1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº35 >
  4. Relación del diseñador Ronald Shakespear y el artista Henri Matisse

Relación del diseñador Ronald Shakespear y el artista Henri Matisse

Rota, Cynthia

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº35

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº35

ISSN: 1668-5229

Ensayos sobre la Imagen. Edición VII Trabajos de estudiantes de la Facultad de Diseño y Comunicación

Año VII, Vol. 35, Diciembre 2010, Buenos Aires, Argentina | 168 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Henri Matisse

Henri Matisse (1869 - 1954) fue dibujante, grabador, escultor, pero principalmente fue un pintor francés muy conocido por su uso particular del color y sus dibujos fluidos y originales.

Fue líder del Grupo Fauves en París, este nombre llega gracias al crítico Louis de Vauxcelles, quien los llamó fauves al escandalizarse frente a los colores violentos de las obras expuestas.

De ahí que se tomó el nombre del movimiento artístico.

Algunos de los antecedentes del Expresionismo francés son: Van Gogh, Gauguin, Seurat y el Simbolisismo.

El movimiento artístico nace en1905 y llega hasta la Primera Guerra Mundial.

Matisse escribe: “En aquel momento luchábamos todos en defensa de los pintores. Contra los salones y contra las exposiciones oficiales. Para sobrevivir es necesario llevar siempre un distintivo en el que se lea “independiente” (Julián, 2000: 9).

Matisse era el mayor en edad y en experiencia. Era el “líder” más importante por su evolución posterior. Una de las técnicas que utilizó fue el puntillismo. Gracias a este mecanismo, generaba vibración y movimiento, como en una de sus obras, "Lujo, calma y voluptuosidad" (1904, óleo sobre lienzo). En esta obra muestra su búsqueda de decoración, con pequeños trazos de colores puros. La pintó en su taller, no al aire libre.

Muestra una importante línea diagonal, la cual crea equilibrio con el árbol a la derecha y estabilidad con la naturaleza.

Matisse pintaba retratos y naturaleza muerta, tanto en exteriores como en interiores, y también desnudos, como “Odalisca con bombachos grises”, “Figura decorativa sobre fondo ornamental”, y “Odalisca con pantalones rojos”.

Algunas de sus influencias

Se podría decir que tuvo influencias del Impresionismo, por los elementos plásticos, tomando como mayor importancia al color y la luz, en donde cobran vida propia y se acerca a un arte más emocional. Se pueden encontrar influencias de otros artistas como Seurat en relación con lo formal, y los temas de sus obras, como por ejemplo la costa, los ríos y la gente. La influencia de Gauguin se encuentra en el uso de los colores planos y el espacio.

Ronald Shakespear

Ronald Shakespear nació en el año 1941 en Rosario, Santa Fe.

Dirige su estudio de diseño el cual fundó hace medio siglo, en compañía de dos de sus hijos, Lorenzo y Juan, quienes son diseñadores también. Es muy reconocido en el mundo. Creó sistemas de Señalización y diseños de Identidad Visual. Fue Profesor Titular de la Cátedra de Diseño en la Facultad de Arquitectura y Diseño de Urbanismo de la Universidad de Buenos Aires (1985 - 1990), profesor en Canadá y Presidente de la Asociación de diseñadores Gráficos de Buenos Aires (1984 – 1986). Fue invitado en Expo Design 86 (Brasil), Jornadas de Diseño 85 (Santiago, Chile), Universidad de Alberta (Canadá), Vissiting professor en la Simon Fraser University (Canadá), y en la Alberta College of Art (Calgary).

Ha ganado premios, y es mundialmente conocido por sus diseños.

Su obra ha sido expuesta en el Centre Georges Pompidou de París, la Trienale de Milano y el Museo Nacional de Bellas Artes de Buenos Aires.

Apasionado por el diseño, sigue dando conferencias, viajando a distintos países y escribiendo libros. “Diseño Shakespear” es una Empresa de diseño multidisciplinaria, especializada en identidad corporativa, diseño de producto, mobiliario urbano, diseño editorial y estrategia total de sistemas de señalización.

Matisse y Marquet habían frecuentado la Escuela de Bellas Artes, donde tuvieron como profesor a Moreau, que entre otros principios, proclamaba: ‘Es necesario pensar el color, tenerlo en imaginación’, planteando así la cuestión de que el color no tiene por qué imitar necesariamente la realidad. (Julián, 2000, pg 10) El color es libre, toma vida propia, transmite y expresa. Matisse plantea la libertad de expresarse sin necesidad de ceñirse a la realidad y crear algo propio. Crea obras con originalidad, ya que es innovador, y diferente. La creatividad propuesta por Matisse, lleva a la liberación de la expresión mediante el arte.

