1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº16 >
  4. La moda en la adolescencia de mis padres

La moda en la adolescencia de mis padres

Alfieri Antonini, Sofía

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº16

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº16

ISSN: 1668-5229

Proyectos Jóvenes de Investigación y Comunicación. Proyectos Ganadores.

Año IV, Vol. 16, Julio 2008, Buenos Aires, Argentina | 160 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Síntesis

La moda es una representación de la evolución política, económica y social de un pueblo en dónde todo repercute en nuestra manera de vestirnos y desenvolvernos. Sus cambios son producto de un desarrollo global de la sociedad y además es una prolongación de nuestro cuerpo. Los 60’s fueron años en que la juventud reclamó su intervención y se posicionó en un espacio que antes les estaba prohibido. La liberación fue producto de una serie de cambios económicos, políticos y sociales, pero fue la música la que principalmente liberó las mentalidades juveniles reprimidas durante tanto tiempo. Fueron años de diversión y de una constante búsqueda de identidad. La siguiente década empezó con la entrada del crecimiento de esta generación que de a poco fue perdiendo el resplandor de años anteriores. Esta tranquilidad se reflejó en un regreso hacia la naturaleza y la utilización de materiales nobles y sencillos como el algodón y la lana. En ese momento se produjo un furor hacia lo retro. El no estar conformes con un mundo lleno de conflictos y ambiciones conflictivo los llevó a mirar hacia oriente, específicamente hacia la India y su religión el hindú. Numerosos artistas como The Beatles y Jane Fonda entre otros, profesaron este culto y lo expandieron por occidente, de cuya experiencia se extrajo una moda que más que una manera de vestir, fue todo un movimiento social: el Power Flower Hippie. Los jó- venes vivían en comunas, consumían comida macrobiótica y fumaban sin restricciones marihuana. Bajo esta forma de vida nacieron los clásicos patas de elefante, las camisas hindúes, el pelo largo y una meta por esparcir la necesidad del pacifismo, que era como su forma de vida. La música también jugó un papel fundamental. La experimentación y los sonidos más radicales y disonantes de artistas como Janis Joplin, Jimmy Hendrix y el destructivo Jim Morrison, hacían enloquecer a las drogadas masas y se transformaron en mitos vivientes de toda esta generación. Entre tanto las flores, símbolo de la época, se usaban en la ropa, en el pelo y representaban la ideología ilusoria que los guiaba en la llamada Revolución de las Flores. En el transcurso de estos años se mostraron dos polos bien concretos de jóvenes: aquellos que sólo querían divertirse y aquellos que buscaban una participación activa en el país. Estos últimos participaban en movimientos estudiantiles y políticos y aspiraban a lograr un verdadero cambio social, profundo y comprometido. A diferencia de las épocas anteriores en las que existía una supremacía mundial en cuanto a moda y actitud, esta realidad correspondía principalmente a la latinoamericana en general. A esto se sumó la creciente popularidad del feminismo, que implicó una marcada masculinización de la vestimenta. Las mujeres buscaban la comodidad más que la belleza y la ropa ya no tenía sexo, eran prendas unisex. El pelo tampoco era ya un signo de distinción; caminando de espalda, muchos hombres parecían mujeres de eternas cabelleras. Ya entrados los años 70’s se desató una diversidad de formas y estilos. Como en toda época, una parte del cuerpo femenino llamaba la atención por sobre el resto y los trajes y vestidos se encargaban de resaltarla. Esta vez fue el turno de las nalgas, las que se lucían con ajustados pantalones. El ser enormemente delgada, sin pechos ni caderas prominentes, eran la herencia dejada por el culto a una belleza anoréxica cuya principal exponente fue la modelo inglesa Twiggy. Ya a finales de la década, la llegada de los brillos y bailes de Fiebre de Sábado por la noche, transportó la vida hacia las horas nocturnas. La diversión, la música con ciertos toques electrónicos, las discoteques y las luces hicieron de la moda una fiesta. El algodón fue destronado como rey por la lycra y se dio paso a las botas y zapatones de tacón tipo sueco, con una altura exagerada. La sencillez del maquillaje y el pelo lacio y suelto, se transformó en una producción multicolor y estrafalaria de estilos y formas más complejos y despampanantes. El pelo crespo y voluminoso tipo Donna Summer y el de Farrah Fawcett moldeado con rollos y laca, guiaban la estética mientras la música disco de grupos como ABBA y Gloria Gaynor entre otros, hacían estremecerse a una generación que quería pasarla bien. Proviniendo de este estilo, nació una corriente que fusionó los colores de ésta con la inadaptación de los primeros años.

Conclusiones

La conclusión que pude establecer finalizada la monografía fue que la moda que durante muchísimos años se vio en Argentina, no fue inventada. La moda comenzó en nuestro país por una serie de revoluciones europeas que trajeron como consecuencia la importación de productos textiles que atrajo la atención argentina y así, pudo comercializarse hasta nuestros días. Vimos como la moda se fue adaptando a los distintos cambios políticos como sociales y como aprovechó cada oportunidad para ir evolucionando de distintas maneras. Ya sea a través de los materiales o de la comodidad ésta fue encontrando un papel cada vez más importante. Hoy en día la comercialización de la buena vestimenta sigue vigente tanto en nuestro país como en muchas partes del mundo; entonces podemos afirmar con seguridad que la moda desplaza las tradiciones y aparte fue, es y será un fenó- meno que nunca se acabará. Con esto podemos ver la influencia que tuvieron las décadas del `60 y `70. Éstas marcaron un momento clave en la historia de la moda y es por eso que hoy vuelve sin pasar desapercibida. Es más, si encontramos alguna prenda de nuestros padres o abuelos que hayan usado en aquellos tiempos mejor… lo retro y lo pasado son hoy la nueva moda.


La moda en la adolescencia de mis padres fue publicado de la página 39 a página39 en Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº16

ver detalle e índice del libro