1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº16 >
  4. Cuerdas en el tiempo

Cuerdas en el tiempo

Mana, Martín

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº16

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº16

ISSN: 1668-5229

Proyectos Jóvenes de Investigación y Comunicación. Proyectos Ganadores.

Año IV, Vol. 16, Julio 2008, Buenos Aires, Argentina | 160 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Síntesis

Pensé en trabajar esta investigación sobre mi abuela del lado materno por el hecho de que compartí gran parte de mi infancia, ya que ella era la que me cuidaba, junto con mis tías y mi abuelo, cuando mis padres trabajaban, y creo que de alguna u otra manera, ella fue mi inconsciente inspiración y conexión con la música. Ella fue la que me enseñó y transmitió el arte de las notas musicales y a llevar la música en la sangre.

Tengo recuerdos vagos pero muy presentes de ella tocando la guitarra, porque yo era chico cuando falleció. A veces subo las escaleras de la casa de mi abuelo, y al girar la vista hacia su habitación, me parece que fue ayer cuando la veía sentada tocando la guitarra. A pesar de haber vivido juntos pocos años, sé que ella fue mi nexo con la música.

Veo sus manos delicadas tocar la guitarra. Aprendo sus movimientos, su emoción en cada acorde. Veo cómo disfruta cada digitación, cada arpegio, cada melodía. Con ojos cerrados rasguea un mi menor. Soy yo tocando la guitarra.

Al igual que mi abuela, siempre tuve esa pasión por la música y nunca rechacé ningún sonido nuevo. Mi mente y mis oídos siempre estuvieron abiertos hacia cualquier tipo de música. Y la siento. La siento como solía hacerlo ella. Y no sólo en las notas o los acordes, sino también en los ecos, la tensión de las cuerdas, los silencios, la precisión de mis dedos en cada una de las cuerdas. No es sólo música, son emociones sonoras.

Recuerdo aquella tarde cuando, mientras buscaba unas revistas viejas en el garage de la casa de mi abuelo, encontré su guitarra. Rota, quebrada, llena de polvo y sin cuerdas. Una Antigua Casa Núñez de 1930. La limpié y ansioso de escuchar su sonido una vez más, le pregunté a mi tía si podía quedarme con ella para arreglarla. La envié a un buen luthier, quien la en coló y la dejó impecable. A la semana siguiente, cuando volví para mostrarle a mi tía como había quedado, me dijo que había encontrado para mí un banquito en el que mi abuela apoyaba su pie para tocar la guitarra y su atril de partituras. También me concedió los libros con los que ella estudiaba, donde tenía hechas algunas anotaciones a mano alzada, de sus clases.

Para mí, poder hoy tocar esa guitarra es algo increíble. No sólo porque la guitarra tiene un sonido único y es hermosa, sino porque es la guitarra con la que mi abuela, cuando tenía nada más que siete años, empezó a tocar.

La mayoría de mis composiciones que más me gustan, y más disfruto, las escribí con esta guitarra. Y sólo con este instrumento puedo hacer que suenen como las imaginé.


Cuerdas en el tiempo fue publicado de la página 16 a página17 en Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº16

ver detalle e índice del libro