El artista siente pasión al crear su obra y deja grabado en ella las sensaciones y emociones que tuvo al hacerla. Su imaginación innovadora lo inspira a la creación de sus grandes obras.

Es un artista con una gran creatividad.

Por otra parte, la creatividad para los diseñadores, es esencial.

Ronald se las ingenia para captar la atención del receptor, para que sus diseños no tengan contaminación visual, que puedan grabarse en la mente de los que lo ven, que sea armonioso y tenga equilibrio, que pueda representar lo que el cliente desea, que llegue a vender y comunicar, a ser deseado o impactado por las personas. Que tenga coherencia y que se entienda. La creatividad abarca una gran parte en esta lista: es la esencia para poder ser un buen diseñador y para que todo lo demás pueda crecer en sí mismo.

En mi opinión personal, un diseñador, puede no ser creativo, pero a la hora de exponer su diseño va a perder o disminuir atención, comunicación y muchos de los planteos antes mencionados.

No significa que no los vaya a obtener, sino que, sin creatividad, éstos van a ser menos considerados por el receptor.

La creatividad, para mí, se va descubriendo. Es un proceso en el que, a medida que crece, se va aprendiendo a lo largo de él. A pesar de haber personas más creativas que otras, o que por su personalidad ya captan la forma de expresarse creativamente, ésta puede ir creciendo por la incorporación de aprendizaje, de la creación y la pasión por el diseño.

La comunicación es evidente cuando se trata del arte y del diseño. Henri Matisse y Rolando Shakespear comunican al crear sus obras y diseños.

En el diseño gráfico,“cuando la originalidad no es suficiente y la solución más atractiva no es siempre la mejor, el discurso de los diseñadores debe replantearse para ser más efectivo.” (http://www.alzado.org/).

En el diseño se debe plantear una comunicación efectiva, en donde el diseñador piensa más allá de sus propios gustos. El receptor tiene que adquirir la información correcta del planteo del diseño. El autor sabe a quienes va dirigido, y sugiere métodos adecuados para llegar a ellos. Además del impacto visual, la originalidad y la creatividad, el diseñador es el encargado de la transmisión correcta del mensaje a comunicar.

También necesita de ciertas herramientas para llevar a cabo su diseño: tales como conocer programas de computación gráfica, un lenguaje técnico, investigar sobre la empresa o la identidad del cliente y conocer a su público meta.

Los diseñadores son comunicadores, pero no de sus gustos ni sus sentimientos sino de lo que otros le piden; y, por lo general, se trata de “vender” o “venderse”. Como diseñador gráfico, Ronald Shakespeare se amolda al pedido de su cliente, buscando un equilibrio entre lo que demanda éste y la forma más eficiente y adecuada para crearlo. Logra adaptarse al cliente, aún teniendo su estilo personal. Norman Potter, afirma: “un diseñador trabaja con y para otra gente y que se preocupa más de los problemas de los demás que de los propios.” También escribe: “El diseñador tiene la responsabilidad última en la supervisión del trabajo.” (Potter, 1999: 20).

En el arte, la obra también comunica, transmite sensaciones, experimenta y despierta sentimientos.

Matisse escribe: Lo que busco por encima de todo es la expresión (…) la expresión para mi reside en la pasión que aparecerá en un rostro, o que se afirmará por un movimiento violento.

Consiste en la disposición de mi cuadro: el lugar que ocupan los cuerpos, los vacíos en torno a ellos, las proporciones, todas estas cosas tienen un significado. La composición es el arte de combinar de manera decorativa los diversos elementos con los que el pintor cuenta para expresar sus sentimientos. (Julián, 2000. Página 10.) El artista piensa también en su espectador, y busca impactar en él. Comunica todo lo que está en su obra y todo tiene un significado. En el arte, el espectador puede captar ese mensaje de maneras diversas, puede atraerle o no, puede también recordarle pasados o momentos según las situaciones que vivieron a lo largo de su vida.

Matisse afirma: “El arte no debe inquietar o confundir, debe ser equilibrado, puro y sereno…” (Clarín. 2007. Página 18).

No crea un arte depresivo o inquietante, sino más bien un arte donde poder descansar y disfrutar.

