1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº35 >
  4. Bioarte

Bioarte

Lioni Tarsitano, María Florencia

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº35

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº35

ISSN: 1668-5229

Ensayos sobre la Imagen. Edición VII Trabajos de estudiantes de la Facultad de Diseño y Comunicación

Año VII, Vol. 35, Diciembre 2010, Buenos Aires, Argentina | 168 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Elegí trabajar con Bioarte porque su alcance es mundial, su desarrollo es contemporáneo, necesita del complemento de otras ramas científicas para realizar obras y en nuestro país tiene grandes exponentes, con un laboratorio completamente equipado que puede trabajar a la par de los laboratorios de países que cuentan con mayor capacidad económica para fomentar la investigación y el desarrollo artístico.

Para definir qué es Bioarte primero quiero explicar en el contexto que surgió.

En los años ´90 tanto la genética como la biotecnología tuvieron un gran desarrollo. Al presentar en sociedad a la oveja Dolly, el primer mamífero clonado; estas ramas científicas crecieron abruptamente generando gran interés (Natalia J. Tchukran).

Los progresos tecnológicos y los descubrimientos en la genética y biotecnología ampliaron el conocimiento y la capacidad que tenía el humano de control sobre la vida. Estos avances dieron lugar al uso desmesurado de la tecnología genética por el hombre, a la competencia entre naciones para mostrar cuál clonaba más rápido, en mayor cantidad y mejor calidad. Sumado al excesivo consumo de bienes generado a nivel mundial en todas las sociedades sin tener en cuenta las consecuencias que tendría y tiene en el planeta, en la flora y la fauna, surgen artistas dispuestos para crear arte que usa a la vida como nuevo medio de comunicación, se crea con tubos de ensayo y los laboratorios se convierten en estudios artísticos.

La práctica artística denominada Bioarte busca borrar la línea divisoria entre la ciencia y el arte; quiere acercar al espectador hacia la ecología del siglo XXI que es un mundo complejo de organismos creados. No busca que el arte imite a la ciencia, sino que la ciencia logre una faceta de expresión artística, donde no se “hace” con las manos, sino que se piensa con ellas. Se la considera una práctica artística porque aún no tiene desarrollado su manifiesto estético, límites y patrones, por eso mismo y por ser tan actual, todavía no puede etiquetarse al Bioarte como movimiento o estilo artístico.

En esta práctica artística interactúan el arte, la tecnología y la ciencia. Trabaja complementariamente con la tecnología y la biología para desarrollar obras a través de la manipulación genética de material orgánico vivo. Esto implica que genera valores de juicio en cuanto a la ética, la moral, la política y la estética.

En cuanto a la ética y la moral porque precisamente se esta experimentando, trabajando con organismos vivos y no hay límites establecidos al momento de desarrollar una obra.

Un ejemplo es Alba, el conejo fluorescente que modifico genéticamente Eduardo Kac, artista contemporáneo nacido en Brasil que se desempeña en EE.UU. Interesado en las media art, fue abriéndose campo al Bioarte. Su obra más preciada, en sus propias palabras, es Alba, un conejo al cual le inyectó proteínas de las medusas para que este animal, al exponerse a la luz azul, emita un resplandor verde fosforescente.

En palabras del artista Gessert "los científicos trabajan con seres vivos, los niños juegan con ellos, los hombres de negocios los venden y los compran, nosotros los comemos y los políticos determinan el destino de la especie entera. ¿Por qué los artistas no podrían trabajar también con los seres vivos?".

Aquí el artista George Gessert deja en claro que el trabajo realizado por los bioartistas, no es una fantasía inalcanzable, ya que todos los sectores y grupos sociales interactúan o trabajan con seres vivos. Además de mostrar que en ningún momento se dio lugar para pensar que está en sus intenciones dañar o hacer sufrir a seres vivos.

Otro ejemplo que generó gran repercusión fue el artista Stelarc al implantarse una oreja orgánica en su brazo izquierdo, la misma sobrevivió porque fue alimentada por un tiempo a través de birreactores. El artista quiso poner en jaque la naturaleza propia del cuerpo y alterarla para ver cómo respondía.

