1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº35 >
  4. Una vanguardia llamada Collage

Una vanguardia llamada Collage

Burgueño, Eliana Olga

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº35

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº35

ISSN: 1668-5229

Ensayos sobre la Imagen. Edición VII Trabajos de estudiantes de la Facultad de Diseño y Comunicación

Año VII, Vol. 35, Diciembre 2010, Buenos Aires, Argentina | 168 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

El arte previo a la Revolución Industrial se caracterizaba principalmente por la representación de la realidad pintada al óleo, imitando de forma más perfecta lo que los artistas veían.

Cuando surge la fotografía se produce un quiebre en el arte tradicional que dejará atrás a las técnicas clásicas de perpetuidad de las generaciones. No obstante en la realidad mundial se sufrían otros cambios que les servirán a los artistas como puntapié para desarrollar una de las formas de expresión más revolucionarias y novedosas de la época.

Con la Revolución Industrial como la principal causa de preocupación en Gran Bretaña, la clase burguesa, ya implantada como clase dominante, será la encargada de llevar a cabo una serie de transformaciones que cambiarán radicalmente la vida de la humanidad en todos los aspectos. Revolucionados e insatisfechos con su realidad, comienzan a emerger modos de pensamientos económicos de libre mercado; de leyes económicas para un manejo de la economía.

En los ámbitos de la vida en donde antes existía la desorganización financiera y la falta de capital, surge la época de gran capital y aumento financiero, brindando así a la nueva era muchos más accesos al mundo exterior y a las oportunidades para la expansión e importación de diversas culturas. A partir de esta Revolución liberal se crean leyes económicas acompañadas del protagonismo que adquieren los bancos dando como origen el Capitalismo.

Como mencionamos anteriormente, la inestabilidad que se vivía en la sociedad afectaba todos los ámbitos de la vida cotidiana.

Este gran cambio modificó el arte en amplios aspectos, no se estancó con la aparición de la fotografía sino que al contrario, los artistas afectados por esta inestabilidad, como Pablo Picasso y George Braque, lanzaron un gran desafío al arte: en vez de representar obras que imitaran la realidad, propusieron cuadros hechos con realidad.

Todo surgió con un nuevo movimiento llamado Cubismo desarrollado entre 1907 y 1914; que vino a romper con el último estatuto renacentista, que fue la perspectiva. Se adoptó así la llamada «perspectiva múltiple» en la cual se representan todas las partes de un objeto en un mismo plano y se multiplican los ángulos de visión de un mismo objeto.

Las formas geométricas invadieron las composiciones y las formas observadas en la naturaleza, fueron traducidas en cilindros, conos, esferas y cubos.

En el año 1913 introdujeron una técnica artística llamada papier collé (papel pegado) conocida también como collage. A través de esta técnica la composición de los cuadros se hacia en base a diferentes trozos de materiales pegados sobre una superficie, tales como recortes de papel, tela, pedazos de metal o madera, etc.

El propósito de este ensayo es el de indagar acerca de los motivos que habrían llevado a los cubistas a introducir la técnica del collage y a su vez analizar los vínculos entre esta propuesta plástica y el momento histórico-social en el que emergen.

Recordemos el contexto en el que se lleva a cabo esta propuesta estética. A finales del siglo XIX y principios del siglo XX, las consecuencias de la Revolución Industrial, como mencionamos más arriba, en términos de innovación y el uso de nuevas fuentes de energía nos da un parámetro del cambio que produjo el uso de la producción en masa.

En este momento Francia, y especialmente Paris, ocupa una posición predominante en el mundo del arte y justamente allí, a principios de 1912, es donde Picasso y Braque a través de esta nueva técnica introducida incorporan fragmentos de la realidad cotidiana en sus obras artísticas. Así, las obras se volvieron más táctiles y descriptivas, adquiriendo un nuevo realismo.

La técnica del papier collé adquirió una importancia cada vez mayor para los artistas del cubismo. Ello se debe a que les permitía inyectar una nueva modalidad de realismo en su arte, pero también porque constituía un desafió más al culto de la Belle peinture y a la creencia de que todo buen arte requiere contar con buenos materiales y a la idea convencional de que la realidad solo podía reproducirse debidamente por medio de imágenes engañosas a la vista creada por la mano de artistas muy dotados. Al sentar que la realidad podía recrearse pictóricamente con los materiales más humildes, la técnica del papier collé no hizo sino reforzar la idea del tableau-objet. Transformó, asimismo, las ideas de Braque y Picasso en cuanto se refiere a la relación entre el color y la forma. Y, lo que es más importante, les llevo a la conclusión de que podían crear su propia realidad pictórica mediante una síntesis de diferentes elementos.

Podemos relacionar esta intención de los artistas con el hecho de que se estaban produciendo masivamente estos mismos elementos que los artistas tomaban para aplicar en sus obras y que, por lo tanto, se utilizaban de un modo distinto para el que habían sido producidos, lo cual también era una novedad para la época. Ellos se interesaban por relacionar la vida con el arte y plasmar el cambio que estaban atravesando los individuos.

Esta idea fue bastante audaz para la época porque nunca antes se había incorporado al arte un fragmento de la vida. Con ello los artistas se proponían unir arte y vida.

Ante esto surgen algunas preguntas ¿qué motivaba a los cubistas a introducir este gesto? ¿en qué aspectos hacían hincapié para conectar a la sociedad con sus cuadros? Creemos que si bien existen ciertas composiciones con los retazos utilizados, las mismas muchas veces no son composiciones equilibradas y fáciles de identificar. El principal esfuerzo de los cubistas se encaminó a resolver los problemas pictóricos que surgían en esta intención de hallar una nueva forma de recrear la realidad; indudablemente este hecho se relaciona directamente con la época en la que tuvo auge esta técnica.

Es decir, consistió en una forma de expresión original que plasmó a través del arte aspectos ligados al desequilibrio social, a la inestabilidad económica y social, la cual tenía un impacto creciente.

Por otro lado, daba lugar a que las obras repercutieran en la vida del espectador, logrando que los individuos se identificaran con estos cuadros de forma directa rompiendo así con la cotidianidad de los objetos utilizados en sus representaciones y brindando un sentido ligado a la realidad.

Entonces entendemos que todo arte está íntimamente ligado al contexto histórico en el que emerge. Una realidad puede ser representada de muchas maneras, pero solo el ojo que observa va a compararla con su realidad y va a criticar esa visión desde su “modo de ver”. Por lo tanto, existe un vínculo ineludible entre los modos de representación y la cultura de la sociedad en que emergen.

Bibliografía

Berger, J. (2000). Modos de ver. Barcelona: G. Gilli.

De Micheli, M. (1993). Las vanguardias artísticas del siglo XX. Madrid: Alianza.

Douglas, C. (1984). La época cubista. Madrid: Alianza.

Gay, P. (2007). Modernidad. Barcelona: Paidós.

Lambert, R. (1985). Introducción a la historia del arte. El siglo XX. Barcelona: G. Gilli.

Stangos, N. (1986). Conceptos del arte moderno. (Compilación). Madrid: Alianza.


Una vanguardia llamada Collage fue publicado de la página 113 a página114 en Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº35

ver detalle e índice del libro