1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº37 >
  4. Mi abuela, mi ejemplo

Mi abuela, mi ejemplo

Ferreira, Monserrat

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº37

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº37

ISSN: 1668-5229

Proyectos Jóvenes de Investigación y Comunicación Proyectos de estudiantes desarrollados en la asignatura Comunicación Oral y Escrita Segundo Cuatrimestre 2010 Proyectos Ganadores Comunicación Oral y Escrita Segundo Cuatrimestre 2010

Año VII, Vol. 37, Abril 2011, Buenos Aires, Argentina | 116 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Síntesis

La historia que voy a escribir a continuación narra la vida de mi abuela. Esther Monso, quien nació el 13 de octubre de 1931 en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires como fruto de la relación entre Antonia y Miguel. Es la menor de cuatro hermanos, dos de ellos nacidos en España, específicamente en Barcelona, ciudad de la que también provenían sus padres.

Luego del nacimiento de sus dos primeros hijos, la familia decidió emigrar hacia América Latina, eligiendo como destino Argentina en busca de una mejora social y económica.

Un año después del nacimiento de Esther, su madre muere a causa de un problema de salud, estando embarazada de su quinto hijo. A partir de ahí, Miguel decide poner pupilas a sus dos hijas más grandes y en cuanto al varón, lo manda a un colegio de curas. Por su parte, Esther fue dada al cuidado de su tía, la hermana melliza de su padre. Su vida fue transcurriendo, fue creciendo, concurría al colegio, se ocupaba de las tareas del hogar y, se divertía jugando con sus amigos del barrio.

Luego de unos años, en su adolescencia, Esther obtiene su primer empleo en la conocida fábrica de galletitas Bagley, en la que trabajaría durante siete años. Allí conoce a un hombre llamado José, comienzan a salir y unos años más tarde, deciden casarse. Exactamente un año después de su casamiento, el 12 de enero de 1956 nace su primera hija llamada Lidia.

A los dos años, nace su segundo hijo llamado Horacio.

La situación económica de la familia empezaba a mejorar, vivían en una casa ubicada en el barrio de Parque Chacabuco, concurrían al Club Liniers, en donde habían formado un lindo grupo de amigos. Sus hijos asistían al colegio y les encantaba pasar la tarde jugando en la calle junto a sus amigos del barrio. La vida de Esther dio un giro muy importante cuando su esposo José se enfermó debido a una insuficiencia renal y el 6 de mayo de 1974 muere a causa de esa enfermedad.

Con el paso del tiempo, sus hijos comenzaron los estudios universitarios, se casaron y formaron familia. Esto le dio a Esther la posibilidad de ser abuela y a través de sus nietos, sus hijos le devolvieron el amor que ella les había dado durante toda su vida.

Conclusión Me gustó mucho escribir la historia de mi abuela ya que siempre me dio curiosidad saber todo lo que hizo a lo largo de su vida. Tengo una relación muy especial con Esther y fue por eso que elegí sus hazañas para narrar.

A la hora de escribir esta historia, me surgieron ciertas dificultades ya que no encontraba la manera de hacerlo correctamente.

Tuve un fácil acceso a la información ya que gran parte de la narración estuvo basada en entrevistas realizadas a mi abuela. Sin embargo, no encontraba la forma de idearlo, pero a partir del punteo de información que realicé pude hacer que mi historia tome su rumbo.

“Mi abuela, mi ejemplo”, es la historia que decidí contar acerca de la vida de mi abuela. Pude ver de qué manera ella fue armando su camino a pesar de todo lo que le tocó vivir, convirtiéndose en la maravillosa persona que es hoy. Esto, es lo que me lleva a mí a admirarla como persona y fundamentalmente a admirarla desde mi papel de nieta, por ser siempre fiel a sus valores, a sus principios como ser humano, por inculcarme todo lo que aprendió de la vida a mí y sobre todo, por esa fortaleza que vive en ella para poder salir adelante luego de tantas pérdidas. Día a día me hace valorar a mis padres, a mi familia, a mis seres queridos y me hace estar agradecida de tener todo lo que hoy tengo.


Mi abuela, mi ejemplo fue publicado de la página 95 a página95 en Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº37

ver detalle e índice del libro