Particularmente, la política realiza cuestionamientos porque el Bioarte busca concientizar al espectador del malestar que se le está causando a nuestro ecosistema, a la ecología mundial.

Es una muestra de la realidad que no todos ven, sea porque no saben o porque no quieran verla. Y esto muchas veces toca intereses particulares que desean permanecer ocultos y en silencio; al exponerlos quedan al descubierto y esos intereses se ven seriamente atacados, razón por la cual distintos políticos y/o grupos políticos quieren minimizar o silenciar a los artistas. Sea retirándole los fondos subsidiarios o censurando su labor.

En cuanto a la estética se lo cuestiona porque para muchos críticos, artistas y espectadores, el arte es una muestra subjetiva de la realidad y la ciencia es una escalera sin fin donde se expone y se inventa el conocer humano (Tarkovski, Andrei) Los artistas que desarrollan Bioarte consideran que el uso de la biotecnología es positivo en cuanto a que genera beneficios significativos a la hora de mantener especies en peligro de extinción, aumentar la producción de algunos alimentos y encontrar la cura para enfermedades terminales. Sin embargo, también notan el abuso desmedido a la hora de experimentar, destruyendo así el ciclo vital natural de los organismos vivos.

Sumado al avance que tienen los desarrollos científicos, el avance de la naturaleza propia de los organismos se va perdiendo como consecuencia de la manipulación genética; se formó el grupo artístico Critical Art Ensemble que decide llevar a cabo diferentes performances, instalaciones y videos alrededor del mundo que tienen como meta arrancar la idea socialmente instalada que la ciencia es demasiado difícil de comprender, proponiendo a sus espectadores la experimentación de razonar sobre la situación actual a través del arte, la ciencia y la tecnología.

En nuestro país, Joaquín Fargas busca concientizar y divulgar la situación ambiental, la relación arte-ciencia y dejarnos reflexionando para tomar una postura. Este ingeniero-artista, artista-ingeniero, argentino, explora los cambios que tienen lugar en la naturaleza, a partir de las investigaciones y desarrollos que se producen en los laboratorios de biotecnología de la Universidad Maimónides, donde esta a cargo de la Dirección Artística.

Una de sus grandes obras es el Proyecto Biosferas.

(…) Se trata de esferas herméticamente cerradas que tienen los ingredientes necesarios, los elementos básicos para la vida. En su interior alojan un complejo ecosistema que precisa de la energía solar para desarrollarse y subsistir.

Las Biosferas se proponen así como representaciones vivas del planeta tierra. Reproducen los procesos básicos del funcionamiento de la vida. Al igual que la atmósfera de nuestro planeta, la esfera se convierte en el límite del vínculo interior-exterior. Conforma un sistema cerrado como lo es el de la tierra. Lo único que recibe del exterior es la energía del sol: el principio de la cadena de la vida.

Las plantas del ecosistema se desarrollan al transformar la luz y los nutrientes en su propio alimento durante el proceso de fotosíntesis Con estas piezas el énfasis significativo recae una vez más en la noción de intercambio, de interacción como modo de relación entre el entorno y la obra. La vitalidad de las Biosferas dependerá de la situación del medio en que se las implante. Variables como la temperatura y la cantidad de sol que reciba determinarán su supervivencia. ( Fargas, Joaquín) En conclusión el Bioarte surge a fines del siglo XX utilizando la tecnología de su época para mostrar el contexto histórico, social y político de la humanidad. Es una respuesta a la agresión del hombre en el mundo que se vive.

Generando situaciones encontradas, muchas veces discusiones pasionales como vivimos en la cursada al momento de definirlo y criticarlo; sea por el método de trabajo, sea por el “material” utilizado para trabajar, o por la obra final en sí misma; ha ganado terreno en el campo de las artes y en todo aquel individuo que observe alguna obra o simplemente lea del tema.

Podemos encontrar reminiscencia artística con los artistas del Land Art, Arte Terrestre, que consideraron a la naturaleza no como un elemento más en la obra, sino que se convertía en la obra misma. Las obras se producían y exhibían fuera de las galerías, en lugares desiertos o abandonados. Ya aquí se trabajaba a la naturaleza como parte fundamental de la obra y el Bioarte al trabajar con organismos vivos, trabaja con parte de la naturaleza.

