1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº17 >
  4. Chris Marker. Recuerdos del futuro

Chris Marker. Recuerdos del futuro

Haro, María Fernanda

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº17

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº17

ISSN: 1668-5229

Ensayos sobre la imagen Edicion III.

Año V, Vol. 17, Agosto 2008, Buenos Aires, Argentina | 111 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Las razones para investigar a Chris Marker son varias, tal vez no obvias para algunos, pero se resumen en su misterio, los gatos, el grupo al que perteneció, su filmografía y La Jetée.

La temática de la mayoría de sus películas es un fundido de recuerdos que juegan con el espacio y el tiempo. Su única realización ficcional, La Jetée, llama la atención por sus planos totalmente estáticos (a excepción de uno) que narran igual o más que cualquier otro film sin este formato.

El director logra con sus obras, introducirnos de cierta manera en su mente a la mente del realizador, compensado el misterio que deja en su vida pública.

Es así como comienza nuestro ensayo sobre Chris Marker, al que no se lo puede catalogar como un simple cineasta, es más bien una mezcla de fotógrafo, poeta y viajero.

La Rive Gauche

Paralelamente al movimiento de la Nouvelle Vague, la aparición de un nuevo grupo surgió, la Rive Gauche 1. Entre sus realizadores más importantes se encontraban Alain Resnais, Agnes Varda y Chris Marker, todos con la asistencia de escritores como Alain Robbe- Grillet y Marguerite Duras, entre otros.

Estos se caracterizan por la reformulación del concepto del tiempo y espacio, quebrando la idea de representación del mismo transcurso acontecido. Con personas de mayor edad que los de la Nouvelle Vague, su discurso era más sobrio, un cine más retórico y literario con guiones más estructurados, formales y cuidados, que concuerdan una idea de verdad en lugar de vivir recostados de ella.

Su obsesión es lo que pasa en la pantalla, más no lo técnico, sus preocupaciones iban más allá de la figuración, la intriga teatral y los grandes decorados o escenas explicativas. Realizadores que regresan hacia el cine mudo buscando la simplificación, haciendo el trabajo más difícil para los aficionados.

Agnes Varda, Resnais y Marker parecen haber heredado la preocupación apasionada por los problemás de ámbito social y político. Sin embargo es de esta apasionada preocupación de a la que ellos potencialmente llaman arte. Se dedican a tratar temás normalmente crudos de una manera directa pero siempre muy personal.

Encuentran su técnica de filmación dejando a un lado el raccord, utilizando los elementos necesarios como el flashfoward, y el flashback para ondear en la memoria, el tiempo y el espacio.

Chris Marker: Christian Francois Bouche-Villeneuve

Nació el 29 de Julio de 1921 en Neuilly-Sur-Sein, Francia.

Comenzó su trabajo siendo partidario del grupo Rive Gauche, movimiento dictado por la revista Positif. Comenzó a trabajar en el cine a comienzos de los 50s, debutando con Olympia 52, un documental de los Juegos Olímpicos de Oslo en 1952. Un año más tarde produjo su primera obra imponente co dirigida por Alain Resnais, Les status meusent aussi, un relato con fuertes críticas hacia el etnocentrismo y una marcada politización, Se alza como una obra pionera frente al anticolonialismo, y es victima de censura en Francia por un tiempo prolongado.

Como asistente de dirección, colabora con Resnais en la realización de Noche y Niebla aquel documental reconocido como magistral obra.

Tiempo después, Marker regresa con Dimanche á Pekín en 1956 y con Lettre de Siberie en 1957, en los cuales retoma alguna de las huellas de sus obras anteriores: la voz en off y el montaje referente a Sergei Eisenstein.

Continuando con esta traza en 1960 lanza Description d´ un combat, que relata el conflicto israelí. Luego sigue con ¡Cuba si! una mirada atenta y preocupada de la Cuba posterior a la revolución.

Su reconocimiento internacional llega con La Jetée 2. Alejándose de su impronta documental. Esta obra de ciencia ficción de 28 minutos está compuesta por una serie de fotos en blanco y negro, las que relatan la historia de un experimento en el que un hombre viaja a través del tiempo tras una hipotética tercera guerra mundial.

En 1982 dirige Sans Soleil, un ensayo que une partes de documentales y de ficción con comentarios filosóficos todos apoyados con la recurrente temática de la memoria compaginada con la tecnología digital.

Esto lo lleva a dirigir Level 5 en 1997, una película con una interpretación dramática que convierte un personaje ficticio con imágenes electrónicas del equipo de montaje del propio Marker. Un año después crea Immemory, un CD ROM de multimedia interactivo.

Cine y misterio markeriano

Marker es considerado mundialmente por ser un representante del ensayo fílmico. Este realizador inclasificable ha hondado en creaciones que funden la poesía, la política y lo social; es un cineasta con una exuberante fusión de arte y tecnología.

