1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº25 >
  4. Detrás de escena del Mundial `78

Detrás de escena del Mundial `78

Volosin, Nadia Inés

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº25

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº25

ISSN: 1668-5229

Ensayos Contemporáneos. Edición III Escritos de estudiantes. Primer Cuatrimestre 2009

Año VI, Vol. 25, Noviembre 2009, Buenos Aires, Argentina | 132 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Introducción

El desarrollo del trabajo comenzará con un recorrido por el gobierno de Isabel Perón y su caída como consecuencia del golpe militar que tuvo lugar desde el año 1976 hasta 1983.

Por otro lado, se tratará el tema del golpe militar y el Mundial `78. Una vez profundizado en estos aspectos, se analizará la relación que se puede establecer con el material leído durante la asignatura.

El gobierno de Isabel Perón

Según el portal País Global (2004, www.país-global.com.ar) el 1 de Julio de 1974, Juan Domingo Perón fallece y por consecuencia su viuda y vicepresidenta, María Estela Martínez de Perón, asume al poder como presidenta de La Nación. Durante su mandato su apoyo recae en el Ministro de Acción Social José López Rega, quien fue el encargado de organizar desde el gobierno la Alianza Anticomunista Argentina o Triple A, organismo que llevó a cabo acciones contra figuras destacadas de izquierda.

En 1975, asume Celestino Rodrigo como nuevo Ministro de Economía, quien apoyado por López Rega, sancionó la medida conocida como “el Rodrigazo”, que consistía en la devaluación de la moneda y aumentos de las tarifas. Esta situación trajo como consecuencia una crisis política que condujo al desplazamiento de Rodrigo y López Rega.

Según el portal Planeta Sedna (s.f www.portalplanetasedna.com.ar) la presidente se desvinculó de su cargo, dejándolo en manos del presidente del senado Italo Luder. El descontrol económico, la violencia política y la descomposición del gobierno finalmente fueron los encargados de que Isabelita anuncie el adelanto de las elecciones presidenciales para principios de 1976.

Golpe militar (1976)

Según el portal Planeta Sedna (s.f www.portalplanetasedna.com.ar) el 24 de Marzo de 1976, se produce un golpe de estado por parte de los comandantes de las tres armas, Jorge R. Videla, Emilio E. Massera y Orlando R. Agosti, el cual pone fin al gobierno de Isabel Perón. El golpe militar fue denominado como un “Proceso de Reorganización Nacional” y el gobierno y la sociedad fueron dominados por las fuerzas armadas. La reorganización consistió en “represión política y social, desarticulación de las bases de la economía industrial y ejercicio autoritario del poder”. El gobierno detuvo, interrogó, torturó y ejecutó clandestinamente a cientos de guerrilleros, así como a miles de civiles que no tenían ninguna relación con las organizaciones armadas. También estableció centros clandestinos de detención para llevar a cabo estas tareas. Las personas detenidas en estos centros eran denominados “desaparecidos”.

Una de las sedes más relevantes por la cantidad de detenidos que alojaba era la Escuela de Mecánica de la Armada, ESMA.

Benítez y Mónaco (www.riehr.com.ar) afirman que “Desde fines de los setenta y principio de los ochenta, comenzó un periodo de desgaste del gobierno militar”. (s.f, p. 17) Según los mismos autores, el 29 de marzo de 1981, en medio de una crisis económica Videla dejó la presidencia y asumió en su lugar el jefe del ejército Roberto Viola, quien introdujo cambios económicos con la intención de aliviar la crisis financiera de los empresarios locales. El 22 de Diciembre del mismo año, Viola es sustituido en su cargo por Leopoldo F. Galtieri. “Su objetivo central era recomponer el dominio autoritario sobre la sociedad” (Benítez y Mónaco, s.f, p. 19). Para esto, se lanzó el plan de recuperación de las Islas Malvinas, y el 2 de abril se efectivizó la ocupación de las mismas. Al día siguiente se declaró la soberanía argentina sobre ellas. Gran Bretaña de inmediato reaccionó de forma ofensiva y el Consejo de Seguridad de la ONU consideró que Argentina debía retirarse de las islas.

La derrota de Malvinas, llevó al régimen militar a su final.

Según Benítez y Mónaco (www.riehr.com.ar) la derrota desató una crisis interna profunda, y la sociedad aumentó su presión sobre un gobierno desgastado por los años y acusado, ahora de manera masiva, de múltiples violaciones a los derechos humanos. (s.f, p. 20) El 10 de Diciembre de 1983, asume Raúl Alfonsín como presidente, dando por finalizada la dictadura militar y creando la esperanza de un país democrático.

La otra cara de la realidad.

