1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº35 >
  4. Samuel Beckett, “Esperando a Godot”

Samuel Beckett, “Esperando a Godot”

Mendoza, Mario; Navajas, Carlos

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº35

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº35

ISSN: 1668-5229

Ensayos sobre la Imagen. Edición VII Trabajos de estudiantes de la Facultad de Diseño y Comunicación

Año VII, Vol. 35, Diciembre 2010, Buenos Aires, Argentina | 168 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Absurdo contemporáneo

La corriente estética absurda, se desarrollo durante la década 1940, 1950 y 1960. Durante esta época, el teatro se caracterizó por tramas que parecían carecer de significado, con diálogos repetitivos y falta de secuencias dramáticas. El disparate, lo ilógico y la incoherencia eran los recursos más usados. Por otro lado, este tipo de obras contenían fuertes rasgos existencialistas, donde cuestionaban a la sociedad y al hombre.

Esperando a Godot, del escritor Samuel Becket, es una obra denominada absurda, en ella se puede notar claramente la esencia de la corriente estética. Ya que cuenta con una trama que parece carecer de significado, como el hecho de que dos hombres (Vladimir y Estragón) estén en un lugar esperando a alguien llamado Godot, sin sentido alguno. En ella notamos diálogos y situaciones repetitivas, con textos disparatados que saltan de un tema a otro.

Al leer e investigar sobre el teatro absurdo, pude notar que muchos elementos son observables en obras contemporáneas y totalmente comerciales. Esto se debe a la gran importancia y relevancia de las corrientes estéticas a lo largo del tiempo. Un fenómeno que decido demostrar haciendo una comparación de los elementos e interpretaciones de Esperando a Godot (Samuel Beckett, 1953) y Spamalot, una obra musical estrenada en Broadway en el 2005, que sigue teniendo éxito en distintas ciudades del mundo.

Esperando a Godot

Originalmente titulada En Attendant Godot, a veces subtitulada “tragicomedia en dos actos”, es una obra perteneciente al teatro del absurdo escrita a fines de los 40 por Samuel Beckett, publicada en 1952 y estrenada en 1953 (Paris). Fue estrenada en Broadway en 1956. En ese tiempo la obra consiguió una especie de falsa celebridad, ya que nadie parecía estar seguro de lo que trataba. Contenía características absurdas las cuales eran nuevas y confundían al espectador. Sin embargo, continúo en cartelera por largo tiempo debido a un inteligente lanzamiento publicitario, apelado principalmente al esnobismo intelectual, que había convencido a las personas que tenían que ver Esperando a Godot.

Acto I

Vladimir (llamado Didi) y Estragón (llamado Gogo), llegan a un lugar junto a un camino, al lado de un árbol para esperar la llegada de Godot. Estos dos personajes parecen ser vagabundos, algunos dicen que podrían ser refugiados o soldados de un conflicto como la segunda guerra mundial, que se acababa de terminar en la época que fue escrita y que inspiro la dramaturgia de Beckett. Pasan el tiempo conversando y a veces discutiendo. Estragón se queja que las botas no le quedan y Vladimir se queja de piernas agarrotadas debido a un doloroso problema de vejiga.

Hacen alusiones acerca de la naturaleza, de sus circunstancias y sobre todo sobre las razones que tienen para encontrarse con Godot. Es curioso ya que el publico nunca llega a saber quién es Godot o porqué es tan importante.

Sus discusiones son interrumpidas por Pozzo, un hombre cruel que afirma ser el dueño de la tierra donde se encuentran, junto con su criado Lucky, a quien controla por medio de una larga cuerda. Pozzo se sienta para darse un festín de pollo y más tarde tira los huesos a los vagabundos. Lucky los entretiene bailando animadamente y da un sermón improvisado sobre las teorías de George Berkeley.

Tras la partida de Pozzo y Lucky, un niño llega con un mensaje de Godot, que dice que aparentemente Godot no vendrá hoy, pero que vendrá mañana por la tarde. El niño confiesa que duermen en el granero junto a su hermano, a quien Godot pega constantemente.

Acto II

El segundo acto sigue un patrón similar al primer, pero cuando Pozzo y Lucky llegan, Pozzo se ha vuelto inexplicablemente ciego y Lucky mudo. Nuevamente el niño llega para anunciar que Godot no vendrá hoy, pero que vendrá mañana. El niño afirma no ser el mismo que el día anterior había traído el mismo mensaje. Lo desconcertante de la obra no es que Godot nunca llegue sino que pareciese que nada ocurriese en un constante ciclo de repeticiones y repeticiones en las que la cotidianidad de los personajes va revelando su sinsentido.

