1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº37 >
  4. Los pasos de mi abuelo durante su vida

Los pasos de mi abuelo durante su vida

Aroldo Medina, Gisela

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº37

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº37

ISSN: 1668-5229

Proyectos Jóvenes de Investigación y Comunicación Proyectos de estudiantes desarrollados en la asignatura Comunicación Oral y Escrita Segundo Cuatrimestre 2010 Proyectos Ganadores Comunicación Oral y Escrita Segundo Cuatrimestre 2010

Año VII, Vol. 37, Abril 2011, Buenos Aires, Argentina | 116 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Introducción

Eran las nueve de la noche del miércoles 25 de agosto del año 2010, luego de un arduo día de trabajo y de estudio para la familia Aroldo. En aquel invierno el frío se hacía notar. Se encontraban en Capital Federal, una ciudad de muchos habitantes que continuamente se movían de una punta de la ciudad a la otra.

Horacio, el hombre mayor de la casa, padre de un hijo varón y de dos hijas mujeres, acostumbraba salir a trabajar desde temprano para retornar a su casa ya llegada la noche. En la casa vivían únicamente Horacio y su hija Gisela, junto a un perro que les hacía compañía en cada momento. Al igual que su padre, Gisela decidió estudiar al poco tiempo de terminar la secundaria. Ella eligió la carrera Dirección de Arte en la Universidad de Palermo.

Por el otro lado, su hija mayor, Alejandra, vivía hacía tiempo fuera de casa. Se había recibido de Licenciada en Relaciones Internacionales. Su único hijo varón, más cercano en edad a Alejandra, fue siempre el más vago de la familia, pero eso no le impidió egresarse del colegio y terminar la carrera universitaria de Licenciado en Comunicación. Ambos se recibieron en la Universidad del Salvador.

Esa noche, la estufa estaba encendida e irradiaba calor por toda la casa. La mesa estaba servida y sólo faltaban las bebidas que ya venían en manos del padre. La televisión estaba encendida, pero ninguno le prestaba mucha atención. Era más importante el hecho de permanecer charlando sobre los acontecimientos del día.

La situación continuó de igual forma hasta que cada uno se ubicó en el mismo lugar de siempre y comenzaron a servirse la comida. Gisela fue quien comenzó la conversación con su padre. Le contó que en la facultad debía hablar sobre alguna historia familiar interesante y extensa. Él no lo dudó ni un segundo, iba a hablarle sobre su padre: Rodolfo Aroldo.

Conclusión

En lo personal, escribir la historia no me fue difícil ya que mi padre suele contarme seguido anécdotas sobre la vida de mi abuelo. Al mismo tiempo, se puede decir que me conectó más con mi familia ya que fui enterándome de hechos que nunca me hubiese imaginado que ocurrieron. Además, pude observar cuán dura era la vida en ese entonces y que no todo era tan fácil como parecía. A su vez, la realización del trabajo me despertó un mayor interés sobre la historia argentina.

Con respecto al proceso de escribir se puede decir que no tuve muchas dificultades ya que me pareció un tema interesante y llevadero. Con respecto a la ortografía no tuve muchos problemas, pero sí los tuve en ciertos momentos con la redacción y la forma de expresar un acontecimiento.

En el caso de las entrevistas, con mi padre no tuve ningún tipo de problema ya que le encanta hablar sobre el tema y hace notar lo importante que fue su padre en su vida. Sin embargo, un problema que surgió fue que las entrevistas con mi tío no fueron suficientes. Como moraleja se podría pensar en que hay que aprender a valorar más a las personas que tenemos a nuestro alrededor, tanto familiares como amigos, ya que un día están y al otro día no se sabe. Además, se debería tomar en cuenta el trabajo que hacen los padres en general por sus hijos y cuán inmenso es el cariño que se encuentra en esas relaciones.

A su vez, la historia de mi abuelo es un ejemplo de vida para la juventud o para quienes desarrollan actividades similares, ya que fue una persona que hizo el bien sin cobrar ningún precio o recibir alguna “atención” de empresas o del Gobierno, y que sin medios de comunicación a su alcance ni escándalo mediático pudo lograr muchas cosas.


Los pasos de mi abuelo durante su vida fue publicado de la página 96 a página96 en Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº37

ver detalle e índice del libro