Noguer Vivas (s.f. www.taringa.net) en el articulo Argentina `78: la dictadura del balón explica que mientras el país atravesaba una de sus peores etapas, entre el 1 y el 25 de Junio de 1978, se desarrollaba el mundial de fútbol en Argentina. El triunfo argentino trajo de inmediato repercusiones públicas por la situación que atravesaba el país. Para un porcentaje importante de argentinos, el mundial representaba una gran fiesta y un motivo suficiente para celebrar en las diferentes ciudades. Pero mientras el pueblo celebraba en las gradas del Monumental los goles de Kempes y demás discípulos de Menotti, en la oscuridad se continuaba con las detenciones ilegales a argentinos, las torturas y los asesinatos con ráfagas de metralletas. Esta era la otra cara de Argentina, la del terror y la represión.

Noguer Vivas explica que desde la época del Mundial `78 hasta la actualidad, se habló de manipulación del gobierno militar sobre el mundial, ya que en esos 24 días los militares lograron su objetivo de “sedar” al país haciendo que su interés se centrara solo en el fútbol, sin reparar en esa otra realidad, sumida en las tinieblas.

Relación con la asignatura

Este período de la dictadura militar y el Mundial del `78, puede relacionarse con diversos temas que se desarrollaron durante la cursada. En primer lugar el período de la dictadura militar de 1976-1983 se puede relacionar con la teoría crítica de Mattelart, ya que se está en presencia de instrumentos represivos del estado (ejército, policía), los cuales se imponían sobre los aparatos ideológicos como la escuela, la iglesia, la familia y los medios. Aquellos que no se adaptaban a la ideología militar y deseaban imponer sus ideales y opiniones eran torturados, ya que se consideraba que no pertenecían al sistema. En esa etapa, la junta militar tenía como objetivo la búsqueda de hombres unidimensionales sin capacidad de rechazo ni filtros de incorporación, logrando de esa forma que la sociedad se mueva tal cual deseaban.

Según Herbert Marcuse existe la apariencia de un mundo racional conformado por la tecnología y la ciencia, aunque también se lo puede considerar una realidad irracional. Donde el modelo de organización de la sociedad, en vez de liberar al individuo, lo sojuzga. Más allá de que haga referencia a la sociedad totalitaria de 1964, se puede establecer una relación con la época del golpe militar, ya que este poder fue totalitario.

Se trataba de una sociedad unidimensional que era obligada a dejar de lado su capacidad de crítica para adaptarse al sistema, y aquellos que no lo hacían eran torturados. El autor Noguer Vivas (s.f. www.taringa.net) en el artículo Argentina 78: la dictadura del balón explica que mediante la difusión de información ligada únicamente al mundial de fútbol, se intentaba que el hombre viviera al margen de la situación que realmente transcurría en la Argentina.

Para la teoría critica, los medios de comunicación son sospechosos de generar violencia simbólica y son temidos como medio de poder y dominación. Siguiendo con las reflexiones del mismo autor, durante el periodo del golpe militar de 1976 a 1983, los medios fueron utilizados por el gobierno como herramienta para inculcar a los padres a que repriman las conductas subversivas de sus hijos por ser consideradas maliciosas para el sistema. Según el portal Taringa (s.f. www.taringa.net) en el artículo Medios de comunicación en la dictadura de 1976 desde el 24 de Marzo de 1976, las emisoras de radio fueron censuradas y algunos programas fueron levantados. A partir de los medios, los militares ejercieron su poder, dando a conocer cuales eran sus objetivos y dejando de transmitir la realidad de la situación que atravesaba el país. El mismo portal explica que “el diario Clarín apoyó a la dictadura en todo momento hasta casi el final de la Guerra de Malvinas”. Hasta que el gobierno militar no concluyó, no se pudo leer en ninguna de sus páginas alguna nota sobre los desaparecidos o los muertos.

El lugar que ocuparon los medios de comunicación durante el período del mundial `78, puede relacionarse con la teoría de los contenidos de Denise Mcquail. Según esta teoría, el contenido de los medios se vincula a partir de su aproximación a la realidad. La cuestión de cómo los medios se relacionan con la realidad, gira alrededor del grado de fidelidad en que el contenido de los medios refleja la realidad de la sociedad. Sin embargo para dicha teoría, existen desviaciones de la realidad tanto en las noticias como en la ficción. La información que trasmitían los medios de comunicación en el periodo que se está analizando, puede relacionarse con un tipo de desviación de la realidad centrado en las noticias.

Tal como lo plantea Mcquail (1983) existen las elites como fuentes de noticias. Los gobiernos, los jefes de estado y los portavoces oficiales en general dan a conocer opiniones y versiones de la realidad que producen noticias en mucho mayor grado que los participantes de bajo nivel en los acontecimientos.

El gobierno militar da a conocer aquella información que consideran importante para construir la realidad de ese momento.

Noguer Vivas explica que la prensa local censurada, sólo hablaba del mundial: de tácticas, de goles, de alegría y de orgullo. El autor explica: “Los argentinos somos derechos y humanos. Todo lo demás, era ser antiargentino”.

