1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº32 >
  4. Homosexualidad en los medios masivos de comunicación de la Argentina

Homosexualidad en los medios masivos de comunicación de la Argentina

Propato, Ignacio Daniel

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº32

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº32

ISSN: 1668-5229

Ensayos Contemporáneos. Edición V Escritos de estudiantes. Primer Cuatrimestre 2010

Año VII, Vol. 32, Octubre 2010, Buenos Aires, Argentina | 132 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Introducción

En este ensayo se abordará el tratamiento de la temática homosexual por parte de los medios masivos y su implicancia actual en la sociedad argentina, analizando este fenómeno desde visiones de diferentes teóricos de la comunicación como Dennis Mc Quail, Paul Lazarsfeld, Robert Merton, Harold Lasswell, Raymond Williams y Antonio Gramsci.

Desarrollo

Referencia histórica

Durante el siglo XVI la homosexualidad fue determinada por la Iglesia como un pecado nefando, es decir que no estaba permitido hablar sobre ello. Cuando una realidad social es tildada de tabú, se aleja de ese carácter de realidad para la sociedad, se mantiene inexistente. Con el tiempo, fue considerada por la psiquiatría como una enfermedad, pasando a ocupar un lugar social, cultural y psicológico muy desvalorizado. Desde el surgimiento de los medios de comunicación, las pocas apariciones de temas vinculados a la comunidad homosexual estaban relacionados a advertencias sobre la amenaza de este “tipo de individuos”, como por ejemplo el cortometraje Boys beware filmado en el año 1961 por Sidney Davis con el apoyo del Departamento de Policía de Inglewood, California.

En el año 1946, recientemente asumida la presidencia de Juan D. Perón, el General Mercante (Gobernador de la Provincia de Buenos Aires) firmó un decreto en el cual se excluía del voto a los homosexuales por “razones de indignidad”, un decreto que estuvo vigente hasta la década del ’80. Asimismo, fue durante la dictadura militar en la Argentina cuando la homosexualidad atravesó su peor etapa, porque se la consideraba un delito, siendo estas personas negadas, reprimidas y hasta castigadas por tener una visión simplemente diferente a la que se consideraba “normal”.

Estos breves hechos históricos, que cito simplemente a modo de referencia, se pueden asociar a la visión biologicista de Lasswell sobre la sociedad, en la cual las partes deben funcionar interconectadas y desde la comunicación se busca cambiar o separar a las partes “enfermas”, respondiendo a las necesidades de quien ejerce el poder. Esto lo podemos ver desde un principio con la religión y su pensamiento conservador reflejado en las clases sociales más altas y más adelante sirviendo a los fines de los gobernantes. Asimismo refleja la construcción del dominio hegemónico que el autor Raymond Williams toma de Gramsci, según la cual el gobierno de facto, utilizando a los medios de comunicación masivos, trabaja para legitimar la estructura de dominación que ejercía sobre la sociedad civil, instrumentando como discurso la reorganización nacional. En el año 1973, la American Psychiatric Association eliminó a la homosexualidad del “Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales” e impulsó el rechazo de legislaciones discriminatorias contra gays y lesbianas.

De la misma manera, la Organización Mundial de la Salud la retiró en 1990 de su lista de enfermedades mentales. Y finalmente, en el año 2000, la APA declaró oficialmente que “no hay evidencia científica que apoye la eficacia de la terapia ‘reparativa’ para alterar la condición sexual, por lo que no está incluida como tratamiento psiquiátrico”.

La evolución del estereotipo homosexual en la ficción argentina

Gracias al aporte de los medios masivos que acompañó la evolución de la sociedad, de los derechos humanos y de la libre expresión, la cultura popular fue atravesando modificaciones y la homosexualidad fue ganando lugar tanto en temas de conversación como en aparición en medios, llegando incluso a influir en la literatura, el cine y otras artes.

Se toma en cuenta para este ensayo a la ficción televisiva como un producto de cultura de masas según la clasificación propuesta por Denis Mc Quail, considerando a sus productos estandarizados y apuntados a un mercado masivo, que incluye estereotipos para facilitar la lectura y llegar de un modo más directo a la audiencia.