Busca generar sensaciones en el espectador, que su arte llegue a la mente y que mueva sus sentidos y sentimientos.

Matisse crea una técnica nueva, con mayor expresividad y libertad. Un arte puro, armonioso y equilibrado. Sus obras comunican, transmiten y expresan.

La síntesis en el arte y en el diseño

Ronald, como diseñador, debe crear diseños que capten la mirada y la atención del público. Para esto, necesita la incorporación de lo sintético en sus diseños. Al haber abundancia de información o amontonamiento de lo visual, se genera un impacto distinto en las personas, y es posible que no puedan llegar a obtener la información que el diseño trata de comunicar.

La síntesis hace que el espectador pueda adquirir fácilmente el mensaje que se esta transmitiendo por medio del diseño.

Además, la mayor parte de los diseños se encuentran expuestos, y las personas no se detienen a presenciarlo, si es que no les llamó la atención.

La síntesis, además de dar respiro y comunicar con mayor facilidad, hace que quede grabado en la mente del receptor, algo sintético puede después reproducirse nuevamente en su recuerdo y eso hace que al volver a verlo, uno pueda identificarlo.

En las leyes de la Gestalt, se presenta el Principio de la Simplicidad, el cual afirma: “Todo estímulo tiende a verse de modo tal que la estructura resultante sea tan simple como lo permitan las condiciones dadas.” (Gonzáles Ruiz, 1994. Página 135).

Una frase usada por los diseñadores es “menos es más”, haciendo referencia a expresar lo esencial, para que el receptor pueda recordarlo fácilmente. El diseñador tiene que ser sintético y claro a la hora de comunicar con un diseño. Debe ser directo, sin confusiones sino que habrá pregnancia y coherencia.

Unos ejemplos en los diseños de Ronald Shakespear podrían ser: - La señalización de los subterráneos de Buenos Aires, en donde no hace falta detenerse a verlo, o leerlo, sino que de lejos uno ya tiene el conocimiento de que es la identidad del subte. El diseño circular, el color y la poca información que contiene, hace que el público capte rápidamente su significado; recordándolo y reteniéndolo en la mente.

- La identidad visual de Boca Juniors, de varios bancos y otras marcas, en donde la síntesis interviene para mayor pregnancia, y recordatorio de la identidad.

Por otra parte, Matisse crea sus obras de arte con un alto grado de simplicidad también. En la obra “La música” (1910, óleo sobre lienzo), los personajes están creados de manera muy sintética, no tienen rasgos característicos, el cabello y las partes de la cara son muy parecidos, casi sin forma, y sus cuerpos son planos, de color rojo intenso. Al ver la obra, pareciera que Matisse no se centró en detalles, en la pintura no aparecen muchos elementos. Es una obra con mucha síntesis.

En la obra La lección de piano (1916, óleo sobre lienzo), también hay un gran alto de síntesis. Los elementos que aparecen en la pintura están creados muy sintéticamente, al igual que los colores, los trazos y el espacio. En la obra Desnudo Azul III (1952), contiene mucha pureza, fluidez y delicadeza, representa a una mujer, cuyo cuerpo está fragmentado en partes que lo conforman a un todo, genera un efecto óptico por la integración de los recortes pegados y no pierde el valor de conformar una totalidad. La Gestalt, que significa conjunto, configuración, totalidad o "forma", afirma que el todo es más que la suma de sus partes. Existen Principios como el de la Unidad o Estructura, que explican sobre este tema. En color azul, como monocromo, la figura es sintética. No representa las proporciones de la realidad, no tiene detalles esenciales del cuerpo, ni tiene rostro. Pero se puede percibir fácilmente lo que representa, y con un mayor grado de atención visual.

Matisse y Ronald Shakespear utilizan colores planos y colores complementarios para sus obras. El color, tanto en los diseños de Ronald, como en las obras de arte de Matisse, es muy importante.

Matisse afirma: “La elección de mis colores no se basa en ninguna teoría científica, sino en la observación en el sentimiento, en la experiencia de mi sensibilidad. Intento poner colores que interpreten mi sensación” (Clarín, 2007. Página 32) Matisse se concentra en una cuestión plástica, en el cual lleva a un nivel muy importante el color y la forma. Los colores están basados en la observación, sentimiento y experiencia de la sensibilidad de Matisse.

