1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº37 >
  4. Una manera de ver la luz, dentro de tanta oscuridad

Una manera de ver la luz, dentro de tanta oscuridad

Nahmias, Madelaine

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº37

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº37

ISSN: 1668-5229

Proyectos Jóvenes de Investigación y Comunicación Proyectos de estudiantes desarrollados en la asignatura Comunicación Oral y Escrita Segundo Cuatrimestre 2010 Proyectos Ganadores Comunicación Oral y Escrita Segundo Cuatrimestre 2010

Año VII, Vol. 37, Abril 2011, Buenos Aires, Argentina | 116 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Síntesis

“Una manera de ver la luz, dentro de tanta oscuridad” fue el nombre del trabajo en el cual elegí contar una historia realmente dura, una gran parte de la vida de mi abuelo, Jeremia Nahmias. Decidí contar esta historia ya que a pesar de no saberla en profundidad me pareció que era una historia que debe salir de mi circulo familiar y llegar a otras personas. A pesar de ser triste e inexplicable en su mayor parte, transmite enseñanza y eso es lo que quiero expresar.

La historia trata sobre la familia de mi abuelo en Yugoslavia.

En este trabajo relato cómo ellos lograron sobrevivir en el campo de concentración a partir de 1943 hasta 1945. Durante dos años importantes de su vida, Metto tuvo la desgracia de ser separado de su hermana y su mamá, comer ínfima cantidad de comida por día y vivir en condiciones realmente desastrosas. Tenía once años cuando vivió en el campo. Al ser simplemente un niño, no era consciente de lo que estaba viviendo, o más bien, del peligro que corría si hacía algo mal.

Metto o mejor dicho Jeremia Nahmias es un señor de 79 años, es muy encorvado, y usa anteojos. Nació el 8 de Junio de 1931, en Yugoslavia. Muy carismático, fuerte, amable y corajudo. Esos adjetivos que utilicé para describirlo, me los fue demostrando durante toda mi vida, pero principalmente, cuando le conté que iba a relatar su historia. En vez de negarse por lo duro que debe ser contar y revivir palabra a palabra una vida así, me respondió con un simple “si”, una sencillez realmente asombrosa. Una persona que luchó por su vida desde apenas los once años de edad, y que también estuvo dispuesto a darla por su familia.

Una serie de inconvenientes acompañados de mala suerte, varias ciudades recorridas y cambios de identidad, hicieron que él y su familia finalmente fueran atrapados. Bajo el dominio de los alemanes y sin saber el destino al cual se dirigían, ellos, como otros mil quinientos judíos en ese mismo tren, terminaron en un campo de concentración en la ciudad de Austria.

Conclusión

Cuando la profesora nos dio las consignas para el trabajo, hubo algo en mí que instantáneamente me recordó a mi abuelo Metto. Tuve muchas dudas al principio: la primera fue que no sabía la historia, luego cómo haría para afrontar el oral.

¿Era suficientemente fuerte para hacerla? Las dudas no me duraron mucho, ya que ese mismo día, levanté el teléfono y lo llamé. “Metto, voy a hacer tu historia del holocausto, nos podemos juntar a que me la cuentes?” le dije.

Tres reuniones le bastaron para relatarme toda la historia.

Realmente, cuando creía que no podía estar más sorprendida, una nueva aventura quitaba mi aliento. Era increíble.

Esta historia me pareció realmente dura desde el principio hasta su final, pero eso no quita que esté realmente agradecida de haberla escuchado y elegido. Este trabajo me ayudó a valorar muchas cosas, pero por sobre todas a mi abuelo.

Al ser que quien luchó por su familia desde temprana edad y nunca se rindió. Me parece que la historia no solo me enseñó a valorar lo que tengo y agradecerlo, sino a mostrarme su manera de ver las cosas.

Mi abuelo empezó diciendo “por desgracia por ser judío”, yo hoy agradezco a mi religión, ya que sino fuera por ella, no tendría una mínima idea de lo que es apreciar y ver desde otro ángulo situaciones donde uno cree que todo es negro. Pienso que él está aquí para hacerle comprender a cada afortunada persona que lee su historia, que mientras uno luche por lo que quiere y merece, todo se puede lograr. Metto me demostró que no hay lugar ni situación donde no se pueda ver la luz, incluso dentro de la más absoluta oscuridad.


Una manera de ver la luz, dentro de tanta oscuridad fue publicado de la página 80 a página80 en Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº37

ver detalle e índice del libro