final del film– a la comisaría repitiendo que el no ha hecho nada. El uso de la puesta en escena, especialmente el trabajo de dirección de fotografía donde la atmósfera dentro del reformatorio con espacios asfixiantes, interminables escaleras y recovecos, refuerzan la idea de laberinto sin salida, donde perdido se puede estar deambulando eternamente.

Pixote termina asesinando y vuelve a las calles, ya desde el comienzo el celador del correccional de menores dice que de ahí nadie se salva de volver.

El Polaquito termina muerto ahorcado en la Terminal de Constitución.

Como se observa lo que queda en evidencia es que no tienen ninguna posibilidad de futuro o cambio, arrojados al universo del delito para poder sobrevivir (?).

Totalmente desesperanzados como a quienes se les ha robado la niñez, un pequeño en Ciudad de Dios dice que ya es un hombre porque a fumado, se ha drogado, a robado y ha matado.

Capítulo 2: Violencia y criminalidad juvenil

Como se expuso en el capítulo anterior, la principal consecuencia de esta problemática desencadena en un alto porcentaje de violencia y criminalidad juvenil.

En las últimas décadas se registra un importante aumento en la criminalidad juvenil, como lo demuestran datos proporcionados por la OMS. Se estima que aproximadamente un 28,5 por ciento de los homicidios en Latinoamérica ocurren entre jóvenes de edades comprendidas entre los 10 y los 19 años.

Desde los 80´, las estructuras económicas de los países latinoamericanos han registrado transformaciones que han cambiado significativamente sus mercados de trabajo y provocado un dramático aumento en los niveles de pobreza.

Los programas de ajuste estructural implementados bajo la estricta supervisión del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial han producido recortes en el empleo, la privatización de empresas y servicios públicos, la eliminación de los subsidios de alimentación y combustible y fuertes recortes del gasto público.

El gasto social también se vio afectado: si antes de la crisis era insuficiente, las políticas de ajuste utilizadas para subsanar la situación económica lo redujeron aún más.

(…) Es decir, la crisis de la deuda trajo consigo una serie de medidas que implicaron la reducción del gasto destinado a programas sociales al área social6.

La introducción de la liberalización del comercio, la desregulación del mercado y la redefinición del papel del Estado junto con la adopción de un modelo de desarrollo orientado a las exportaciones basado en los productos de consumo no han impulsado las economías tal y como esperaban ni han mejorado las condiciones de vida de los sectores más vulnerables de la sociedad.

A principios de la década de los noventa se registró un crecimiento económico moderado de la región. Sin embargo, el crecimiento alcanzado no logró revertir los índices de pobreza. La pobreza y la desigualdad continuaban con números elevados, para 1990 se registraron 200 millones de pobres7.

El crecimiento en los 90 se concentraba principalmente en las exportaciones de capital y en modernos servicios en los que las tasas de productividad del trabajo son altas pero la generación de empleo no cualificado es baja. Como resultado, mientras que los trabajadores con estudios se beneficiaban de la liberalización económica y un crecimiento más rápido, los trabajadores sin estudios veían cómo se estancaban sus salarios. La tasa de desempleo subió considerablemente en la década de los 90.

El número de niños que termina la escuela secundaria también es preocupantemente bajo e insuficiente para garantizar un suministro de mano de obra cualificada para unos mercados cada vez más competitivos. Aproximadamente un 37 por ciento de los adolescentes latinoamericanos de entre 15 y 19 años deja la escuela, y la gran mayoría de ellos proviene de familias con bajos ingresos.

Otros factores que agravan la problemática de la niñez y pueden ser determinantes para el aumento de la violencia y delincuencia juvenil en Latinoamérica es la disponibilidad y proliferación de armas de fuego la que además está vinculada a la expansión del mercado de la droga.

Capitulo 3: Los niños y el narcotráfico

Marino explica en Cine Argentino y Latinoamericano8, que la presencia de la droga, como se muestra en general en el cine latinoamericano, no hacen más que darle un refugio a estos niños en un mundo sin oportunidades. Los olvidados y Crónica de un niño solo no abordan este tema particularmente.

Pero ya en Pixote.., que es una película de los 80´, vemos al protagonista fumando marihuana, el humo que satisface como ellos lo llaman.

Pero la droga a mediados de los 80´ toma un lugar importante, que va a marcar un punto de inflexión en esta problemática para llevarla a niveles desmedidos.

En Ciudad de Dios Ze pequeño marca este momento en la escena que dice lo que hay que hacer es dejar de robar y dedicarse a traficar con droga.

L. Downdey explica en su libro Children of the drug trade, que al principio en los 70´ los niños no tenían demasiada implicancia en el narcotráfico y en el combate armado. Llegando a los 80´ se comienza a utilizar a algunos niños como campana o como aviãozinhos (portadores de pequeñas cantidades de droga).

”(…) nos ofrecían ropa de marca deportiva. Comenzaron ofreciéndonos camperas de Adidas, pantalones de Adidas, botines de fútbol (…) era algo curioso, porque nos ofrecían las cosas que nos ayudaban, en teoría, a seguir siendo niños”9.

La llegada de la cocaína en los 80´ cambió el panorama. La ganancia y la demanda eran mayores, por lo que se necesitaban más puestos de venta. Los niños que comenzaron recibiendo regalos, empezaron a recibir dinero a cambio de trabajos de más riesgo. Los datos estadísticos de entre los 80´ y los 90´ demuestran claramente el aumento de la implicancia de los niños en el narcotráfico. Se puede observar el incremento desde el 91 al 2001 de los arrestos de menores con posesión de armas, esto indica que los niños además del tráfico también forman parte de los combates armados.