Su exhaustiva búsqueda sobre la temática de la memoria lo distingue frente a otros realizadores contemporáneos.

Más que cualquier otro autor, Marker parece haber destacado el término que Astruc define en 1948: el de la camera stylo.

Es por eso que sus films se pueden catalogar como ensayos fílmicos en los que sus comentarios netamente literarios son atractivos para los cinéfilos y público en general. Gracias a esto, Marker es constantemente señalado por su ingenio de preciosista.

Se lo puede denominar como poeta audiovisual, de acotaciones fuertes y de comentario provocadores. Sus películas se focalizan sobre el tema de la extranjería y sus relatos están plagados de alusiones políticas. En su cine circulan variadas historias del terreno político, de los que a lo largo de su vida se ha ido familiarizado como Japón, Pekín, Cuba, Siberia comunista, Vietnam, Bosnia, la lucha contra la guerra, y los conflictos de la lucha obrera.

Utiliza como herramienta la voz en off que aunque esta pareciera describir algo que está allí, no se dirige al espectador, más bien adopta la postura de mensaje, como si fuese dirigida a un intermediario desconocido.

Es aquí cuando nos enfocamos en lo que tal vez es lo más interesante de Marker. Su misterio se inicia a partir del seudónimo que adoptó, se dice que “Marker” es una referencia a los marcadores mágicos, ya que estos marcan o destacan un texto pero aún se puede ver a través. Su fascinación por los gatos y las lechuzas hacen aún más excéntrico a este personaje.

Se ha negado constantemente a conceder entrevistas, y cuando al fin las concede prefiere que en lugar de ser grabado, insta a los periodistas a que usen su imaginación para escribir su nota. En otras oportunidades los periodistas se deben conformarse con las fotos que Marker envía de sus gatos.

Este legendario escritor, fotógrafo y cineasta se considera a la altura de artistas como Godard, Truffaut, Tarkovsky y Akira Kurosawa, pero a diferencia de estos directores, Marker parece nunca haber buscado publicidad, más bien huye cuidadosamente de ella. Es conocida la discreción con la que este director oculta su vida para dejar que sus obras hablen por él y digan lo necesario. Sin embargo, sus películas son difíciles de encontrar en los circuitos convencionales.

Este artista desconocido que huye de la prensa, la radio y la televisión vive en París, y es localizable únicamente por el apartado de correo de su país.

La Jetée, el muelle del recuerdo futuro

Tras una fiel carrera de documentalista, Marker decide romper con esta formalidad e indagar en el mundo de la ficción, dando como resultado un mediometraje considerado una obra de arte.

Este film plantea en su brevedad lo que posteriormente se vera plasmado como el tema central del su cine en la filmografía de Marker, el tema de la memoria La anécdota de su elaboración es que el sonidista de una de las películas de Marker, regresó de Hong Kong con el primer modelo de la cámara Pentax, el director la tomó prestada y regresó con La Jetée, 4 meses después. El propio director denomina esta realización una “foto-novela” y es exactamente eso lo que llama la atención de La Jetée, considerando su humilde pero poético formato opta por un recurso de fotografías blanco y negro totalmente estáticas, exceptuando una secuencia en la que una mujer se despierta, que están acompañadas por la narración omnisciente que de una voz en off superpuesta que da fuerza a este sencillísimo pero valioso relato.

El mediometraje se despliega en un escenario post-apocalíptico, en el que se desarrolla la historia de un hombre convicto de la post-guerra que logró salvarse escondiéndose en un bunker. Ahí se ve constantemente sometido a experimentos y es cuando su viaje por la memoria empieza. El propósito de los científicos es rescatar las imágenes del pasado y del futuro, si lo gran serian capaces de recordar estas imágenes y a su vez podrían vivirlas. Seleccionado a este hombre por estar obsesionado con una imagen de su pasado, dan pie al experimento y después de 10 días intentando, los científicos consiguen que el hombre recuerde imágenes de una casa, ruinas, cementerios, un muelle y en el una mujer, después un museo.

“Empiezan a surgirle imágenes como confesiones y se mezclan en un museo que puede ser el de su memoria.” 3 Junto a la mujer que vio en el muelle, recorre una feria llena de objetos que lo asombran, en cada viaje al pasado regresa a los momentos en que los que juntos caminan, al fin llegan a un museo de animales. Una vez despierto en el laboratorio se da cuenta que algo no es igual que cuando se durmió la última vez, ahora en el cuarto estaba el comandante y esta vez lo mandarían al futuro. Después de varios intentos el hombre llega a un planeta totalmente nuevo, en el que hombres y mujeres lo estaban esperando, estos le dan una planta lo suficientemente poderosa para poner a todas las industrias del pasado en marcha.

Cuando despierta los hombres y mujeres que lo ayudaron en el futuro, ahora estaban en el laboratorio y como ellos también viajaban en el tiempo le hicieron una invitación para ser parte de su mundo, pero él tenia un pedido diferente, él quería regresar al mundo de su infancia y tal vez ahí lo estaría esperando la mujer de la que estaba enamorado.