El color es protagonista principal y elemento estructurador en la construcción del espacio y de la forma cuando se juega con la aplicación directa de colores puros sobre una superficie plana. A menudo el dibujo se diluye en una danza de colores fluidos, generados por la luz. La necesidad de los fauvistas de expresarse por medio del color les lleva a abandonar, entre otros, los principios del modelado y el claroscuro. (Julián, 2000. Página 10) En obras como La danza y La música el color es fundamental.

Los cuerpos rojos, de colores planos, cálidos y sintéticos hacen resaltar la pintura. En La danza, el color rojo intenso genera movimiento, dinamismo, vitalidad y alegría. En ambas obras mencionadas, existen colores complementarios, que separan los cuerpos (cálido: rojo), del fondo (fríos: verde y azul).

Los colores cálidos se asocian al fuego y al calor, y dan la sensación de expansión y acercamiento. Se proyectan hacia fuera y atraen la atención, estos colores ardientes son fuertes y transmiten mucha energía. Además, la vista los percibe como más pesados y densos. Por otra parte, los colores fríos se asocian al hielo o al agua, se percibe como retracción, alejamiento, y se muestran como más livianos, menos sustanciales.

Estos colores aumentan la sensación de calma.

El tema de La danza es la unión de los seres humanos. La plenitud y la intensidad de los colores realzan la autonomía. Los colores complementarios son muy utilizados en la mayoría de las obras de Matisse, como en Tahití II, Figura decorativa sobre fondo ornamental, La danza, Retrato de Mujer (Franja verde), los colores verde y azul (fríos), con los tonos rojizos y amarillos (cálidos) resaltan en la pintura. El color tiene una función expresiva y resalta en el cuadro. Los colores en sus obras no muestran la realidad, hay libertad, son profundos, transmiten emociones, y cobran vida propia.

Ronald Shakespear sabe perfectamente como utilizar los colores para la creación de sus diseños. Aprendió y enseñó lo que cada color significa y la eficacia del mismo. El color es una herramienta muy importante a la hora de diseñar, es el factor clave. Saber transmitir por medio del color lo que uno desea comunicar es ganar la atención y aprobación del receptor.

El color es una sensación visual intensa que genera sensaciones en cada persona. Transmite, informa y comunica.

Los diseñadores, tienen la responsabilidad de la elección correcta y justa del color. Los colores primarios – especialmente el rojo- llaman la atención a lo lejos e invitan a la vista. El rojo, el amarillo y el azul son colores utilizados en los carteles de tráficos o señalización.

Los colores complementarios son muy utilizados en el diseño gráfico, hacen resaltar, y captar la atención. Gracias al color, las personas pueden asociar la identidad visual de una empresa y reconocerla fácilmente.

Los colores se asocian a sentimientos y todo transmite un significado. Un color puede transmitir y dar la sensación de frescura, armonía, pureza, seriedad, calma, calidad, espontaneidad, juventud, delicadeza, energía y fuerza. Por ese motivo, hay que generar en el público la sensación adecuada que se desea, para transmitir correctamente.

Ambos, el diseñador y el artista, pueden tener un estilo propio, y cada uno de ellos es reconocido por esa identidad con la que representan sus obras o diseños. Ambos, son muy reconocidos en el campo donde su creatividad los inspiró.

Matisse, fue un artista quien abrió y dio paso a un movimiento artístico y hoy en día el público reconoce cada obra suya y se deleita en ella. Ronald, en la Argentina, es uno de los diseñadores más conocidos, creó marcas y logos importantes, y muchos diseños de señalización. Todos sus diseños están expuestos al público.

Ronald Shakespear y Henri Matisse, encontraron la forma indicada para poder comunicar lo que ellos se proponen, para poder transmitir por medio del color, ser creativos para una mejor eficacia y sintéticos.

Bibliografía

Julián, Inmaculada. (2000) Historia Universal del Arte. Arte del Siglo XX Capítulo: “La ruptura cromática: El Fauvismo”. Madrid: Espasa.

Autores varios. (2007) “Matisse. Grandes maestros de la pintura”, Clarín. Buenos Aires: Editorial Sol90.

Gonzáles Ruiz, Guillermo. (1994). Estudio de Diseño. Buenos Aires: Emecé Editores.

Edición especial para La Nación. (1994) Historia del arte. Barcelona: Editorial Salvat. Tomo 4 Potter, Norman. (1999) Qué es un diseñador: objetos, lugares, personas. Barcelona: Paidos Estética.

Recursos electrónicos

http://www.alzado.org/


Relación del diseñador Ronald Shakespear y el artista Henri Matisse fue publicado de la página 73 a página75 en Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº35

ver detalle e índice del libro