1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº37 >
  4. En la vida se puede triunfar

En la vida se puede triunfar

Albeiro, María Virginia

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº37

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº37

ISSN: 1668-5229

Proyectos Jóvenes de Investigación y Comunicación Proyectos de estudiantes desarrollados en la asignatura Comunicación Oral y Escrita Segundo Cuatrimestre 2010 Proyectos Ganadores Comunicación Oral y Escrita Segundo Cuatrimestre 2010

Año VII, Vol. 37, Abril 2011, Buenos Aires, Argentina | 116 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Síntesis

Jorge Albeiro nació en San Juan en el invierno de 1958, en el seno de una familia numerosa y de bajos recursos. Esta situación lo obligó a cambiar horas de juego durante su niñez y adolescencia por trabajo; pero que a su vez forjó su carácter firme y un espíritu decidido que lo llevaron a completar sus estudios convirtiéndose en geólogo.

Durante los primeros años de adolescencia se destacó en el ciclismo cuyano y fue durante esta etapa de su vida donde también desarrolló fuertes lazos de amistad que mantiene hasta el día de hoy. Su espíritu aventurero lo llevó a aceptar trabajos en diversas geografías que van desde las regiones patagónicas argentinas hasta las selvas amazónicas peruanas.

Su visión progresista lo impulsó a compartir sus conocimientos a través del a docencia y actualmente dictando cursos en universidades.

Conclusión

En marzo de 1978 Jorge empezó la Universidad, esta vez en la carrera de Geología, de la Universidad Nacional de San Juan. Fue el primero en graduarse de su camada, en diciembre de 1984. Durante el tiempo que duró el estudio de la carrera tuvo que trabajar en diferentes tareas: en la fotocopiadora, colocaba canastos de basura, daba clases de apoyo a sus propios compañeros y a veces era ayudante de plomero; además regresó a trabajar a la antigua panadería de los españoles.

Por entonces, su padre trabajaba de noche en una bodega y apenas llegaba en la mañana, Jorge emprendía el camino a clases en su bicicleta inglesa de color azul.

Luego del tercer año de estudio, se enteró que llegaban a San Juan comisiones de geólogos de Buenos Aires. Se las arregló para contactarlos y ofrecerse de ayudante. El pago era magro por día, sólo equivalía al pago del alquiler de una mula en cordillera, porque no estaba previsto un ayudante de geología.

Así, pudo conocer la extensa cordillera, cabalgando en largas jornadas desde el norte de San Juan hasta Neuquén.

En estas experiencias consiguió una beca en enero de 1982, para trabajar en petróleos. En los días en que estuvo en Río Negro, vivió a la distancia, los horrores de la guerra con Inglaterra, trabajando justamente para una compañía inglesa que rápidamente abandonó todo, cuando empezaron por la zona los primeros ruidos del conflicto. Quince días después de haberse graduado de geólogo, subió hasta los 6.300 metros del Cordón del Plata en Mendoza. Apenas regresó, se fue a trabajar a Comodoro Rivadavia, desde donde volvió en mayo de 1985, al ser becado entre miles de postulantes para un curso de petróleo en la Universidad Nacional de Cuyo. De esta forma regresaba a las aulas de la Universidad que lo vio partir sin nada, sólo con la ambición de salir adelante.

Terminado el curso lo enviaron a la selva de Salta, donde se trasladó para iniciar el camino del trabajo en la profesión que quería. Pero no sólo trabajaría en exploración de petróleos, sino que dos meses después de llegar, ya era profesor en la Universidad de Salta.

Con la ya desaparecida YPF, estuvo hasta 1993, tiempo en el que se internó por el extenso Chaco Salteño y por las selvas de Salta, buscando la riqueza de la tierra en forma de Petróleo. Cuando desapareció YPF, tuvo que emprender nuevos caminos; entonces se graduó en la Universidad de Salta como Técnico en perforaciones, con lo cual obtenía su tercer título universitario, algo apenas soñado en los días en que trabaja de panadero.

Nuevamente otras búsquedas y más experiencias lo llevaron por todo el país, y cuando las fronteras se terminaron, comenzó a viajar a Bolivia, Brasil, Venezuela y Perú; ganando en cada trabajo más experiencia, hasta convertirse en un consultor internacional, lo cual es ahora. Jorge todavía no ha completado su trayectoria, cada día emprende nuevos desafíos, ya sea escribiendo, emprendiendo viajes en bicicletas o corriendo maratones de calle. Cada nueva acción está llena de compromiso, algo que lo demuestra en los hechos.


En la vida se puede triunfar fue publicado de la página 82 a página83 en Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº37

ver detalle e índice del libro