Buscó en el muelle a la mujer esperando encontrarse también al él mismo de pequeño, cuando al fin la visualizó corrió hacía ella, encontrándose con uno de los hombres del laboratorio y ahí es cuando se da cuenta que el momento que tanto lo había marcado de pequeño era su propia muerte escenificada en el futuro.

Con este mediometraje, Marker contribuye al mundo de la ciencia-ficción; su clara poesía, deja en el espectador una especie de reflexión que se ve en la simplicidad del film: a menudo nosotros recordamos el pasado, nuestra memoria nos enseña imágenes estáticas seleccionadas de aquel momento que aparecen como si por nuestro cerebro estas fueran privilegiadas.

Esta reflexión va perfectamente de la mano con la obsesión del director, más allá de ser un simple capricho, es la manera en la que Marker pone su sello cinematográfico en el espectador, convirtiéndolo en parte de su fantasía futurista de la memoria como revelación en el tiempo.

Considerada una de las más grandes obras de la historia del cine, lugar que pocos mediometrajes ocupan. varios remakes de la película han surgido. 12 Monkeys de Terry Gilliam, es inspirada en La Jetée, así mismo el video-clip de David Bowie, Jump, then say y Terminator 1.

Después de este ensayo y su respectiva investigación, puedo decir que tengo en mi lista de directores favoritos a uno más.

No logro descifrar cual es el aspecto que más me gusta de Chris Maker, tal vez su polifacético historial, o que la primera fotonovela que vi fue La Jetée, o de su interés por la política, la historia y la sociología de diferentes países.

Su experiencia con su única realización ficcional nos da a entender que es un director que no tiene miedo a incursionar en ámbitos a los que no esta habituado, generando una pieza poética que tal vez a simple vista es compleja, como fue en mi caso, pero adentrándose en la investigación uno comprende más acerca de sus objetivos cinematográficos, su manera de incursionar en temás controversiales poco expuestos.

Puede ser que lo que me gusto más de La Jetée son los comentarios filosóficos que apoyan a la historia, que me dan a conocer de cierta manera que Chris Marker es en realidad es un genio, no solo un cineasta.

Marker considera dichosos aquellos que con la ayuda de un instrumento como la cámara, son capacees de retener parte de algo que han observado y posteriormente transformarlo en leyenda; es por eso tal vez mi gusto hacia Marker, el inmenso valor que le presta a la memoria y a los recuerdos que al momento de pensarlos, uno también los revive.

Vale la pena entonces proponer el acercamiento a otros a que conozcan el mundo que Marker ofrece, y que así con sus películas puedan experimentar el viaje por la memoria y el espacio, y que todos seamos viajeros como él.

Notas

1 La mayoría de los integrantes del movimiento vivía en la orilla del Sena.

2 Completada en 1962, lanzada en 1964.

3 Fragmento de La Jetée.

Bibliografía

- Mystére Marker– Pasajes en la obra de Chris Marker, Edición: Maria Luisa Ortega & Antonio Weinrichter, Festival internacional del cine, T y B editores. Madrid/1era Edición Marzo 2006

- Paul Arthur .Cine ojo. (Pág. 127)

- Catherine Lupton Recuerdos del futuro. (Pág.185)

- Anatole Dauman Perfiles: One Cool Cat – Chris Marker. (Pág.221)

- Nosferatu. Revista de cine: Ciencia- Ficción Europea 34-35, dirección: Donostia Cultura, Enero 2001, Distribuye Paidos.

- Antonio Weinrichter Amnesia futura. Tiempo y memoria en la obra de Chris Marker. (Pág. 120-123)

- Guy Gauthier Chris Marker, explorador del espacio y tiempo..

- La fábula cinematográfica - reflexiones sobre la ficción en el cine Jaques Ranciére. Paidos Comunicación 159 Cine, colección dirigida por Joseph Lluis Fece España 2001 (título original: “La Fable Cinématographique)

- Fabulas del cine, historias de un siglo. La ficción documental: Marker y la ficción de la memoria (Pág. 181-195)

- Del cine ojo a Dogma 95 - Paseo por el amor y la muerte del cinematógrafo documental. Por margarita ledo Paidos Comunicación 141 Cine. España.

- El documental como parte del cine moderno. 1.3 conexiones y visibilidad: Franju, Resnais, Marker. (Pág.92, 95-97)

- Román Gubern . Historia del cine 2. Editorial Baber. Chris Marker (Pág. 278)

- James Monaco and the editors of Baseine.The Virgin International Encyclopedia of Film. Chris Marker (Pág.355)

- La Nación revista - Cien años de cine. Chris Marker (Pág. 312)


Chris Marker. Recuerdos del futuro fue publicado de la página 69 a página71 en Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº17

ver detalle e índice del libro