La referencia más antigua en la ficción argentina que podemos hacer es del año 1974, en el ciclo de sketches Porcelandia de Jorge Porcel, donde personificaba a Don Corleone y tenía un hijo gay. En el año 1987 se lanza el ciclo Hiperhumor que incluía un sketch llamado “La Disquería”, donde Enrique Almada representaba a un cliente homosexual provocador, llamativo, que dice y hace lo que piensa y es rechazado por el personaje de Ricardo Espalter de una manera humorosa y sin discriminación ni incomodidad. Con este programa aparece el primer estereotipo de un homosexual. Esto es, un tipo ideal simplificado y exacerbado en rasgos seleccionados, como por ejemplo la vestimenta, los ademanes o su manera de hablar.

Tal como plantea McQuail, la televisión como industria toma a la homosexualidad como asunto de la vida pública y se convierte en una fuente de definiciones e imágenes de esta realidad social, expresando simultáneamente y tal vez inconscientemente valores y juicios normativos al respecto.

Más adelante se evaluará la positividad o negatividad sobre la forma y la opinión que fue determinando desde lo ideológico a la audiencia, pero sería ingenuo no reconocer que este fenómeno comenzó a direccionarse hacia un cambio social muy importante: el reconocimiento desprejuiciado de la comunidad homosexual y su inclusión a la sociedad. Cuestión que aún hoy en día no se ha cumplido en todos los niveles.

En el año 1987 Hugo Arana interpreta para el programa Matrimonios y algo más a “Huguito Araña”, un homosexual que destaca rasgos delicados, afeminados y se lo presenta como glamoroso. Es a partir de este personaje en donde se marca una manera de representar a los homosexuales en la televisión argentina. Una manera femenina y delicada, que llevada al extremo puede llegar a ser grotesca. Tal es el caso del personaje de Fabián Gianola en La Familia Benvenuto, de la década de los ’90.

El guión televisivo debe ser atractivo para el público y más aún cuando se trata de ficción, porque se busca cautivar a la audiencia para que adquiera una fidelidad con el programa. El arma más poderosa para captar la atención del espectador es la seducción, no sólo desde la belleza, sino también desde lo grotesco y lo morboso. El personaje homosexual en una tira televisiva aporta muchísimo material a la trama, como objeto de burla, como conflictivo en cuanto a otros personajes, etc.

El problema es que estos estereotipos homosexuales que vemos en la ficción no representan a toda la comunidad. No es el único tipo de gay que existe. Si los niños ven las reacciones de los personajes y no reciben una educación detenida y coherente sobre las diferencias que hay frente a la realidad, pueden pensar que esas actitudes son representativas de esta realidad social y eso conllevaría a que aumente el proceso de discriminación. Un claro ejemplo de esta problemática es el sketch de “Topus cuatro” del programa de Video Match.

Este programa hace referencia a una de las tres funciones que Lasswell le adjudica a la comunicación en la sociedad: la transmisión de la herencia social. Ante la falta de educación sobre la homosexualidad y las consecuencias discriminatorias que surgen del tema mal abordado por el contenido del sketch, el mensaje agresivo y denigrante permanece en la familia y va siendo transmitido a las generaciones menores, llegando al ámbito escolar y repercutiendo psicológicamente en los adolescentes, quienes están atravesando el proceso de definición de su orientación sexual.

Hasta este momento del ensayo se presentó el estereotipo homosexual en el género cómico o humorista, donde se remarca un conflicto entre el gay y el heterosexual y se hace evidente la intencionalidad para desvirtuar la diferencia, llegando a ridiculizar a estos personajes. Esto se logra exagerando en la construcción del estereotipo: sus gestos, formas, estilo y vocabulario. Es evidente que el fin de la televisión es estrictamente vender, sin importar si la audiencia se cuestiona respecto a esa ficción o toma este tipo ideal como realidad.

Indudablemente el público consumidor de los medios va perdiendo su capacidad y pensamiento crítico, convirtiéndose en un grupo conformista; al menos respecto a los temas sobre los cuales carece de educación e información.

Sin embargo, en el género dramático, el personaje gay se presenta desde un enfoque más problemático, que encara el enfrentamiento al rechazo y a la discriminación a nivel social y cultural. Hoy en día podemos identificar una evolución en este estereotipo que se asemeja más a la realidad del conflicto de este género. La visibilidad en los medios de personas con estas preferencias sexuales, que abrieron su historia de vida ante la sociedad, aportó una modificación en la manera de tratar el tema por parte de los mismos medios.

En el año 2002 salió al aire la telenovela policial 099 Central, donde se contaba una historia de amor entre dos chicas y por primera vez no apareció la lesbiana como estereotipo de una Butch –lesbiana de actitudes y estética muy masculina–, aunque sí se apeló al morbo que genera en los hombres. Así sucedió también en algunos capítulos de Mujeres Asesinas, donde las historias tenían un carácter más realista.