El tema por el cual yo podría definir la obra de Beckett, es la monotonía de la vida. Sus personajes centrales (Vladimir y Estragón), nos dan la sensación de estar vivos porque no tiene otro remedio. Se podría decir que ellos quisieran morir pero no pueden darse muerte por la voluntad de vivir sobre lo que no pueden ejercer control alguno. Ya que es mucho más fuerte que su voluntad de morir.

Spamalot

Es una obra musical del grupo Británico: Monty Python. Está basada en la película Los caballeros de la mesa cuadrada y sus locos seguidores; la cual es una parodia de la leyenda del Rey Arturo y sus caballeros de la mesa redonda.

La obra fue escrita por Eric Idle, miembro de los Monty Phyton, asimismo colaboró con John du Prez en la música.

La producción original recibió candidaturas para 14 premios Tomy y ganó 3, incluyendo el premio al mejor musical en la temporada 2004-2005. Durante su trayecto, con más de 1500 actuaciones, ha sido vista por más de dos millones de personas y recaudo más de $ 175 millones.

Acto I

La obra inicia con un historiador dando una breve descripción de Inglaterra medieval. En una aparente falta de comunicación, un pueblo aparece con vestidos aldeanos finlandés cantando y bailando. En el instante los pobladores son sustituidos por monjes penitentes encapuchados, cantando oraciones en latín y golpeándose en la cara con grandes Biblias.

El rey Arturo recorre el país con su criado Patsy, tratando de reclutar a los Caballeros de la Mesa Redonda, pero solo encuentra un par de soldados que están más interesados en debatir si dos golondrinas podrían cargar un coco que en escuchar al rey.

Por otro lado Robin, un coleccionista de la peste, motivado por el canto y el baile, y Lancelot, un hombre corpulento, motivado por las luchas; ambos buscan convertirse en Caballeros. Arturo intenta convencer a un campesino llamado Dennis Galaz de convertirse en Caballero de la Mesa Redonda. Galaz, niegan que cualquier rey que no ha sido elegido por el pueblo tenga derecho para gobernar sobre él. Para resolver el problema, Arthur convoca a la Dama del Lago y a las chicas del Lago, quienes parecen para transformas a Dennis en un caballero.

A ellos se une Sir Robin, Sir Lancelot y Sir Bedevere. Los cinco caballeros se reúnen en “Camelot”, un lugar inspirado en Las Vegas. En donde en medio de un jolgorio, se manifiesta Dios quien les da la misión de encontrar el Santo Grial.

Los Caballeros se ponen en marcha hasta que llegan a un castillo, donde son insultados por un grupo de franceses. Los caballeros de la Mesa Cuadrada, tratan de tomar represalias mediante el envío de un gran conejo de madera en el estilo del caballo de Troya, sin embargo, se dan cuenta que debían haberse escondido en su interior.

Derrotados, deciden irse cuando los franceses comienzan a burlarse de ellos, tirándoles animales de corral, incluidas las vacas.

Acto II

Sir Robin y sus juglares siguen al rey Arturo y a Patsy en un oscuro "y costoso bosque", al separarse, el rey Arturo se encuentra con los “caballeros que dicen Ni”, (caballeros que solo pronuncian la palabra NI) y les exigen un arbusto como tributo para poder pasar. Arturo se desespera de encontrar uno, pero Patsy lo anima cantando.

Sir Robin, después de vagar por el bosque con sus juglares, se encuentra con El Caballero Negro, rápidamente llega Arturo quien lo vence cortándole los brazos y las piernas, lo curioso es que el torso aún con vida desea seguir luchando. Finalmente llegan a entregar el arbusto pero ahora los caballeros del Ni les piden como reto hacer un musical en Broadway. Sir Robin, insiste en que sería imposible realizar esa tarea, ya que para un éxito de Broadway es necesario tener un Judío como inversionista, por lo que Arturo y Patsy salen rápidamente en busca de Judíos.

En la siguiente escena la actriz que interpreta a la dama del Lago se lamenta de su falta de tiempo en escena. Sir Lancelot recibe una carta de quien se supone es una joven doncella en peligro quien en realidad es un joven llamado Herbert, quien está obligado a casarse. Lancelot llega en busca de “la doncella en peligro” justo cuando el padre de Herbert lo está apuntando con una lanza para matarlo. Lancelot se conmueve y da un discurso entre lágrimas sobre la sensibilidad. Lancelot es marginado como homosexual y el escenario cambia a una discoteca gay.

