1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº25 >
  4. Crónica de una Pandemia anunciada

Crónica de una Pandemia anunciada

Zahalsky, Sonia

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº25

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº25

ISSN: 1668-5229

Ensayos Contemporáneos. Edición III Escritos de estudiantes. Primer Cuatrimestre 2009

Año VI, Vol. 25, Noviembre 2009, Buenos Aires, Argentina | 132 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Introducción

Argentina está viviendo una situación inédita. Un virus se desparramó velozmente entre la población, provocando miles de infectados y decenas de muertos; y nadie sabe bien qué hacer. A principios de junio se podría haber declarado la emergencia sanitaria, pero el Gobierno Nacional no lo hizo para salvaguardar la imagen del país frente al mundo entero.

Los medios de comunicación son los encargados y voceros de transmitir no solamente la información oficial por parte del gobierno, sino también las formas de prevención, la estadística de personas infectadas y cesantes, y miles de historias de personas comunes que vivieron una experiencia de cerca con respecto a este mal que nos llegó en avión. Mc Quail en su teoría de los contenidos analiza los desvíos que se producen en las noticias.

El objetivo de este ensayo es analizar un medio en particular (el sitio Clarín.com) y el contenido de su información con respecto a la Gripe A por medio de la Teoría de los Contenidos, y su análisis en los desvíos que se producen por medio de las noticias.

Gripe A

Según la Organización Mundial de la Salud, este virus recibe el nombre de A (H1N1) ya que la letra A designa la familia de los virus de la gripe humana y de la de algunos animales como los cerdos y las aves. Las letras H y N corresponden a las proteínas (Hemaglutininas y Nauraminidases).

El virus de la influenza H1N1, apareció por primera vez en México a principios de abril, pero con el nombre de “Gripe Porcina”.

Luego aparecieron casos en Estados Unidos, y 25 casos más en toda Latinoamérica. Frente a la inminente extensión de la epidemia y la crisis y el caos que reflejaban las noticias provenientes del país del norte, el Gobierno Nacional decide suspender los vuelos a México. Sin embargo, antes de estas restricciones, comenzaron rumores de que personas en Argentina, que habían llegado recientemente, estarían contagiadas.

El primer caso fue confirmado el 7 de mayo. “De las 14 muestras que recibimos del Instituto Malbrán (epidemiológico), una de ellas es positiva para el virus de la influenza A (H1N1), mientras han sido descartadas las 13 restantes”, dijo Ocaña, ministro de Salud en ese momento, en conferencia de prensa.

El 11 de junio, la Organización Mundial de la Salud, clasificó este brote como de “nivel 6 de alerta” o “pandemia”. Esta palabra proviene del griego y significa “enfermedad de todo el pueblo”. En el rango epidemiológico, “pandemia” significa que esta enfermedad llegó a más de 100 países en todo el mundo.

Hoy son más de 100 las personas que murieron a causa de esta gripe, y si bien las consultas disminuyeron en estos últimos días, el riesgo aún es alto ya que estamos entrando al pico máximo de la epidemia.

Información útil

• Lavarse las manos usando jabón varias veces al día.

• Toser o estornudar en un pañuelo descartable o en el pliegue del codo.

• Ante síntomas de tos, decaimiento o fiebre, concurrir al médico, y permanecer en casa.

• No automedicarse.

Análisis de Clarín con la Teoría de los Contenidos

Clarín es el diario matutino de mayor tirada de la Argentina.

Creado por Roberto Noble en 1945, hoy es parte del Grupo Clarín teniendo como directora a Ernestina Herrera de Noble, viuda del fundador. Clarín Digital nace el 10 de marzo de 1996.

Mc Quail propone en su Teoría de los Contenidos que cuanto mayor es la brecha que existe entre lo expuesto por los medios de comunicación y la experiencia de la vida real, mayor es la influencia de los medios sobre la población que los consume.

A esta brecha la denomina “desvío”.

Se toma como referencia el sitio del diario Clarín (Clarín.com).

Se consultaron 7 días a partir del 1ro de julio del corriente año, abarcando 785 artículos relacionados con la gripe A. Todos los puntos a continuación tienen sustentos en artículos adjuntos en el Cuerpo C del trabajo.

Dennis Mc Quail hace referencia a las noticias y a la información, como fuentes fieles para las personas. Señala las siguientes desviaciones, que fueron encontradas en Clarín.com:

• 1er desvío: los jefes de estado, los gobiernos, etc. producen noticias, dan a conocer opiniones, funcionando a modo de fuente. Desde el principio de la epidemia, toda la información, o todas las fuentes de noticias fueron por parte del Ministerio de Salud del Gobierno Nacional. La ministro de Salud Graciela Ocaña, en un principio, fue la encargada de dar el parte médico ante la prensa, luego de su renuncia, el nuevo ministro Juan Luis Manzur junto a un comité conformado por la Presidenta de la Nación Cristina Fernández, el doctor Claudio Zin y el gobernador de Buenos Aires, Daniel Scioli eran los que proporcionaban toda la información oficial que la población debía saber. Los portavoces del gobierno son los encargados de dar versiones oficiales de la realidad del avance de la epidemia y los pasos a seguir.

