1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº28 >
  4. El cuerpo andrógino, estereotipo estético de la posmodernidad

El cuerpo andrógino, estereotipo estético de la posmodernidad

Chiu, Carolina; Zouein Posso, María Camila

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº28

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº28

ISSN: 1668-5229

Proyectos Jóvenes de Investigación y Comunicación Proyectos Ganadores Asignaturas Comunicación Oral y Escrita e Introducción a la Investigación

Año VI, Vol. 28, Junio 2010, Buenos Aires, Argentina | 122 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Síntesis

En el presente trabajo se ha abordado el tema de la androginia, acotándose el tema incluyendo aspectos que se relacionan tales como la moda, posmodernidad, el lenguaje no verbal y el cuerpo. A partir de esto se empezó por definir cada uno de estos términos a través de documentos, lecturas de tesis y bibliografía para lograr tener un respaldo de conocimiento.

A continuación se desarrolló el tema y se realizó el trabajo de campo, analizándose los distintos cuerpos de personas que se encontraban en la calle y se determinó cuáles de ellos eran o podían llegar a cumplir con el estereotipo.

Conclusión

Uno de los estereotipos en nuestra sociedad es el andrógino.

Sin embargo, no es el que predomina, ya que al recorrer las calles porteñas del conurbano bonaerense no se ha podido encontrar de forma numerosa cuerpos andróginos. Se observaron disímiles tipos de cuerpos: Peras: estas personas almacenan la grasa en la parte inferior del torso: las nalgas, las piernas y caderas. Triángulos: almacenan la grasa en la parte superior del torso. La espalda es ancha y generalmente el busto es grande. Las nalgas y piernas no son pronunciadas.

Reloj de arena: cuerpo curvilíneo con cintura marcada y balance entre caderas y la parte superior del torso. Reglas: una línea recta. Es proporcional y no tiene curvas marcadas o directamente no tiene curvas. Es como el cuerpo de un niño.

Es el que más se asimila al estereotipo andrógino.

La moda y los indumentos tienen un rol preponderante, no sólo como modo de abrigo sino como reflejo de la personalidad de quien los elije y es un marcador diferencial que lo contextualiza dentro de un entorno social y económico. Además, el cuerpo vestido influye en las relaciones interpersonales, ya que refleja lo que somos –o lo que pretendemos ser- por medio de las prendas y los adornos que elegimos.

Esto significa que la indumentaria -tomada como comunicación no verbal- acompaña los gestos, posturas y el habla de manera importante, interpretando por medio de todos ellos, mensajes de personalidad brindados por el emisor y el cuerpo considerado como portador de clase social. La cultura le da “esculpe” su forma.

Por último, el objetivo de la industria es incrementar el consumismo atacando a las personas de todas las maneras posibles con las estrategias modernas del marketing. El individuo se aislado de la sociedad porque las publicidades le imploran que el “poseer” implica “pertenecer”. Por esta razón, se genera la exclusión de la identidad propia de cada persona. La identidad ideal es la que más acerque al individuo a la “felicidad”, que se llega a través de la adquisición. Se juega con la sexualidad del individuo como medio de estimulación para que consuma.

En conclusión podemos decir que el cuerpo andrógino es parte de los estereotipos de nuestra sociedad pero no el que predomina; también, que la moda y la industria determinan varios aspectos en la vida de las personas tales como las relaciones interpersonales, personalidades, el nivel socioeconómico y la identidad.


El cuerpo andrógino, estereotipo estético de la posmodernidad fue publicado de la página 108 a página109 en Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº28

ver detalle e índice del libro