L. Downdey enumera ciertos factores fundamentales que facilitaron la implicancia de los niños y adolescentes en el trafico de drogas10.

• Desesperanza, pocas opciones laborales y oportunidades

• Un incremento en el deseo de los niños de consumir bienes

• Aceptación de los Traficantes y su dominio en la Comunidad

• Pérdida de los valores familiares

• La aceptación por parte de los traficantes a la participación de los niños

En la película Ciudad de Dios trata profundamente el tema, y su evolución. El Trío Ternura, es un grupo de jóvenes que medianamente poseen ciertos valores morales, valores familiares, que lentamente se van perdiendo. Viven en una ciudad que se esta degradando, sin empleo decente, los jóvenes crecen sin una socialización del trabajo. Por eso ellos cometen robos pequeños, una delincuencia ingenua que lucha por la igualdad. Luego los sucederá Daditos a quien nunca se le han inculcado valores, y sin ningún problema de asesinar, como si fuera un juego, sin valor por la vida, crecerá robando y matando para subsistir. Ya de grande como Ze pequeño matará a todo aquel que se le interponga en el camino. Hasta que llega el punto de inflexión donde descubrirá el poder económico de la droga. Ya no se trata entonces de robar para subsistir, sino de matar e infringir terror como promesa de acceder a un mundo de lujo y poder. Una salida terriblemente tentadora para cualquier niño o joven que nace en ese ámbito. Downdly explica que hoy en día existe una normalización de los niños que crecen con el narcotráfico y la mayoría se alista en combate porque para ellos es algo totalmente normal. Han perdido todo valor moral y social.

“Hoy en día crecen con alguna persona que esta relacionada al narcotráfico, tu mejor amigo de la escuela o algún pariente”11.

En Ciudad de Díos el grupo de niños de no más de 10 años que mata a Ze pequeño, festeja feliz al final del film su poderío sobre el mercado del narcotráfico, mientras prepara su lista negra para asesinar a quien se le interponga en el camino.

Las niños en Latinoamérica, desposeídos, víctimas de la brutalidad, atrapados en un ámbito de violencia, marginalidad, desigualdad y exclusión, carecen de toda posibilidad de esperanza y futuro.

Los cineastas de Latinoamérica, comprometidos socialmente, han tratado desde muy temprano el problema con el fin de llamar la atención a este respecto. Es importante que los futuros profesionales de la imagen y el sonido continuemos este trabajo de denuncia y compromiso, utilizando una herramienta de comunicación poderosísima, como lo es el cine y los otros medios audiovisuales de masiva penetración en las sociedades actuales.

Notas

1 Marino, A. (2004). Cine Argentino y Latinoamericano, Una mirada crítica. Ed. Nobuko Bs. As.

2 Calvento, M. (2007). Profundización de la Pobreza en América Latina. El caso de Argentina 1995-1999, Edición electrónica gratuita. Texto completo en www.eumed.net/libros/2007a/252/ 3 L. Downley (2003). Children of de Drug Trade. Ed. 7letras, Rio de Janeiro.

4 Nelson Pereria Dos Santos. Entrevista realizada por el escritor Juan Benet. Tomada de www.cervantesvirtual.com 5 Marino, A. (2004). Cine Argentino y Latinoamericano, Una mirada crítica. Ed. Nobuko Bs. As, p. 52.

6 Calvento, M. (2007). Profundización de la Pobreza en América Latina. El caso de Argentina 1995-1999, Edición electrónica gratuita. Texto completo en www.eumed.net/libros/2007a/252/ - p. 21.

7 Ibíd. p. 22.

8 Marino, A. (2004). Cine Argentino y Latinoamericano, Una mirada crítica. Ed. Nobuko Bs. As., p. 56.

9 Ex niño traficante de los 70, tomado de Children of de Drug Trade. Ed. 7letras, Rio de Janeiro, 2003, p. 118 10 L. Downley (2003). Children of de Drug Trade. Ed. 7letras, Rio de Janeiro. p. 120-123 11 Residente de una Favela, tomado de Children of de Drug Trade. Ed. 7letras, Rio de Janeiro, 2003, p. 122.

Bibliografía

Calvento, M. (2007). Profundización de la Pobreza en América Latina. El caso de Argentina 1995-1999.

Dowdney, L. (2003). Children of de Drug Trade. Ed. 7letras, Rio de Janeiro.

Marino, A. (2004). Cine Argentino y Latinoamericano, Una mirada crítica. Ed. Nobuko Bs.As.

Recursos electrónicos

http://www.eclac.org http://www.cervantesvirtual.com http://www.who.int/es/index.html http:// www.eumed.net

Filmografía

Los olvidados (1950) México. Dirección: Luis Buñuel.

Crónicas de un niño solo (1964) Argentina. Dirección: Leonardo Favio.

Río 40 grados (1955) Brasil. Dirección: Nelson Pereira Dos Santos.

Pixote, la ley del más débil (1981) Brasil. Dirección: Hector Babenco.

El polaquito (2003) Argentina. Dirección: Juan Carlos Desanzo.

Ciudad de Dios (2002) Brasil. Dirección: Fernando Meirelles.


Cine latinoamericano: La niñez y la violencia fue publicado de la página 81 a página83 en Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº24

ver detalle e índice del libro