1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº21 >
  4. El circo de Freaks: mundo donde se cruza la normalidad y la anormalidad

El circo de Freaks: mundo donde se cruza la normalidad y la anormalidad

Velásquez, Laura V. Lozano

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº21

Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº21

ISSN: 1668-5229

Ensayos sobre la imagen. Edición IV. Trabajos de estudiantes de la Facultad de Diseño y Comunicación

Año V, Vol. 21, Mayo 2009, Buenos Aires, Argentina | 157 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

Introducción

Si el gusto hacia el séptimo arte va más allá de quedarse únicamente con lo que se muestra en pantalla, un análisis crítico debe basarse en otros elementos que otorgan características específicas y dinamismo a las realizaciones audiovisuales, ya sea estudiando el tipo de personajes que aparecen en los films o las clases de corte que se usan entre una escena y otra; componentes que generan un sentido en la narrativa y por consiguiente un sentimiento en el espectador, aunque muchas veces este último no lo sepa.

Interesada por conocer la importancia que tienen los lugares representativos en los géneros cinematográficos clásicos, que en muchos casos se convierten en un personaje más de la historia, y teniendo en cuenta el papel que desempeña el aspecto social dentro de las temáticas trabajadas en las películas, el siguiente artículo es el análisis realizado a partir del film de terror Freaks dirigido por Tod Browning en 1932.

Basándome en el estudio del circo, que es el espacio donde se desarrolla la historia y donde interactúan los personajes de la trama, que en su mayoría son personas con alguna determinada deformación física, y a través de la mirada de otros aspectos, intentaré explorar el lugar del circo como el mundo en el que la normalidad y la anormalidad humana se encuentran y los sucesos que pueden ocurrir cuando la superioridad de la misma especie se da por características físicas.

Para lograr un mejor desarrollo del trabajo analizaré otros films que tienen al circo como espacio privilegiado: se analizarán The circus (1928) y I Clowns (1971), que al igual que Freaks usan este espacio para el desarrollo de sus historias pero lo representan de forma diferente. Luego se expondrá lo referente al film de Browning, describiendo la historia que se narra hasta la importancia del circo y sus personajes para la caracterización del género de la película. Para hacer un análisis más profundo del contenido, se trabajarán los tres films a partir de elementos teóricos planteados por Casetti y Di Chio acerca del manejo del espacio. Finalmente se plantearán conclusiones acerca de lo estudiado acerca del tema de interés.

Representación del circo en The circus y I Clowns

El cine permite una gran variedad en la representación de espacios, situaciones y personajes. El caso del espacio circense ha sido tomado y desarrollado por muchos directores a lo largo de la historia del cine. En el caso del análisis de The circus, se tendrá en cuenta principalmente al género al que el film pertenece, y en el de I Clowns se enfatizará en el gusto personal que el director tiene hacia el circo.

El primer film, dirigido y protagonizado por Charles Chaplin en 1928, forma parte del género de comedia, más específicamente del slapstick, característico del director. Aunque este tipo de comedia utilizaba cualquier espacio para montar las situaciones típicas que lo representan, el circo es un escenario perfecto para que éstas ocurran con mayor relevancia gracias a los objetos y personajes que se pueden encontrar en él. Un ejemplo de esta situación es la secuencia de prueba para que Charlot entre al circo.

Considerando a The circus dentro de la época clásica del cine, se puede destacar la línea argumental amorosa que se crea entre la hija del dueño del circo y Charlot (Charles Chaplin), la cual nace en el circo y es la razón por cual el hombre decide quedarse a trabajar ahí. Así, el espacio circense se convierte en el lugar donde estas dos personas pueden estar juntas y ser felices. De todos modos, la relación no termina de manera clásica (happy end) porque la mujer termina quedándose con otro hombre; pero aún así, el espacio creado permite y aloja la historia de amor.

Un punto importante destacable en este film es la relevancia que se le da a la veta “empresarial” del circo, creándose así una manera peculiar de representación. Se puede considerar que esta importancia exista por el tipo de realizaciones que hacía el director y el género al que el film pertenece. Se trabaja sobre el jefe tirano que es injusto con sus empleados, principalmente con Charlot, a quien le paga muy poco siendo que él es la estrella del lugar. Este tipo de representación permite otra mirada del espectáculo desde un punto de vista cómico y crítico.