• 2do desvío: los objetos de información corresponden a las elites políticas o sociales. Como objeto de noticias, surgen distintas personas de la farándula argentina, como Solita Silveyra, el jefe de Gabinete Porteño Rodríguez Larreta y el ministro de Desarrollo Urbano Daniel Chain, ambos ministros del gobierno de Macri fueron internados por el virus de la gripe A. La evolución de la situación de cada persona tomó varias páginas en el medio. Se prestaba especial atención a estos grupos políticos y sociales. Si algún miembro de estas elites presentaba algún síntoma de la enfermedad era fuente de marcada preocupación por parte de los medios. Por ejemplo el ministro de Espacio Público Juan Pablo Piccardo o el gobernador de Salta. Otro objeto de noticia fue el mismo Gobierno al ser acusado por la Organización Panamericana para la Salud de priorizar las elecciones del 28 de junio realizadas en nuestro país, por sobre la epidemia.

• 3er desvío: los acontecimientos dramáticos o violentos son los que más llaman la atención. Las noticias que más repercusión causan son las más dramáticas. Las que cuentan en detalle el paso a paso de las personas que fueron internadas y no sobrevivieron a la gripe. Impacta el caso de una familia de humildes recursos, con 7 chicos, enferma de gripe A. El detallado relato de la madre de Leila Morena Fernández, la primera persona que fallece a causa de la gripe A. Otros casos de esta índole llenan espacios en los medios de comunicación.

• 4to desvío: los temas a informar influían en los valores sociales o comunicación consensuales. Muchos de los temas fueron enfocándose en cómo ayudar a la sociedad. Muchas veces de forma acertada, dando información segura como el toser o estornudar en el pliegue interno del codo, o lavarse las manos varias veces en el día. Pero mucha de la información adquirió un lado macabro. Si bien el uso del alcohol es sumamente necesario, apareció un fanatismo por el uso del “alcohol en gel”. En algunas notas se recomendaba fabricarlo en la propia casa, ante la falta del producto en farmacias. No faltaron las voces que salieron a recordar que el abuso del alcohol puede producir trastornos dermatológicos importantes. Otro tema similar fue el uso del barbijo, era casi indiscriminado, y se lo recomendaba abiertamente en el medio. Posteriormente y con un criterio unificador, se indicaba el uso únicamente a los enfermos y a gente que tenía contacto con éstos, ya que su mal uso (el barbijo tiene una vida útil esterilizado) producía una humedad en la zona y proliferación de distintas bacterias que podían ser aún peor. Otros de los temas más encontrados fueron los que anunciaban que algunos establecimientos permanecían cerrados a causa de la emergencia sanitaria.

• 5to desvío: se desvía más la información que tiene que ver con noticias relativas a países culturales o económicos más próximos al nuestro. Aparecen en el medio, varias noticias relacionadas con los países vecinos y la relación con la gripe A.

El tono de ellas varía mucho, desde una simple comparación entre como uno y otro país tratan la epidemia, hasta el cierre de fronteras entre países limítrofes. De esto se desprenden infinidades de historias personales, económicas y deportivas (el Cruzeiro y su pánico por traer a los jugadores a Buenos Aires), que muestran que se habla mucho más de los países a los que estamos ligados, en cierta forma, por la cercanía, por la cultura, por razones afectivas (tal es el caso de España), o por razones políticas-económicas.

• 6to desvío: en las noticias las mujeres tienen menos participación. Si bien la mujer ha tomado una importante relevancia en los medios, suele haber una tendencia a realizar más notas a profesionales masculinos cuando de opinión se trata. Las decisiones son tomadas por juntas compuestas en su mayoría por hombres, dejando de lado la opinión de la mujer. No podemos obviar que, si bien la presidenta de la Nación Argentina es mujer, la mayoría de su gabinete son ejemplares masculinos. Por ende, la figura de la mujer aparece mucho menos en las noticias, y cuando lo hacen son en fotos colmando salas de espera de algún hospital y llenas de niños a su alrededor.