Mientras tanto Arturo pierde la esperanza de poner realizar un musical en Broadway y se lamenta de que está solo, a pesar de que Patsy ha estado con él todo el tiempo. La Dama del Lago aparece y le dice a Arturo que él y los Caballeros siempre han estado en un musical de Broadway y que todo lo que les queda por hacer es encontrar el Grial y casarse, por lo que Arturo decide casarse con la Dama del Lago después que encuentren el Grial. Reunido con sus caballeros, Arturo encuentra a Tim el Encantador, que les advierte del peligro de un conejo acecino. Arturo utiliza la granada con la que derribar unacolina y revelan que el conejo "acecino" era en realidad un títere controlado por un titiritero sorprendido. También revelan un gran bloque de piedras que les muestra una combinación de letras y números. Bien es A101, B101, C101 o D101.

Arthur admite que está "un poco confundido con lo clave" y pide a Dios que les dé una mano". Una gran mano apunta a la audiencia y Arthur se da cuenta de que las letras y números se refieren a un número de asiento. El grial es "encontrado" bajo el asiento de un espectador y éste es recompensado con un pequeño trofeo y una foto polaroid. En la última escena, Arturo se casa con la Dama del Lago y Lancelot se casa con el príncipe Herbert.

Teniendo conocimiento de las diferencias que tienen estas obras en cuestión a la producción la época y el tipo de escritura, podemos resaltar algunos elementos e interpretaciones que hacen que se rebele la esencia de ambas y se logre encontrar las similitudes.

Social

Al leer Esperando a Godot y haciendo una comparación entre los personajes, se puede notar que cada uno tiene una mirada social totalmente establecida y muy marcada. Horace Gregory (crítico literario estadounidense), compara a los personajes de Beckett a los antiguos gladiadores romanos, ya que viven al margen de las convenciones sociales. Otros dicen que la educación protestante que Beckett recibió al sur de Irlanda estableció en él un sentimiento de alienación social que se ve reflejada en sus obras. Así lo muestran los personajes, Pozo y Lucky de Esperando a Godot que tiene una relación de amo y esclavo, el rol de esclavo es tan llevado al extremo que Pozzo tiene a Lucky atado con una soga al cuello, como un animal.

Lionel Abel se basa en el hecho que Beckett haya sido secretario de Joyce para interpretar que Pozzo no es sino un retrato de James Joyce.

Esta misma relación de amo y esclavo se puede observar en Spamalot, en los personajes de Arturo y Patsy. Tanto Lucky como Patsy, son de una clase social inferior al resto de los personajes, están siempre cargando bultos y ambos se deben a sus respectivos amos.

En un momento de la obra, Arturo dice sentirse totalmente solo y canta (I am all alone) que significa, “estoy totalmente solo”. Resulta absurdo ya que desde su primera aparición en escena Patsy siempre ha estado a su lado. La letra de la canción dice cosas como: ¿con quién puedo compartir la carga que llevo? Ahí podemos notar que para Arturo Patsy no es considerado como compañía y es absurdo preguntarse eso cuando vemos que Patsy durante toda la obra está cargando los utensilios de Arturo.

Llamado a la hermandad

Por otro lado siguiendo las interpretaciones de Kenneth Rexroth, se dice que Esperando a Godot es un llamamiento a la hermandad universal que une a hombres, ya sean asquerosos, vagabundos o con pantalones sucios y remendados. Homero interpreta que debemos aceptar el mundo en términos seculares y creer en la hermandad humana, representada en Vladimir y Estragón.

Leonard Pronko acentúa también la nota de solidaridad cuando dice: “Esperando a Godot, muestra que el único consuelo del cual gozan los seres humanos es esta tierra es la amistad”.

Si seguimos estas interpretaciones, podemos decir que de igual manera que Beckett une a dos vagabundos, un amo y un esclavo, En Spamalot, Arturo, el personaje principal, une a un campesino, un coleccionista de cuerpos durante épocas de peste y un simple ciudadano para convertirlos en caballeros y que formen parte de su llamada “Mesa Redonda”. A través de ellos también podemos interpretar que existe un llamado a la hermandad universal.

Lo religioso

Un tema muy debatido en las obras de Beckett especialmente en Esperando a Godot, es la presencia de elementos relacionadas con dios y la divinidad. Edith Kern ve en Esperando a Godot un cántico a la omnipotencia de la ternura humana, que se le antoja un sustituto del verdadero redentor, el que nunca llega y por quien los hombres suspiran con desesperada esperanza. Si lo vemos de un punto simbólico, resulta fácil darle una interpretación religiosa a la obra.

Charles S. McCoy, profesor de religión de educación superior en la Pacific School of Religion, apunta que cada interpretación corre el riesgo de limitarse a leer su propio punto de vista en el texto. Él incluye que Godot viene basándose en que el árbol echa hojas en el segundo acto y en que un árbol es el símbolo de la cruz y de la vida. God (ot), god en ingles dios está presente en todo el segundo acto, pero la humanidad ciega (representada por Vladimir y Estragón) no puede verlo. Algunos interpretan el árbol como el árbol de la ciencia del bien y del mal, el árbol de la vida, la cruz, el árbol de Judas, etc.