El segundo film, realizado en 1971 por Federico Fellini, que siempre manifestó su gusto por el circo y considera que lo lleva en él desde que nació “…lo sé todo del circo, de sus escondrijos, de las luces, de los olores e incluso de los aspectos de la vida secreta. Lo sé, lo supe siempre…”1, se puede plantear que esta apropiación, esta cercanía, es la que ocasionó la manera en que fue realizado I Clowns, film que tiene un alto contenido documental y que al tiempo que se basa en la vida de varios hombres que trabajaron como payasos durante su vida se muestran partes del espectáculo desde la ficción.

Aunque este film no forma parte del cine clásico, la forma de representación del circo ayuda para plantear diferencias entre las distintas maneras de mostrar este lugar. En este caso, se muestra la relación que los artistas tienen con este espacio, cómo los payasos y sus caracterizadores sienten el circo como su espacio. No solo es el lugar donde trabajan sino el lugar en que viven, por lo cual el circo es fundamental en la vida de estos personajes. Además de mostrar la felicidad y alegría que un espacio como el circo transmite, por medio de las entrevistas a los ex payasos, I Clowns crea dramatismo y nostalgia en el desarrollo de la historia.

De acuerdo con las categorías teóricas referidas al espacio propuestas por Casetti y Di Chio, se puede decir que en ambos films se utilizan las seis formas de colocación espacial. En cuanto a la determinabilidad, en las dos películas se trabaja con los conceptos de espacio imaginable –el espectador puede concluir qué hay fuera del encuadre– y espacio definido. En relación con los movimientos usados para la representación del espacio, en ambos casos se crea un espacio dinámico, que en The circus es mayor debido al tipo de acciones que ocurren: golpes, caídas, personajes corriendo, etc.; en cambio en I Clowns, al predominar las entrevistas realizadas la movilidad de los personajes se reduce. Asimismo, el espacio es presentado con profundidad, lo que permite ver todos los elementos que existen en un circo, desde aquellos que son vistos por el público –la carpa, los carruajes– hasta los que se encuentran detrás del escenario, apenas se pasa la cortina. Debido a las acciones que ocurren en cada una de las tramas, se puede considerar que el espacio es de carácter unitario y céntrico.

En cuanto al sonido, otra cuestión fundamental para la descripción del espacio, en el film dirigido por Chaplin, al ser silente, se trabaja con música extradiegética que más que representar al espacio lo que hace es dinamizar las situaciones y el género de la comedia. Por el contrario, siguiendo el aspecto dramático de la historia, I Clowns trabaja con sonidos in y over, además de música extradiegética y diegética; esta es fundamental en la última escena porque es la generadora del clímax y de la representación personal de director del circo.

Otra mirada del circo: Normalidad vs. Anormalidad

Las condiciones físicas de los seres humanos para muchos han sido y son las características más importantes para poder pertenecer adecuadamente a la sociedad. Tener algún problema o deformación en el cuerpo puede ser considerado para algunas culturas como una seña bendita, pero para otras la misma deformación significa impotencia o fealdad, lo que ocasiona en la mayoría de los casos el rechazo hacia estas personas. Se crean así seres apartados de la sociedad, y muchas veces se los hace sentir inútiles y miserables.

El circo es de uno de los espectáculos más antiguos y tradicionales en muchas culturas, desde su inicio en Roma hasta la actualidad la función circense está ligada a la alegría, la diversión y el entretenimiento, donde cada uno de los personajes quiere hacer su mejor presentación para divertir a un público que espera emocionarse y distraerse con lo que ocurre en el centro de su característico escenario.

Cuando este mismo espacio acoge a las personas con alguna limitación física y es mostrada como un espectáculo, donde los “normales” disfrutan y se aprovechan de las condiciones de aquellos que tienen deformaciones y son catalogados como “anormales” se crea un espacio donde la superioridad se ve reflejada por el físico y en el que, a pesar de que se tiene en cuenta en cierto sentido a estas personas, estas siguen siendo consideradas inferiores. Así, las relaciones que se establecen entre ambos grupos son complejas. De este modo, el circo deja de ser el sitio descrito anteriormente, ese lugar de alegría y diversión, y se convierte en un espacio donde la desigualdad prevalece y la venganza aparece.

