1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº16 >
  4. Los recuerdos de Juan Alberto Román

Los recuerdos de Juan Alberto Román

Dondero, Gisell

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº16

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº16

ISSN: 1668-5229

Proyectos Jóvenes de Investigación y Comunicación. Proyectos Ganadores.

Año IV, Vol. 16, Julio 2008, Buenos Aires, Argentina | 160 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Síntesis

El vino tinto representa vida, sangre y sacrificio. En mi familia representó mucho más que eso, en ella sus experiencias con las relaciones humanas, de un apoyo económico y emocional que formó una familia y las raíces de esta. En esta historia de la familia Román, que se encuentra en la provincia de Mendoza, en su hermosa ciudad llamada Rivadavia, es donde comienzan los recuerdos de un gran hombre llamado Juan Alberto Román. Para mí el sería mi tatara abuelo, junto con mi tatara abuela, ellos formaron su hogar en una estancia conocida con el nombre de La Verde. En ella creció mi abuela junto con sus dos hermanos. El señor Román comenzó a desarrollar su emperio, compró muchas hectáreas y comenzó a construir. La familia abrió su bodega y la producción de frutas secas en la cual los hijos Román empezaron a construir en su emperio. De ahí comenzamos a ver cómo esta familia sufre la crisis económica y los conflictos políticos que vivía el país en ese momento.

Conclusiones

La vida se trata de vivir, tener experiencias y aprovechar lo que más se puede. Mi tatara abuelo cumplió con sus sueños y sus propias metas. Lo que él buscaba era tener su familia y crear un negocio y verlo crecer. Desafortunadamente la pudo ver crecer, al igual que vio crecer el riesgo de vida propio y de su viejita, de los nervios que tenían al ver como sus hijos inundaron el emperio que con tanto esfuerzo y sacrificio pudieron lograr. Para mí el tatara abuelo pudo cumplir con su misión de vida, no terminó como le hubiese gustado, pero ante su conciencia el sabe que le brindó a su familia, todo lo que el podía. Y en el pueblo de Rivadavia marcó historia. Pudo brindar trabajo a muchísimas personas. Aportó en el crecimiento de su ciudad, donando para la iglesia, escuelas, y clínicas. El pueblo en agradecimiento a la familia Román, nombró calles e hizo los homenajes a él.
Y fue así como sus dos hijos terminaron vendiendo todo lo que estaba a nombre de Román para poder salir de la deuda en la que se habían metido, borrando toda la historia y el sacrificio de esa familia; y entregándosela a otra familia con otro nombre y otra historia.


Los recuerdos de Juan Alberto Román fue publicado de la página 33 a página34 en Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº16

ver detalle e índice del libro