1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº37 >
  4. Roberto

Roberto

Poma García, Efraín

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº37

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº37

ISSN: 1668-5229

Proyectos Jóvenes de Investigación y Comunicación Proyectos de estudiantes desarrollados en la asignatura Comunicación Oral y Escrita Segundo Cuatrimestre 2010 Proyectos Ganadores Comunicación Oral y Escrita Segundo Cuatrimestre 2010

Año VII, Vol. 37, Abril 2011, Buenos Aires, Argentina | 116 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Síntesis

En el siguiente trabajo relataremos la historia de una persona que desde muy niño creció rodeado de imágenes dolorosas por culpa del terrorismo y ataques subversivos que se vivían en el año 1980 en las distintas ciudades más importantes de Perú.

Este chico, llamado, Roberto, supo enfrentar momentos difíciles como el acostumbrarse a una nueva vida y sobre todo el convivir el día a día con el terrorismo, haciendo realidad sus sueños y cumpliendo sus objetivos. Pero concluye con un final muy triste ya que fue asesinado por estas personas, que decían crear un buen gobierno.

Conclusión

Roberto se encontraba en viaje de trabajo en EEUU cuando recibió una noticia que conmocionó al Perú y al mundo. Un coche bomba dejó a más de 20 muertos y 200 heridos en el edificio de San Pedro. Se trató de uno de los atentados más grandes que protagonizó Lima.

Roberto vivía muy cerca de la calle Tarata, lugar en donde se dio este suceso. Vio la noticia por televisión y lo primero que hizo fue llamar por teléfono a su madre para saber si algo malo les había sucedido. No pudo comunicarse porque en ese barrio no había luz, tampoco teléfono, lo cual dejó muy preocupado a Roberto. Sentía que el mundo había terminado para él. Por un momento, pensó que lo único que le motivaba a seguir viviendo ya no estaba más; pero al volver a su país se dio con la sorpresa de que nada de esto era cierto.

El día del atentado la ciudad estaba conmocionada por el terror que había infundido Sendero Luminoso. Sangre, muertos, dolor, angustia y llantos de todos los peruanos. Las escenas hablaban por sí mismas. En ese momento recién el gobierno decidió realizar planes de acción más concretos para contrarrestar otros episodios que podían presentarse. Las noticias decían que dos coches bombas habían hecho detonar toda la calle Tarata. Las personas heridas salían de sus casas sangrando y muchos edificios destruidos.

Uno de los episodios mas dolorosos que les tocó vivir a mi familia fue precisamente este ataque. Todos se encontraban aterrorizados y acostados en el piso de la casa durante toda la noche, se pensaba que otro coche bomba explotaría. En ese momento no se atinaba a buscar ayuda. Decidieron quedarse porque pensaron que estaban más seguros, pero al final todo calmó. Recuperarse de este drama tomó sus largos años, solo el tiempo se encargó de borrar aquellas escenas trágicas que se vivieron.

La vida de Roberto fue muy dura ya que tuvo diferentes etapas en donde lo acompañaba la desesperación y el miedo de perder todo. El optimismo y la esperanza lo motivaron a seguir una vida normal como la de cualquier otra persona en el mundo, pero así era la vida de casi todos los peruanos en aquel entonces.


Roberto fue publicado de la página 44 a página45 en Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº37

ver detalle e índice del libro