1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº17 >
  4. Artistas Latinoamericanos del siglo XX: Roberto Matta

Artistas Latinoamericanos del siglo XX: Roberto Matta

Mosovich, Marcela

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº17

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº17

ISSN: 1668-5229

Ensayos sobre la imagen Edicion III.

Año V, Vol. 17, Agosto 2008, Buenos Aires, Argentina | 111 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

La tarea de Matta consistió en descubrir la sabiduría y la creatividad ocultas del inconsciente interior y en relacionar estos descubrimientos con el mundo exterior.

Roberto Sebastián Antonio Matta Echaurren, nace en Santiago de Chile el 11 de noviembre de 1911. Pintor y arquitecto chileno, además de ser uno de los personajes decisivos en el grupo de artistas del expresionismo abstracto de los años 40, es calificado como el renovador del surrealismo, por expresar en sus obras las imágenes del subconsciente a través de metáforas visuales con una fuerte carga psicológica.

Se titula de arquitecto en la escuela de la Universidad Católica de Chile, diplomado con el proyecto “La liga de religiones -Valle de Joasphat, la Isla de Elefante”, un templo para 147 religiones, con dibujos realizados en la Escuela de Bellas Artes.

En esta época, Matta vivió la falta de estabilidad económica y política que aquejaba su patria. Además de la inflación, Chile se encontraba bajo la presión de huelgas y juntas militares.

Las condiciones de vida no eran favorables, Estas ocasionaron emociones profundas dentro del artista que luego se revelarían en su arte. Es por ello que en 1932, Matta parte de Chile como reacción a la situación política después de la elección de Arturo Alessandri, un político conservador que no apoyaba las clases laborales.

Tiempo después, y luego de recorrer varios países, se instala en París, para trabajar con el arquitecto Le Corbusier. Es allí donde conoce a René Magritte, Pablo Picasso, Joan Miró, Rafael Alberti, García Lorca y se hizo amigo de Marcel Duchamp.

En 1936 se instala en Londres, trabaja con el arquitecto alemán Walter Gropius. También pasa una breve temporada en Portugal, invitado por la poetisa Gabriela Mistral, quien despierta en él un gran interés por la obra poética de José Martí y los postulados del mexicano José Vasconcelos sobre la creación de brigadas culturales.

Las ideas de poetas como Mistral o García Lorca tienen un gran impacto en el arte temprano de Matta, pues utiliza -al igual que ellos- imágenes oscuras y metafóricas para presentar temás cosmológicos. En La Tierra es el Hombre, por ejemplo, la creación de la tierra revela sus imágenes mentales del nacimiento y del renacimiento de su identidad como exiliado. Su representación de la tierra también revela imágenes del caos geográfico y político del Chile de su juventud. Por eso, esta pintura muestra un regreso al concepto de la tierra nacida del caos.

Entre los años 1937 y 1940 Matta define su vocación artística y regresa a París a trabajar en el pabellón español de la Exposición Internacional, incrementando así su interés por los dibujos y la pintura.

Luego de visitar varias veces el taller de Pablo Picasso, quien estaba pintando el Guernica, conoce -por intermedio de Salvador Dalí- al escritor André Breton, quien le compra dos dibujos

Su obra

La conexión de Matta con los artistas de su tiempo son de particular importancia para un entendimiento de su papel en el arte del sigo XX. Como los otros surrealistas, él no utiliza un extenso conocimiento de la historia del arte. El rechazo anterior de las tradiciones pasadas en el arte iniciado por los dadaístas y surrealistas creó una barrera al arte del pasado que Matta no decidió reexaminar.

Breton acreditó a Matta con la revolución del espacio pictórico y el uso del color en la pintura, resultante de nuevas maneras de ver el mundo compatible con los últimos descubrimientos de la ciencia. Alabó los usos innovadores del color por Matta para propósitos simbólicos y sus atrevidos experimentos con una amplia gama de sombras poco usuales del color.