Los diferentes diarios del país, funcionaban como portavoces oficiales del gobierno militar, con el objetivo de que la sociedad apoyara al régimen, considerándolo como una, reorganización nacional necesaria.

El portal Taringa (s.f. www.taringa.net) en el artículo Medios de la comunicación en la dictadura de 1976 explica que en un titular destacado del diario La Nación, la portada del primer número publicado bajo el mandato del señor Videla, se leía “La edad de la razón”. La nota contenía en casi todas sus frases alguna recriminación a los peronistas, o algún fallo cometido por ellos. Según dicho portal, lo único que transmitían los canales de televisión eran noticias de fútbol. Todo giraba alrededor del mundial y de esa forma se mantenía a la sociedad entretenida con fútbol. Cuando comenzó el golpe militar de 1976, la televisión en Argentina era blanco y negro. Para la época del mundial, se desarrolló la TV a color con el objetivo de mostrar el progreso.

La desviación de la realidad vinculada con el período del golpe militar y del mundial, puede relacionarse con la teoría de la conspiración o hegemónica del mismo autor de la teoría de los contenidos, ya que ésta se centra en el control social por parte de las elites o de las clases egoístas. Según Mcquail, la ignorancia de la realidad social por parte del público es uno de los motivos que refuerza su poder. Esta teoría reconoce que existe un vocero como fuente de control social.

En la época del golpe militar que se llevó a cabo el mundial `78, el gobierno utilizaba los medios de comunicación como instrumento de control social, construyendo una realidad que no se correspondía con lo que realmente ocurría en el país.

De esta manera, esta ignorancia social, permitía el control por parte de la clase dominante, o sea las fuerzas armadas.

Conclusiones

Ya establecida la relación entre la dictadura de 1976 y el Mundial `78 con la teoría de los contenidos y la teoría crítica, se puede concluir que el Mundial fue una pantalla para tapar metodologías que el gobierno militar practicaba. Detrás de las escenas de los partidos de fútbol, se estaba en presencia de un golpe militar donde miles de personas desaparecían. Sin embargo los medios transmitían el furor del Mundial y la caída de los papelitos celestes y blancos.

La pregunta que debe cerrar el ensayo es si este espectáculo futbolístico representaba la realidad o la ficción.

En mi opinión fue una lavada de cara a la dictadura y una herramienta para mantener a la opinión pública manipulada al antojo de la junta militar. Los medios de comunicación deben transmitir la información de la realidad que se vive, aunque no esté alineada a los intereses políticos. La extorsión, el temor, la violencia y las desapariciones, fueron los caminos que el gobierno militar eligió para esconder una verdad conocida por algunos pocos, pues muchos estaban atentos a los jugadores y al árbitro en el barrio de Núñez.

Cuando la luz de la cámara se apagaba, quedaba detrás de escena un país que sufría el golpe de estado y la represión.

¿Es ético dejar de trasmitir la realidad de lo que ocurre en el país? Según el artículo Medios de comunicación en la dictadura de 1976 publicado por el portal Taringa, los diferentes medios cambiaron su postura una vez finalizado el golpe militar en 1983.

Sin embargo, ¿qué credibilidad puede tener un medio que durante la dictadura transmitió información del Mundial `78 y sostuvo una postura a favor del golpe, y luego de su caída cambia la versión llamando asesinos y torturadores a los mismos que tiempo atrás proclamaban como próceres? Dejar de difundir información que la sociedad tiene derecho a conocer, también transmite un mensaje acerca de los medios, ya que como dice Watzlawick en “algunos axiomas exploratorias de la comunicación” es imposible no comunicar.

Toda conducta es comunicación. La postura de los medios ante la dictadura militar de 1976, implica la apatía social, la ficticia libertad de prensa, de opinión, y la manipulación que el gobierno militar ejercía sobre la sociedad, utilizando los diferentes medios de comunicación como herramienta.

Referencias bibliográficas

Benítez Hernán Diego; Mónaco, Cesar (s.f) La dictadura militar, 1976-1983. Disponible en: http://www.riehr.com.ar/archivos/Educacion/La%20dictadura%20militar%20Monaco%20Benitez.pdf El golpe militar de 1976 (s.f). Portal Planeta Sedna. Disponible en: http://www.portalplanetasedna.com.ar/golpe76.htm Medios de comunicación en la dictadura de 1976 (s.f) Disponible en: http://www.taringa.net/posts/info/1717140/Medios-de-Comunicaci%C3%B3n-en-la-Dictadura-de-1976.html Noguer Vivas, Ignasi (s.f) Argentina 78: la dictadura del balón. Disponible en: http://www.taringa.net/posts/downloads/1123672/Dictadura-y-Mundial-78.html Presidencia de Isabel Perón (01-07-1974 / 24-03-1976) (s.f) Portal País Global. Disponible en http://isabelperon.pais-global.com.ar/index.php/718


Detrás de escena del Mundial `78 fue publicado de la página 43 a página45 en Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº25

ver detalle e índice del libro