Otros ejemplos muy valiosos del tratamiento de la homosexualidad en medios son Verdad Consecuencia de Gustavo Belatti y Mario Segade, Zona de Riesgo de Jorge Maestro y Sergio Vainman y Cartas de amor en cassette de Esther Goris y Claudio Ferrari.

Pero esta evolución que va atravesando el estereotipo de homosexual en los medios se condice con los cambios que va atravesando la sociedad en simultáneo. Tal como expone Raymond Williams, uno de los padres de los Estudios Culturales, la acción está orientada por los valores y el cambio social está atravesado por fuerzas que sobrepasan la voluntad de los hombres y de su conciencia. Particularmente, durante los últimos años, se puede identificar en los medios masivos la constante aparición de temas vinculados a la comunidad homosexual, como por ejemplo el reclamo por la inclusión del matrimonio gay en la normativa legal del país. Es en este punto donde se hace evidente la primer función social de los medios de comunicación, que reconocen los autores Lazarsfeld y Merton: la otorgadora de ‘status’, mediante la cual le conceden importancia en primer lugar al tema ejemplificado, habiendo logrado que las Comisiones de Legislación General y de Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia de la Cámara de Diputados de la Nación avalen que el proyecto de ley que habilita el matrimonio para parejas de personas del mismo sexo se tratara en el Congreso de la Nación.

En segundo lugar, también otorgan importancia a actores anónimos, como Alex Freyre y José María Di Bello (primer matrimonio gay celebrado en Usuhaia), quienes a partir de esta aparición se les atribuye además un carácter de líderes coyunturales. Ellos tienen una función de vínculo entre el reclamo de este sector de la comunidad con el resto de la sociedad y poseen una influencia más efectiva a la del propio medio, por la llegada y cercanía. Una muestra de esta facultad fue la multitud que convocaron, montando un camión sobre la avenida Coronel Díaz para reclamar por su causa.

Si bien es cierto que los medios son omnipresentes en la sociedad y ejercen una gran influencia sobre los asuntos públicos, su poder no es tal y los líderes de opinión para los autores antes mencionados toman un carácter primordial.

Cabe destacar como efectos del impacto de esta presencia del tema en los medios, el apoyo generalizado de organizaciones sociales, políticas, sindicales, estudiantiles y comunicacionales que asistieron a la Universidad Nacional de Córdoba, donde se expresó el apoyo a la sanción de dicha ley, evento organizado por la Multisectorial por la Democratización del Matrimonio, la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Trans y Bisexuales y la Asociación civil Devenir Diverse. Esta conferencia fue incluso iniciada con el cortometraje Córdoba, votá a favor, realizado por estudiantes de la carrera de Cinematografía de dicha Institución.

Es evidente que esta primera función de los medios masivos apunta hacia una segunda, denominada por los autores como ‘compulsión de normas sociales’. Exponiendo en este caso la condición del matrimonio entre personas del mismo sexo, un factor evidentemente contrapuesto a lo que establece la moral pública; pero teniendo en cuenta la evolución que mencionamos al principio de este ensayo, los medios a través de sus funciones actúan como mecanismos sinérgicos que apuntan hacia una unificación de la moral de los grupos componentes de una sociedad. Como reacción de este fenómeno podemos hacer referencia a la aprobación del Banco Santander Río de un crédito bancario para Damián Bernath y Jorge Salazar (casados el 3 de marzo del presente año), mediante la cual se le reconoció lo que se conoce como un derecho adquirido. Así como la inclusión del Espacio Nacional LGBT (Lésbico, gay, bi y transexual) por parte del Partido Socialista, siendo el primer partido político a nivel nacional que incluyó en su institución a esta comunidad.

Sin embargo, este hecho demuestra la utilización de los medios masivos por parte de grupos de poder para la manipulación de masas a través de su propaganda política. Según lo que plantean Lazarsfeld y Merton, una de las condiciones para hacer efectivo el uso de los medios en la propaganda es la complementación; el Partido Socialista se ve beneficiado desde su ideología por una sociedad más igualitaria con la incorporación de lesbianas, gays, bi y transexuales y apela a esta complementación permitiendo el contacto cara a cara, que refuerza la propaganda central del partido político.