El reconocido artista argentino Nicolás García Uriburu desarrolla coloraciones, tiñendo ríos, fuentes y canales de color verde para llamar la atención de los espectadores sobre la contaminación de la tierra, el agua y el aire.

Luego el Arte Ecológico, que también busca concientizarnos sobre las falencias y el daño ambiental, se manifiesta utilizando en sus obras materiales biodegradables y/o reciclados, investigando fenómenos naturales. Y la mayor corriente artística a mi criterio que guarda relación con el Bioarte es el Conceptualismo ya que para este estilo artístico la idea a mostrar prevalece sobre todos los aspectos, formales e informales. Muchas veces la idea es la obra en sí misma, sin importar el soporte. Marcel Duchamp y John Cage fueron sus mayores exponentes.

El Bioarte tiene una idea como punto rector, concientizar a través de sus muestras artísticas, sobre el abuso de la tecnología y la alteración ambiental. El método que implementan aún no tiene límites pautados, ni éticos ni protocolares; queda librado al deseo del artista qué realizará y cómo trabajará su muestra. Considero que al declarar que buscan generar conciencia ambiental y dejar al descubierto los abusos del ser humano; no harían sufrir a los organismos vivos para llegar a sus obras, no es una práctica artística morbosa ni maligna, sólo quieren trabajar con organismos vivos, no dañarlos.

Y por esta última frase quiero destacar que todos los artistas involucrados en el Bioarte, Eduardo Kac; George Gessert; Oron Catts y Ionatt Zurr fundadores del grupo SymbioticA; Joe Davis; Joaquín Fargas; Natalia Matewecki; todos los miembros del Proyecto Untitled de la U. de Maimónides, “…expresan y muestran obras y proyectos artístico-tecnológicos vinculados con la ecología porque su objetivo es hacer entender al hombre los efectos de su incidencia en el ecosistema natural y, en este sentido, el arte parece convertirse en una solución creativa, lúdica y divulgativa del papel de la ciencia…” (Matewecki, Natalia) Quiero dejar constancia que tanto la universidad de Maimónides como así también los profesionales, Joaquín Fargas, Natalia Matewecki y Sandra Fortulos me han brindado no sólo su tiempo sino también sus conocimientos y criterios artísticos. Cada miembro me permitió ahondar en el tema, informarme, tomar contacto directo con ellos y con alguna de sus obras.

La Universidad Maimónides me acercó a los profesionales antes nombrados y también me permitió entrar al laboratorio y conversar con los alumnos que integran este año el Proyecto Untitled, ya que anualmente renuevan parte de sus miembros.

Me contaron sus experiencias y qué buscan con todo esta labor de investigación y desarrollo artístico.

Quedé sorprendida y completamente agradecida por la buena predisposición y el entusiasmo de todos y cada uno, al momento de explicarme y mostrarme sus trabajos. Hoy por hoy carece esta cualidad en muchos organismos y personas, por eso considero que hay que rescatarla y remarcarla.

Bibliografía Art Media 20 años desarrollado por los profesores y encargados del departamento de diseño y comunicación de la Universidad de Maimónides.

“Bioarte: del concepto al género” de la tesis Aproximaciones al bioarte: concepto, cuerpo, género, realizada para el Magíster en Estética y Teoría de las Artes, Facultad de Bellas Artes, UNLP, La Plata, (2009).

"Bioarte made in Argentina”. Revista Ñ del diario Clarín (sábado 1º de noviembre de 2008).

Suárez Guerrini F., Gustavino B., Correbo M. N. y Matewecki N. (2010).

Usos de la ciencia en el arte argentino contemporáneo. Buenos Aires: Papers Editores.

Tchukran, Natalia J. (2008). Sendas del Bioarte. Buenos Aires: Recursos electrónicos Fargas, Joaquín. Ingeniero y artista a cargo del laboratorio de Bioarte en la Universidad Maimónides. www.joaquinfargas.com.ar


Bioarte fue publicado de la página 81 a página83 en Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº35

ver detalle e índice del libro