William Rubin cita la influencia del místico Elphas Lévi en el empleo de la luz por Matta. Lévi escribió en su History od Magic lo siguiente: “Existe un agente mezclado, natural y divino, corpóreo y espiritual, un medidor plástico universal, un receptáculo común de las vibraciones de los movimientos y las imágenes de la forma… Este agente universal de las obras de la naturaleza es la “luz astral”. 1 Morherwell, uno de los expresionistas abstractos, describió a Matta como el artista joven más energético, entusiasta, poético, encantador y brillante que había conocido. 2 Matta disfrutó también de la amistad de Marcel Duchamp, cuyas pinturas The passage From the Virgin to The Bride y The Large Glass: The Bride Stripped Bare by Her Bachelors, Even (1915-1923) fueron importantes referencias para el desarrollo del arte de Matta. 3 El cita a Pasaje por su intento de dirigirse a la representación del cambio, al mostrar el movimiento de un estado a otro. 4 The Glass puede haber sido esencial para formar las ideas de Matta referentes al espacio y el movimiento. Durante su estadía en New York también estuvo en contacto con Yves Tanguy, cuyas ideas sobre la representación de being-scapes, consistentes de miedos y deseos interiores, lo interesaron.5

Influencias Referencia ideológica

La estructura cultural que dio forma a la obra de Matta es por lo tanto esencialmente de carácter conceptual e ideológico. Los puntos de particulares de referencia ideológicas se derivan de dos conceptos intelectuales dominantes del sigo XX: La teoría del inconsciente y la cultura de la ciencia moderna, las cuales han identificado C.P.Snow y otros. 6 Freud sirvió como medio para examinar la vida interior del inconsciente, mientras que la ciencia proporciona los métodos experimentales para explorar el mundo externo.

Investigó la conexión entre el arte y la ciencia moderna de los cuarenta, coincidente con su creciente interés en los temás sociales. Matta sostuvo el punto de vista que la ciencia y el arte comparten como meta común, la de tratar de entender el funcionamiento de la realidad. “…la ciencia es tan poética como la poseía”. 7 Matta considera la tarea del artista como la tarea de un científico.

La ciencia expande las fronteras del arte y el arte es un catalizador para la ciencia. Mira a la ciencia para obtener nuevas maneras de imaginar e inventar realidad, la cual intenta después representar visualmente en sus pinturas.

El surrealismo de Matta

Al igual que Cézanne, Matta entendió que el arte expresa una teoría del conocimiento de lo que puede conocerse y ofrece enfoques singulares de la forma en que se pueden conocer. 8 Dirigió su arte para encontrar alternativas a las maneras convencionales de representar las apariencias del mundo conocido.

Al mantenerse con su orientación surrealista, Matta se enfocó inicialmente en los paisajes interiores de su psique humana con el fin de crear arte. Su curiosidad acerca de la vida interior fue alimentada por las influencias de la psicología de Freud y ayudada con los experimentos con las técnicas surrealistas de la escritura automática y el principio oportunidad. Quizás compartía la ansiedad de Freud de que la apariencia del mundo externo no son tan valiosas como una fuente de conocimiento y primero se volvió hacia adentro en su búsqueda de la verdad.

No acepto las limitaciones de los modos racionales y lógicos del pensamiento, insistiendo más bien en la libertad para extender el alcance de la experiencia para incluir emociones y cualesquiera otras características que puedan resonar en el inconsciente irracional.

Proclama haber inventado su propio lenguaje visual y las técnicas para hacer arte. Aunque puede rivalizar con William Blake en la imaginación visionaria, Wassily Kandinsky en su uso de formás abstractas para retratar las emociones y J.M.W.Turner en sus presentaciones de espacios atmosféricos, la falta de precedentes significativos para las obras de Matta en la historia del arte tradicional presta apoyo a su proclamación de haber inventado un lenguaje visual único.

9 Características de la obra

Composición formal

Cuando se trata la composición de un cuadro surrealista podemos decir que los objetos se encuentran dentro del espacio pictórico de manera “explosiva”, no existen ejes de composición, si no que se encuentran puestos de manera azarosa.

Dan una sensación de desorden y desequilibrio del plano que producen una desorientación para el espectador.