Asimismo, el jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, apoyó las uniones de personas del mismo sexo no apelando al fallo de la Jueza Gabriela Seijas en el que permitió la unión de Alex y José María, difiriendo con la ideología del partido del Pro, desde donde se planteó un “enlace civil” para diferenciarlo del matrimonio heterosexual. No obstante, la opinión del funcionario es abismalmente diferente, ya que considera a los homosexuales como personas enfermas con una desviación no deseada, y afirmó: “El mundo nos ha hecho para que nos juntemos con una mujer. ¿Por qué nos vamos a juntar con un hombre?” Desde esta dualidad podemos comprender la utilización de la propaganda, en este caso bajo una condición de canalización, mediante la cual el Jefe de Gobierno reconoció estas pautas de comportamiento y se benefició.

Otro hecho acentuado es el efecto provocado en la cultura popular y el gusto estético por la telenovela Botineras (Telefé, 22:15) que, debido a la necesidad de aumentar la intensidad de la tira por resultados de rating bajos, sus productores decidieron añadir una historia de amor homosexual entre los personajes de Cristian Sancho y Ezequiel Castaño. Automáticamente, la audiencia de este programa aumentó de manera significativa y obtuvo como resultados el reconocimiento de la comunidad homosexual al buen trabajo por parte de estos actores y a la invitación a Cristian Sancho de participar como conductor de la Vendimia gay en Mendoza.

Por último, si bien este ensayo se limitó a recorrer el funcionamiento de los medios masivos en relación al tema de la homosexualidad en Argentina, es inevitable hacer una breve referencia a la confesión, que tuvo lugar hace un tiempo, del cantante puertorriqueño Ricky Martin. Se puede asociar su acción de comunicación desde la teoría funcionalista de Lazarsfeld y Merton a una utilización correctamente planificada de un mensaje que transmitido por él como líder de opinión generó un clima favorable para el lanzamiento de su nuevo disco. La carta que publicó el cantante en su sitio web generó automáticamente el apoyo de otros líderes de opinión alrededor del mundo, pudiendo nombrar a René “Residente” Pérez (Cantante de Calle 13), Juanes, Miguel Bosé, Alejandro Sanz, David Bisbal, Ricardo Montaner, Daddy Yankee y Eva Longoria. Pero la respuesta más controversial e importante la recibió del arzobispo metropolitano de San Juan, el monseñor Roberto González, máxima autoridad católica de Puerto Rico, quien respetó a Ricky Martin por reconocer públicamente su condición sexual y convocó a sus seguidores para rezar por el cantante para brindarle fortaleza espiritual en ese momento tan particular.

Esta concatenación de apoyos propició sin duda alguna la promoción de su nuevo disco para el cual lanzó un video en el cual palabras y frases ligadas a esta confesión escrita recorren su cuerpo desnudo. Moralmente no podría criticarse su accionar, pero desde el punto de vista comunicacional, fue un mensaje con un contexto muy bien planificado y un manejo de la influencia de la información muy favorecedor.

Conclusión

Es incuestionable la influencia que ejercen los líderes de opinión en las audiencias, no sólo los líderes considerados como celebrities sino también los coyunturales, que si bien son más difíciles de identificar, no por eso carecen de habilidades como tal.

A lo largo del desarrollo del ensayo se ha hecho evidente la influencia de los medios masivos en la cultura popular y los gustos estéticos de las audiencias, como por ejemplo los guiones de novelas televisivas; como así también las funciones que desarrollan estos medios otorgando importancia pública a asuntos que se tratan y a personas que se convierten en protagonistas de los mismos.

El tratamiento por parte de los mass-media de la homosexualidad ha generado con el tiempo la identificación de estos individuos como parte de la sociedad, y hoy en día se está intentado propulsar como norma social la unión legal de personas del mismo sexo. Al momento de analizar estas herramientas en que se convierten los medios, parecería que su función en la sociedad es muy positiva, ya que accionan en pos de una cultura unificada. Sin embargo, es importante que se identifique con claridad cuando detrás de estos fenómenos comunicacionales se encuentran grupos de poder con intereses fuertes que gracias a sus planificaciones y articulaciones de los mensajes pueden ocultar o disimularlos y llegar a la manipulación de la audiencia mediante una canalización de sus actitudes o complementando sus acciones de comunicación con bajadas del mensaje cara a cara, muchas veces potenciadas por los ya nombrados líderes coyunturales.