• 7mo desvío: se ignoran los grupos minoritarios que no representan un problema para la sociedad y se le otorga una desproporcionada atención a los que resultan un problema. La epidemia alcanzaba, en un principio, a gente de alto nivel económico, que en plena crisis podía darse el lujo de viajar a México o los Estados Unidos. Esto fue evolucionando, y los contagios se fueron dando en colegios, hasta que finalmente el virus comenzó a afectar a personas que estaban completamente sanas y de distintos niveles socioeconómicos. Sin embargo, existen en la Argentina, minorías que no son noticia en esos momentos, estos grupos son: las personas que viven en las cárceles de forma hacinada, los centros de rehabilitación, los ancianos, los indigentes que viven en las calles, las superpobladas villas con su falta de elementos para evitar el contagio, los pueblos aborígenes del Norte de la Argentina, los talleres clandestinos del bajo Flores, y tantos otros lugares o personas en las que se evita naturalmente pensar. Estos grupos, son tan vulnerables como el resto de la población a contraer la influenza, o aún más. Estas minorías no representan un problema para la sociedad. El grupo que más interesa en una situación como esta es el de las personas jóvenes; y la realidad es que son pocos los jóvenes que mueren por el contagio de la gripe A. Es una minoría comparada con gente que sí fallece de gripe estacional (ancianos en su mayoría).

• 8vo desvío: Las minorías étnicas, sobre todo la negra son tratadas como problemáticas para la sociedad, aunque se las muestre como víctimas. Es de público conocimiento que Argentina tiene una alta tasa de inmigrantes de países limítrofes como Paraguay, Uruguay y Bolivia. Pero también es frecuente ver peruanos y coreanos con mayor frecuencia, o también nigerianos vendiendo su mercancía sobre coloridos paraguas en las esquinas del centro de la ciudad. Estas personas conforman la minoría étnica de la República, y también tienen los mismos riesgos de contagiarse el virus de la influenza A y transmitirlo en mayor grado, ya que suelen vivir en lugares pequeños, muchas veces con las mínimas comodidades e higiene. Sin embargo, en este medio, no sé encontró un artículo que mencione a esta parte de la población.

• 9no desvío: la información criminal tiende a ser exagerada. La información criminal no dejó de estar presente en el medio.

Se encontró un artículo vinculado con la gripe de la influenza A y robos, donde los ladrones usaban barbijos y pedían dinero para comprar medicamentos (el viejo cuento del tío).

Teoría funcional

Esta teoría puede explicarse de dos formas: desde el punto de vista de la sociedad o el individuo.

Desde el punto de vista de la sociedad, los medios de comunicación ayudan a mantener el control social, la continuidad, la integración, etc. Su fin es distraer la atención, logrando un escapismo que encause sus tensiones. Desde el punto de vista individual satisface la necesidad de encontrar modelos a seguir, objetivos con que identificarse y reforzamiento de algunos valores.

• El Gobierno Nacional mediante el Ministerio de Salud y sus voceros, fueron los encargados, hasta el momento, en dar toda opinión oficial al respecto de la gripe A y sus consecuencias. Con esto, contribuían a contener socialmente a las masas, a integrarlas mediante el autocontrol y la auto prevención y a motivarlas a guardar todos los recaudos que el trato de la pandemia demanda. Se decidió asignar asueto sanitario el viernes 10 de julio, día después del feriado nacional. Otras medidas como otorgar permisos especiales a embarazadas y a personas que tienen hijos menores de 14 años también fueron puestas en marcha. Se permitió exceder el vencimiento de los registros de conducir por un mes, dando muestras de flexibilidad y sentido común ante el avance de la epidemia. Debido a la suspensión de clases en todo el país, se crearon diferentes páginas con contenido escolar, para “estudiar en casa” según la campaña educativa alternativa de emergencia creada por el Ministerio de Educación. Los medios, y Clarín en particular, mostraban fielmente cada paso del Gobierno Nacional, con sus aciertos y errores. Sin embargo, desde la editorial de Clarín se marcaba de cerca los pasos que el Gobierno debía tomar en cada situación, alertando a la población cuando las medidas eran tomadas para el beneficio del propio gobierno, o sus integrantes (como los famosos 100.000 infectados que se le “escapó” al ministro de Salud Manzur y sus posteriores repercusiones).

Teoría de la conspiración o de la hegemonía

Esta es la teoría del control social por parte de la elite o de clases egoístas. Muchos factores (como la ignorancia de la realidad social, legitimizar el Estado, descrédito al cuestionamiento social, etc.) hacen que su poder crezca. Usan los medios para imponer su poder.

• Los medios muestran claramente como el Gobierno Nacional y toda su elite ejercen cierto control sobre la información que llega a la gente. El ocultar la gravedad de la epidemia que venía azotando silenciosamente al país, y desviar fondos destinados a viviendas para la campaña que luego perdieron, muestra la vulnerabilidad de los gobernados y el poder que los gobernantes ostentan tener. Un comité de crisis armado tardíamente, unificado en criterios para evitar la propagación del virus fue desplazado por razones de oportunismo electoral. Clarín, en su puja con el Gobierno, desde su sección de Opinión, dejó al desnudo toda intención del Gobierno por dominar y contener al público. El Gobierno no escuchó a los voceros de los hospitales que fueron los primeros en ver la gravedad de la situación, y descreyó todo pedido de ayuda que provenía de éstos. Fueron los medios (Grupo Clarín, entre otros, como elite dominante además del Gobierno) los que hicieron pública esta situación, estratégicamente una semana antes de las selecciones.