Figura- Fondo

El fondo y la figura están separados por colores planos, pero podemos decir que no hay tridimensionalidad. Los objetos son despojados de su valor figurativo, en dirección a la abstracción pura, sin embargo esta dotado de simbolismo que invitan a la imaginación el espectador. Se crean imágenes equivocas de manera que la misma cosa puede ser interpretada de varias maneras (principio de la distorsión). Los objetos aparecen casi flotando sobre la tela. Emplea el recurso de ligazón a-lógica, típico de los surrealistas como Dalí, Magritte, entre otros.

Valor cromático

Matta utiliza colores planos, en este caso en particular se utiliza desde el amarillo pasando por el rojo y llegando hasta el marrón. Es una paleta donde predominan los ocres. Los colores son muy brillantes mientras que los contornos se pierden entre el fondo y la figura, son contornos sumamente suaves casi inexistentes.

Los espacios casi parecen irreales, son creados por la imaginación, por el inconsciente al igual que casi todos los objetos que aparecen en la tela. Lo racional esta claramente fuera del alcance de la interpretación. La escena aparece como deconstruida, hay una interpretación de tiempo y espacio muy propia del artista.

Las pinturas de Matta evolucionan subsecuentemente a través de varias fases estilísticas, sin dejar nunca sus cimientos surrealistas.

Después de la morfología psicológica, desarrolla un estilo más abstracto con formás bidimensionales, geométricas y líneas dando vueltas colocadas sobre las formás más suaves, bimórficas de su primera obra.

Surrealismo abstracto y exótico

Este gran surrealista abstracto, en la década del 50, había pasado por la morfología psicológica a la morfología social. Estos trabajos tenían un intento de expresar las preocupaciones sociales, como la injusticia y el impacto de la tecnología en la sociedad. Matta introdujo figuras “humanoides” en su arte.

Se utilizaban espacios comprimidos, en ángulo recto al plano del cuadro. The Unthinkable (1957) es una metaforma del pensamiento creativo buscando salir de una estructura cerrada.

El tema de Eros o la sexualidad es una iconografía del surrealismo, y aparece plasmado en varias obras de Matta en este periodo, donde también aparecen desnudos representando y contrastando lo horroroso de la sexualidad humana.

Durante este periodo los colores siguen siendo brillantes pero aparecen los contornos mucho más claros y delimitados que antes estaba casi esfumado. Los planos son más claros ya comenzando a formar figuras mucho más geométricas y más determinadas. El espacio continúa siendo muy dinámico, con la aparición de estas líneas medio curvas que van atravesando el plano, siguiendo las leyes del azar.

Notas

1 Rubin, William. Matta (New York: de Museum of Modern Art,1957) p.6.

2 Ibid.

3 Romy, Golan. Matta, Duchamp et le mythe Paris: Centre George Pompidou,1985) pp37-51

4 Miller, Nancy. Interview With Matta. p 11.

5 Ibid 6 Sir Charles Show, Two cultures and the scientific Revolution, 1959.

7 William S. Williams, Cézanne’s Report en Writers on artists (San Fransisco, 1988) p.196

8 Kadinsky y Turner tienen medios visuales en común con Matta, pero no existe evidencia de que Matta se haya basado en la obra de estos artistas.

9 Alvaro Medina, “The Mobile matter of Sebastian Matta”, en Art Eje 1. Arte Latinoamericano Marcela Mosovich | Artistas Latinoamericanos del siglo XX: Roberto Matta Nexus num 17, Septiembre 1995.pp 68/75

Bibliografía

- Sistan LTD. (1990). Matta, DER Brükcke Ediciones.

- Fletcher, Valerie. (1991). Matta, en crossroads of modernism: Four Latin American Pioneers: Diego Riviera, Joaquin Torres- Garcia, Wifredo Lam, Matta.

- Roberto Matta. (1998). Centro Cultural Borges: Tras las huellas de un gigante - Following the Footsteps of a Giant. Buenos Aires, Argentina,


Artistas Latinoamericanos del siglo XX: Roberto Matta fue publicado de la página 43 a página45 en Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº17

ver detalle e índice del libro