Bibliografía

Bimbi, Bruno (11 oct. 2009). La concentración de medios favorece la hegemonía del discurso discriminatorio. Disponible en: http://www.criticadigital.com.ar/impresa/index.php?secc=nota&nid=32155 Bimbi, Bruno (23 julio 2008). Televisión por la igualdad. Disponible en: http://bbimbi.blogspot.com/2008/07/matrimonio-gay-en-socias.html Gramsci, A. Disponible en http://www.infoamerica.org/teoria/gramsci1.htm Williams, Raymond. Disponible en http://www.infoamerica.org/teoria/williams1.htm Enriquez, Mariana (10 ago. 2003). Una gatita entre leones. Radar, Página 12. Disponible en: http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos /radar/9-881-2003-08-10.html Entel, Alicia (1977). Marxismo y Literatura por Raymond Williams. Barcelona: Península.

Ibañez, Leonardo (s/f). “Me gustan los hombres… y bien machitos (María Eugenia Tobal)”. Revista Gente. En http://www.gente.com.ar/nota.php?ID=4149 Grandi, Roberto (1995). Texto y contexto en los medios de comunicación. Los estudios culturales: entre texto y contesto, culturas e identidad. Barcelona: Bosch.

Ibarra, Vilma (14 nov. 2009). Gacetilla de Prensa: Que Macri impulse a sus diputados a apoyar la reforma a la Ley de Matrimonio. En http://www.vilmaibarra.com.ar/?p=404 Los gays y las mujeres según Mauricio Macri (14 julio 2007). En http://www.agmagazine.com.ar/index.php?IdNot=1310 Lasswell, Harold (1985). Sociología de la comunicación de masas, Estructura y función de la comunicación en la sociedad. De Moragas Spa, M. tomo II. Barcelona: G. Gili.

Lazarsfeld, P. y R. K. Merton (1985). “Comunicación de masas, gustos populares y acción social organizada 2, en: Moragas Spa, M. de. Sociología de la comunicación de masas, tomo II. Barcelona: G. Gili.

Licitra, Josefina (18 jul. 1999). “Damián De Santo, Obligado a ser feliz”. Personajes, La Nación. Disponible en: http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=211700 McQuail, Denis (1996). Introducción a la teoría de la comunicación de masas, Conceptos y definiciones. México: Paidós.

“Masivo apoyo al matrimonio para parejas del mismo sexo en Córdoba” (13 abril 2010). Disponible en: http://www.agmagazineinfo/2010/04/13/masivo-apoyo-al-matrimonio-para-parejas-del-mismo-sexoen-cordoba/ “El matrimonio gay obtuvo dictamen de Comisiones y pasa al recinto de Diputados” (15 abril 2010). Disponible en: http://www.agmagazine.info/2010/04/15/el-matrimonio-gay-obtuvo-dictamen-de-comisiones-y-pasa-al-recinto-de-diputados/ “Por primera vez otorgan un crédito a un matrimonio gay” (21 marzo 2010). Disponible en: http://www.agmagazine.info/2010/03/21/porprimera-vez-otorgan-un-credito-a-un-matrimonio-gay/ “El Partido Socialista creó un espacio para gays, lesbianas, bisexuales y trans” (16 marzo 2010). Disponible en: http://www.agmagazine.info/2010/03/16/el-partido-socialista-crea-un-espacio-para-gays-lesbianas-bisexuales-y-trans/ “El Pro propone un “enlace civil” para conservar el matrimonio solamente para parejas heterosexuales” (24 febrero 2010). Disponible en: http://www.agmagazine.info/2010/02/24/el-pro-propone-un-enlace-civil-para-conservar-el-matrimonio-solamente-para-parejas-heterosexuales/ “Repudio a Macri después de suspensión de boda gay” en Crítica de la Argentina (2 diciembre 2009). Disponible en: http://www.criticadigital.com/index.php?secc=nota&nid=33779 “La Iglesia apoya a Ricky Martin”. Diario La Nación (6 abril 2010). Disponible en: http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1251230 “Ricky Martin: el apoyo de sus colegas, tras su confesión”. Diario La Nación (30 marzo 2010). Disponible en: http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1248951 “Ricky Martin se desnuda en un video”. Diario Perfil (16 de abril 2010).

Disponible en: http://www.perfil.com/contenidos/2010/04/16/noticia_0023.html Sousa Días, Gisele (04 abr. 2010). “La carta de Ricky Martin reavivó el movimiento de `salida del clóset´. Disponible en: http://www.clarin.com/diario/2010/04/04/um/m-02173636.htm Zucchi, Marina (31 mar. 2010). “No hay miedo al tabú”. Disponible en: http://www.clarin.com/diario/2010/03/31/espectaculos/c-02170600.htm


Homosexualidad en los medios masivos de comunicación de la Argentina fue publicado de la página 61 a página64 en Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº32

ver detalle e índice del libro