Teoría organizativa

Esta teoría refiere a la organización misma de los medios y como ésta influye para que la realidad no sea comunicada de manera representativa en la sociedad. Tiene 3 ejes: En 1er lugar muestra los contenidos “seguros”, evitando posibles riesgos para el medio. Evadir estos riesgos significa evitar que el contenido sea más costoso y menos rentable. En 2do lugar la falsa sensación de acercamiento del público a los medios y en 3er lugar la reelaboración del pasado buscando una reserva moral que revalorice el presente.

• Es de público conocimiento la rivalidad que existe entre Clarín y el Gobierno Nacional, es notorio también cómo este medio usa todas sus herramientas para desprestigiar y marcar cada uno de los desafortunados pasos en falso que da el gobierno. Un ejemplo de esto es cuando mostraban la fuente de los fondos de la campaña electoral que usó el Gobierno, fue contenido “seguro”, para afianzar la rivalidad y dejarlo en evidencia ante el público.

• Clarín.com cuenta con una sección denominada blogs en los cuales la gente común “sube” su noticia para compartirla con todos, formando una comunidad viva de intercambio de material, opiniones y experiencias. Otra forma de comunicarse es mediante “Testigo Urbano”, donde se puede realizar toda clase de denuncias. Para poder ser parte, es necesario registrarse y tener en cuenta normas de uso y condiciones legales a las que atenerse. Es en esto que el medio tiene control sobre el contenido de la información, en forma de moderador, guiando sus intereses, a la vez que se nutre de la realidad popular.

• Existe un paradigma muy argentino, que proclama “lo atamo con alambre”. Lo cierto es que el medio no da ningún crédito a todo lo bueno que el Gobierno pueda estar haciendo. Concebido como histórico y cultural, es el hecho de que siempre el gobierno de turno no hace bien las cosas, y algunos medios de comunicación caen en el papel de oponentes formando opinión pública. Se busca un valor cultural negativo, que es la histórica incompetencia de gestión que tuvieron todos los gobiernos para resolver los problemas del pueblo. El vivo recuerdo del accionar frente al cólera o el dengue, se enfrenta a la reciente epidemia del la gripe A.

Conclusión

Son muchas las elites o clases egoístas que quieren dominar al público de diferentes maneras. No podemos dejar de lado al Gobiernos Nacional y su desastrosa gestión al tratar de llevar la crisis adelante. En primer lugar no evitando las elecciones nacionales para elegir los representantes del congreso que se realizaron el pasado domingo 28 de junio. Pero ahora, ¿cómo sería el panorama si el Gobierno hubiera cancelado las elecciones? ¿no serían los mismos medios de comunicación que hoy llenan hojas, minutos al aire, espacios de Internet hablando del “ocultamiento de la epidemia con fines electorales”, los que hablarían de “miedo ante las urnas” por parte del Gobierno? Otra fuerza dominante, que tiene el verdadero poder ¿el verdadero poder no lo tiene la gente que en libertad puede acceder a una urna en un sufragio? Mi idea es la siguiente: estas cuestiones pasan a nivel nacional, pero también en un nivel más personal. “Aprendemos a costa de vidas humanas”, tenemos instalado el pensamiento de que “le pasa al otro”, “ a mí no me va a tocar” y por eso no usamos preservativos hasta que un análisis da un positivo.

No vamos al médico hasta que el síntoma se convirtió en algo intolerable. No usamos el cinturón de seguridad aunque sea por unas cuadras, hasta que perdemos en un accidente a alguien a quien amamos.

Investigando artículos periodísticos, en diferentes medios y herramientas, buscando información desde el comienzo de todo esto, me di cuenta de que la epidemia avanzaba, y la gente común no le daba la importancia y el respeto que merecía.

Me doy cuenta hoy, que no actué (actuamos) bien. Me di cuenta que estaba leyendo la “Crónica de una Pandemia anunciada”.

Esto a todo nivel. Prestemos atención, aprendamos de una vez, es bueno cometer errores, pero no siempre los mismos, porque eso significa que no hemos avanzado. Es inteligente aprender de las propias experiencias, pero es más sabio aún aprender de las experiencias de otro, desechar los errores y caminar sobre los aciertos. Y eso le faltó al gobierno nacional, y de eso sacaron provecho todos y cada uno de los medios de comunicación.


Crónica de una Pandemia anunciada fue publicado de la página 47 a página50 en Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº25

ver detalle e índice del libro