Este tipo de interpretaciones niega la ya comprobada falta de fé de Beckett, que expresó en sus dramas y novelas. Especialmente en Esperando a Godot, se muestra la falta de fe en la conversación sobre los cuatro evangelistas que tienen Vladimir y Estragón. Este fragmento ha sido invocado inexplicablemente como prueba del cristianismo de Beckett.

Vladimiro le dice a Estragón que uno de los ladrones crucificados con Jesucristo se salvó, según uno de los evangelistas.

Dos de ellos no mencionan el hecho y el cuarto dice que ambos ambos ladrones maldijeron a Jesucristo. Para Vladimir llega a convertirse en una obsesión el que, aunque los cuatro evangelistas estaban allí o en los alrededores, solamente uno diga que uno de los ladrones se salvó. ¿Por qué habría de darle más crédito al evangelista que afirma esto que a los demás? Estragón pregunta: ¿Quién le cree? A lo que Vladimir contesta: “Todo el mundo, es la única versión conocida”. Entonces tenemos el veredicto de Beckett expresado en Estragón quien responde: “la gente es idiota”.

Esta falta de fe, es igualmente evidente en Spamalot. Desde la primera intervención del supuesto “dios”, que aparece como unos enormes pies en medio del escenario pidiendo a Arturo que encuentre el santo grial de una forma poco creíble o haciendo referencia a un santo de las armas. El cual tiene una granada de guerra bendecida por el mismo Dios. Está de más decir que esta obra fue vetada por la iglesia ya que hace evidente la falta de fe y toma elementos religiosos en forma de burla.

Sin sentido ¿?

La falta de sentido en los temas es lo más resaltante del teatro absurdo.

En estas dos obras, por más de ser de distintas épocas los textos llevan la misma esencia. Los textos saltan de tema en tema sin ningún sentido. Como el texto de Arturo y los soldados al inicio del primer acto, Arturo habla sobre reclutar hombres para “La Mesa Redonda” mientras que los soldados hablan de cómo una golondrina puede cargar un coco. La comunicación se vuelva absurda, confusa y sin sentido alguno.

Repetitivo

Podemos ver escenas donde el espectador siente que está viendo algo por segunda vez, como la llegada del niño en Esperando a Godot, un niño que llega diciendo que Godot no llegara hoy pero que mañana si, sin duda alguna. Durante la obra esto sucede dos veces, pero con algunos elementos cambiados. Al parecer esto es cosa de todos los días y esa es la razón por la cual Vladimir y Estragón pasan los días esperando el mañana en que Godot se presente.

En general, el segundo acto tiene muchos elementos vistos en el primero. Esto llega a transmitir al público la sensación de agotamiento y algo de desesperación, al ver que parece que no está sucediendo nada relevante. Es la misma sensación que podría tener Vladimir y Estragón al llevar esa vida, donde solo les queda seguir viviendo y esperar a Godot.

Esta sensación no se siente en Spamalot, pero sí vemos lo absurdo que puede ser ver algo repetido según el contexto de la historia. Esto lo relacioné con la escena en que a Arturo se le presentan los “Caballeros que dicen la palabra Ni” (dueños de la palabra Ni), quienes no dejarán que Arturo siga su camino hasta que él les lleve un arbusto como tributo.

Después de resolver el conflicto de encontrar un arbusto, Arturo se presenta ante los “Caballeros que dicen Ni” para entregarles un arbusto. Pero se encuentra con la sorpresa de que dichos caballeros no son más los dueños de la palabra Ni, sino de otra palabra y le piden un tributo distinto. Al igual que la escena del niño en Esperando a Godot, nos da la sensación de haber visto antes la misma escena y que si no salimos de esto, volverá a pasar y será una rutina; donde estos personajes viven de manera poco convencional y sin sentido.

Bibliografía

George E. Wellwarth. Teatro de protesta y paradoja. Barcelona. Madrid: Editorial Lumen.

Samuel Beckett. (2007). Esperando a Godot. Editorial Tusquets. Recursos electrónicos http://www.literaturate.com/esperando-a-godot-de-samuel-beckett/ http://www.scielo.cl/scielo.php?pid=S071768482006000100010&script=sci_arttext http://www.scielo.cl/scielo.php?pid=S0717-68482006000100010&script=sci_arttext http://www.montypythonsspamalot.com/


Samuel Beckett, “Esperando a Godot” fue publicado de la página 69 a página72 en Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº35

ver detalle e índice del libro