Esta situación es el planteamiento fundamental de Freaks, un film realizado en la década de los treinta basado en un cuento de Tod Robbins, Spurs. Una película controversial, censurada en muchos países y que tuvo oposición por parte de productores y espectadores debido a la manera en fueron presentados los personajes con deformaciones, ya que se trataba de personas con problemas físicos reales y no de efectos especiales o maquillaje.

Si bien se trata de un film que pertenece a la denominada época clásica de Hollywood, y cumple con algunas de las características de esta etapa y del género de terror, se destaca en tanto el cine por primera vez desafía los cánones de la belleza y presenta a este grupo de personajes, y por hacer de la condición humana el elemento terrorífico de la historia; a diferencia de los films de terror de la Universal que ponían el eje en un horror del más allá. La combinación del espacio del circo con el horror hace que el trasfondo filosófico del film sea muy rico.

La trama narra la historia de amor que existe entre uno de los freaks, Hans (Harry Earles), un enano, y la trapecista Cleopatra (Olga Baclanova), uno de los personajes “normales” del circo, quien está con él solo por interés material ya que en realidad tiene una relación con Hércules (Henry Victor), el forzudo, otro humano sin deformaciones. Esta sería la línea argumental clásica del film, pero existe un trasfondo muy importante que es mostrar la cotidianidad de todos los freaks del circo, lo que hace que el espacio se convierta en el lugar donde los personajes no solo trabajan sino que viven y conviven, por lo cual son mostrados haciendo las acciones más corrientes y cotidianas.

Sin la necesidad de salir del terreno del circo, el director logra recrear muchas de las situaciones que ocurren en la sociedad, pero asentándose en la vida de un grupo de personas consideradas “anormales”. Así, representa desde las historias de amor que surgen hasta la superioridad errada que se crea entre seres humanos, centrada básicamente en la burla de parte de Cleopatra y de Hércules hacia los personajes que presentan distintas deformidades, que van desde el enanismo hasta la microcefalia. A pesar que se muestran algunas presentaciones del circo como espectáculo de diversión, la trama se encarga de exhibir lo que ocurre detrás de la carpa, los sentimientos que tiene cada personaje y la unión que existe entre ellos.

Al nombrar la unión que existe entre los fenómenos, se traen a colación dos de los momentos más importantes del film. En uno de ellos se representa su lema: “el sufrimiento de uno es el sufrimiento de todos y la alegría de uno es la alegría de todos"2. Esto ocurre en la celebración del matrimonio entre Hans y Cleopatra, en la que todos los freaks deciden que la trapecista se convierta en “uno de ellos” a través de un brindis y una canción; pero la mujer reacciona violentamente y les grita ofensivamente. El segundo momento es cuando uno de los freaks se da cuenta de que Cleopatra intenta envenenar a su amigo por segunda vez. Estos acontecimientos hacen que se desate el momento más impactante del film, que es considerado como el suceso que hace que la película esté catalogada dentro del género de terror, el de la venganza de los “anormales” hacia los “normales”. A pesar de que este momento no ocurre dentro del límite del circo, sucede en los carruajes que transportan a los integrantes del lugar, elementos fundamentales en todos los circos. Esta secuencia de la venganza contra Hércules y Cleopatra se presenta desde la preparación y órdenes que da Hans a los demás freaks, hasta el momento en que los dos personajes son atacados. Es espeluznante la manera en que son mostrados los freaks porque se expresa todo el odio que sienten y cómo ven en este momento la oportunidad para poder castigar a dos personas que les hicieron tanto daño. Los convierten, de cierta manera, en “anormales” ya que los hieren y los mutilan hasta dejarlos sin extremidades.

Al igual que se hizo con el análisis de los films The circus y I Clowns, Freaks también será analizado desde los puntos teóricos planteados por Casetti y Di Chio. La importancia del espacio del circo se puede ver a partir de cada uno de estos elementos, lo que hace que el espacio privilegiado tenga una importancia relevante en la historia y que se convierta en un personaje más; sin su presencia, la trama tendría un sentido totalmente diferente. En cuanto al concepto de posición que se trabaja en las películas, se puede considerar que aparecen los espacios in y off. Al ser un espacio amplio se trabaja con todas las posiciones, y al igual que como se nombraba en el análisis del primer apartado, el circo permite que haya una colocación en varias posiciones. La particularidad en Freaks se da por el tipo de personajes que aparecen, que al no tener proporciones iguales son mostrados en diferentes ángulos y posiciones.

