1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº36 >
  4. Surrealismo y David Lynch

Surrealismo y David Lynch

Rojas Aleman, María Fernanda

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº36

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº36

ISSN: 1668-5229

Proyectos Jóvenes de Investigación y Comunicación Proyectos Ganadores

Año VII, Vol. 36, Marzo 2011, Buenos Aires, Argentina | 100 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Síntesis

El surrealismo surge en Francia a partir del dadaísmo como un simple grupo artístico que basaba su producción en lo onírico, exaltando a los sueños como su principal objeto para la representación del arte en la pintura y la literatura. Cuando se expande esta idea alrededor del mundo poco a poco va introduciéndose al campo de las artes plásticas y al campo del cine, siempre promoviendo el uso de lo ilógico en todo lo que se produzca. Por eso es una de las tendencias vanguardistas más originales del siglo XX.

El surrealismo se manifiesta en el cine un tiempo más tarde que en la plástica, siendo la imagen el aspecto principal en la narración, mostrando siempre la contrariedad a todo estilo estético y moral y siendo su principal característica la dislocación del tiempo, la sexualidad y la violencia. Se considera como primera película surrealista a Un perro andaluz creada por Luis Buñuel y Dalí a raíz de un sueño, exponiendo imágenes crudas, exageradas y sin sentido, yendo en contra de todo lo visto hasta ese momento.

Años más tarde, con la influencia de estos grandes exponentes del cine surrealista más la influencia de Franz Kafka, exponente en la literatura, surge el director David Lynch, quien construye un universo visual y sonoro absolutamente personal y lo hace a partir del diseño de personajes excéntricos, muchas veces deformes, que bordean lo absurdo y lo bizarro.

Dueño de un trabajo no especialmente prolífico en títulos, pero sí extenso en temas, ideas e imágenes, ha sido nominado para los mayores premios cinematográficos, ganador de premios en festivales y ha logrado convertirse en el principal director surrealista actual.

Conclusión

Podemos concluir que el surrealismo no es un movimiento cinematográfico sino una tendencia. No tiene ninguna regla ni una forma lineal sino que pretende hacer visible la lógica del inconsciente, mostrando lo oculto de la mente humana y los sueños.

David Lynch es el mayor exponente del surrealismo, quien sobresale por lograr crear su propio estilo a lo largo de sus experiencias, destacándose en un género poco entendible, muy consistente en sus miedos y en sus sueños.

Para concluir este trabajo de investigación vimos las dos obras más destacadas de David Lynch que son Terciopelo Azul y Carretera Perdida, comparando estas dos películas mencionadas la segunda es la más sobresaliente en el aspecto surrealista debido a que se presenta más lo onírico mezclado con la realidad, hasta llevar a la confusión.


Surrealismo y David Lynch fue publicado de la página 81 a página81 en Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº36

ver detalle e índice del libro