1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº37 >
  4. Mi querido viejo

Mi querido viejo

Malacara, José

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº37

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº37

ISSN: 1668-5229

Proyectos Jóvenes de Investigación y Comunicación Proyectos de estudiantes desarrollados en la asignatura Comunicación Oral y Escrita Segundo Cuatrimestre 2010 Proyectos Ganadores Comunicación Oral y Escrita Segundo Cuatrimestre 2010

Año VII, Vol. 37, Abril 2011, Buenos Aires, Argentina | 116 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Síntesis

“Viejo, mí querido viejo”. Palabras de una canción que mucho se ha interpretado por el mundo y que siempre, en cualquier lugar, cerca o lejos de mi verdadera morada, me remite a mí viejo con cariño y un poco de nostalgia. He decidido dedicarle este trabajo a mí querido padre. Su nombre completo es Marco Antonio Malacara Sánchez. Él cargó en sus hombros a una familia de seis integrantes y a cada uno de sus hijos, cuatro en total, después de brindarnos la oportunidad de la vida bajo la gracia de Dios. Hoy, como cada día, docente y amigo, nos enseña a plantearnos objetivos y a perseguir nuestras metas.

Sobre todo a tener vocación y luchar por el respeto a la misma.

Mi padre es el hombre que más admiro, por su inteligencia y dedicación, entre muchas otras cosas.

Marco Malacara ha demostrado un fiel amor por más de veintiocho años a mi querida madre, la señora Virginia Patiño de Malacara, quien es la alegría en el hogar. El señor de la casa, es además un ingeniero de profesión, que se ha preparado alrededor del mundo. Ha tenido la oportunidad de llegar alto y formar parte de la gerencia de una empresa multinacional, gracias a que plantó siempre en sí la idea de defender sus propias decisiones, que lo llevaron a la elección de su carrera universitaria y ser líder debido a su esfuerzo y dedicación. Su padre, Juan Malacara, imponía en él el deber de ser comerciante.

Quiso inscribirlo en una universidad ajena a sus gustos, pero sobre todo conflicto, ganó su propuesta de llegar aún más lejos eligiendo por él mismo.

Este trabajo será entonces la biografía de mi querido viejo, quien me da la oportunidad de perseguir mi sueño, aunque se encuentre fuera de mi ciudad natal. Espero que la admiración por este hombre se extienda más allá de los lazos familiares y del entorno que lo rodea en su trabajo. Que se disfrute la lectura y se recuerden los valores de la vida, que es apenas un tiempo prestado.

Conclusión

Siempre había deseado escribir y dar a conocer un poco sobre mi padre. Aun han quedado muchas cosas por contar y eso se escribirá en su momento. Disfruté al conocer más de él a través de la entrevista, de las fotografías y de los relatos de mis abuelos. Estoy agradecido porque siempre recibí mucho apoyo de su parte o pretendido en este trabajo fue relatar algunas de las historias que recordarán su vida de estudiante, y aprender de ello.

La escritura me ha costado un poco, diría bastante. Encontrar el qué contar y cómo hacerlo, ha sido en esta ocasión una dificultad, que va desde la selección de las palabras, ortografía y gramática, hasta los pasajes de vida que debían o no contarse. Ha sido un compromiso muy grande, que me ha exigido tiempo de escritura y lectura, además de correcciones que van ligadas a la materia a presentar. No espero que este trabajo quede en mi baúl, anhelo que otros integrantes de mi familia puedan leerlo y sea claro para ellos, que sientan una emoción, algo agradable, como fue para mi fue escribirla.


Mi querido viejo fue publicado de la página 81 a página82 en Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº37

ver detalle e índice del libro