La descripción del movimiento es fundamental en este film, no solo por el carácter del espacio sino por la condición física de los personajes. El director trabaja con movimientos de cámara descriptivos y expresivos. Esto últimos son de gran importancia porque se encargan de seguir el movimiento de los personajes y logran transmitir varios sentimientos al espectador.

Se pueden nombrar dos momentos, uno, cuando el “torso viviente” (Prince Radian) enciende un cigarrillo con su boca; y el otro, cuando se produce el movimiento de la cámara que sigue a los personajes que empiezan a moverse debajo de los carruajes, cuando los freaks se van a vengar de Cleopatra y de Hércules; este movimiento permanece hasta cuando los muestra arrastrándose por el piso, lo cual hace que la escena sea impactante.

En cuanto a la organicidad e inorgacidad del espacio, este es presentado con profundidad. Como la mayor parte del film ocurre en el lugar de los motorhomes donde viven los personajes, se muestran la profundidad desde allí. Se maneja con el espacio centrado, dando importancia a las acciones que ocurren en ese espacio del encuadre, que siempre es unitario. Se puede considerar que todas estas características, además de unificar el espacio, describe el género al que pertenece el film.

El último elemento considerado también en la descripción del espacio es el sonido, el cual es trabajado desde sus posiciones in y off. En tanto la venganza es uno de los momentos claves de la historia, el uso del sonido potencia el drama: gritos, lluvia y truenos hacen que la situación sea más shokeante para el espectador. La música extradiegética forma parte también de varios momentos dentro del circo; y en cuanto a la música diegética, se da en la celebración del matrimonio de Hans y Cleopatra, que tiene un gran significado por lo que dice la letra de la canción en cuanto a la relación de los freaks y la repersecución que esta situación trae aparejada luego.

Un mismo espacio privilegiado, infinidad de representaciones

Una de las características importantes del cine clásico es la relevancia que se les da a los espacios privilegiados. Este análisis permitió afirmar cómo en los films de género de terror, este punto es tenido en cuenta con mucha importancia.

Aunque en la mayoría de los films de este género se trabajan varios espacios, hay uno privilegiado en donde ocurren más acciones u ocurren las más importantes de la historia, como pueden ser un castillo o un laboratorio, un bosque tenebroso o un cementerio. En el caso del film analizado, es posible decir que aunque hay algunas situaciones que ocurren fuera del circo, este espacio es el dominante. A diferencia de otros films, que aunque cuentan con un espacio privilegiado dan importancia a otros, en el caso de Freaks esto no sucede porque el circo se convierte en el espacio en el que ocurre toda la trama de la historia. Debido al tipo de personajes que presenta y la historia que plantea, el circo se convierte en el espacio de sociedad de los freaks, que no tienen cabida en la sociedad “común”; usan el circo como el medio en el que se pueden desarrollar profesionalmente, razón por la cual este espacio se convierte en el más importante.

Notas

1 Fellini, Federico. Hacer Una Película. Buenos Aires. 1998. Libros Perfil 2 Terror universal. Dario Lavia. Junio de 2002. http://www.cinefania.com/terroruniversal/index.php?id=65

Referencias Bibliográficas

Casetti, F.; Di Chio, F. (1994). Cómo Analizar Un Film. Barcelona: Paidós.

Gubern, R. (1989). Historia del cine. Barcelona: Lumen.

Fellini, F. (1998). Hacer Una Película. Buenos Aires: Libros Perfil S.A.

Recursos Electrónicos

Jimenez, J. Circo Méliès. Disponible en: http://www.circomelies.com/ Lavia D. (2002). Qué sabe Ud. de Terror Universal? Disponible en http://www.cinefania.com/terroruniversal/index.php?id=65

Filmografía utilizada

Freaks (Tod Browning, 1932) I Clowns (Federico Fellini, 1971) The Circus (Charles Chaplin, 1928)


El circo de Freaks: mundo donde se cruza la normalidad y la anormalidad fue publicado de la página 51 a página53 en Creación y Producción en Diseño y Comunicación Nº21

ver detalle e índice del libro