1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº37 >
  4. Huellas que aún pueden sentirse

Huellas que aún pueden sentirse

Rodríguez, Fernando

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº37

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº37

ISSN: 1668-5229

Proyectos Jóvenes de Investigación y Comunicación Proyectos de estudiantes desarrollados en la asignatura Comunicación Oral y Escrita Segundo Cuatrimestre 2010 Proyectos Ganadores Comunicación Oral y Escrita Segundo Cuatrimestre 2010

Año VII, Vol. 37, Abril 2011, Buenos Aires, Argentina | 116 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Síntesis

Desde 1931 hasta 1979 El Salvador estuvo controlado por gobiernos militares, los cuales eran apoyados por la oligarquía
que gestionaba al país. Durante ese periodo se generaron manifestaciones campesinas que luchaban por la desigualdad
social, elecciones fraudulentas, golpes de estado a varios presidentes como Maximiliano Hernández Martínez, Andrés
Menéndez, José María Lemus, etc. En los años setenta la violencia, la privación de libertades y la desilusión popular se
fue ampliando, por lo cual se establecieron grupos guerrilleros que se unificaron bajo el nombre de Frente Farabundo
Martí para la Liberación Nacional (FMLN) con el fin de luchar contra las injusticias del gobierno.
Este trabajo tiene el fin de explorar por medio de una historia familiar, la experiencia que vivieron mis padres en el transcurso del conflicto bélico armado que atravesó El Salvador desde 1980 hasta 1992, en el cual se enfrentaron el ejército
gubernamental y los grupos armados guerrilleros del FMLN.
Fueron doce largos años de inestabilidad política y constantes pugnas y no fue hasta después de más de 9 años de enfrentamiento que El Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) lanzó la mayor ofensiva en los sectores de San Salvador, la capital salvadoreña. El asalto comenzó a las siete de la noche del sábado 11 de noviembre de 1989, el gobierno no sabía que los guerrilleros reaccionaran de tal forma y desesperadamente decidió bombardear decenas de barrios pobres y colonias populares, matando a miles de ciudadanos inocentes, dichos actos atroces conmovieron la atención pública lo cual incrementó las presiones para que se acelerara el fin de la guerra civil.

Conclusión

A 21 años de la ofensiva, quedan vigentes los momentos de incertidumbre que se vivieron, pero debemos de recordar que
el hecho tuvo un efecto positivo el cual fue iniciar las negociaciones para poner fin a la mayor atrocidad que se ha cometido
en El Salvador. Aún queda mucho por hacer para tener un panorama claro y desprejuiciado, después de la guerra civil todavía se ve inestabilidad económica, violencia, asesinatos, hambre, injusticias en fin cantidad de problemas que forman parte de la triste realidad que forman un futuro muy triste e incierto.


Huellas que aún pueden sentirse fue publicado de la página 52 a página53 en Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº37

ver detalle e índice del libro